Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-08-2018

En busca de las races de la excepcionalidad de la desigualdad en EE.UU.

Branko Milanović
Ctxt

La gran disparidad de renta en Estados Unidos se explica por la diferencia de ingresos del trabajo, unas transferencias sociales ms modestas y unos impuestos directos menos progresivos.


Lleva un tiempo circulando la idea de que la desigualdad de la renta en EEUU ha sido excepcionalmente alta a lo largo de los ltimos cuarenta aos en comparacin con la de otros pases de la OCDE. Los ltimos datos homogneos de renta del Luxembourg Income Study de diferentes pases muestran que la desigualdad de renta disponible (per cpita) en Estados Unidos es de 41 puntos en el ndice de Gini, es decir, ms alta que en pases con un nivel de riqueza similar (32 puntos en el caso alemn, 35 en el britnico y el italiano 35 y 28 en el holands). De modo que, en este sentido, no hay motivos para la controversia.

Sin embargo, s es algo ms controvertida la explicacin tcnica (que no la sustantiva) de esta excepcionalidad. Algunos defienden que la desigualdad de los ingresos procedentes del trabajo y de las rentas (es decir, excluyendo las transferencias sociales e impuestos directos derivadas de polticas redistributivas), no es mucho ms alta que en otros lugares y que las razones detrs de ello obedecen a la ausencia de unas polticas pblicas lo suficientemente redistributivas. O dicho en trminos ms sencillos, lo que viene a defender esta posicin es que el mercado genera la misma desigualdad en EEUU que en Suecia, solo que las polticas de Suecia son ms redistributivas a travs del sistema de pensiones, prestaciones de desempleo, asistencia social, etc., y que los ricos pagan ms impuestos, de modo que la desigualdad de la renta disponible en Suecia (despus de impuestos y transferencias), es menor que en Estados Unidos.

COINCIDE QUE LA DESIGUALDAD ESTRUCTURAL ES ELEVADA Y LA REDISTRIBUCIN ES RELATIVAMENTE DBIL

Janet Gornick, Nathaniel Johnson y yo hemos analizado esta cuestin con mayor detalle. Nuestras conclusiones, que no desgranar aqu en toda su extensin (vase el artculo aqu), apuntan a que esta explicacin no es del todo cierta: la desigualdad de los ingresos procedentes del trabajo y de las rentas en EEUU es, por lo general, superior a la de otros pases ricos, y el Estado norteamericano es menos redistributivo. De modo que, defendemos, coincide que la desigualdad estructural (del trabajo y de las rentas) es elevada y la redistribucin es relativamente dbil.

Cabe indagar un poco ms en esta idea y plantearse la siguiente pregunta: la debilidad de dicha redistribucin en EEUU radica en que las transferencias son reducidas o no lo suficientemente favorables a la poblacin pobre o en que los impuestos directos no son suficientemente progresivos?

Bien, yo abordo la cuestin de la siguiente manera. Defino la categora pobres como el 40% de personas que se encuentran en la franja ms baja de ingresos derivados del trabajo y de las rentas, incluyendo el pago de pensiones del Estado (en EEUU, por la va de la seguridad social), y que pueden considerarse como salarios diferidos. Posteriormente, analizo en qu medida varan los ingresos de estas mismas personas al incluirse otras transferencias sociales, y por ltimo, si se deducen los impuestos indirectos. (Es importante advertir que este clculo solo es posible si se tiene acceso a microdatos, como los que ofrece LIS, dado que necesitamos fijar esta categora de personas y analizar su renta y la participacin de los ingresos en el proceso redistributivo).

Cabe esperar que el porcentaje de ingresos de estos pobres aumente en la medida en que el Estado aplique polticas de distribucin de la renta. De hecho, en 2016 (el ltimo ao para el que disponemos de datos de EEUU), los pobres recibieron el 11,7% del total de los ingresos procedentes del trabajo y de las rentas, pero la participacin en los ingresos aument hasta un 13,4% si incluimos todas las transferencias sociales, y hasta un 15,8% si adems incluimos los impuestos. (Tngase tambin en cuenta que nos estamos refiriendo al mismo grupo de personas en todo momento). Por lo tanto, los pobres obtuvieron 1,7 puntos porcentuales provenientes de transferencias sociales (13,4-11,7) y 2,4 puntos porcentuales adicionales provenientes de impuestos (15,8-13,4).

Podemos por lo tanto decir que en EEUU, los pobres obtienen 1,7 puntos gracias a las transferencias sociales y 2,4 puntos gracias a los impuestos. Por lo tanto, el Estado realmente funciona en EEUU: mejora la posicin de los ms pobres mediante transferencias pblicas e impuestos directos. Sin embargo, la cuestin es si funciona lo suficientemente bien.

El caso de Alemania resulta til para establecer comparaciones. Tendremos en cuenta distintas distribuciones de edad en los dos pases y el hecho de que la gente se retira antes en Alemania, entendiendo el pago de pensiones por parte del Estado como salarios diferidos. Pero siguen quedando (como ya se ha dicho ms arriba), otras transferencias sociales como las prestaciones de desempleo, las familiares (si es que las hay), ayudas sociales, etc. Concluimos que, en Alemania, en 2015, los pobres (definidos segn los criterios que hemos empleado para el caso de EEUU), obtuvieron un 15,3% del total de ingresos procedentes del trabajo y de las rentas. Su porcentaje de ingresos aument hasta un 18,3% incluidas todas las transferencias sociales, y hasta un 21,3% con los impuestos directos incluidos. Es decir, los pobres en Alemania obtuvieron un incremento de 3 puntos porcentuales derivados de las transferencias sociales (18,3-15,3) y tres puntos porcentuales de impuestos (21,3-18,3).

Por lo tanto, para el caso de Alemania podemos establecer que los pobres obtuvieron un incremento de 3 puntos gracias a las transferencias y 3 puntos adicionales gracias a los impuestos. Es decir, no slo los pobres en Alemania parten de una situacin ms favorable que los de EEUU (15,3% de la renta de mercado versustan solo un 11,7), sino que obtienen ms ingresos debido a las transferencias sociales y los impuestos directos.

LOS INGRESOS DERIVADOS DE LAS TRANSFERENCIAS SOCIALES FUERON MS O MENOS LOS MISMOS EN ESTADOS UNIDOS QUE EN ALEMANIA HASTA 1995 Y QUE, A PARTIR DE ENTONCES, AUMENTARON EN AMBOS PASES

En los siguientes grficos (1 y 2) mostramos los resultados obtenidos a lo largo del tiempo. Los pobres siempre se benefician de las polticas redistributivas, pero en Estados Unidos los valores son siempre menores que en Alemania. Sin embargo, el dato destacable es que los ingresos derivados de las transferencias sociales fueron ms o menos los mismos en Estados Unidos que en Alemania hasta 1995 y que, a partir de entonces, aumentaron en ambos pases. En EEUU alcanzaron su punto mximo en 2010 cuando Obama extendi las prestaciones de desempleo, para sufrir un rpido descenso posteriormente debido a que las prestaciones sociales en EEUU son muy modestas.

Los ingresos derivadas de los impuestos directos resultan an ms interesantes. Podemos observar que los pobres americanos ganan menos que los pobres alemanes a lo largo del perodo estudiado, y que el nivel de ingresos no parece cambiar mucho en el caso de EEUU.

Grfico 1. Incremento del porcentaje de ingresos del 40% de la poblacin con menores ingresos derivado de transferencias sociales

 

 

Grfico 2. Incremento del porcentaje de ingresos del 40% de la poblacin con menores ingresos derivado de impuestos directos

En conclusin, cuando intentamos averiguar por qu se produce una menor redistribucin favorable a los pobres en EEUU, observamos que la explicacin radica en unas transferencias sociales ms modestas y unas polticas de impuestos directos menos progresivas. Esto, unido a nuestro hallazgo anterior de una desigualdad de los ingresos procedentes del trabajo y de las rentas relativamente alta en los Estados Unidos, significa que la desigualdad econmica en EEUU es excepcional porque (a) la desigualdad de ingresos procedentes del trabajo y de las rentas subyacente es alta; (b) las transferencias sociales son modestas; y (c) los impuestos directos no son suficientemente progresivos.

Esto implica que, en relacin a las polticas pblicas, la reduccin de la desigualdad econmica en EEUU difcilmente podr lograrse por medio de una sola de estas tres vas, sino por la introduccin de una combinacin de mejoras en cada una de ellas. Por ejemplo, mediante un mayor acceso a la educacin y un aumento del salario mnimo para reducir la desigualdad subyacente; mediante la introduccin de ayudas a las familias o unas prestaciones sociales ms generosas; y, finalmente, mediante unas tasas de impuestos ms elevadas para los ricos y mayores imposiciones fiscales para las rentas del capital. Si bien este programa poltico pudiera parecer extremadamente ambicioso, considero que es ms razonable pensar que ser ms sencillo que se aprueben cambios legislativos progresivos en los tres canales mencionados, a que se produzca un cambio ms sustantivo en cualquiera de los tres. Pero tambin significa que si queremos atajar verdaderamente los altos ndices de desigualdad en Estados Unidos, solo podremos lograrlo mediante una combinacin de diferentes polticas.

Fuente: http://ctxt.es/es/20180808/Politica/21192/desigualdad-Europa-Estados-Unidos-economia-Branko-Milanovic.htm


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter