Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-08-2018

Resea de Memorias desvergonzadas, su ltimo libro
Javier Sdaba o la filosofa comprometida

Pedro Lpez Lpez
Pblico


Con mucho pudor me entrego a la tarea de hacer una resea de las ltimas memorias publicadas por Javier Sdaba, filsofo y referente en nuestro pas y fuera de l en una materia tan espinosa y necesaria como la tica. Afortunadamente para m, no trata este libro de Filosofa Analtica, Filosofa de la Religin, Biotica u otros temas de gran enjundia filosfica, materias en las que no me siento competente para hacer un comentario mnimamente presentable. En esta ocasin, el amigo Sdaba cuenta sus memorias, o parte de ellas, pues no hay que olvidar que anteriormente tiene publicados otros dos libros de memorias (Dios y su mscaras y Memorias Comillenses). Lo que podemos contemplar a travs de ellas son sus vivencias, experiencias, batallas, encuentros y desencuentros con cantidad de personajes, grandes, pequeos y medianos. A travs de ellas, nos deja una viva pintura del paisaje poltico y cultural de Espaa en las cuatro ltimas dcadas.

Normalmente nadando a contracorriente, ya que no le ocupa ni preocupa lo polticamente correcto ni ha buscado ningn pesebre en los aos en los que poda haberlo hecho, puede presumir de no haber atendido la llamada de algunos cantos de sirena, como los que sonaban desde Zarzuela o desde la bodeguilla de Felipe Gonzlez en los aos ochenta, lugares que no ha pisado, manteniendo una dignidad poco comn entre los intelectuales patrios. Y es que su posicin es ntidamente de izquierdas, sin ambigedades. No se ha puesto de perfil en ningn tema candente de actualidad, cada vez que se lo han pedido se ha pronunciado sobre multitud de temas escabrosos, como el derecho de autodeterminacin (si bien el independentismo no le calienta la cabeza, el unionismo le hasta), la eutanasia, el laicismo, la monarqua, la tortura, etc.

Creo que Javier Sdaba encarna lo que para la izquierda significa la figura del intelectual, alguien que reflexiona sobre la realidad social, participa en el debate pblico aportando sus ideas y tiene predicamento sobre un sector de la sociedad, y en este sentido, no cabe duda de que tiene seguidores.

Como buen filsofo, gusta del buen vino, de la buena comida y de la amistad; como ser humano sensible, de la msica y del amor, encarnado en Elena, a la que no deja de declararse aunque haya desaparecido en 2015; como activista de izquierdas, defiende y practica la coherencia y la dignidad, y, desde luego, la independencia de criterio y la libertad de decir lo que piensa moleste a quien moleste. Lgicamente, no es un intelectual cmodo, como tiene que ser siempre para el poder. Esta postura crtica le llev a la expulsin de la universidad a principios de los setenta, y no fue la nica. Y es que la independencia de criterio, pero ms la decencia, se paga muy cara en este pas.

Tuve la suerte de trabar amistad con l hace aos a raz de contactar con l para que apoyara una iniciativa destinada al fracaso, pero que haba que impulsar: la Plataforma Juicio a Aznar. Dio la cara, apoyando la iniciativa y participando en una mesa redonda en el marco de una jornada celebrada el 23 de febrero de 2008. No era fcil conseguir apoyos, y Sdaba no decepcion. Esto da la idea de su compromiso poltico.

Por el libro pasan un sinfn de personajes de la intelectualidad, de la poltica, del periodismo y de la universidad. A algunos los admira, y en este apartado, por encima de todos est el intelectual seguramente ms respetado por la izquierda en todo el planeta, Noam Chomsky. Anarquista tena que ser. Es lo que tiene Estados Unidos, que en las entraas del monstruo hay tambin resistentes inspiradores para el pensamiento emancipatorio. Figuras como Noam Chomsky, Howard Zinn, Richard Sennet, Michael Moore, Oliver Stone y muchas otras nos hacen mantener cierta esperanza. Nos cuenta Sdaba que Chomsky se inspir en sus inicios en el anarquismo espaol. Y no es de extraar; por mi parte, no hace mucho me enter de que el gran lingista escribi su primer artculo a los 9 aos para una revista del colegio, y el artculo trataba de la guerra civil espaola, cuando ley en la prensa que Barcelona haba cado ante el avance fascista. El socilogo Richard Sennet, brillante ensayista, es hijo de un brigadista estadounidense. Indagando un poco, encontramos muchas referencias sobre la conexin de la izquierda estadounidense con la Segunda Repblica, y como ltimo dato curioso, decenas de actores, actrices y directores que haban apoyado a la Repblica fueron censurados en el cine espaol durante el franquismo.

Como deca, por el libro desfilan una multitud de personajes con los que Sdaba se ha ido encontrando en estas dcadas: ngel Gabilondo, Emilio Lled, Fernando Savater, Carlos Pars, Julia Otero, Carmen Rigalt, Emilio Lled, Nicols Sartorius, Javier Sard, Antonio Fraguas Forges, Carmen Daz de Rivera, Javier Solana, Gregorio Peces Barba, Gustavo Bueno, Baltasar Garzn, Jess Mostern, Carmen Daz de Rivera, Toms Polln, Jos Luis Lpez Aranguren, Federico Mayor Zaragoza, Javier Muguerza, Andrs Aberasturi, que le prologa el libro, y un largo etctera. Estos personajes pasan por su vida dejando impresiones diversas, como es lgico: admiracin, agradecimiento, decepcin, amistad

Cuestiona la mitificada Transicin, critica la Universidad, critica el sistema poltico (yo no voto por principio porque es dar la cuerda al que te ahorca, dice), reparte algn que otro mandoble para algunos santones de nuestra ms que imperfecta democracia. En fin, la lectura del libro no dejar indiferente a nadie, y en todo caso nos aporta jugosas reflexiones sobre temas variados (la religin, el dolor, la guerra, la eutanasia), datos, ancdotas, semblanzas y todo un cuadro de nuestro pas desde los aos sesenta hasta hoy mismo.


Pedro Lpez Lpez, Profesor de la Universidad Complutense.

Fuente original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/26229/javier-sadaba-o-la-filosofia-comprometida-resena-de-memorias-desvergonzadas-su-ultimo-libro/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter