Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-08-2018

Ser lder y lideresa social no es delito, es un derecho

Rebelin


En el marco de los asesinatos y montajes judiciales contra los lderes y lideresas sociales por parte del Estado colombiano, se ha impulsado la campaa Ser lder social no es delito para denunciar estos hechos y al tiempo ser pretexto de la unidad entre las comunidades organizadas y todo el pueblo colombiano vctima potencial de esta estrategia estatal. Sobre este tema, se entrevist a Sebastin Salinas, miembro del Congreso de los Pueblos.

La campaa Ser lder social no es delito, nace a partir de la necesidad del movimiento social, de promover la no judicializacin de sus lderes y lideresas como un elemento de represin estatal. Se ha implementado por parte del Estado toda una estrategia de abuso sistemtico de las medidas privativas de la libertad para desarticular al movimiento social. As mismo, otra condicin de este abuso arbitrario del sistema judicial es despertar zozobra entre las comunidades y sus familias para desestimular la movilizacin.

En tan solo los primeros 6 meses de este ao, se han judicializado a 67 personas miembros del Congreso de los Pueblos (CDP) en procesos efectivos, es decir, llevados a una instancia judicial para privarlos de la libertad. En el tema de asesinatos, van 362 lderes asesinados en todo el pas, concentrndose hacia el Pacfico y suroccidente colombiano, donde tambin se han perseguido miembros del CDP. Ahora bien, surge la duda que, si en este territorio donde son altas las cifras de homicidios, el Estado no atiende la problemtica sino por el contrario persigue a los liderazgos sociales cules son las prioridades del Estado? por qu el Estado no protege a estas comunidades?

Continuando con la regin pacfico, en esta convergen varias situaciones, estn las zonas dejadas por las FARC cooptadas por otros actores armados; por otro lado, hay un proceso de exigibilidad de derechos, como en buenaventura y Tumaco en el departamento de Nario, como tambin el departamento del Choc ha sido un escenario de fuertes movilizaciones en los ltimos aos. Sin embargo, vemos que la respuesta estatal a estos procesos de articulacin emergentes son la judicializacin y el no cumplimiento de los acuerdos pactados con las comunidades.

Por eso, la campaa Ser lder no es delito est abierta a todas las comunidades, es una invitacin a todas las organizaciones sociales y polticas como posibles vctimas. Como muestra de ello, a nivel internacional se han impulsado acciones polticas en rechazo de estas capturas arbitrarias, como las cartas enviadas a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la carta de los 37 eurodiputados en rechazo al asesinato de los lderes y lideresas sociales y la vinculacin de varios medios de informacin. Alrededor de Julin Gil, el secretario tcnico del CDP quien es uno de los ltimos casos de montajes judiciales, lo han apoyado muchas voces en el mundo.

Es as como se desarrollan acciones espontaneas y organizadas de tipo poltico, social, jurdico como pintas, piezas publicitarias y grficas, plantones frente a la Fiscala, reuniones de la sociedad, encuentros de alto nivel con el gobierno nacional, para tratar llevar a cabo una campaa integral que pueda proteger la vida de los ataques jurdicos.

Las recomendaciones para blindar a las comunidades y al movimiento social, son el primer lugar atender la autoproteccin protegiendo la informacin de terceros, como segunda recomendacin es que las organizaciones estn llamadas a protegerse bajo la unidad. Una tercera recomendacin, es un llamado fuerte a la solidaridad, porque las acciones colectivas como marchas, informar y denunciar en todos los medios posibles, fortaleciendo la campaa, podr hacer que nos protejamos de la estrategia del Estado que quiere impedir la movilizacin y desarticular al movimiento social.

Secretara de Comunicacin y Formacin del Coordinador Nacional Agrario.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter