Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-08-2018

De qu se avergenza Daniel Barenboim?

Luis E. Sabini Fernndez
Rebelin


Se entiende que Daniel Barenboim est apenado por el desarrollo de un proceso, el israel, que hiere sus convicciones y sensibilidades.

Pero el deslinde que l acomete revela una increble ensoacin de lo que ha sido, histricamente, el sionismo y la formacin del Estado de Israel.

DB es sincero; rememora lo que dijo en 2004; que la declaracin de independencia del EdI constitua "una fuente de inspiracin para creer en los ideales que nos transformaron de judos en israeles". De dnde extraer semejantes creencias? Cita a continuacin pasajes de la mencionada Declaracin: El Estado de Israel promover el desarrollo del pas para el beneficio de todos sus habitantes; [] asegurar la completa igualdad de derechos polticos y sociales a todos sus habitantes sin diferencia de credo, raza o sexo. Y rubrica: Los padres fundadores del Estado de Israel que firmaron la Declaracin entendan que el principio de igualdad era el cimiento de la sociedad que estaban construyendo. [sic].

Estas declaraciones de la direccin sionista en 1948 coinciden extraordinariamente con el espritu democrtico de la ONU, Los Aliados y el aire de la derrota al nazismo. Barenboim cita otros pasajes de dicha declaracin; Proclamamos el establecimiento de un estado judo en Eretz Israel, que ser conocido como el Estado de Israel. Esta ltima frase revela que la reciente decisin del gobierno fascista1 se ajusta totalmente a los designios iniciales del sionismo en el flamante estado israel, es decir judo (con las consiguientes excusas a todos los judos que no se identifican con el Estado de Israel).

Pero DB no cita este otro pasaje, mucho ms caro a los fines sionistas: El Estado de Israel permanecer abierto a la inmigracin juda y el crisol de las disporas. Este otro pasaje muestra las cartas: se fomentar el establecimiento de judos en Palestina/Israel; el crisol no ser de razas sino entre judos. Para lo cual los fascistas de entonces no escatimarn medios. El prrafo remata con esta otra frase; promover el desarrollo del pas para el beneficio de todos sus habitantes. Esta segunda parte podra justificar la interpretacin de DB, pero conociendo la estrictez de la ortodoxia sionista, tiendo a interpretarla como frase de compromiso, o concesin de palabra; se promover el desarrollo para beneficio de todos los habitantes, pero habitantes son los que deciden con su conciencia (juda) y no los ocupantes casuales que pueda albergar en 1948 Palestina (aunque esos habitantes casuales hayan vivido en esa tierra por ms de un milenio)

En rigor, lo que sostena el sionismo, entonces, era algo muy distinto, diametralmente distinto a los buenos deseos rememorados por DB.

Muchos analistas palestinos, olmpicamente ignorados en Occidente, han explicitado el terror con que el sionismo se fue adueando de la tierra palestina. Afortunadamente, desde la dcada del 80 varios historiadores judos, israeles, desarrollaron el mismo enfoque dejando a un lado la muy mentirosa historia oficial israel y revelando episodios, planes, estrategias para el asentamiento y el dominio judeosionista del pas.2

Veamos el comentario de Gideon Levy a la ley del estado-nacin que el gobierno acaba de aprobar, en su nota Una ley que dice la verdad sobre Israel (14/07/2018):

La ley tambin pondr fin a la farsa de que Israel es judo y democrtico , una combinacin que nunca ha existido y nunca podra existir debido a la contradiccin inherente entre los dos valores que no pueden conciliarse, excepto mediante el engao.

Esto no es novedad. Entre los investigadores que hemos mencionado, designados Nuevos historiadores, Ilan Papp, por ejemplo, luego de analizar el racismo imperante, las mentiras sobre las que se construy el relato de la independencia del Estado de Israel, examinar investigaciones de diversas matanzas colectivas de aquel perodo (lo que le ha valido tener que abandonar su pas natal y buscar refugio, donde vive actualmente, en Inglaterra) tiene un escrito significativo; No, Israel no es una democracia (invitamos al lector a que lo lea, es de 26/5/2017).3

Papp analiza y desmonta lo que llama mitos fundacionales de Israel, que vemos en tantas visiones de la historia israel, como la de DB: el del xodo voluntario de la poblacin palestina; el de un frgil Israel ante un poderoso enemigo rabe; el de un deseo de paz expresado por Israel al finalizar el asentamiento (violento) de 1948.

Veamos lo que dice Richard Falk alto comisionado de la ONU, muy interiorizado del conflicto palestino-israel:

Durante varios aos, Israel ha jugado con el consenso diplomtico establecido en torno a la solucin de dos estados para resolver el conflicto. Israel tena mucho que ganar del mantenimiento de ese consenso. Poda decir a la opinin pblica de su propio pas y del resto del mundo que estaba haciendo todo lo posible para llegar a un final pacfico del conflicto. Y al hacerlo, Israel ganaba tiempo para expandir los asentamientos hasta que su extensin y magnitud sirviera para negar toda perspectiva razonable de revertir ese proceso y proceder a su desmantelamiento. (La troika del Likud y la muerte del proceso de paz de Oslo, 7/9/2015).

Esto no lo ha hecho Israel en 1993 (fecha de los acuerdos jams alcanzados a los que se refiere Falk, como de Oslo). Esto lo hizo en 1947, 1948, en el mismo momento de plasmacin del EdI. Basta leer al considerado padre de dicho estado, David Ben Gurin.

[] la paz para nosotros es un medio. El fin es la completa y total realizacin del sionismo. Slo para eso necesitamos un acuerdo (9/VI/36).4

El periodista australiano John Pilger anota: Cuando fui como un joven reportero por primera vez a Palestina en [] 1969 me aloj en un kibutz. [] En el kibutz nunca se usaba la palabra palestino. Pregunt por qu. La respuesta fue un silencio problemtico.

Una noche durante la cena les pregunt por las siluetas de personas que se vean a lo lejos, ms all de nuestro permetro.

rabes, dijeron, nmadas, casi escupiendo las palabras. Dijeron que Israel, refirindose a Palestina, haba sido prcticamente una tierra balda y que una de las grandes hazaas de la empresa sionista era lograr que verdeciera el desierto.

Pusieron el ejemplo de su cosecha de naranjas Jaffa que se exportaba al resto del mundo [] Era la primera mentira. La mayor parte los naranjales y de los viedos pertenecan a pales-tinos que haban labrado la tierra y exportado naranjas y uvas a Europa desde el siglo XVIII.

En todo el mundo colonizado [los colonialistas] temen la verdadera soberana de los pueblos originarios. 5

Glosemos a Alison Weir, otro judo lcido y consiguientemente enfrentado a la construccin sionista, en su nota Por qu EE.UU. honra a un rabino racista? (CounterPunch, 12-04-2014) donde examina la importancia de una rama principal del judasmo, imperante en el EdI, el jasidismo y el ltimo Rebe, Menachem Schneerson. Uno de sus fundamentos: los judos son una especie totalmente diferente que la de los no-judos, y [] los no-judos slo existen para servir a los judos. Weir aclara que estas verdades no se publicitan tanto, al punto que muchos de sus seguidores las desconocen. Lo cierto es que el jasidismo forma parte sustancial del proyecto sionista.

Mencionamos uno de los Nuevos historiadores, Papp, con una conciencia crtica de la poltica emprendida por el sionismo. Otro de los Nuevos historiadores, en cambio, aun desmistificando la historia oficial israel y estableciendo documentadamente lo acontecido, admite ese comportamiento precisamente. Benny Morry: Las masacres fueron un mal necesario, sin eso no se hubiese establecido un Estado judo. 6

La insurgencia guerrilleril de algunos agrupamientos palestinos empa la situacin porque la violencia sionista se poda ver solo como defensa institucional.

DB se plantea la pregunta: Puede el pueblo judo, cuya historia es testimonio de sufrimiento incesante e implacable persecucin, permitirse ser indiferente a los derechos y el sufrimiento de un pueblo vecino? Se refiere obviamente a los palestinos. La alusin es profundamente inexacta: los palestinos no son vecinos de los israeles; los israeles fueron ocupando Palestina y desplazando a los palestinos, arrinconndolos, mediante mtodos bastante violentos como razzias, violaciones, asesinatos all por 1948 (y desde bastante antes), y posteriormente mediante derribo de viviendas y barrios, expulsiones y otros acosos.

Los palestinos no son vecinos. Son algo ms profundo, histricamente considerados. El concepto de vecinos los iguala. La relacin entre ocupante y desplazado nunca es de igual a igual. DB escamotea, sin querer o queriendo, el filo del problema.

DB reivindica un lugar para Israel en la familia de las naciones ilustradas. Una concepcin dual y burguesa del mundo, de las sociedades humanas que habra que cuestionar desde el mismsimo concepto de ilustracin. Quin es ms ilustrado? El tecnfilo que arruina el ambiente pero realiza formidables construcciones ingenieriles o el campesino analfabeto que sabe cuidar la tierra, los alimentos, el agua?

En fin, a lo largo de su nota con el significativo ttulo Por qu hoy me da vergenza ser israel, presenta una visin edulcorada del historial sionista que est muy reida con la realidad que afortunadamente siempre rechazaron algunos judos (y varios no judos).

La direccin fascista del EdI se siente amparada por los grandes poderes mundiales (estados como EE.UU. o el Reino Unido, y ramas de actividad como la armamentista, la de seguridad, la laboratoril, la ciberntica). Encuentra al mismo tiempo cada vez mayores resistencias. DB remata su proclama aclarando que no cree que el pueblo judo haya vivido veinte siglos, entre persecuciones y el sufrimiento de crueldades infinitas para convertirse ahora en opresores e infligir crueldad a los otros. Esta nueva ley hace exactamente eso.

Gran desconocimiento, radical, de la realidad. Esa ley apenas refrenda lo que es y ha sido la poltica prctica y cotidiana del estado israel sobre la sociedad palestina: detencin sin orden judicial, de nios incluso, y generalmente levantando a los que van a ser detenidos de la cama, a la madrugada; tirar a matar sobre palestinos que podan portar una rueda, o una tijera o por mero placer de hacer puntera, balear los tanques de agua, siempre escasa, drenar los efluentes del territorio llamado Israel hacia la Franja de Gaza, que es el suelo ms bajo, costero, de Palestina, inutilizarle sistemticamente usinas depuradoras, puertos o aeropuertos, obligar cotidianamente a cada trabajador palestino que sume a su jornada de 8 horas, otras 5 o 6 para transportes cortsimos que la poblacin israel, con auto o en bus, cubre en minutos. Desde hace dcadas la ocupacin castiga cruelmente a esos otros, que para Golda Meir ni existan.

A Daniel Barenboim lo avergenza, y con razn, el Israel de 2018. Pero lo que a l lo avergenza no empez en 2018, ni en 2008, ni siquiera en 1948.

Viene en el paquete sionista. Con las mejores intenciones, claro, como siempre.

Notas:

1 El calificativo fascista no tiene connotacin; es sencillamente el nombre que le corresponda en las dcadas del 30 y 40 a lo que hoy se llama Likud o gobierno de Netanyahu. Si por alguna razn, luego de la 2GM dejaron de calificarse as, es cosa de ellos.

2 Hubo historiadores judos anteriores que fueron revelando verdades (como Simla Flapan). Decimos judeo-sionista porque en el exterior y fundamentalmente en EE.UU. fue difcil por dcadas separar esos atributos. En los ltimos aos, y ante la brutalizacin siempre en aumento del proceso sionista, se ha ido gestando un sector judo estadounidense que se est separando de las redes de apoyo judeosionista en EE.UU. a favor de Israel (AIPAC, ADL, IATI, AJC).

3 Vase adems La limpieza tnica de Palestina, Editorial Crtica, Barcelona, 2008; Genocidio progresivo en Palestina, compilacin de artculos, Editorial Canan, Buenos Aires, 2017.

4 http://www.radiojai.com/rj/noticom.php?cod=MTM0ODU4MA= Haciendo historia.

5 Por qu Palestina sigue siendo el problema, Counterpunch, 17/7/2015.

6 http://www.psicoeducacion.eu/node/472.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter