Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-08-2018

Trump, actualidad, imagen e historia del imperio en sus venenos

Ramn Pedregal Casanova
Rebelin


Despus de contemplar en su sitio las diferencias entre las reas de poder en EEUU, a las espaldas de Trump se alinean los fabricantes y sus fbricas y laboratorios de venenos, plagas y explosivos, armas biolgicas, de virus, atmicas, armas de destruccin masiva. Es la historia moderna del imperialismo. Las experiencias anteriores se han ido sumando para fortalecer al rgimen que se sita al margen de todos los Acuerdos y Tratados internacionales, de Derechos igualitarios y de Paz. Para sostener tal fin ha dispuesto bases militares por 134 pases, prisiones secretas e ilegales, bloqueos econmicos, bloqueos alimenticios y medicinales, golpes de Estado, magnicidios, invasiones militares, guerras con ejrcitos mercenarios, guerras con ejrcitos de composicin multinacional, presiones polticas, multas, sanciones y castigos sofisticados, siempre en el propsito de establecer la sumisin a su poder, la desigualdad y la ruina de la mayora. Son bien conocidos los casos de aplastamientos en Latinoamrica, pero debemos tener presente la resistencia antiimperialista de Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, y en el lmite vemos a Brasil, Mxico, Argentina,

Si miramos a Oriente Medio vemos en qu ha convertido a Libia, qu hizo con Iraq, qu ha pretendido con Siria, qu hace con Yemen, qu quiere de Palestina, y en el lmite resisten los gobiernos antiimperialistas de Siria, de Yemen, las organizaciones de extraccin popular, todos procurando la unidad y llamando a la unidad de sus pueblos y de todos los pueblos contra el enemigo comn.

A las espaldas de Trump se alinean los fabricantes y sus fbricas y laboratorios de venenos plagas y explosivos, armas biolgicas, de virus, atmicas, armas de destruccin masiva. Es la historia moderna del imperialismo.

Los das 6 y 9 de Agosto se han cumplido 73 aos del ataque con bombas atmicas del imperio naciente estadounidense contra el imperio nipn en sus ciudades de Hiroshima y Nagasaki. Con semejante acto el rgimen yanqui adverta a los pueblos del mundo de su disposicin para establecer y hacer duradera su dominacin.

Hoy, en la era del gerente Trump, el emporio armamentstico imperial ha dispuesto que su otro encargado, Mike Pence, anuncie su preparacin con todo ha reafirmado Trump, para la guerra en el espacio y su dominio del mismo. Igual que lo que nos rodea en ste mundo, tambin el espacio ha sido declarado por el secretario de defensa James Mattis, de inters nacional. Trump ha explicado el concepto inters nacional de la siguiente forma: (inters nacional quiere decir) el dominio estadounidense del espacio. Tnganlo presente, inters nacional es el inters por el dominio. La bomba atmica les dio el dominio. El rgimen que no firma tratados de paz, viene a decir que le queda por dominar ms espacios con las armas.

Aunque a semejantes componentes del aparato mortfero y a sus esbirros les duela saberlo, a 90 millas de su costa Cuba resiste independiente.

Pongamos atencin a algunos datos aclaratorios sobre la naturaleza del monstruo.

1861-1865, Guerra de Secesin norteamericana, entre los dos bandos causaron casi 500.000 muertos. Se calcula que 330.000 murieron a causa del empleo por los de la Unin, de la chinche arlequn para arruinar las plantaciones. Derrotar causando hambrunas. Los del Sur emplearon masivamente a los mosquitos que transmitan la malaria. Derrotar causando enfermedad.

Si hasta entonces en las guerras se utilizaban avispas, pulgas, piojos, garrapatas, mosquitos como armas de transmisin de enfermedades y destruccin de cosechas, fue la guerra norteamericana la primera de la era moderna en el uso de trasmisin de enfermedades a los humanos y a los medios agrcolas para acabar con el enemigo.

El rgimen estadounidense tiene una parte de su cimentacin en la matanza de sus poblaciones mediante la sntesis de las experiencias anteriores a la modernidad. Como la fuerza imperial radica en la aplicacin de la violencia, sus practicantes han buscado durante un tiempo la manera de justificarla, ahora les da igual que su mentira quede al descubierto, por un lado disponen del ejrcito periodstico y por otro buscan integrar en la vida comn sus crmenes como parte de la convivencia. Pero hay algo que todava mantienen en la oscuridad, es el arma de destruccin masiva que resulta ms barata de producir.

Entre los muchos Acuerdos, Tratados y Convenciones internacionales que no ha firmado, y los que ha firmado ha roto,es de sealar el Convenio Internacional contra el uso de Armas Biolgicas. George Bush se neg a aceptarlo declarando que pondra en riesgo la seguridad nacional y la informacin comercial confidencial. Para el conglomerado armamentstico todo obedece a la seguridad nacional. El complejo industrial militar, la mayor industria de EEUU, est permanentemente produciendo desestabilizacin en el mundo por su seguridad nacional, no la seguridad de los restantes pases. 7.000 millones de personas en el objetivo de un rgimen comandado por los productores del armamento capaz de matarnos a todos.

Se habla de las bombas nucleares y no se quita el velo que oculta el arma biolgica, qumica, de capacidad mortal muy superior. El rgimen estadounidense mediante agencias, ONGs y otros cuerpos de guerra con apariencia civil, creadas ex profeso, acusa de su empleo a quien quiere derrotar, cuando es ese rgimen el que histricamente las ha empleado, es bien conocido el uso que hizo del agente naranja en Vietnam, donde an persisten sus efectos.

No podemos esperar ningn compromiso de paz de EEUU, cuando para la seguridad de la clase imperial no firma los Convenios de la Biodiversidad, de las minas terrestres, y de la No Proliferacin Nuclear, entre otros muchos.

De entre los casos recientes de mentira militar con fines agresivos destaca la propagada para lanzarse a la guerra contra Iraq. Acusaron a ste pas de poseer armas de destruccin masiva, y apuntaron hacia Iraq declarndolo una amenaza para la seguridad . La ONU neg esa acusacin, pero la seguridad nacional de EEUU requera la destruccin de un pas emergente y no sumiso en Oriente Medio, adems de impedir un opositor a Israel, su otro yo, la divisin de los pases de la zona, la apropiacin del petrleo, y otros objetivos geoestratgicos. Otra guerra con el la misma declaracin argumental ha sido la emprendida contra Siria: dividir al pas, robar el petrleo sirio, abrirse camino a Irn, generar un nuevo conflicto en busca de cerrar el crculo que rodee a Rusia y China, potencias que no le obedecen. Esa es la poltica de seguridad nacional.

El conocimiento de las actividades que el rgimen imperial desarrolla en las bases militares que ha establecido en 134 pases, ha puesto de relieve, o destaca, que en todas ellas ha creado laboratorios-fbricas de experimentacin y generacin de armamento biolgico y qumico. Los laboratorios-fbricas ms conocidas debido a sus experimentos se encuentran, en frica, en Egipto y Kenia; en Asia: Indonesia y Tailandia; en Sudamrica: Per y Brasil; en Europa: Ucrania, Georgia, y ms all en Kazajistn. En todos stos pases ha habido fugas, escapes o pruebas, dejando al descubierto lo que se iba conociendo, y que han dado como resultado un nmero de muertos que no se ha podido determinbar por el silencio que el imperio ha impuesto.

Las denuncias de tales actividades han venido de cientficos que han participado en el descubrimiento de las armasmas de destruccin masiva. El ncleo principal de investigacin de armas qumicas y biolgicas lo tienen instalado en Fort Detrick, en el Estado de Maryland, donde entre otros agentes de gurra sintetizan la aflotoxina, sustancia protenica que daa el hgado y produce cncer, el virus bola, y la toxina botulnica, el producto ms venenoso que se conoce, a lo que hay que aadir la creacin del VIH sida, segn la declaracin de Milton William Cooper, Alto Oficial de la Ionteligencia Naval Militar de EEUU.

El caso de Cuba merece una atencin especial, pues el rgimen imperial, ahora representado por Trump, ha empleado sistemticamente durante decenas de aos el armamento biolgico-qumico para rendir a la Revolucin matando su agricultura, acabando con la vida de sus ganaderas y con la vida de las personas. Recojo algunos datos esclarecedores:

En el documento secreto estadounidense Proyecto Cuba se enumeraban 32 tareas criminales a realizar, al conjunto le dieron el nombre de Operacin Mangosta, entre esas tareas se encuentra la accin a llevar a cabo por la CIA de atacar con productos qumicos y biolgicos las cosechas agrcolas de las que se alimentaba la poblacin cubana. En otro de los objetivos se proyectaba la forma de envenenar qumicamente a los trabajadores azucareros cuando se empleasen en la recogida de la caa. Adems extendieron el dengue, enfermedad que afectaba de forma hemorragica irreversible al ganado porcino. La sendodermatosis modular bovina, la brucelosis del ganado, el carbn y la roya de la caa, la sigatoka negra con la que atacaron los campos de pltanos, le sigui una enfermedad que mataba a las abejas, la acarosis , el mono azul del tabaco, la roya del caf, el new castle y la bronquitis infecciosa de las aves de corral, la conjuntivitis hemorrgica, la disentera, , el dengue serotipo c2, que mat a 158 personas, de las que 101 eran nios. En los aos 90 del pasado siglo el imperio ahog con todas sus fuerzas de bloqueo a Cuba en busca de la rendicin por hambre y causo la neuropata. Junto a todo esto el gobierno del imperio emple mercenarios para introducir el virus de la tristeza del ctrico, pero se captur a tiempo a quien se encargaba de su distribucin. Otros consiguieron afectar las plantaciones del caf con la broca del cafeto,

El general estadounidense que diriga la Operacin Mangosta, Edward Lausdale, en el documento ordenaba a la CIA desplegar el bajo mundo cubano contra Castro, fracturar el rgimen desde adentro, sabotear la economa, subvertir a la polica secreta, destruir las cosechas con armas biolgicas o qumicas, y cambiar el rgimen antes de las prximas elecciones al Congreso en Noviembre de 1962.

Tras numerosas denuncias el presidente Fidel Castro declar en el V Congreso del Partido Comunista: ellos inventaron todo: como contaminar el azcar que iba en los transportes de los barcos, cmo afectar el comercio, cmo afectar todo.

En 1961, con Kennedy, empieza la guerra biolgica contra Cuba. El mercenario Eduardo Arocena reconoci ante la Corte Federal de Nueva York haber introducido el Dengue. En diferentes actas del Congreso de EEUU de los meses de Noviembre y Diciembre de 1969 se plasman las intervenciones que van a realizar desde el Sub Comit de Seguridad Nacional y Desarrollo cientfico del Comit de Asuntos Exteriores de la Cmara de Representantes. El Washington Post en 1977 publica las declaraciones de un agente de la CIA sobre el ataque biolgico que realiz contra Cuba. Los descubrimientos de los criminales se suceden.

Los medios que Cuba ha empleado para defenderse han partido de los revolucionarios en todos los mbitos de la sociedad. A los crmenes de Lesa Humanidad cometidos por el rgimen de los hipermillonarios estadounidenses y su complejo militar-industrial, los protege el escudo del silencio, la tergiversacin y la normalizacin de su poderoso ejrcito informativo. No hay ms que ver qu acusacin sostienen por los ms de 650 intentos de magnicidio en grado de frustracin en la persona del Presidente Fidel Castro, muchos de ellos mediante venenos qumicos y biolgicos.

Consiguieron envenenar al presidente del Congo, Patricio Lumumba.

Cada regente ha buscado agredir de manera nueva-vieja a Cuba, y as hemos llegado hasta nuestros das en los que no han podido impedir que el pueblo cubano se pronuncie por medio de 135.000 asambleas realizadas en todas las comunidades y centros de trabajo. El pueblo cubano, como agente poltico principal, aun en las circunstancias actuales, est elaborando su nueva Constitucin porque es libre. Los imperialistas son libres de beberse, respirar y comerse sus armas qumicas, biolgicas, y todos los venenos de sus laboratorios.

A las espaldas de Trump se alinean los fabricantes y sus fbricas y laboratorios de venenos, plagas y explosivos, armas biolgicas, de virus, atmicas, armas de destruccin masiva. Es la historia moderna del imperialismo. Las experiencias anteriores se han ido sumando para fortalecer al rgimen que se sita al margen de todos los Acuerdos y Tratados internacionales, de Derechos igualitarios y de Paz.

Ramn Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 das, Palestina. Crnicas de vida y Resistencia, Dietario de Crisis, Belver Yin en la perspectiva de gnero y Jess Ferrero, y Siete Novelas de la Memoria Histrica. Posfacios. Presidente de la Asociacin Europea de Cooperacin Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisin Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos y miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter