Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-07-2018

Hoy me avergenzo de ser israel

Daniel Barenboim
Periodismo Ciudadano


En 2004 pronunci un discurso ante la Kneset el Parlamento israel en el que habl de la Declaracin de Independencia del Estado de Israel. La califiqu de fuente de inspiracin para creer en los ideales que nos hicieron dejar de ser judos y nos transformaron en israeles, y prosegu diciendo que este documento extraordinario expresaba este compromiso: El Estado de Israel se consagrar al desarrollo de este pas en beneficio de todos sus pueblos; se fundamentar en los principios de libertad, justicia y paz, guiado por las visiones de los profetas de Israel; reconocer la plena igualdad de derechos sociales y polticos a todos sus ciudadanos, con independencia de su religin, raza o sexo; garantizar la libertad religiosa, de conciencia, idioma, educacin y cultura.

Los padres fundadores del Estado de Israel que firmaron la Declaracin vean en el principio de igualdad la piedra angular de la sociedad que estaban construyendo. Tambin adquirieron el compromiso tanto ellos como nosotros de procurar la paz y las buenas relaciones con todos los pases y pueblos vecinos.

Setenta aos despus, el Gobierno israel acaba de aprobar una nueva ley que sustituye el principio de igualdad y valores universales por el nacionalismo y el racismo.

Me llena de profundo pesar tener que repetir exactamente las mismas preguntas que plante hace 14 aos cuando me dirig a la Kneset: Podemos pasar por alto la distancia intolerable que separa la Declaracin de Independencia prometida de los hechos, la distancia entre la idea y la realidad de Israel?

Encaja la situacin de ocupacin y dominio sobre otro pueblo en la Declaracin de Independencia? Tiene sentido la propia independencia a costa de los derechos fundamentales del otro?

Puede el pueblo judo, cuya historia es una crnica de sufrimiento continuo y persecucin implacable, consentir la indiferencia hacia los derechos y el padecimiento de un pueblo vecino?

Puede el Estado de Israel permitirse el sueo ingenuo de un final ideolgico para el conflicto en vez de buscar una resolucin pragmtica y humanitaria basada en la justicia social?

Catorce aos despus, sigo creyendo que, a pesar de todas las dificultades objetivas y subjetivas, el futuro de Israel y su puesto en la familia de los pases ilustrados depender de su capacidad para cumplir la promesa de los padres fundadores tal como la consagraron en la Declaracin de Independencia.

Sin embargo, nada ha cambiado verdaderamente desde 2004. Por el contrario, ahora tenemos una ley que confirma la condicin de la poblacin rabe como ciudadanos de segunda clase. Por consiguiente, se trata de una forma muy evidente de apartheid. No creo que el pueblo judo haya vivido 20 siglos, la mayor parte de ellos sufriendo persecucin y soportando crueldades sin fin, para ahora convertirse en el opresor que somete a los dems a sus crueldades. Precisamente esto es lo que hace la nueva ley. Por eso, hoy me avergenzo de ser israel.

Fuente original: http://www.nuestrasvoces.com.ar/a-vos-te-creo/hoy-me-averguenzo-de-ser-israeli/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter