Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-08-2018

Los libros rebeldes

Aroa Moreno Durn
InfoLibre


Primo Levi repite una y otra vez poemas en el campo de concentracin de Auschwitz. Lo hace porque necesita sentir que algo le salva del horror y la deshumanizacin , del hambre y las chimeneas. Porque a travs de esos versos se mantiene atado a un viejo mundo conocido donde los hombres no se exterminaban unos a otros ni se destruan hasta la calavera. Lo hace porque no quiere perder la razn. Lo contar despus en la triloga de Auschwitz. Un genocidio en voz baja, el gran testimonio: Si esto es un hombre.

Albert Camus, el que dirigi la revista clandestina Combat en el Pars ocupado por los nazis , el que advirti que el verdadero rebelde, el que se subleva contra la injusticia social, poltica y metafsica , nunca est al servicio de una ideologa, sino del hombre, especialmente cuando soporta las formas de opresin ms intolerables, como en el caso del nazismo o el estalinismo. El que firm una de las grandes novelas del siglo XX, El extranjero , poniendo como protagonista a un hombre corriente que trabaja en una oficina de Argel, un hombre que no suea. Hoy ha muerto mam. O quiz ayer. No lo s. Qu ms da.

O rsula K. Le Guin desafiando al lenguaje y desafiando, por tanto, al poder , al crear un mundo alternativo donde las propiedades son discutidas hasta en su misma esencia, hasta donde entonces no dudbamos: es mi mano o es la mano? Son Los desposedos , la novela de ciencia ficcin que pone en duda lo privado hasta la misma carne que sujeta nuestros dedos.

O aquella Anna Ajmtova , la gran poeta rusa estremecida en la puerta de la crcel de Leningrado, devastada tras el asedio, temblando de fro y de silencio , esperando durante meses para tener noticias de su hijo Lev Gumiliov, acusado por el Gobierno de Stalin de conspiracin. Anna, la que llor el fusilamiento de su primer marido y perdi al segundo de extenuacin en un Gulag, escucha a una boca sin dientes que le habla en la fila y le pregunta, le pide, que d cuenta de todo aquello. Y Anna escribiendo el poema Rquiem durante aos. Escribiendo una carta de amor y dolor a Rusia.

Pero acerquemos el mapa del tiempo. Y en un pas del Magreb, una mujer joven, Saphia Azzedine , construye una novela que titula Confesiones a Al , en 2011. Escribe un relato sobre la opresin a las mujeres. Dice hasta ahora s; pero a partir de ahora ya no. Qu es si no la rebelda? Una mujer de pie frente a Dios y frente a los hombres exigiendo libertad.

En 1948, Jean Paul Sartre escribi Qu es la literatura? , un ensayo donde afirmaba que la palabra est comprometida con su tiempo . Pero ms all del compromiso meramente poltico, de que pueda convertirse un libro en un panfleto, de restarle a la literatura el peso que solo la literatura debe darle, existe una escritura que nace de una rebelin mucho ms ntima y privada y que no es otra que la creacin de nuevos universos, nuevas vidas, o encarar el espejo contra nosotros mismos, resultado de la insatisfaccin de un autor frente un sistema roto y en crisis. El escritor se rebela y se resiste contra el mundo que lo contiene para narrar mediante ficciones nuevos paisajes para la libertad.

El lenguaje nos construye y la literatura tiene poder. Puede un libro cambiar las cosas? Tal vez no, pero su mensaje transmitido al lector abre la tierra para dejar germinar una semilla incontrolable . Para decirle: duda, tal vez, por aqu debes mirar, pon atencin, ests incmodo, bien, esta es tu pregunta, la que duerme debajo de las pginas, pero no te dar ninguna de sus respuestas. Todo libro deja una cuestin entre las manos. Tambin los libros de puro divertimento tienen su mensaje: no pienses, no mires, evdete de ese mundo veloz de crisis sucesivas . Nunca ms seremos vigilados masivamente sin pensar que eso es un abuso del poder: nos lo cont George Orwell en 1984 .

Rebelda y resistencia. Escribir desde la sangre y la valenta. Decir no al sistema proponiendo un lugar alternativo. Prender la luz de la historia sobre aquello que no se ha contado, que no ha interesado que se cuente, salirse de este mundo para proponer rumbos perpendiculares, distopas, escribir cada vez peor, como deca Cortzar, porque dilataba y remova la norma hasta acomodarla a sus personajes, apostar por ser una voz propia y no ajena. Exponer un punto de vista, lanzarse al precipicio. Si la literatura no tuviera ningn poder, nunca habra existido la censura.

Disfruten de los libros este verano. Y aguanten la embestida de sus preguntas.

@AroaMD

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2018/08/08/los_libros_rebeldes_85717_1023.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter