Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-08-2018

Matilde Landa: ejemplo y lucha de una mujer comunista

Ramiro Gmez
Rebelin


Matilde Landa. Tras la guerra le encomendaron la tarea de Reconstruir el PCE en el interior. Fue detenida, condenada a muerte y se le ofreci el perdn primero si renegaba del PCE y despus s permita ser bautizada. Se neg a ambas cosas. Se suicid. Su ejemplo, la fuerza del PCE.

Minutos antes de su suicidio, Landa escribi una carta a su hija donde, de manera encubierta, se despedi de ella rogndole perdn. La ceremonia de su bautizo ya estaba preparada. "Hoy es el gran da, dicen. Doa Brbara, otras seoras de Accin Catlica y las monjitas andarn relamindose con el triunfo. El dolor del pecho no me deja pensar, Carmencilla; pero no creo que el aceite alcanforado alivie mi sufrimiento, porque otro dolor, ms hondo, es el que me acucia (...)".

"No puedo ver sin llorar los rostros de esos nios a los que amenazan con dejar sin leche si yo no me convierto -prosigue la misiva- T sabes, Camencilla, lo mucho que me preocupan los nios, los ms desgraciados, con sus corazoncitos, tan sensibles y tan a merced de los caprichos de los mayores. No puedo, no puedo aceptarlo. Sera como prostituirme. Ay, esos nios... Ser lo mo un capricho? (...) Quien sobra soy yo. (...) Espero que me sigas queriendo y que te acuerdes de m a pesar de lo que te cuenten, a pesar de lo que voy a hacer. Que t, mi nia, mi chiquitina, y esos pobres nios me perdonis", escribi Landa antes de su suicidio en una carta que recoge Antoni Tugores en la obra Vctimes invisibles.

En esa misma misiva, Matilde Landa recordaba lo mucho que echaba de menos leer los versos que el poeta Miguel Hernndez le haba dedicado. Hernndez y Landa se conocieron cuando, en 1938, la mujer formaba parte de la seccin de informacin popular del subsecretariado de Propaganda del Gobierno Republicano y recorra la Espaa republicana organizando conferencias para levantar la moral a los combatientes republicanos.

A Matilde' de Miguel

"En la tierra castellana el castellano caa con la voz llena de Espaa y la muerte de alegra. Para conseguir la libertad de sus hermanos caen en los barbechos los ms nobles castellanos. No ver perdida Espaa porque mi sangre no quiere. El fascismo de Alemania junto a las encinas muere. Para hacer cenizas la ambicin de los tiranos caen en las trincheras los ms nobles castellanos. Espaoles de Castilla y castellanos de Espaa un fusil a cada mano y a cada da una hazaa. Voy a combatir al alemn que nos da guerra hasta conquistar los horizontes de mi tierra".

Eran los aos en los que la popularidad de Matilde Landa creca sin parar. Un ao antes, en 1937, Matilde haba sido voluntaria en el Socorro Rojo Internacional, donde colabor en la evacuacin de Mlaga. Cuando estall la Guerra, Landa se incorpor a las tareas sanitarias en un hospital de guerra de Madrid. El activista italiano Vittorio Vidali "Comandante Carlos" haba sealado que si tuviera que escribir la historia de la Guerra Civil espaola bastara con dos biografas: la de Antonio Machado y la Matilde.

Condenada a muerte

Con la victoria del ejrcito de Francisco Franco sobre la Repblica, Matilde Landa se qued en Madrid para reconstruir desde dentro el PCE. El 4 de abril de 1939 fue detenida mientras preparaba la huida de dos compaeros del partido. Tras ser sometida a un Consejo de Guerra, fue condenada a muerte. Antes, le haban ofrecido salir libre si renegaba pblicamente del PCE. Tambin se haba negado.

Condenada a muerte, Matilde ingres en la crcel de Ventas de Madrid, donde permanecan alrededor de 10.000 presas. Desde dentro, con el permiso de la directora de la prisin, compaera de la residencia de estudiantes, mont la llamada Oficina de Penadas, que se encontraba en su misma celda. Se trataba de una mquina de escribir en la que Matilde escriba recursos para que sus compaeras no fueran fusiladas una vez escuchados sus casos.

En poco tiempo se convirti en la reclusa ms carismtica. La joven comunista se haba convertido en un smbolo de dignidad y resistencia para sus compaeras reclusas. Un amigo de la familia, cercano al rgimen franquista, intercedi para que no fuera ejecutada. A cambio, el rgimen la conden a 30 aos de prisin que deban cumplirse fuera de la pennsula. Fue entonces cuando trasladaron a Landa a Mallorca. Era el mes de agosto de 1940.

Landa se convirti entonces en el objetivo propagandstico de la Iglesia balear. Su conversin al catolicismo sera una gran arma propagandstica y minara la moral de los vencidos. No bastaba con vencer. Haba que humillar y convertir a los derrotados. Matilde fue apartada del resto de presos y slo poda hablar con Brbara Pons, de Accin Catlica, quien se encargaba de que finalmente aceptara la conversin al catolicismo. Matilde Landa prefiri la muerte.

Ramiro Gmez es un comunicador alternativo latinoamericano experto en temas como el Medio Oriente, la revolucin cubana, Nicaragua, Colombia, la revolucin Bolivariana, la Unin Sovitica, y la Guerra Civil espaola.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter