Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-08-2018

Crnica de una muerte anunciada
Se derriten nuestros nevados

Renn Vega Cantor
Rebelin


El 12 de julio se hicieron pblicos los resultados de una investigacin adelantada por el Instituto de Hidrologa, Meteorologa y Estudios Ambientales de Colombia (IDEAM) sobre el estado de los glaciares que todava quedan en Colombia. Esa investigacin seala que la situacin es catastrfica, hasta el punto que en los prximos 30 aos van a desaparecer los ltimos glaciares en nuestro pas. En una especie de crnica futura del terror climtico, casi con exactitud puede predecirse que Santa Isabel va a desaparecer en los prximos 10 aos; el Nevado del Tolima en el 2030; la Sierra Nevada de Santa Marta en el 2040; y, el ltimo, El Cocuy, en el 2050. El caso ms preocupante de extincin acelerada es el de la Sierra Nevada de Santa Marta, que tena tres picos nevados a finales del siglo XIX, con un total de 83 kilmetros cuadrados, de los cuales hoy quedan 6.7 km2. Es decir, ha desaparecido el 92% de la nieve de la Sierra. A ese paso, en poco tiempo deber denominarse la Sierra Seca de Santa Marta.

El Ideam constata esa tendencia destructiva: en los ltimos 50 aos ha desaparecido el 63% de nuestros glaciares; en 1848, ocupaban 374 km2, en 1960, 103 Km2 y hoy tan solo 37 km2. Es una tendencia irreversible, por lo que podemos decirlo, con dolor, hacemos parte de las ltimas generaciones que tienen el privilegio de contemplar los nevados en el actual territorio colombiano.

Estas pequeas masas de hielo que se encuentran en la cima de nuestras montaas ms elevadas, aunque son pequeas en comparacin con glaciares de otros lugares del continente (la Patagonia, por ejemplo) y del mundo, son nicos porque se encuentran en zonas tropicales. En estos momentos en la zona ecuatorial existen glaciares en tres reas del mundo: una en frica, la otra en Nueva Guinea, en el Pacfico, y la tercera en el norte de Sudamrica (Colombia, Ecuador, Venezuela, Per y Bolivia), estando concentrados la mayor parte en los Andes tropicales.

Hoy en Colombia solo quedan seis glaciares, conocidos popularmente con el nombre de nevados. Dos de ellos son sierras (Santa Marta y el Cocuy) y cuatro son volcanes: El Ruiz, Santa Isabel, Tolima y Huila. En el siglo XX desaparecieron ocho glaciares en Colombia: Purac (Cauca-Huila), Galeras (Nario), Sotar (Cauca-Huila), Chiles (Nario), Pan de Azcar (Cauca-Huila), Quindo (Risaralda-Tolima-Quindo), El Cisne (Caldas y Tolima), Cumbal (Nario).

Aunque diminutos en el caso colombiano, la extincin de los glaciares es una catstrofe, que indica la magnitud del trastorno climtico en marcha. Adems, tienen funciones especficas, como las de cualquier sistema natural, que vale la pena resaltar en forma esquemtica:

*hidrolgicas, puesto que los cuerpos de hielo actan como reguladores de las corrientes y aportan agua a los ecosistemas contiguos, claves dentro de la ecologa de especies animales y vegetales;

*climticas, son reguladores de la temperatura en los pramos, lo que contribuye a mantener condiciones indispensables para plantas y animales y ayudan a enfriar la atmosfera;

*biolgicas, contribuyen a preservar la diversidad de ecosistemas de alta montaa; *culturales, son elementos de identidad para distintos grupos humanos, cuya historia y memoria est ligada a la existencia de esos nevados, como territorio mtico, simblico y base de su existencia. Por ejemplo, comunidades de alta montaa dependen y viven de ese ecosistema y para determinados grupos indgenas, como los de la Sierra Nevada de Santa Marta, los glaciares son sagrados.

En pocas palabras, los glaciares son mucho ms que simples montaas de hielo, como una mirada tecnocrtica podra concluir. Estamos hablando que van a desaparecer sistemas naturales nicos, un tesoro paisajstico de 12 mil aos de antigedad (se formaron durante la ltima glaciacin) y un ecosistema con un incalculable valor natural y espiritual.

Los glaciares estn muriendo, como resultado de varios efectos interrelacionados de las transformaciones climticas en marcha, entre las cuales se encuentran en aumento de la temperatura, modificaciones en la nubosidad, variaciones extremas en las precipitaciones, ausencia de vientos y una mayor incidencia de la radiacin. Estos factores son resultado de varios hechos, de ndole local, nacional y mundial, entre los que sobresale el uso intensivo de combustibles fsiles (ms automviles, motos y artefactos intensivos en petrleo), deforestacin de bosques y selvas, como resultado de la concentracin de la tierra en pocas manos, en territorio colombiano, destruccin de ecosistemas para el turismo, la agricultura comercial y la expansin urbana En fin, la produccin de mercancas a vasta escala para satisfacer la sed de ganancia de unos pocos capitalistas y terratenientes de Colombia y del mundo.

Por esa lgica ecocida, en el futuro inmediato los nevados sern un recuerdo, pues nunca ms los podremos recorrer, disfrutar o contemplar. Su desaparicin tiene y tendr mltiples consecuencias, entre ellas las de perder un paisaje nico y asombroso. Nuestros hijos y nietos solo los podrn ver a travs de las fotografas o videos que se conserven de ellos. Segn el glacilogo del Ideam, Jorge Ceballos, nuestros nevados estn en en proceso de extincin y debemos considerarlos como un enfermo que se va a morir y debemos preocuparnos por aprovechar el resto de tiempo que queda con ellos para conocerlos y estudiarlos, porque son nicos en el mundo.

La pregunta es, si puede morir tan impunemente un sistema natural, como el de los nevados, y eso no significa que nosotros, como especie, tambin estemos muriendo, sin que nos demos cuenta, asesinados por un sistema genocida, que se llama capitalismo. Si, cmo lo conciben los indgenas Arhuacos, habitantes ancestrales de la Sierra Nevada de Santa Marta, todos los animales, plantas, tierra, agua y aire somos iguales, la desaparicin de uno de los elementos (la nieve) es una prdida irreparable, con la que nosotros tambin perdemos como especie.

Publicado en papel en El Colectivo (Medelln), agosto de 2018.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter