Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-08-2018

ETECSA, el fantico protector y el "ATAJA!"

Manuel David Orrio
Rebelin


Un fantico protector de los derechos del consumidor podra calificar como un robo de la monoplica Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), en telefona mvil, al modo en que cobr durante bastante tiempo- y hasta hace poco -, 0,35 CUC por cada minuto de conversacin en "horario pico". Por irrelevante para el anlisis, este periodista hace abstraccin del "horario no pico".

Para el lector no familiarizado, el CUC es una moneda interna cuyo curso forzoso persigue concentrar las divisas reales en las bvedas de la banca estatal criolla, aunque por diversas razones aquel ha devenido una de las "estrellas" en la picota pblica de los economistas cubanos, sin contar el amplio rechazo popular que hace rato cosecha.

Robo? y el modus operandi?

El modus operandi del real o supuesto robo fue as: 0,35 CUC por minuto, tarifa oficial. Pero por los primeros 30 segundos de conversacin, ETECSA cobraba 0,18 CUC; y por los siguientes 30, 0,17. Pero con el "pequeo detalle" de que perciba esa cantidad lo mismo por 5 segundos adicionales de pltica, por 10, o por los restantes 30 del minuto de marras. O sea, si el dilogo se extenda por digamos un minuto y 10 segundos, ETECSA lo cobraba como minuto y medio; si la conversacin llegaba al minuto y 31 segundos, se embolsillaba el equivalente a 2 minutos...y as sucesivamente.

Con semejante mtodo, la empresa obtena una no despreciable cantidad de ingresos por no consumo total del minuto estipulado para los 0,35 CUC, sin contar la distorsin estadstica provocada por sumar millones de fracciones de minutos que realmente el pblico no consumi.

Para no pecar de injusticia, por s misma o mediante aportes al presupuesto estatal, ETECSA subsidia su buen milln de lneas de telefona fija, mucho ms baratas sus tarifas pese a sus altos costos de operacin, con un extenso beneficio para ciudadanos de pocos recursos, de no tantos pocos recursos, y de recursos y muchos recursos. Todo depende de ser propietario de una de esas lneas tradicionales, lo cual proviene de un sinfn de causas y azares, cantara Silvio Rodrguez. Y como las lneas de telefona mvil cubana mnimo triplican a las fijas, con precios e ingresos mucho mayores, de suyo se desprende que s se obtienen los recursos para financiar esos subsidios.

Sin embargo, lo que parece un acto de generosidad o filantropa es en realidad uno de los abundantes ejemplos en que se manifiesta uno de los mayores problemas de la economa cubana: la extendida prctica de subsidiar a un nmero de productos y servicios, en vez de subsidiar a las personas necesitadas. De paso, eliminar esos subsidios para pasar a subsidiar a las personas, es uno de los lineamientos econmicos incumplidos tras acordarse como tales en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, celebrado en el 2007. Tambin fue una de las propuestas ms presentadas en las discusiones populares anteriores a la aprobacin de esos lineamientos.

Como consecuencia, parece eterno el espinoso asunto de la injusticia social que representa un igualitarismo donde los realmente necesitados perciben algo parecido a limosnas, mientras los menos urgidos, o hasta boyantes, reciben prebendas. No parece tan evidente cuando se trata de telfonos. Pero cuando un producto como el arroz racionado se distribuye en igual cantidad y al mismo precio simblico, tanto para el jubilado cuya pensin equivale a unos 10 CUC, como para el artista que devenga miles, s se ve. 

Sereno, el fantico?

La ira del fantico defensor de los derechos del consumidor pareci atenuarse cuando ETECSA comenz a cobrar 0,35 CUC por 60 segundos efectivos de conversacin. O sea, si se hablan 31 segundos, por ejemplo, el cobro asciende a (0,35 CUC 60segundos) x 31 segundos=0.18 CUC. No los 0,35 de antes, pues en la situacin anterior los 31 segundos tomados de muestra habran sido cobrados como un minuto.

Planes prepago

ETECSA lanz al mercado un conjunto de atractivas ofertas prepago: los planes de voz, SMS y datos; ste ltimo financia la cobertura para operar un correo electrnico internacional desde los telfonos celulares, acceder al Internet desde una oficina comercial de ETECSA, o hacerlo desde uno de los puntos callejeros de la Wi-Fi criolla, popularmente nombrada la "Internet de contn", debido a la imagen de decenas de personas, mviles en mano, sentadas al borde de las aceras, todas sumergidas en la red de redes.

Por estos planes, el cliente abarata sus costos de acuerdo con lo que contrata, mediante una compra que realiza desde el mismo telfono celular, con descuento a su crdito principal, a su vez proveniente por lo general de una tarjeta prepago.

Por ejemplo, un SMS cuesta 0,09 CUC; pero si se contrata un plan de 45 SMS por un precio de 2,50, vlido por 30 das, el precio de un SMS nada ms asciende a 0,055 CUC. O sea, un descuento de casi 40 % por cada uno.

Todos los mencionados planes operan de forma similar. De no usar el cliente su adquisicin en el plazo establecido, en todo o en parte, ETECSA se embolsilla el dinero que quede del prepago, aunque el servicio no se haya prestado.

Recargas promocionales desde el exterior

ETECSA lanz un plan de recargas promocionales desde el exterior para mviles. Por un equivalente a 20 CUC, en dlares, euros u otras divisas, el cliente en Cuba suma esa cantidad a su crdito principal, ms un bono de 30 CUC. Son 50 CUC por el precio de 20, as de simple, si bien 30 han de consumirse en los 30 das posteriores a la fecha de la recarga.

Aqu, justamente aqu, el fantico protector de los derechos del consumidor lanzara el tradicional grito cubano que convoca a perseguir en pandilla al delincuente en fuga:"ATAJA!", por la sencilla razn de que antes de esa oferta de "50 x 20", existi una mejor, derogada sin saberse por qu: una recarga superior a 20 CUC implicaba la duplicacin de la cantidad recibida, y sin fecha de vencimiento.

Negocio es negocio, y puede que hasta extorsin, una vieja prctica de monopolios como ETECSA que para nada tiene que ver con capitalismos o socialismos, sino que parece intrnseca al monopolio: si la empresa ofrece por 20 CUC un bono adicional de 30, para as brindar un crdito de 50 con slo pagar 20, es porque la operacin debe de resultarle muy, pero muy rentable. As pues, este periodista adelanta que si ETECSA decidi ofrecer "50 x 20", so no le otorga el derecho de apropiarse de otros pagos realizados por los clientes, como ahora mismo est ocurriendo. Ya se ver...

Bono en accin

Cuando un bono promocional de 30 CUC se halla vigente, todos los cargos por el uso de los servicios de voz, SMS y datos, se descuentan de aquel hasta que su saldo se agota o transcurran los 30 das en que es vlido. Pero si antes de que se est en posesin del bono, o el mismo est operativo, el cliente ha comprado un plan prepago de cualquier tipo, el tiempo previsto para disfrutar de los servicios sigue transcurriendo hasta su vencimiento, sin que se descuente un centavo de lo prepagado, porque todos los cargos se deducen del bono.

Cuando los plazos de los planes prepago expiran, desaparecen de los mviles crditos y servicios pendientes de prestarse, mientras del bono promocional se deducen todos los costos en que el cliente haya incurrido. Ojo: de un bono promocional tras el cual habra costos de operacin que permiten dar 50 por el precio de 20.

La conclusin es simple: el cliente adquiere los servicios prepago de voz, SMS y datos, de forma planeada y a costa de su saldo principal, que no expira; pero el bono de marras, que s vence, depende de dos factores relativamente casuales: que ETECSA lo lance al mercado, lo cual ocurre de forma impredecible aunque para nada infrecuente, y que se disponga de alguien en el exterior que remita el monto de la recarga promocional contentiva del bono.

Por ende, ni es casual, ni imposible, que el criollo cliente adquiera planes prepago abonados de su bolsillo; sea sorprendido por el anuncio de una recarga promocional y acuda a toda velocidad al familiar o amigo residente en el exterior para que "le eche una mano".

Lgico, su actuar? "Lo deja de tarea" este periodista, pero con un "pie forzado para la dcima": el salario real de hoy no ha superado al de 1989, segn economistas del prestigio de un Jos Luis Rodrguez.

Por tanto, si cualquiera de los servicios prepago expira mientras est vigente un bono, se perder lo que antes se adquiri, sin haberlo disfrutado. En consecuencia, ETECSA se habr apropiado de algo ya pagado por el cliente, pero cuyo servicio no se le prest por el derecho adquirido, sino porque se le descont del bono; incluso a un precio mayor. Dos ms dos igual a cuatro: ETECSA se apropi del prepago, descont del bono y en mayor o menor medida cobr doble Con qu derecho, afirmara el fantico protector de los fueros del consumidor?

Tal, el hecho, ausente de derecho? Terco hecho, dira Lenin; quien como no habl espaol de Cuba, no pudo gritar ATAJA!

Blog del autor: https://orrioapasodebaston.wordpress.com/2018/08/05/etecsa-el-fanatico-protector-y-el-ataja/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter