Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-07-2018

De Nremberg a Tel Aviv
Israel consolida su rgimen nacionalsionista

Pablo Jofr Leal
Rebelin/Hispan TV


En una decisin poltica, donde se saca la careta y que confirma el carcter racista del rgimen israel, el gobierno presidido por Benjamn Netanyahu consolida una entidad supremacista bajo la preeminencia de lo judo, con la aprobacin de una ley que define al rgimen como un Estado judo. Es el racismo y la discriminacin institucionalizada.

El parlamento del rgimen israel aprob el pasado jueves 19 de julio con 62 votos a favor, 55 en contra y dos abstenciones la llamada Ley de Estado-Nacin que considera parte del ficticio Estado Judo los territorios palestinos ocupados de la Ribera Occidental, al mismo tiempo que declara la ciudad de Al Quds Jerusaln como capital del rgimen de Tel Aviv. Al mismo tiempo que consolida la poltica de construccin y ampliacin de los asentamientos con colonos judos sionistas, que han invadido el West Bank.

El sionismo sin careta

La pretensin sionista de avanzar hacia la consolidacin de un rgimen racista, al estilo de la Sudfrica del Apartheid y del rgimen nacionalsocialista entre los aos 1933 y 1945 en Alemania, no es un tema nuevo. Ya en una sesin del Consejo de Ministros del gabinete de Benjamn Netanyahu, en noviembre del ao 2014, el premier sionista declar que se avanzara por aprobar una norma, que deba consagrar el carcter judo de Israel. Esto, pasando por encima de cualquier consideracin de lo que se conoce como democracia y barriendo de una plumada aquel mito, repetido hasta el hartazgo, por la hasbara sionista, respecto a que Israel representa la mayor democracia de Oriente Medio.

Efectivamente, en aquella fecha, Netanyahu afirm que entregar al Ejecutivo la Ley del Estado-Nacin y los principios que creo deberan guiar su legislacin. El Estado de Israel es el Estado-Nacin para el pueblo judo. Tiene los mismos derechos individuales para cada ciudadano e insistimos en esto. Pero, slo el pueblo judo tiene derechos nacionales: una bandera, un himno, el derecho de todo judo de emigrar al pas y otros smbolos nacionales. Lo mencionado est slo garantizado a nuestro pueblo, en su nico Estado. Un intrngulis verbal de lo cual slo es rescatable la revelacin que la mascarada de pseudodemocracia israel ha sido slo un cuento para incautos y militantes sionistas.

Hoy, ese ideal racista planteado por Netanyahu y que cuenta con el aval de los ms abyecto de la ultraderecha de Israel, de los grupos que representan a colonos extremistas y aquellos grupos ultraortodoxos, se ha concretado, develando as la verdadera cara del sionismo y echando tierra en ese mito de considerar a la entidad sionista como la mayor democracia de Oriente Medio. Una falacia difundida urbi et orbe por los medios de informacin manejados por el sionismo y que han dedicado las ltimas dcadas a tratar de limpiar la cara criminal de uno de los regmenes ms brutales que haya conocido la humanidad.

De Nremberg a Tel Aviv

Resulta sintomtico que estas leyes israelies tienen su smil en leyes racistas que el rgimen nacionalsocialista alemn aplic dcadas atrs, contra personas que profesaban la fe juda. Y utilizo el concepto de sintomtico, pues resulta abrumador constar que aquellos que se supone sufrieron la segregacin, la discriminacin, la violacin de sus derechos humanos, repiten a la vuelta de la historia la misma conducta criminal, en este caso contra el pueblo palestino.

Lo reseado resulta doblemente perturbador, en primer lugar porque el sionismo ha recibido jugosos rditos tal como lo describe magistralmente el intelectual judo Norman Finkelstein en su Libro La Industria del Holocausto - justamente apelando a los crmenes cometidos contra el pueblo judo, cuya base legal se encontraba en las leyes racistas de Nremberg y posteriormente en los asesinatos masivos cometidos en campos de concentracin que el rgimen nacionalsocialista instal, no slo en territorio alemn, sino tambin en aquellos sometidos a la ocupacin militar y con miles de colonos germanos.

Y, por otra parte, esa historia, ampliamente difundida y asimilada como incuestionable por el mundo occidental respecto al crnico victimismo judo, tiene hoy, precisamente, como victimarios a aquellos que en su momento fueron sacrificados en el altar de un rgimen totalitario. Cmo es posible pasar, al cabo de muy poco tiempo, de los aos de la segunda guerra mundial, hasta el ao de conformacin de la entidad sionista en 1948, a transformarse en un rgimen criminal, racista, que usa mtodos similares al nacionalsocialismo, pero ahora contra millones de hombres y mujeres palestinos?

En Alemania de la dcada del 30 del siglo XX, en el mitin partidista anual celebrado en Nremberg el 15 de septiembre del ao 1935, los nazis dieron a conocer una serie de leyes que institucionalizaron las teoras raciales que sustentaban la ideologa del nacionalsocialismo. Producto de esas leyes, se le negaba a una serie de residentes en Alemania la ciudadana de ese pas entre ellos y mayoritariamente a alemanes que profesaban la religin juda - y se les prohiba, por ejemplo, casarse o tener relaciones sexuales con personas de sangre alemana o afn. Misma prohibicin que se ampli a negros y gitanos. Adems de ese marco legal ms amplio, las leyes de Nremberg establecieron una serie de ordenanzas de carcter secundario, que inhabilitaron a los judos a votar, privndolos de la mayor parte de sus derechos polticos.

Las leyes les negaban a los judos la ciudadana alemana y les prohiban casarse o tener relaciones sexuales con personas, tal como fue sealado en el prrafo anterior respecto al punto de "sangre alemana o afn". Haba ordenanzas secundarias a las leyes, que inhabilitaban a los alemanes de religin juda para votar y los privaban de la mayor parte de los derechos polticos. En el plano econmico estos alemanes, sindicados como no puros ajenos a la raza superior aria, eran privados tambin de sus derechos, sus propiedades eran confiscadas y se comenz un proceso de arianizacin de todo lo que fuera propiedad de alemanes, sindicados como judos.

83 aos han transcurrido desde las leyes de Nremberg, que consagraron el carcter racista del rgimen nacionalsocialista y que en este ao 2018 vuelven al escenario internacional bajo el ropaje vestido por un rgimen colonialista, que consagra bajo su supuesta superioridad racial, una ley que avanza en el sueo sionista de exterminar a todo aquel que no sea puro en un smil de la observancia de kashrut que sus seguidores definen como un sello de la identidad juda, incluso ms que cualquier otra Mitzv mandamiento - acentuando ese mito que el judasmo es mucho ms que una "religin".

As se le ha dado rango de ley a una definicin de Estado-Nacin judo, para as darle consistencia a ese discurso espurio enarbolado respecto a que la ideologa sionista representa a un Movimiento de Liberacin Nacional. Una ley que prioriza los denominados valores judos sobre cualquier valor democrtico en los territorios ocupados desde el ao 1948 y aquellos que se usurpan desde la guerra de junio del ao 1967 y donde adems se declara a contrapelo de todo el derecho internacional a Al Quds como la capital de Israel. Se crea as una entidad exclusiva para los judos, permitiendo comunidades slo para aquellos que profesen la fe juda, estableciendo el hebreo como el idioma oficial de Israel y relegando el rabe de un idioma oficial a uno con "estatus especial".

Para el dirigente Fawzi Barhum, portavoz del Movimiento de Resistencia islmica de Palestina HAMAS todas estas leyes y resoluciones son infundadas y no se cumplirn ni cambiarn nada sobre el terreno. El pueblo palestino seguir siendo el soberano de esta tierra. Por su parte el gobierno turco, a travs del portavoz de gobierno, Ibrahim Kalin conden como racista la ley aprobada por el rgimen ocupante israel ya que pretende borrar legalmente al pueblo palestino de su tierra natal, estableciendo un Estado de Apartheid. Llamamos a la comunidad internacional a responder esta injusticia.

Las palabras del funcionario de gobierno turco se ampliaron en forma ms condenatoria, con la declaracin de la cancillera de su pas afirmando que la ley aprobada por Israel pisotea los principios del derecho universal e ignora los derechos de los ciudadanos palestinos. El hecho que la ley presente el derecho a la autodeterminacin, como un derecho que slo se aplica a los judos es el producto de una mentalidad trasnochada y discriminatoria, concluy la Cancillera turca a travs de un comunicado. Turqua hace referencia as al hecho que dentro de Israel en los territorios de la Palestina Histrica ocupada desde el ao 1948 los rabes constituyen el 20% de la poblacin y en su enorme mayora son descendientes de aquellos palestinos que permanecieron en sus tierras, expoliadas por Israel, tras la Nakba.

En el caso de la Unin Europea UE - en declaraciones tibias, como suele ser la norma cuando se trata del rgimen israel, que cuenta con claras influencias en los gobiernos de Londres y Pars a travs del lobby sionista en esos pases, expres a travs del portavoz de Exteriores de la Comisin Europea, Maja Kocijancic, su preocupacin por la aprobacin de esta ley israel supremacista. "Desde que comenz el proceso ya hemos expresado nuestras preocupaciones recalcando el respeto por Israel como Estado democrtico. La Unin Europea continuar en contacto con las autoridades del pas, para comunicarles su mensaje respecto a que la democracia y la igualdad, incluidos los derechos de las minoras, son derechos clave que definen nuestras sociedades y creemos que Israel tambin debe respetarlos. Nuestra postura es muy clara y considera que se debe hacer todo lo posible, para evitar los obstculos que impidan alcanzar la solucin de los dos estados, admitiendo que la ley racista hace ms difcil esa realidad.

Una crtica de un diplomtico europeo, ms acorde con la realidad, fue la que emiti el Embajador de la U.E ante Israel, Emanuele Giaufret quien en conversaciones llevadas a cabo con diputados del partido gobernante israel, Likud, repudi la iniciativa de la Ley del gobierno de Netanyahu de conformar un Estado de mayora juda en la Palestina ocupada. Giafreut seal, segn dieron a conocer medios de informacin israel, que la Ley impulsada por Netanyahu huele a racismo ya que discrimina a grupos, especialmente a los rabes. Ante las palabras de Giafreut, el gobierno sionista convoc al alto diplomtico europeo, para expresarle su queja ante las opiniones vertidas.

La ley racista del Estado-Nacin aprobada el jueves 19 de julio por el rgimen sionista encabezado por Benjamn Netanyahu concreta las aspiraciones y sueos sionistas en materia de consideraciones respecto a los mitos de pueblo elegido como tambin el de ocupar una tierra prometida. Recordemos que desde el momento mismo que el proceso de colonizacin sionista del territorio palestino comenz a ejecutarse a partir de fines del Siglo XIX, se comienza a configurar un nuevo escenario geopoltico, que ms temprano que tarde entrara en conflicto, inevitablemente, con los pueblos de la regin.

Esto, porque la ideologa del sionismo, el modo de produccin y de vida trado por los colonos sionistas desde Europa amparados en un marco ficticio de supuesta religiosidad tena la misin de servir de punta de los apetitos imperiales de occidente y sobre todo al estar dotados de una visin de futuro exclusiva y excluyente procedieron a una colonizacin llevada a sangre y fuego. Esto, mediante la expulsin de la poblacin nativa, lo que generara lgicos conflictos considerando que la poblacin colona, a partir de sus premisas ideolgicas y teidas del mito religioso, comenzaron un lento pero sostenido proceso de segregacin, expolio, usurpacin y robo de las tierras palestinas.

Se une a lo anterior el trabajo de usurpar sus riquezas culturales, violar los derechos de esa poblacin nativa que termina, finalmente, con la divisin de Palestina y la satisfaccin momentnea de los apetitos sionistas el ao 1948. Y digo satisfaccin momentnea pues el hambre de crmenes, la colonizacin y el racismo seguiran en forma contumaz, agregando la segregacin racial, la construccin de asentamientos en tierras tras la lnea verde establecida tras la guerra del ao 1967, la construccin de un muro de apartheid, demolicin de viviendas, destruccin de cultivos, la prohibicin del retorno de los refugiados. Una poltica similar a la ejecutada por los racistas sudafricanos contra la poblacin negra. Israel muestra as, con la ley aprobada el da 19 de julio del ao 2018 su rostro criminal que termina de desenmascarar los verdaderos propsitos del rgimen sionista: crear una entidad nicamente juda, donde ningn otro ser humano tenga derechos ni posibilidades de vivir como un ser humano.

Es el sueo racista hecho realidad, son las leyes de Tel Aviv como parfrasis de aquellas del nacionalsocialismo en Nremberg. Una ley racista que consolida esa idea de considerarse una raza superior tal como lo sostuvo el fallecido terrorista y ex Primer Ministro israel Menachem Begin ante el Parlamento israel Knesset citado por Amnn Kapeliouk en Begin y las Bestias New Statesman, el 25 de junio de 1982: Nuestra raza es la raza maestra. Nosotros somos dioses sobre este planeta. Somos tan diferentes de las razas inferiores como ellos lo son de los insectos. De hecho, comparados con nuestra raza, las otras son bestias, ganado como mucho. Las dems razas son consideradas como excremento humano. Nuestro reino terrenal ser gobernado con vara de hierro por nuestro lder. Las masas lamern nuestros pies y nos servirn como nuestros esclavos. A confesin de parte relevo de pruebas.

 

Fuente original: https://www.hispantv.com/noticias/opinion/383257/ley-israel-estado-judio-racista

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter