Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-07-2018

El Frente Amplio y los cantos de sirena de Francisco Vidal en 'El Mercurio'

Leopoldo Lavn Mujica
Rebelin


Los cantos de sirena de Francisco Vidal al Frente Amplio son ms bien un abrazo del oso. Algo paralizante. F. Vidal, ex ministro concertacionista, vocero y PPD emblemtico, que practica el saludo con la mano en la frente con sus viejos amigos de la Escuela Militar, es un asiduo articulista sabatino en El Mercurio. Este domingo se repeta el plato. En una entrevista en Reportajes (*), de ms de una pgina, se explayaba haciendo gala de su lenguaje campechano sobre los escandalosos contratos de ejecutivos en TVN con otro ex cadete amigo, un tal Mikel Uriarte, pierista (ex del cargo en TVN tambin) de la primera hora. Francisco Vidal fue de esos que celebraron con un asado entre cadetes el golpe militar de Pinochet los das siguientes al 11 de septiembre de 1973.

Algunos dirn que el tambin historiador est en su derecho de corregir ms tarde el tiro. De enmendar errores del pasado puesto que un cadete militar es por definicin un adoctrinado: un individuo incapaz de pensar por s mismo. Y que ms tarde se peg la palm. As se olvidan aqullos, que habiendo sido tambin soldados, marinos, aviadores y cadetes u oficiales hicieron uso de su razn y se retiraron antes de los institutos militares para participar en aquel gran movimiento histrico que fue el avance social de amplios sectores del pueblo durante el gobierno de Salvador Allende y de la Unidad Popular. Y tambin los otros, que lo hicieron con riesgo de muerte desde dentro de las ramas de la FF.AA. Muchos de ellos fueron, junto con los primeros, torturados, desaparecidos y asesinados a partir de septiembre 1973 por la oficialidad fascistoide de la que Vidal reciba rdenes y a la que renda pleitesa en aquel momento.

Pero vayamos al grano. Vidal en El Mercurio se las da de analista y estratega poltico del PPD; el partido que se ha mantenido gracias a las platas sucias de Julio Ponce Lerou, el magnate de SQM. En su columna mercurial sabatina del 21 de julio el ex vocero concertacionista distingue lo que l denomina las tres oposiciones: la 1. es la democratacristiana, la 2. es la del Frente Amplio y la 3. es lo que queda de la Nueva Mayora menos la DC, es decir el PS, PPD, PR, y el PC por supuesto. Cada una de estas fuerzas polticas, segn el dirigente PPD, estara en busca de su identidad. En otros trminos todava no tienen un relato para existir.

Segn Vidal estos partidos (incluyendo al FA) no sabran para dnde ir ni qu proyecto impulsar.

Al mismo Vidal no se le ocurre caracterizar al gobierno empresarial de Piera como represivo e incapaz de reconocer los derechos del pueblo mapuche. Para qu hablar de hacer un balance histrico de lo que fue el sabotaje de la Concertacin-NM a las demandas ciudadanas en derechos sociales y econmicos y su responsabilidad en la entrega de la banda presidencial a Piera, en un sistema poltico donde ste fue elegido con el voto del 26,5 % del padrn electoral. Experto en cifras, sta, Vidal no la cita.

Menos an se le viene a la mente al susodicho, en su condicin de ex presidente del directorio de TVN, reconocer su participacin en la destruccin del canal de Televisin (pblica) Nacional, privatizado en la prctica para usufructo y repartija entre las fuerzas duoplicas de la ultraderecha y de la mal llamada centro-izquierda concertacionista (tambin neoliberal).

Nada de eso. El historiador se hace el leso; no ejerce su calidad de historiador que revisa los hechos; slo la de aprendiz de estratega, de cadete de la Escuela Militar del 73. Un Von Clausewitz de cuarta.

Como si no supiramos, por su prctica pasada y reciente (as los reconoceris! dice una cierta sabidura antigua, y no los olvidis! dice la experiencia popular!) para dnde van los de la ex Concertacin-Nueva Mayora hoy dispersos, pero maana juntos en la defensa de los cimientos del modelo, si la misma DC acaba de aprobar en masa la ley de precarizacin de la juventud trabajadora-estudiante propuesta por Piera-Monckeberg!

Y como si la votacin obtenida por Beatriz Snchez en primera vuelta, as como los 21 parlamentarios del Frente Amplio no fueran la ntida expresin de un rechazo ciudadano total a la poltica neoliberal y corrupta practicada por la NM-Concertacin y Chile Vamos. Es lo que define a los ojos ciudadanos y populares los contornos polticos del Frente Amplio. Alguien que se les plante a los poderosos y que no se entregue al abrazo del oso.

Es la expectativa de ruptura con la cultura del duopolio que ha hegemonizado la vida poltica desde la transicin con sus acuerdos, transacas, consensos y comisiones la que tendra que definir la identidad y lo que deberan ser las prcticas del Frente Amplio, en el parlamento y afuera, en los territorios sociales.

Porque la Nueva Mayora nunca fue a lo esencial: obtener derechos sociales completos, desmantelar el poder de la oligarqua empresarial (incluso lleg a complotar contra el pueblo mapuche como lo hizo el socialista Aleuy, por ejemplo) y su institucionalidad poltica y econmica expoliadora conformada por los grandes grupos bancarios y financieros; las Isapres, AFPs, empresas mineras, forestales, de la energa, grupos mediticos, farmacuticos, pesqueros, universidades e institutos privados etc.

Cul es la motivacin tctica de Vidal en su columna mercurial entonces? Simple. Propone levantar una plataforma comn entre todas las fuerzas opositoras para reconquistar el gobierno. De programa no dice nada; slo le interesan los votos para ganar las elecciones de gobernadores y municipales. Se trata de subsumir y asfixiar toda alternativa que podra representar el FA.

Que hay que sacar a la ultraderecha empresarial del poder es ms que obvio. No obstante, la cuestin clave es el tipo de alianzas polticas y sociales que el Frente Amplio puede construir, cmo, y el programa que debe levantar. Ah sabremos si la nueva fuerza poltica lleg para parlamentarizarse o para construir un proyecto poltico con un horizonte feminista (cuidado con el feminismo a la neoliberal dira Nancy Fraser), ecologista, antineoliberal, latinoamericanista y por lo tanto necesariamente democrtico y con visos anticapitalistas. Lo que significa mucha educacin popular y trabajo de terreno con los medios disponibles por los partidos del FA.

Nada sirve silenciarlo. Hay sectores del Frente Amplio dispuestos a utilizar mtodos burocrticos y estn con la oreja dispuesta a escuchar a Vidal en lugar de adoptar al interior del FA una poltica de deliberacin abierta que conduzca a un Congreso de orientacin; nica manera de hacer realidad la democracia interna; condicin sine qua non para ser una fuerza poltica integradora y ciudadana mayoritaria. Al FA, despus de una serie de tumbos polticos, se le exige tener valores y propuestas que lo distingan en todo sentido de los partidos del duopolio y de la ex Nueva Mayora en el plano tico, poltico, social y econmico. Deslindarse de ellos y slo eventual y puntualmente construir bloques opositores en torno a cuestiones programticas del FA con parlamentarios incorruptibles (como Gutirrez y Hertz del PC y otras). Como ha sucedido en el caso llevado a la Suprema de destitucin de Abbott.

Es desde los territorios sociales que una nueva organizacin debe construir su poder; poder que es popular. Y en el que deben reconocerse los asalariados, trabajadoras, profesionales, jvenes, estudiantes e inmigrantes. Son los que se abstienen de votar. Poder del pueblo que debe ser una garanta de control contra las derivas demaggicas y las conductas burocrticas de los parlamentarios y parlamentarias. Taras institucionales que acechan a quienes quieren cambios. Pues para eso estn los ritos, presiones, pauteos, cdigos, etiquetas ridculas, coberturas mediticas, fotos al estilo todos juntas y revueltos. Ese conjunto difuso de normas que interiorizadas, el socilogo Pierre Bourdieu llamaba el habitus. ste hace que el ms listo o lista, probo o proba, baje la guardia, se distancie del pueblo real y se mimetice con los procederes de la casta poltica y con la poltica espectculo. Con la consecuencia inevitable que la mayora ciudadana y popular perciba el bulto y no un proyecto.

Evitar trampas, desechar los mtodos burocrticos y combatir las taras es el primer desafo del Frente Amplio; el segundo es hacer prueba de voluntad democrtica y preparar ya un Congreso de orientacin.

(*) http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2018-07-22&dtB=24-07-2018%200:00:00&PaginaId=10&bodyid=10



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter