Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-08-2018

La guerra est precedida de grandes mentiras

Pablo Ruiz
Rebelin


El 09 de Agosto pasado se realiz en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile el Foro: Guerra: El Derecho a la Paz y a la Autodeterminacin.

Y claro, la guerra tiene muchas armas, una de ellas es la guerra de la informacin que en palabras simples tiene por fin convencer y ganar a la opinin pblica a favor de una determinada posicin. Lo malo de esto es que se hace a base de mentiras y manipulacin de masas.

Ya prcticamente cuesta, cada da ms, encontrar una nota o reportaje periodstico que muestren, lo ms objetivamente posible, los dos puntos de vista, las dos caras de la moneda, de una determinada noticia o realidad.

Millaray Huaquimilla, vicepresidenta del Centro de Estudiantes, seal que es importante contrastar visiones. Hay una versin hegemnica de ciertos procesos que al mismo tiempo invisibiliza violaciones a los derechos humanos que son muy graves como es el caso de Israel contra Palestina; como ha sido el caso de Espaa que ha tenido el descaro, por ejemplo, de cuestionar el proceso democrtico en Venezuela pero no ha sido cuestionada por lo que pas en Catalua. As, en el mundo, podemos ver distintas experiencias.

Hay que decir que en muchos sucesos del pasado y del presente se usa como pretexto la defensa de valores que nadie aparentemente debiera cuestionar: La defensa de la libertad, de la paz, de la democracia, del cristianismo, de la civilizacin, etc.

Sin embargo, Cuando EEUU interviene en otros pases pasa todo lo contrario de lo que se plantea defender dice la lder estudiante.

Para no ir ms lejos, tenemos la experiencia propia. EEUU hizo todo lo posible e imposible para derrocar al gobierno democrtico de Salvador Allende. Ah estn los Informes del Senado de los EEUU que reconocen derechamente la intervencin que hubo.

En esa poca, se dijo de todo contra Allende para derrocarlo y para que la opinin pblica aceptara como algo lgico y necesario el golpe de Estado que dieron los militares.

Se dijo que el gobierno de Allende, quien gan democrticamente la eleccin, era una dictadura marxista, que no haba libertad de expresin, hasta que se iban a llevar a los nios a Cuba, entre otras tantas mentiras que se levantaron para sembrar el miedo y el descontento social.

Lo que hizo EEUU en Chile, con la derecha, slo trajo como consecuencia final la llegada de la dictadura militar encabezada por Pinochet. Desde el mismo el 11 de septiembre de 1973 se comenzaron a conocer las graves violaciones a los derechos humanos que sucedieron en Chile. Sin embargo, EEUU nada hizo para frenar o impedir lo que comenz a suceder en nuestro pas.

Alicia Lira, presidenta de AFEP, lo dice: Nosotros lo vivimos en carne propia porque no nos dejaron vivir, no permitieron la autodeterminacin de los pueblos, porque se vio interrumpido por el golpe militar y el bombardeo a La Moneda y todo lo que sucedi despus con el terrorismo de Estado: el exilio, la tortura, la prisin, la desaparicin forzada y las ejecuciones.

Esa fue la realidad de miles de chilenos que vivieron las violaciones a los derechos humanos de la forma ms brutal. Sin embargo, millones de chilenos sufrieron y sufren, hasta el da de hoy, violaciones a los derechos humanos porque la dictadura privatiz y limit lo que antes eran derechos como la salud, la educacin, la seguridad social, la democracia, etc.

Han pasado casi 45 aos del golpe de Estado y las agrupaciones siguen demandando lo que cualquier persona, por sentido comn, por justicia, si le asesinan, torturaran o desaparecen a un familiar, debieran exigir.

Hemos dado una larga lucha por la verdad y la justicia. Nos duele la impunidad porque si hay ms de 1500 procesos abiertos es por la lucha de las agrupaciones. Pero hoy se nos violenta con los beneficios carcelarios que la Corte Suprema ha dado a criminales de lesa humanidad. Ninguno se arrepiente, ninguno ha pedido perdn, aunque a nosotros eso no nos interesa, dice la dirigente.

Pero donde se entrenaron los criminales? Alicia Lira lo recuerda: En la Escuela de las Amricas del Ejrcito de los EEUU. Fue all donde aprendieron a mirar a su propio pueblo como enemigo interno que fue la idea base de la Doctrina de la Seguridad Nacional.

Por ah pasaron Manuel Contreras, Miguel Krassnoff, lvaro Corbaln, Odlanier Mena, Carlos Herrera Jimnez, Pablo Barrientos, y muchos otros criminales ms.

Ms de cinco mil soldados chilenos han recibido entrenamiento en la escuela de asesinos y hasta el da de hoy nuestro pas sigue enviando soldados a esta academia militar. En el 2017, se entrenaron 229 soldados ms en la Escuela de las Amricas.

Pablo Jofr, profesor y analista Internacional, comienza su intervencin diciendo que En tiempos de engao universal decir la verdad se convierte en un acto revolucionario. Decir la verdad es complicado, es complejo, es peligroso, es difcil, sobre todo en estos tiempos de mucha virtualidad.

A continuacin nos habla de un concepto muy utilizado en los ltimos tiempos de conflictos y guerras: posverdad. Nos reconoce que este es un nombre nuevo para algo que existe y que es la mentira y para eso se usa la desinformacin y la manipulacin de las noticias.

Recuerda el analista lo que dijo Noam Chomsky: la poblacin en general no sabe lo que est ocurriendo y ni siquiera sabe que no lo sabe.

Como ejemplo, pone la situacin de Palestina donde los medios masivos hacen aparecer los asesinatos a palestinos como resultados de una respuesta legtima, defensiva, por parte de Israel.

Ah no hay un cruce de ataques. No existe equiparidad de fuerzas entre Israel y Palestina.

Eso es una posverdad. Es una mentira del porte de un buque. Nos tratan de decir que hay ah un guerra equiparable, dice Jofre

Hay que reconocer que la gran mayora de las personas no saben de historia, ni del despojo que ha sufrido el pueblo palestino de su territorio. Ni menos saben del tratado de Balfour, del 2 de noviembre de 1917, que de manera arbitraria dio el derecho a los judos a tener una nacin y justamente en los territorios dnde est ubicada Palestina la que fue invadida, en 1948, hace 70 aos.

Por qu no sabemos estos datos objetivos? Por qu los grandes medios de masas slo publicar lo que les interesa que nosotros sepamos? Por qu no hay tanto escandalo por lo que pasa en Palestina hace 70 aos?

Ruperto Concha, periodista y analista Internacional, en su intervencin dice que Ms all de la noticia, hay una continuidad que va de un titular a otro, de un subtitular a otro, de una bajadita, de un adjetivo que se repite. Todo eso construye una narrativa, un cuento, que te construye una nocin de realidad.

El periodista record un dato importante: Sabemos que una gran revista, como fue Newsweek o el Time, en su tiempo, llegaron a la quiebra durante el gobierno de Bush y despus bajo el gobierno de Obama y fueron vendidas en un dlar. Quin las compr? Quin pag ese dolar?. Efectivamente, la AIPAD, la institucin de los intereses judos en EEUU. En estos momentos el total de los medios de comunicacin de gran envergadura estn bajo ese control. Los grandes medios estn controlados por los grandes capitales.

Por otro lado, Ruperto Concha recuerda la firma del Tratado de Libre Comercio que firm el ex Presidente Ricardo Lagos con EEUU donde se dio la espalda a los intereses de Amrica Latina. Al mismo tiempo, menciona los nuevos tratados comerciales que ha firmado Chile y que son una clara desventaja a la soberana de nuestra nacin.

Hablar de Chile es hablar de unos farsantes, de unos lame botas de EEUU, que han traicionado los conceptos ms antiguos que haban alcanzado las naciones latinoamericanas, dice Concha, agregando que Cuando creemos que los chilenos tenemos buena fama estamos soando; tenemos muy mala fama.

En su intervencin deja muchas preguntas: Qu nos est pasando? Por qu votamos por esta gente? Por qu votamos contra la paz? Por qu nuestras autoridades, los diputados, no se preguntan cuando firman algo Quin sale ganando??.

Finalmente, no puedo dejar de agregar lo que seal Ruperto Concha: Tenemos una deuda pavorosa con los jvenes, les estamos dejando un mundo de mierda. Un mundo corrompido de una manera extraordinaria, de una manera increble, y donde tener esperanza es una osada y esa osada esperamos que la tengan los que ahora son jvenes para cambiar este mundo y erradicar la maldad y la injusticia.

*Pablo Ruiz es periodista del Observatorio por el Cierre de la Escuela de las Amricas.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter