Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Pueblos originarios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-08-2018

El victimismo y el folclorismo postergan las luchas indgenas

Ollantay Itzamn
Rebelin


Cuando observamos los empinados caminos de los pueblos indgenas en pases con poblaciones mayoritariamente indgenas, como Bolivia y Guatemala, constatamos que los siglos de historias de sufrimientos son muy similares. Incluso bajo el colonialismo interno de estados republicanos bicentenarios.

Pero, la actitud y las inconclusas historias emancipatorias emprendidas por dichos pueblos son diferentes en estos dos pases. Los pueblos andino amaznicos de Bolivia avanzan en el ejercicio y defensa de sus derechos sociopolticos y econmicos, mientras en Guatemala, en buena medida, los pueblos indgenas an no logran dar el salto de los derechos culturales (culturalismo) hacia el ejercicio de los derechos polticos (para disputar y ejercer poder).

La explicacin de intelectuales indgenas y no indgenas sobre este atasco culturalista es: hay miedo en los pueblos indgenas, fruto de la guerra interna, para transitar hacia los derechos polticos. Aunque, en los hechos, en las comunidades indgenas en resistencia se constata todo, menos miedo.

Por qu los pueblos indgenas de Bolivia dieron saltos significativos en sus agendas emancipatorias, y en Guatemala an no ocurre ello?

Rol de la memoria histrica de las luchas

En Bolivia, el siglo XVIII estuvo encumbrado por la rebelin encabezada de la pareja legendaria de Tpac Katari-Bartolina Sisa; el siglo XIX, con Zrate Villka, y continuas sublevaciones indgenas; el siglo XX, con el movimiento indianista/katarista (que sistematiz y socializ la agenda poltica indgena); el siglo XXI con el movimiento indgena-campesino que construye el Estado Plurinacional.

En Guatemala, no estn registradas o debidamente registradas las revueltas o sublevaciones indgenas en la historia. Las luchas del pueblo quich, mam, qech son prcticamente desconocidas.

Aunque, s existe, en Guatemala, literatura sobre la dimensin cultural de los sucesos histricos (sobre todo antropologa rescatista o culturalista). Estos esfuerzos de investigaciones culturalistas fueron o son financiados, en buena medida, por cooperacin internacional (como la USAID) o universidades privadas como la Universidad del Valle (con una intencionalidad poltica definida).

Rol del academisismo indgena.

Para inicios del presente siglo, la poblacin indgena en Bolivia estaba absolutamente excluida de la academia. Por eso, en un foro continental, en la ciudad de Antigua, Guatemala, una quechua boliviana, hace algunos aos atrs, desafiaba a indgenas guatemaltecos en los siguientes trminos: Nosotras, sin ttulos universitarios, hicimos los cambios en Bolivia. Aqu en Guatemala Uds. tiene bastantes profesionales indgenas. Y, efectivamente, en Guatemala hay ms cantidad de indgenas profesionales que en Bolivia.

Pero, por las condiciones coloniales, el o la indgena, cuanto ms ttulos o grados acadmicos posee, ms doctrinero/a de la colonizacin se vuelve. En Guatemala existen muchos profesionales indgenas, pero, en su mayora, desterritorializados y despolitizados, compitiendo entre s por ventanillas en el Estado etnofgico y/o en la cooperacin u ONG apolticos. A ellos/as, casi nunca se los mira ni en las calles, ni en las comunidades ejerciendo el derecho a la resistencia creativa, junto a los suyos.

Por eso, mientras profesionales indgenas ejecutan proyectos sobre derechos culturales, los pueblos y comunidades indgenas debaten y plantean restitucin de sus territorios, autodeterminacin, Estado Plurinacional, proceso de Asamblea Constituyente Popular y Plurinacional.

En buena cuenta, el culturalismo y la victimizacin son ms rentables econmicamente para muchos/as indgenas graduadas y posgraduadas que impulsar procesos de cambios estructurales y profundos en el pas.

Rol de la cooperacin internacional culturalista y apoltica

Los Acuerdos de Paz cultiv la proliferacin de ONG, becas de estudio para indgenas, etc. Pero, todo estaba orientado al culturalismo o al afianzamiento del libre mercado. Consecuencia de ello tenemos ingentes cantidades de ONG indgena o no, an ejecutando proyectos centrados exclusivamente en derechos culturales. Nunca para el ejercicio de derechos polticos (porque las ONG y sus profesionales tienen que ser apolticos).

Las agencias de cooperacin, las ONG, las universidades privadas y el Estado cooptaron, casi en su totalidad a los profesionales indgenas. Y lo ms difcil, grandes sectores del mundo indgena an cree que los profesionales son portadores de verdad y benignidad para los pueblos. As, el colonialismo interno estatal ya no requiere de doctrineros mestizos para controlar a los pueblos indgenas.

Bolivia tuvo la dicha de no tener Acuerdos de Paz, ni contar con cooperacin en las dimensiones que Guatemala tuvo. El Bolivia, el sistema neoliberal se impuso, sin el aceite de los Acuerdos de Paz, y los pueblos indgenas se sublevaron sin mayores distracciones culturalistas.

Rol del pentecostalismo indigenista

Guatemala aventaja a Bolivia, no slo en la megadiversidad de trajes e idiomas indgenas, sino tambin en la cantidad de guas espirituales. Pero, estos guas, en su gran mayora, tambin son apolticos. nicamente se ocupan de la dimensin espiritual de la realidad. Espiritualismo, en otros trminos.

En Bolivia, los yatires (sacerdotes andinos, en aymara) para ejercer su labor no requieren de la credencial oficial emitida por el Estado. En Guatemala, s. Por eso, en Bolivia, en las protestas y movilizaciones indgenas casi nunca faltan ceremonias performativas y ofrendas a la Madre Tierra (tambin como signo de protesta o celebracin). En Guatemala, el espiritualismo o pentecostalismo apoltico permea a indgenas y cristianos casi por igual.

Aqu o all, sin una espiritualidad y mstica transformadora, cualquier intento de cambios profundos ser siempre ms difcil.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter