Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-08-2018

Brasil al acecho de un dictador

Eduardo Andrade Bone
Agencia Indoamericana de Prensa / Rebelin


De acuerdo con informaciones procedentes de la prensa estadounidense, se seala que alrededor de 90 ex oficiales en retiro vuelven en gloria y majestad para participar directamente en los comicios de octubre prximo. Muchos de ellos nunca han estado al margen de la poltica, como se ha pretendido hacer creer y han mantenido fuertes lazos con organizaciones y personalidades polticas del centro y la derecha brasilea.

Recordemos que los militares brasileos acatando las directrices de la llamada doctrina de la seguridad nacional, impartida por los Estados Unidos para la regin, dieron un golpe de Estado al gobierno de Joao Goulart (1964). Tpica maniobra golpista promovida por el Departamento de Estado Norteamericano y la CIA con el pretexto de restaurar el orden y que depuso al presidente constitucional de Brasil, Joao Goulart poniendo fin al perodo democrtico ms vital de la historia de este pas.

Con la cada de Goulart comenz una dictadura que se prolong en el poder hasta 1985. Fue uno de los perodos ms trgicos de la historia brasilea y tambin uno de los menos investigados hasta ahora. No se sabe cuntas personas murieron ni cmo fueron asesinadas en la mayora de los casos. Las cifras seguramente no sern tan altas como las que dej las ltimas dictaduras en Chile y la Argentina. No obstante, los mtodos utilizados fueron los mismos: persecucin de las fuerzas poltica progresistas, de los dirigentes sindicales, trabajadores del arte y la cultura, la existencia de presos polticos, censura, tortura y terrorismo de estado.

Cabe destacar adems que las fuerzas armadas brasileas jugaron un rol importante en la elaboracin del denominado plan cndor, junto a las dictaduras de Chile, Argentina y Paraguay. Los altos oficiales brasileos, as como en la mayor parte de Amrica Latina, siempre han tenido fuertes lazos con las plutocracias corruptas de sus respectivos pases, los que suelen ser los guardianes de las oligarquas nacionales operando siempre desde las sombras y cuando sea necesario.

Y a propsito de las elecciones presidenciales y parlamentarias brasileas y el mundo militar. Los planes del Departamento de Estado americanos, como uno de sus nuevos recursos para mantener su hegemona, es buscar la incorporacin a la vida poltica activa a exmilitares en retiro en toda la regin y que salvaguarden los intereses geopolticos de los Estados Unidos. Es as, que al no existir una figura poltica relevante de la centro derecha, producto de la corrupcin, es que los EE.UU. estara apoyando la candidatura del senador de ultraderecha Jair Bolsonaro, un excapitn del Ejrcito, que solo contara con el apoyo del 17% del electorado, segn ltimas encuestas.

Estamos en un momento crtico, al filo de la navaja, dijo Antonio Mouro, general retirado de cuatro estrellas que el ao pasado, cuando an estaba de servicio, sugiri que sera necesaria una intervencin militar para purgar a la clase poltica. An creemos que el proceso electoral representar una solucin preliminar para cambiar el rumbo, destaca la prensa internacional.

Mouro, un general retirado, y otros oficiales jubilados han respaldado con fervor la candidatura presidencial del senador de ultraderecha Jair Bolsonaro, el primer miembro retirado de las fuerzas armadas con la posibilidad de tener una candidatura presuntamente viable desde el regreso a la democracia, entre otras cosas ha expresado a la prensa, que nombrara a generales en su gabinete, de ganar las elecciones. En este sentido cada vez son ms los militares en retiro y algunos en servicio activo, que emiten su opinin sobre los problemas econmicos y polticos ms candentes que enfrenta el pas, buscando as legitimar la presencia militar en los medios de prensa.

Pero los generales en retiro, oficiales y veteranos que organizan las campaas para las elecciones de octubre dicen que los valores militares como la disciplina, la integridad y el patriotismo son fundamentales para arreglar la situacin brasilea en momentos en los que consideran que el pas tiene un mal gobierno, se ha polarizado de manera peligrosa y ha quedado en una posicin irrelevante en el mbito global. Cabe agregar que el gobierno de facto, encabezado por el corrupto Michel Temer, carece de todo apoyo popular y no tiene ninguna chance ante una eventual candidatura presidencial.

El ingreso de los militares en la poltica es un giro radical y, para la gran mayora de los brasileos sumamente inquietante destaca la prensa internacional. Preocupa el perfil cada vez ms relevante de figuras militares y con cierta cobertura de prensa, pues el pas no ha terminado de resolver su pasado con la dictadura gorila, como se les sola llamar en la dcada de los 60.

Puede que la eventual eleccin de estos oficiales militares lleve a la adopcin de propuestas autoritarias, sobre todo si se trata de la seguridad pblica, ha sealado a la prensa Carlos Fico historiador de la Universidad Federal de Ro de Janeiro.

Los llamados pblicos para una intervencin militar comenzaron a manifestarse en 2013 encabezado por grupos de ultraderecha, que lo volvieron su consigna en diversas manifestaciones contra el gobierno de Dilma Rousseff, destaca la prensa.

Es un grito de desesperacin en contra de la corrupcin, dijo Luciano Zucco, un teniente coronel de 44 aos que pidi licencia del Ejrcito para postularse a una diputacin estatal. Mauricio Santoro, politlogo de la Universidad Estatal de Ro de Janeiro, afirmo que aunque nadie en Brasil ha pedido una dictadura militar, a muchos brasileos sobre todo los que no vivieron la ltima dictadura militar, les atrae la idea de una intervencin militar de corta duracin. Hay mucha gente en Brasil a la que le gusta la idea de que el Ejrcito expulse a la clase poltica actual y, seis meses despus, convoque elecciones, agrego Santoro.

El general Bas, comandante del Ejrcito public en abril un inapropiado comunicado en Twitter que fue interpretado como una advertencia al Supremo Tribunal Federal. Dijo que el Ejrcito repudia la impunidad, en aparente referencia a la posibilidad de que los magistrados permitieran al expresidente Luiz Incio Lula da Silva quedar libre mientras apela una condena de corrupcin de doce aos.

El exgeneral Eliser Giro Monteiro, quien se ha postulado como gobernador para Ro Grande do Norte, ha solicitado un juicio poltico a los integrantes de los tribunales de justicia por otras decisiones que han dado como resultado la liberacin de polticos condenados por corrupcin.

Esa falta de rendicin de cuentas tambin podra llevar a una generacin de brasileos ms jvenes a fantasear sobre lo que implicara una nueva intervencin militar, afirmo Pedro Dallari, jurista que supervis los trabajos de la comisin de la verdad. Sin embargo, diversos medios de prensa sealan que las nuevas generaciones a travs de las llamadas redes sociales, en Brasil, suelen inclinarse por el progresismo, cuestionando el papel jugado por los militares en el pasado reciente y condenando la corrupcin poltica de autoridades de gobierno y del aparato del Estado, incluida las fuerzas armadas que no han estado ajenas a la corrupcin.

Ahora una de las ltimas encuestas de la consultora Datafolha publicada el domingo 10 de junio, pone de relieve una constante que se viene repitiendo: el expresidente Lula da Silva mantiene el liderazgo con 30% de las intenciones de voto. El presidenciable de extrema derecha y excapitn de ejrcito Jair Bolsonaro le sigue como el presidenciable ms consolidado con 17% de popularidad. Y atrs viene Marina Silva, de Red Sustentable, que contara con el 10% del apoyo de los electores brasileos. Luego vienen los de un dgito: el socialdemcrata Geraldo Alckmin (6%) y el laborista Ciro Gomes (7%).

En los medios de prensa brasileo tambin se especula que sin Lula, la contienda electoral estara encabezada por Bolsonaro y Marina Silva, los cuales tendran que ir a una segunda vuelta en donde se impondra ampliamente la candidata de Red Sustentable, la cual contara con los votos del PT y el progresismo brasileo.

Sin embargo, los medios de prensa brasileo dan por hecho que Lula no pueda ser candidato producto del sometimiento de la justicia de este pas a la oligarqua nacional. Para la segunda vuelta, Lula lograra imponerse a todos los dems, segn reporta la prensa. En este sentido cabe destacar adems que hay personero del progresismo brasileo que estiman que ante la eventualidad de que Lula no pueda ser candidato, el Partido de los Trabajadores, muestre cierta incapacidad para levantar una candidatura alternativa y tan relevante como la del expresidente Lula.

Lo cierto es que ante la complejidad que vive la poltica brasilea, la estratgica de EE.UU. para Amrica latina, es no permitir ni un gobierno ms de origen progresistas, reformista o de izquierda y para ello optar por los golpes parlamentarios, por la intervencin de unos tribunales de justicia en muchos casos politizados y en ltima instancia no se podra descartar un golpe militar, ante la crisis poltica, econmica e institucional que vive Brasil, inaugurando as un nuevo ciclo de golpes militares en Amrica Latina, si es que antes no lo logra en Nicaragua y Venezuela.

Eduardo Andrade Bone es comunicador social, analista poltico y corresponsal de prensa de la Agencia Indoamericana.
 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter