Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-08-2018

Sobre el Documento firmado por 181 miembros de alto rango de las Fuerzas Armadas
Nuevo golpe de Estado!? S, lo intentan

Miguel ngel Llana
Rebelin


El apoyo, la apologa y la defensa del fascismo, del golpismo y del crmen organizado bajo estos lemas, no es delito en esta nuestra democracia, segn se desprende de las medidas que (no)-toman las autoridades polticas y judiciales que, de este modo se hacen cmplices de estas declaraciones por accin o por dejacin de sus funciones, que para eso cobran.

Y dicen que hay que cerrar heridas, que hay que olvidar dicen, precisamente, los golpistas, los que tendran que pasar por los tribunales para responder qu pas, antes del sangriento golpe, qu pas durante los tres aos del golpe y qu pas despus.

No fue una guerra civlil. No. Fue un golpe militar absolutamente sangriento dado por lo ms rancio y retrgrado de los poderes fcticos, de los latifundistas, banqueros y fascistas con la bendicin apostlica de la iglesia catlica que an sigue defendiendo lo que ha denominado "cruzada".

Y esta Espaa de golpistas y de fascistas busc, cmo no, el apoyo de nazis y de los fascistas de Mussolini. Gracias a ellos triufaron.

Pasaron los aos, pasaron dcadas y todava no se ha hecho justicia ni se intenta. En las cunetas siguen los defensores de la Repblica asesinados por militares, por esos que ahora quieren ser sus valedores y, que de nuevo y una vez ms, vuelven a la carga y ensalzan al que inici el sangriento golpe y la no menos sangrienta dictadura. Y siguen, s, siguen cobrando el sueldo a pesar de mearse y defecar en la democracia que les paga el sueldo.

Reina el heredero del heredero del generalsimo, del golpista, reina un tal Felipe no s cunto, reina un borbn, uno de tantos. Pero reina porque gobierna la socialdemocracia que se dice de izquierda y que se alterna con otra socialdemocracia que se dice de centro-derecha. Unos y otros, la democracia real sin restablecer y la Repblica a mil leguas. Y todos contentos, ellos todos, pero solo ellos.

La iglesia cmplice del sangriento golpe militar llevaba a su excelencia bajo palio, ahora es la socialademocracia, la de izquierda y la de centro-derecha, la que lleva bajo palio a la iglesia con tanto concordato y con tanta subvencin encubierta y descubierta.

Y es esta socialdemocracia la que ha anclado la historia de los valores de la Repblica, la que los ha enterrado en las cunetas al lado de los asesinados por los golpistas y sus cmplices.

Mientras, viva el golpismo, viva el nazismo, viva el fascismo y vivan sus crmenes. Es lo que hay, se dice. Todo vale, las autoridades polticas y judiciales; el poder poltico, el poder legislativo y el poder judicial miran para otro lado, es decir, callan y otorgan, pero quien as acta, no solo es cmplice sino que le va y le va porque es ms de lo mismo.

S, ms de lo mismo, porque en el yate Azor, en el mismsimo sper yate Azor en el que veraneaba el dictador Franco, comenz a navegar su excelencia el Presidente Don Felipe Gonzlez, seguramente, y de modo inconsciente, queriendo emular al todopoderoso dictador. Bochornoso, de vergenza, no hay quin d ms. De cualquier modo, en este yate, se comenz a negociar la trasicin de la dictadura al neoliberalismo que tan buenos resultados est dando y despus a la OTAN y despus..., suma y sigue.

www.asturbulla.org

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter