Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-08-2018

Legisladorxs por la muerte

Vanessa Dourado
Virginia Bolten


En la Argentina, el Senado rechaz la ley de interrupcin voluntaria del embarazo. La respuesta de los/las legisladores/as de la cmara alta es una: ustedes no piensen que sus cuerpos sern tan fcilmente liberados. Mientras tengamos el poder los/las que legislamos, con un pie en la iglesia y otro en la estupidez, lo seguiremos ejerciendo sobre sus vientres.

Millones de personas en la calle luchando por el derecho a no morir por abortos clandestinos demostraron que la sociedad est lista para dar el debate, aunque las instituciones no lo estn. La sociedad comprende la problemtica, pero quienes gobiernan tienen miedo de perder su poder, tienen, en su mayora, miedo de perder sus votos, lo que tambin es un miedo de perder sus privilegios. Un/a legislador/a que se niega a debatir de forma honesta sobre la causa de la muerte de personas, no cumple con su rol.

Las puertas del Senado fueron abiertas al mundo el ltimo mircoles pero cerradas a quienes reclaman por sus derechos, y lo que se present all fue una estructura ultrapasada, incapaz de dar los debates de su tiempo. Una estructura viciada en las formas tradicionales de hacer poltica para garantizar sus propios intereses, valindose de sus convicciones para decidir sobre la vida de las/los dems, contrariando la voluntad de estos actores expresada de la forma ms democrtica que se pueda comprender un deseo comn.

El mundo pudo ver la expresin ms ntida de la misoginia impregnada en las voces de quienes seguramente piensan el cuerpo de una mujer como mero objeto de reproduccin. Personas cuya capacidad de comprensin de la realidad est anulada por la construccin de un sentido de urgencia: salvemos las dos vidas.

La demofobia por parte de personas elegidas por el pueblo es tambin la prueba de la incapacidad de uno/a de ocupar un lugar, pensando en legitimidad, que no le pertenece. Un lugar en el cual se negocian derechos en lugar de garantizarlos. Donde es preferible transferir la responsabilidad de esta incapacidad a los/as dems, creando as una justificativa a su incompetencia y/o limitacin cognitiva: es un asesinato.

Nadie est a salvo mientras personas que toman decisiones en base en sus creencias sigan en los espacios de poder. Los/las que niegan el derecho a decidir, tambin son aquellos/as que, con sus firmas, asesinan a los/as nios/as en las villas; que los/las someten a la pobreza, a vivir una vida indigna, privada de las ms bsicas necesidades humanas. Mirando al costado, dicen no a la criminalidad, y mandan a tomar los territorios con la mano dura de la polica, que tortura y humilla estos cuerpos que pareciera que tienen ms derechos cuando estaban en el vientre: el derecho del feto a vivir.

No puede ser que se hable de cuidar la vida cuando la aporofobia impide a los/las que hacen las leyes comprender que un cuerpo villero, negro, migrante, tirado al margen; no es lo mismo que un cuerpo blanco de la sociedad deseada por el sistema excluyente, y con plata en el bolsillo: regalemos los perritos.

La hipocresa, expresin de una construccin dogmtica que ignora las contradicciones que hacen posibles regmenes de opresin, gobierna la Argentina. Pero las calles toman esta realidad innegable, la cual ninguna mano fascista puede tapar.

Fuente: http://virginiabolten.com.ar/mujeres-genero/legisladorxs-la-muerte/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter