Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-08-2018

Taxistas aterrados por la globalizacin

Cristina Monge
InfoLibre


El conflicto desatado estos das entre taxistas y las empresas de Vehculos de Transporte con Conductor VTC como Uber o Cabify es una manifestacin ms de una de las nuevas tensiones que recorren el mundo desarrollado: proteccionismo versus cosmopolitismo. La misma que podemos encontrar en el comportamiento electoral de muchos norteamericanos que apoyaron a Trump al sentirse amenazados por una globalizacin despiadada. Intentar explicarme.

La revolucin tecnolgica, cada vez ms disruptiva en nuestras vidas, ha hecho posible que surjan nuevos modelos de negocio que cambian radicalmente el mercado en mltiples sectores. La empresa con ms apartamentos de alquiler, Airbnb, no tiene una sola habitacin; el mayor centro comercial del mundo, Amazon, no dispone de tiendas fsicas; las principales centrales de reservas hoteleras no son dueas de ningn hotel; y las cada vez ms boyantes empresas VTC no han adquirido un solo coche para hacer sus trayectos. La red y sus derivadas tecnolgicas han hecho que surja un considerable nicho de negocio en poner en relacin a los demandantes de un bien o servicio con sus proveedores , siendo el valor que agregan estas empresas, exactamente ese, la gestin de las relaciones.

Todo esto hace que el discurso, el tono y el enfoque de estas nuevas empresas est haciendo todos los esfuerzos por distinguirse de los sectores tradicionales. En la web de estas plataformas VTC puede leerse un relato construido para el cliente joven o de edad mediana, que vive en ciudades grandes o medianas, permanentemente conectado va mvil, que maneja las app como si fueran parte de su cuerpo, que no acostumbra a llevar efectivo y pagar a fin de mes en un cargo directo en la cuenta corriente, y que quiere elegir qu msica o qu emisora de radio escuchar durante el trayecto. Adems, al terminar el recorrido, podr entrar en la aplicacin y valorar la calidad del servicio. Es el mismo tipo de discurso que llev a Cabify , hace seis meses, a poner en marcha una campaa de comunicacin que llamaba al dilogo al sector del taxi y a las administraciones, y cuyo estilo utiliz tambin en la carta abierta que dirigi a los dirigentes de Podemos cuando stos criticaron su modelo de negocio.

Frente a este posicionamiento de imagen y discurso que hace las delicias de cualquier experto en comunicacin y marketing , el sector del taxi es percibido como algo tradicional, que lucha por mantener viejos privilegios, ligado a antiguas licencias con las que unos y otros han especulado , en el que la calidad del servicio y la satisfaccin del cliente siguen siendo algo secundario, y que no acaba de asumir los cambios sociales, como muestra el hecho de que slo recientemente y en una proporcin bajsima encontramos mujeres al volante. Es obvio que esta percepcin no puede extenderse a la totalidad de los taxistas, pero eso no quiere decir que no exista. De hecho, se aterraron al ver cmo las aplicaciones de Uber y Cabify fueron las ms descargadas durante la semana en que la huelga dej a ciudades enteras sin servicios a veces, sin servicios mnimos siquiera y bloqueadas, algo que, por cierto, difcilmente se le permitira a otros colectivos.

Si profundizamos un poco ms, veremos cmo ambos modelos son vctimas de las mismas lacras, algunos de cuyos ejemplos cuenta ngel Munrriz en este artculo : especulacin con las licencias, gente que vive de comprarlas y venderlas, o de contar despus con varios falsos autnomos que conducen los vehculos, horarios eternos, y un largo etctera de miseria que parecen que olvidaron quienes se pusieron en huelga la semana pasada. No as los que secundaron el cierre patronal, que de todo hubo. Una vez ms, la lucha por las migajas enfrenta a vctimas de uno y otro lado.

En el corto plazo las administraciones tendrn que regular la situacin sin olvidar que en un caso tan peculiar como este hay que conciliar la calidad del empleo con la del servicio pblico, con lo que eso supone. Pero el debate de fondo es otro: es el de un modelo de negocio, el del taxi, que ya ha saltado por los aires con la aparicin de nuevas iniciativas basadas en la tecnologa, lo que le llevar a refundarse como han hecho ya otros sectores . Si no, que se lo pregunten a los directivos de este medio digital.

Estas tensiones estn apareciendo en un contexto de globalizacin y tras una crisis econmica que ha dinamitado la idea de equidad. No es de extraar que quienes se sienten amenazados por la irrupcin de nuevas tecnologas que no dominan o nuevos negocios que no acaban de entender reaccionen con el arma del proteccionismo frente a lo que consideran un cosmopolitismo pijo y esnob . No, la cosa no va de proteger va decreto, sino de defender va innovacin y calidad. Aunque lo ms curioso de todo es que esta defensa de la proteccin regulatoria en rgimen de oligopolio la estn haciendo muchos de los que, cuando entras en su coche, tienen a bien amargarte el desayuno con las proclamas ultraneoliberales de sus locutores de radio favoritos.

@tinamonge

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2018/08/06/taxistas_aterrados_por_globalizacion_85680_1023.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter