Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Turqua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-08-2018

La crisis de Turqua an puede empeorar
Se terminan las opciones

Larry Elliott
The Guardian


Hace diez aos, la crisis financiera golpe a los principales bancos europeos y estadounidenses, el corazn de la economa mundial. Pero haba llevado un tiempo llegar hasta ah. La "gran" crisis de 2008 era la continuacin de una serie de "mini crisis" que se haban ido desatando en otras partes del mundo.

Los problemas de los mercados emergentes se sucedieron durante 15 aos hasta que llegaron al corazn del sistema internacional. Mxico, Tailandia, Indonesia, Corea del Sur, Brasil, Rusia y Argentina Fueron seales de alerta. Avisaban de que desatar a las finanzas mundiales terminara siendo perjudicial tambin para los pases ricos. Desafortunadamente, nadie escuch esas advertencias.

Por eso, lo que est pasando en Turqua ahora es importante. Tras la recesin sufrida en 2008, la recuperacin de la economa turca no ha sido equilibrada, con tensiones comerciales crecientes y una reforma del sistema financiero incompleta. Hasta ahora, la de Turqua pareca una crisis localizada y sin efectos secundarios importantes. Pero podra ser mucho peor que eso.

Para empezar, porque Turqua es un pas relativamente grande, con 80 millones de habitantes y una economa cuatro veces mayor que la de Grecia, el pas vecino. Desde el punto de vista geopoltico es relevante porque se extiende a ambos lados de Europa y Asia y porque, como miembro de la OTAN, ha sido tradicionalmente uno de los bastiones de occidente para frenar el expansionismo ruso. Tambin, porque hoy viven en Turqua unos 3 millones de refugiados sirios y muchos de ellos quieren mudarse a la Unin Europea.

Aunque los de Turqua ya han llegado a un extremo, sus problemas son comunes a otros pases. Muchas economas emergentes pidieron prstamos en dlares cuando los tipos de inters en Estados Unidos estaban en mnimos y ahora, el crecimiento basado en el crdito que eso produjo est en cuestin, cuando la Reserva Federal sube los tipos y el dlar se encarece.

Pero Turqua tambin es nica en su clase. La crisis econmica y financiera que ahora llega a su punto crtico lleva un ao gestndose. La inflacin ya toc el 15% y, con la lira en cada libre (solo el viernes, perdi el 14% de su valor con relacin al dlar), parece inevitable que los precios sigan subiendo.

Como record la consultora Capital Economics, el rublo sufri un desplome similar en 2014 pero el banco central ruso reaccion sumando un 6,5% a los tipos de inters y tomando medidas de apoyo al sistema bancario. Rusia haba aprendido las lecciones de la crisis anterior, especialmente la necesidad de tener generosas reservas de divisas para defender el tipo de cambio. Pero Turqua no tiene mucho dinero y lo que s tiene es a un presidente, Recep Tayyip Erdoğan, que ha decidido que lo de subir las tasas (la respuesta convencional ante cadas de la moneda) no va con l.

Erdoğan forma parte de la actual generacin de presidentes autodenominados hombres fuertes. El problema es que se ha topado con uno mucho ms fuerte que l. Las relaciones entre Turqua y Estados Unidos no son buenas. La Casa Blanca est molesta porque Erdoğan hizo una peticin de misiles rusos a Vladimir Putin, en vez de a los estadounidenses. Por si eso no bastara, la semana pasada Donald Trump anunci sanciones econmicas contra Irn y Erdoğan se neg a participar. Y hasta ahora, Turqua sigue resistindose a liberar a Andrew Brunson, un pastor estadounidense al que tienen detenido bajo acusaciones de terrorismo.

Trump eligi bien el momento. El viernes, cuando en Turqua reinaba el caos financiero, el presidente estadounidense anunci que duplicaba los aranceles sobre el acero y el aluminio, una exportacin vital para la economa turca. Que alguien me diga si eso no es hacer lea del rbol cado.

Erdoğan insiste en que no lo sometern con intimidaciones, pero le quedan pocas opciones realistas. Por supuesto, Erdoğan puede tratar de presionar a Trump diciendo que abandonar la OTAN para acercarse a Rusia. Tambin podra decirle a la Unin Europea que se prepare para una llegada masiva de inmigrantes, si no interviene en su favor.

Pero a los mercados financieros no les interesan los movimientos diplomticos que demuestran la importancia geopoltica de Turqua. Lo que miden estos son las medidas econmicas necesarias para evitar un alud de ventas de liras turcas en los prximos das. No haber reaccionado antes a los signos de problemas va a salir caro.

La reaccin de Erdoğan a la crisis financiera es ridcula: pedir a sus seguidores que cumplan con su deber patritico y vendan rpidamente dlares que cada vez valen ms a cambio de liras turcas que cada vez valen menos. En los hechos, lo nico que ha logrado es extender la creencia en los mercados mundiales de que el lder de Turqua es un hombre que ha perdido el contacto con la realidad.

Lo que tendra que ocurrir est claro. Turqua tendra que abordar las tres causas que la han llevado hasta su situacin actual: el recalentamiento de la economa; los intentos de Erdoğan, desde su reeleccin en junio, de impedir que el banco central tome las medidas necesarias para frenar la subida de precios; y el enfrentamiento con Estados Unidos.

Para Erdoğan, eso significara tragarse el orgullo. Tendra que rendirse ante Trump con el tema del pastor Brunson porque insistir en una lucha que no puede ganar est perjudicando a la economa turca. Y que para evitar un derrumbe total de la moneda, y la hiperinflacin consiguiente, tendra que aceptar como inevitable la adopcin de medidas duras e impopulares.

Teniendo en cuenta lo que Erdoğan ha hecho hasta el momento, lo ms probable es que ahora imponga controles de capital. Pero como seala Paul Greer, de la consultora Fidelity International, la economa turca es relativamente abierta y necesita mucha financiacin del extranjero. Los controles de capital no funcionaran por s solos. Tendran que complementarse con un rescate del Fondo Monetario Internacional.

Pero eso es lo que tendra que pasar, o que el banco central demuestre que est dispuesto a todo. Los tipos de inters ya estn en el 17,75%, y con la inflacin llegaran al 20% en los prximos meses. A Turqua se le estn terminando el tiempo y las opciones, eso debera preocuparnos a todos.

Fuente: http://www.eldiario.es/theguardian/crisis-Turquia-empeorar-terminan-opciones_0_803170139.html

Traducido por Francisco de Zrate



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter