Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-07-2018

Neoliberales

Felipe Cuevas Mndez
Rebelin


Dicen por ah que quien siembra vientos recoge tempestades, el contexto en que surgi el neoliberalismo est sobradamente documentado, una crisis mundial de diversas reas en la construccin del sistema mundial capitalista a mediados de los aos 70s del siglo XX, que result en la imposicin imperialista de una nueva poltica econmica con epicentro en los Estados Unidos y Gran Bretaa, dado el declive de sus mecanismos de acumulacin. Por supuesto, envuelta en un contexto considerado el punto de quiebra entre el predominio norteamericano y su posterior decadencia.

As se impuso como una lnea oligrquica prioritaria de recuperacin del terreno de hegemona y altas ganancias en el establecimiento de crecientes conexiones y fusiones del mercado, en s el establecimiento del ciclo de reproduccin a escala global para que las burguesas que vieron menguar su margen de riquezas, se disparasen a otras escala de acumulacin colocando el mundo a su merced.

Desde el comienzo el neoliberalismo se prefigur por sus impulsores y tericos ms all de una poltica econmica como la ideologa para un capitalismo salvaje recargado. Si bien se dise como una teora cebo a modo de crear su consenso, su racionalidad interior estaba hecha a medida del desplazamiento de derechos y condiciones de vida de nuestros pueblos e incluso contra sectores medios de la burguesa.

Los neoliberales argumentaron que el nico futuro consista en implementar polticas de austeridad contra los pueblos, apagar toda lucha laboral, congelar salarios, arrasar los recursos pblicos con olas privatizadoras, reducir las regulaciones interventoras del Estado sobre la economa, detentar el poder de la poltica estatal desde instancias financieras internacionales, desmantelar los estados dependientes, llevar a la plutocracia al mximo nivel de las decisiones, intensificar la explotacin de las clases trabajadoras, desmantelar los aparatos productivos nacionales, reforzar la dependencia econmica, industrial, tecnolgica y cientfica, y reconfigurar el poder poltico-econmico.

Pronto sus primeros experimentos acusaron las proporciones de la desigualdad que generara en escalas sin precedentes en la historia de la humanidad. [1] Las oligarquas y sus gobiernos promulgaron el neoliberalismo como una panacea, la marcha segura a la bonanza, a la vez que instrumentaron medidas de presin desde sanciones y chantajes hasta guerras y bloqueos. Las potencias practicaron un ideal integrador de la mano de un proteccionismo feroz contra nuestros pases cimentando las bases de la globalizacin depredadora.

Pases como Mxico enfrentaban sus propios problemas, adems de estar duramente afectados por la crisis de la deuda, los estilos tradicionales de la corrupcin, los mtodos internos de acumulacin de capital, y la ralentizacin de la economa, aspectos que exhiban las dificultades de crecimiento de una burguesa nacional y clase poltica ansiosas de tomar para s los recursos que todava les estaban vetados.

Dentro de estas circunstancias Mxico fue una presa fcil para el neoliberalismo, despus del catastrfico gobierno de Lpez Portillo los neoliberales asumieron el poder poltico con Miguel De La Madrid. Pronto nos vimos invadidos por una tecnocracia abocada a desmantelar el pas, fiel empleada de las elites empresariales y polticas prestas a repartirse la riqueza levantada con los sacrificios de nuestros pueblos.

La corrupcin que De La Madrid propuso destruir, no hizo ms que proyectarse en mejores condiciones a raz del propio mecanismo neoliberal de gobernar, de administrar y de hacerse con los recursos pblicos. Por supuesto, adems de contar con la bendicin de la corporatocracia, fue visible que el discurso neoliberal cal hondo en la propuesta de desarrollar los negocios de las capas medias y de sectores que fueron empujados a percibir ventajas inmediatas logrando su consenso. Desde entonces los planes de gobierno al ms alto nivel fueron elaborados a instancias del FMI, el Banco Mundial y el Departamento del Tesoro norteamericano.

En ese gobierno por primera vez se impuso la poltica imperial, el ingreso al GATT [2], la imposicin del Plan Brade, los prstamos del Banco Mundial para impulsar las primeras reformas neoliberales, la indemnizacin de banqueros y otras medidas que golpearon severamente las condiciones de vida de la poblacin. De tal suerte que ya en el primer sexenio el neoliberalismo se enfrent a su impopularidad con lo que los movimientos sociales y el proceso electoral de 1988 lo deslegitimaron severamente. A pesar de ello sigui en el poder, acusando nuevos estragos, entre estos, a partir de 1985 la criminalidad se instal.

En adelante los neoliberales actuaron con estrategias de contencin y disuasin propagandsticas y en especial con el voto cautivo de los sectores ms arruinados por este, los neoliberales manufacturaron polticas pblicas asistencialistas de la pobreza para garantizar votos, muy acordes con su inercia rapaz por la concesin de ddivas a la poblacin.

El gran arquitecto del desastre, Carlos Salinas de Gortari, en medio de la ilegitimidad del fraude electoral continu en la senda neoliberal, foment la expansiva privatizadora favoreciendo y sembrando los modernos mecanismos de corrupcin institucional. Unos cuantos empresarios saquearon al Estado al punto que para entonces la afamada revista Forbes los present como los nuevos super ricos de un Mxico empobrecido. No conformes con los recursos apropiados, sus apetitos se elevaron en 1991 para lanzarse a la privatizacin de la tierra ejidal, dando paso a la miseria, la crisis agrcola y emigracin del campesinado.

A esta situacin las luchas sociales recuperaron terreno especialmente en torno a la insurgencia zapatista y el cobro de factura en la siguiente contienda electoral presidencial inmersa en un ambiente e terror como nica va para que los neoliberales retuvieran el poder del Estado.

Con Zedillo sigui la privatizacin de los ferrocarriles, asumi la direccin de un Estado debilitado en recursos. El elevado crecimiento econmico que el neoliberalismo proyect, nunca ocurri, sucesivas crisis en las que los oligarcas se enriquecan bajo un proceso de acumulacin por desposesin, en la lnea del bajo crecimiento y las ganancias fciles del inusitado espritu de codicia.

Los movimientos populares en resistencia a las medidas neoliberales se agudizaron al punto de detener varias de sus reformas (en energa elctrica y educacin pblica), pero pronto el neoliberalismo se reforz con la elevacin de su sistema represivo, an as, su consenso sigui a la baja y tuvo que lidiar con la salida del PRI de la Presidencia.

Los gobiernos del PAN no seran mejores en el manejo neoliberal. La lnea se conserv, Fox el cachorro del imperio concluy el desmantelamiento de la economa nacional e introdujo el estilo empresarial de gobernar, sin embargo tratar con la burocracia y sus relaciones de poder tambin lo llev a retardar sus propuestas de reformas en petrleo y otras reas. No obstante afirm la desregulacin financiera y la entrega de recursos a los banqueros para subsanar sus crisis, todo lo cual afectando aquello que llaman gasto social, elevando la cuota de pauperizacin del pueblo mexicano, teniendo que fraguar un nuevo fraude electoral.

Candern persisti en el desmantelamiento del aparato estatal, de paso en ese periodo nos llevaron a una espiral de violencia inusitada, el narcopoder y el terrorismo al nivel de las ltimas guerras imperiales. Los supuestos de combate al viejo sindicalismo se redujeron a la batalla derechista por la flexibilizacin laboral siempre a favor de los monopolios.

El gobierno de Pea Nieto nacido bajo todos los signos neoliberales, tras nuevas privatizaciones y apropiaciones de los recursos naturales, ecosistemas, agua, etc., en que los nuevos potentados componen la capa de la cleptocracia; mont la poltica del saqueo y corrupcin extremas, en medio de un descontento generalizado; creyentes en que como siempre nada alterara su orden.

Ahora nuestro pas est ante una dependencia aguda de los designios de los grandes centros financieros, la corporatocracia y los imperialistas. Los problemas de la explotacin capitalista crecieron, se acumularon otros daos como los problemas de la salud, la vivienda, la inseguridad, la emigracin y la intensa represin-persecucin contra las luchas sociales, directamente bajo el influjo del poder empresarial que atenta contra la vida y la dignidad de las clases oprimidas.

Los monopolios en esta asonada del poder burgus irrestricto se abocan a la completa recolonizacin del pas e intervencin total en su vida; en esto que ellos llaman el gran ideal de la poshistoria, bajo gobiernos dirigidos por elites y expertos, que rechazan cualquier alteracin y se resisten a que los pueblos asuman su protagonismo social.

Tal es el diseo del llamado Estado neoliberal en Mxico, un refuerzo del Estado burgus bajo el control imperialista y de los entes trasnacionalizados del capital, la privatizacin y mercantilizacin de la vida social y los recursos del pas en detrimento de las mayoras, para hacer de todo el aparato estatal un instrumento de apalancamiento empresarial incluso por encima de sus aejas prioridades sociales.

En virtud de estas cuestiones, los neoliberales asumen que de transitarse hacia otro tipo de polticas se asume la labor de sabotaje, en especial el derecho de intervencin sobre la vida del pas bajo cualquier modalidad. Pues consideran su derecho el acceso a ganancias mximas, el manejo de los recursos pblicos, el diseo de las polticas econmicas y hasta la entrega de cuentas al hegemn norteamericano pese a su evidente decadencia.

Su desesperacin les lleva a la primera guerra meditica contra el gobierno que presidir AMLO, pero particularmente contra la intencin popular de hacer vida poltica. Llegan en tropel los negociadores, los chantajistas y los defraudadores, para que se adopten las viejas recetas neoliberales y los dogmas de la gran poltica burguesa. Elevan el tono, de la sugerencia a la amenaza, tanto Trump como los magnates, las elites polticas y sus intelectuales cotizados; por lo cual el pueblo debe asentar un nuevo campo de batalla en que la poltica se construya en la calle, en los centros de trabajo, en los barrios y poblados para infundir una nueva tendencia de lucha al proceso e historia de Mxico confrontando al desastre neoliberal capitalista con otras alternativas sociales fundamentadas en el inters popular. La solucin no vendr de garantizarle inversiones al gran capital, ni de cederles recurso tras recurso, o entregando la vida nacional al poder trasnacional, eso slo adelantara nuevas cesiones elevando los apetitos de una burguesa tan arrogante como acaudalada, ya ms que emparentada con los yanquis, vuelta su vasalla.

Frente a los neoliberales la organizacin popular a gran escala es una necesidad para los prximos aos de combate contra la oligarqua y los intentos de relanzar sus polticas. Pues o se les detiene o vuelven para empeorar las cosas, slo un pueblo consciente podr detenerles tanto en sus terrenos concretos como en las escalas de las polticas centrales que exigen se ejecuten. La correlacin de fuerzas favorece un ascenso en la lucha de clases, pero no ser tarea fcil, los neoliberales pugnan por asumir el control, y avanzan. Es por la lucha popular y su toma de posicin en la poltica nacional, que se podr acceder a los cambios progresistas, democrticos, revolucionarios y socialistas que reclaman las circunstancias a que nos trajo el sistema.

Los neoliberales andan muy alebrestados, no van a parar por s mismos, el neoliberalismo ha sido la ideologa y poltica favorita de las lites dominantes, pero no es todo su arsenal, en momentos en que es imposible recomponer sus consensos, ni tapar su descrdito, nuevas lneas de accin fundamentadas en este y en el conjunto de sus ideologas presionan por la asuncin a un mundo hecho a imagen y semejanza del modo de vida depredador capitalista sin otro tipo de sobresaltos, as sea renunciando a ciertos controles estatales, siempre y cuando se acate las disposiciones de su financiarizacin, de no ser as, se bloquea a nuestros pueblos, se urden guerras de cuarta generacin y golpes de estado, por lo que tarde o temprano la salida de este sistema se vuelve indispensable ms all de cualquier mediacin, para que nuestra sociedad trascienda a la libertad que nos fue negada por las leyes de la acumulacin, el individualismo, el agravio y la marginacin.


Notas

[1] En 30 aos el capitalismo en su versin neoliberal extrem sus consecuencias, ms de la mitad de la poblacin mundial en la pobreza, los niveles de ingreso medio entre los pases ricos y pases pobres pas de 1 a 4 a alcanzar el 1 a 30, el 90 % de la riqueza mundial se concentra en las potencias, cada de salarios, entre otras catstrofes.

[2] Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter