Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-07-2018

"TRUMPUTIN"
La crisis de hegemona en Washington que se proyecta sobre el mundo

Jorge Elbaum
CLAE / Rebelin

En uno de sus mensajes a travs de las redes sociales, el mandatario estadounidense asegur que la reunin con Putin fue un gran xito, excepto para el real enemigo del pueblo, la prensa de noticias falsas, en clara referencia a los medios nacionales e internacionales que respaldan al Partido Demcrata y estn involucrados en una campaa anti-Rusia.


La cumbre entre Putin y Trump quedar en la historia como una de las ms bizarras en la historia de las relaciones internacionales: la fractura al interior del sistema poltico estadounidense, la aparatosidad de su Presidente y las crecientes resistencias domsticas e internacionales que concita el magnate neoyorkino, han difuminado algunos de los ejes que estuvieron presentes en la capital finlandesa el 16 de julio pasado.

La campaa electoral de medio trmino en Estados Unidos, el 6 de noviembre, y las recurrentes provocaciones (presenciales y twitteras) de su primer mandatario, han impedido poner en evidencia las necesidades de Washington de reducir sus gastos militares (mediante la concentracin en menor cantidad de frentes), limitar el financiamiento de la Organizacin del Atlntico Norte (OTAN) y achicar su ingente dficit comercial. Eso incluye la necesidad de que las intervenciones militares tengan un inmediato provecho econmico, abandonando aquellos posicionamientos que no redunden en ventajas indudables.

La gira de Trump previa a la cumbre de Helsinki incluy la demanda a sus socios de la OTAN para que incrementen su participacin en el presupuesto, cuya financiacin mayoritaria, recrimin el magnate-presidente, est sustentada por las arcas del tesoro estadounidense. Luego de su corrosivo paso por la OTAN, Trump recurri a su proverbial sentido diplomtico al considerar que el ex ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, sera un gran primer ministro, pocos das despus de que fuera despedido por la actual premier britnica, Theresa May. El exabrupto estuvo orientado a incidir en el formato del Brexit, cuya salida suave es defendida por May y su versin dura sostenida por Johnson.

La segunda de las posiciones es la que Trump propugna debido a las restricciones proteccionistas que la Unin Europea (UE) mantiene en relacin a Estados Unidos. Su encono con la UE no slo se refiere a las polticas arancelarias del bloque, sino a que gran parte de su consumo energtico est siendo provisto por gasoductos rusos, en detrimento de los envos, va flota martima, de gas licuado procedentes de Estados Unidos. La guerra comercial contra China y la UE motiv recientemente que el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, considerara que ya no se puede confiar por completo en la Casa Blanca. Mientras Trump se reuna con Putin, la UE firmaba con Japn un Tratado de Libre comercio en el que se reducan los aranceles a los autos japoneses y los quesos y los vinos europeos.

Pase de pelota

El encuentro con Putin en la capital de Finlandia tuvo como ejes la posible renovacin de los tratados de no proliferacin nuclear y misilstica, el recurrente polvorn blico de Medio Oriente (Siria, Israel e Irn), la desnuclearizacin de Corea del Norte y la rusificacin de Crimea. Todos esos nudos geopolticos de tensin global quedaron sin embargo opacados por los pasos de comedia de la poltica interna de Washington.

El enfrentamiento del trumpismo contra la comunidad de inteligencia, su ultraje habitual contra los medios de comunicacin (a quienes denomina los enemigos del pueblo) y su menosprecio respecto a los cnones diplomticos habituales, trasuntan una indudable prdida de liderazgo ante el mundo, que expresa la crisis de legitimidad del sistema poltico estadounidense, incapaz de presentarse como rbitro creble para abordar los conflictos mundiales ms relevantes.

En relacin a los tratados de proliferacin nuclear, ambos Presidentes habran acordado extender la vigencia del Tratado Start III (firmado originalmente en 2010) sobre armas estratgicas y, simultneamente, renegociar el Tratado para el Control de las Armas Nucleares de Alcance Medio, dado que ambos pases cuentan con el 90 % de la totalidad de armas nucleares repartidas en todo el mundo. En lo relativo a Medio Oriente, Putin postul sus necesidades de prolongar su acceso al Mediterrneo y al mismo tiempo darle continuidad a su tarea dentro de Siria para garantizar la derrota final de los fundamentalistas expresados en el ISIS, tambin conocido como Daesh.

El inters particular se debe a que dentro del ISIS participan combatientes chechenos, sobrevivientes de la guerra civil del Cucaso de 2011, en las que Putin logr evitar la escisin de Grozni. Las tropas chechenas derrotadas en el Mar Negro confluyeron con otros grupos fundamentalistas sunitas en el intento de conformar el califato tardo. El soporte blico inicial al ISIS fue brindado por Estados Unidos, con el objetivo de debilitar a Bashar al-sad, con un dispositivo similar al utilizado en Afganistn en 1980 cuando Washington arm a los mujaidines islmicos contra la URSS, permitiendo el nacimiento de Al-Qaeda.

Damasco representa un peligro para el socio prioritario de Estados Unidos en la regin, Israel. sad mantiene una histrica alianza con la Repblica Islmica de Irn mientas las milicias libanesas chiitas de Hezbollh se encuentran acantonadas en el sur de Siria, en la cercana de las alturas del Goln, zona limtrofe con el norte del Estado Judo. Putin garantiz ante Trump que negociar con sad una zona desmilitarizada que impedira el incremento de la conflictividad en la zona. Mosc tambin tiene en Israel intereses desplegados en los ltimos aos: un milln y medio de rusos viven en el Estado hebreo y no han roto totalmente con su pas de origen. De hecho, en los ltimos aos varios ex emigrados de la URSS hoy ciudadanos israeles se han constituido en relevantes inversores de Sklkovo, el Silicon Valley ruso situado en las afueras de Mosc.

La desnuclearizacin de Corea del Norte requiere un acuerdo generalizado por parte de los integrantes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y por ende de China y Rusia, que no son manipulables a control remoto por Washington, como Francia y el Reino Unido. Una de las peticiones de Kim Jong-Un suscripta en junio pasado, en su encuentro en Singapur con Trump, incluye la suspensin de las sanciones de las grandes potencias del Consejo de Seguridad, hecho que incluye a Mosc. El diferendo de Crimea donde Trump representa los intereses occidentales en defensa de Ucrania parece el tem de ms difcil resolucin debido a que la mayora de los ciudadanos crimeos votaron el reingreso a la Federacin Rusa en marzo de 2014. El histrico inters de Estados Unidos por el desmembramiento del Estado ms extenso en el planeta no parecera tener en este caso una posibilidad de efectivizarse pese a los repetidos intentos de la OTAN en ese sentido.

Los acuerdos alcanzados que suponen la planificacin de reuniones bilaterales de trabajo entre burcratas de ambas naciones quedaron opacados por la tensin planteada por los medios de comunicacin, la comunidad de inteligencia y el establishment de Wall Street que observan con preocupacin el cambio de estilo gubernamental y la modificacin (que consideran inconsulta) de las reglas del juego global, de la que han sido sus mximos beneficiarios desde la dcada del 70 hasta la actualidad.

El trumpismo republicano no solo se caracteriza por un proteccionismo agresivo y un belicismo orientado contra Amrica Latina y Asia, sino que adems sustenta la peculiaridad de una provocacin unilateralista permanente, fusionada con condimentos de egolatra. Dada esa impronta, la recepcin efectuada a Trump por parte de sus adversarios internos se teatraliz en la acusacin de colusin y traicin, supuestamente desplegada en relacin con la colaboracin brindada por Putin al triunfo electoral del magnate neoyorquino dos aos atrs.

Dos de los peridicos de mayor relevancia, el Washington Post y el New York Times, se lanzaron a una caza de brujas cuyo destinatario aparente era Trump, pero que esconda detrs de su imagen a Putin. De hecho, la revista Time, vocera del establishment republicano tradicional, confundi en su tapa ambos rostros como partcipes de un mismo perfil asociado. En uno de sus mensajes a travs de las redes sociales, el mandatario estadounidense asegur que la reunin con Putin fue un gran xito, excepto para el real enemigo del pueblo, la Prensa de Noticias Falsas, en clara referencia a los medios grficos de llegada nacional e internacional.

El New York Times public en la semana de la gira europea una investigacin en la que se consigna el seguimiento de Trump que la inteligentzia rusa ha llevado a cabo desde hace dcadas, como si eso condicionase algunas de las desconcertantes gestualidades de su presidente.

El deterioro de la representacin

Los opositores a Trump observan con preocupacin el deterioro de la imagen imperial de Washington en el resto del mundo, situacin que pone en evidencia la profunda degradacin del sistema democrtico de Estados Unidos. Ese deterioro ha sido ms o menos solapado en los ltimos decenios, pero en la actualidad es expresado con mayor virulencia por fracciones supremacistas que tienden a desconocer todo tipo de acuerdos y regulaciones multilaterales. Las sirenas de alarma empiezan a sonar con mayor fuerza cuando el magnate empieza a resquebrajar el mito del Occidente civilizado con que su pas ha operado discursivamente en el resto del mundo desde la Primera Guerra hasta la actualidad.

Las imputaciones realizadas por el ex director del FBI, Robert Mueller, en febrero de 2018, referidas a la participacin de la empresa rusa The Internet Research Agency (IRA) en la campaa electoral de 2016, fueron un fiasco. Los tribunales desestimaron rpidamente las evidencias que aport. [1] La segunda andanada de Mueller fue comunicada, sorpresivamente, tres das antes de la llegada de Trump a Helsinki, hecho que gener susceptibilidades en el entorno presidencial.

La imputacin sugiere que se produjeron actividades remotas de spear-phishing (robo de claves y datos confidenciales) a miembros del partido Demcrata, sumadas a filtraciones de documentos a travs de Wikileaks. Sin embargo, importantes analistas afirman que esas filtraciones fueron realizadas por miembros del partido Demcrata indignado por la informacin orientada a derrotar a Bernie Sanders. [2] Y es dudoso que acciones de ese tipo hagan ganar o perder elecciones. Ms all de estas acusaciones que nominan a 12 funcionarios rusos como responsables de la intrusin en servidores del Partido Demcrata algunos analistas creen ver ms entuertos ligados al desprecio que causa Trump que a una verdadera espiral de conflicto contra Putin.

El Presidente estadounidense es la expresin de un enfrentamiento al interior de las elites estadounidenses. Representa a un sector que busca la relocalizacin de las empresas al interior de su pas como mecanismo para reducir el dficit y evitar la prdida de recursos en los canales opacos de parasos fiscales (ajenos a los ofrecidos por los propios Estados Unidos, como Delaware).

Frente a l se encolumnan las empresas trasnacionales que han expandido sus actividades a nivel internacional legitimados por el neoliberalismo expoliador, accediendo a los recursos naturales, proporcionados por las elites neocoloniales de los pases necesitados, y alquilando su fuerza de trabajo a valores pauprrimos. Las trasnacionales, adems, han usufructuado las ventajas fiscales que permiten los costos de transaccin, la contabilidad creativa y la consiguiente fuga de capitales que evita tributar impuestos.

El posicionamiento del Presidente estadounidense propone dar de baja todos los tratados de libre comercio que han permitido la deslocalizacin de las empresas estadounidenses, y al mismo tiempo desterrar los acuerdos internacionales promotores de la conservacin del medio ambiente que obligaban a empresas energticas a exteriorizar su produccin o moderarla para evitar la polucin. Las inversiones en el exterior de los Estados Unidos, realizadas por las empresas multinacionales por ejemplo, las apostadas en Mxico y/o en China, buscaron recuperar sus divisas sobre la base de la rentabilidad que les brindaba la fuerza de trabajo barata y no sindicalizada.

De esa forma (en conjunto con la manipulacin migratoria proveniente de Mxico) lograron bajar el costo laboral al interior de Estados Unidos, promoviendo la desocupacin entre los trabajadores sindicalizados. Ese dispositivo requiri de alianzas, tratados y pormenorizadas redes de cobertura jurdica articuladas bajo la supervisin de la Organizacin Mundial del Comercio, una legitimacin acadmica provista por la tradicin neoclsica y un soporte de mltiples bufetes letrados repartidos en los cuatro puntos cardinales del planeta. Supuso, adems, la adscripcin con beneficios garantizados de elites subalternas de los pases emergentes ( los Macri, los Pieira, los Temer, entre otros) beneficiados por las cuantiosas migajas repartidas por las trasnacionales.

Trump parece no estar dispuesto a respetar ese pormenorizado tendido institucional dado el dficit que le viene generando a Estados Unidos desde hace tres dcadas. El retiro del acuerdo de Pars sobre Cambio Climtico en mayo de 2017 y el abandono del tratado conocido como 5+1, referente a la desnuclearizacin de la Repblica Islmica de Irn, son dos expresiones del desprecio de Trump a toda forma de multilateralidad y al mismo tiempo una convocatoria a trasparentar la supremaca unilateral. El partido Demcrata con la salvedad de su sector ms progresista, liderado por Bernie Sanders, considera que este formato traslcido del liderazgo trumpista es contraproducente para los intereses hegemnico-internacionales de Washington.

Este enfrentamiento tiene adems a una gran parte de Wall Street embanderado contra Trump porque los grandes beneficios de las trasnacionales se valorizan en forma creciente no en trminos comerciales sino financieros, generando rentas superiores a las que provienen del intercambio de bienes.

Esta pelea interna planteada en el corazn de las elites estadounidenses carece de externalidades positivas para Amrica Latina: el muro en la frontera con Mxico, el hostigamiento a Venezuela y la expulsin de inmigrantes hispanos, como denominan en Estados Unidos a todos los latinoamericanos pobres, fueron decisiones iniciadas por el gobierno de Barack Obama. Solo que con buenas maneras, diplomacia y eufemismos.

Notas:

[1]. https://bit.ly/2mtUszt

[2]. https://bit.ly/2O37Xmn

Jorge Elbaum: Socilogo, doctor en Ciencias Econmicas, analista senior del Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la ). Publicado en cohetealaluna.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter