Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-08-2018

Entrevista a Benot Hamon, excandidato del Partido Socialista a las presidenciales francesas y fundador del nuevo movimiento Gnrations.
Macron es un presidente antipobres

Enric Bonet
El Salto


Benot Hamon es fundador del nuevo movimiento Gnrations y socio europeo de Varoufakis. TERESA SUREZ ZAPATER

Benot Hamon (Saint-Renan, 1967) lider el Partido Socialista francs (PS) en su debacle electoral en las presidenciales del ao pasado. Lastrado por la herencia de Franois Hollande, este dirigente izquierdista slo obtuvo el 6% de los votos. A pesar de su fracaso electoral, Hamon abandon el PS en julio del ao pasado e impulsa ahora el movimiento Gnrations (ecologista y progresista). Con esta nueva formacin, que cuenta con 40.000 inscritos, confa con hacer progresar medidas claramente de izquierdas, como las que defendi en las presidenciales francesas, por ejemplo, una Renta Bsica Universal (RBU) o un impuesto sobre los robots. Junto con el exministro griego Yanis Varoufakis, lidera el movimiento Primavera Europea para las europeas del ao que viene.

Nuestro objetivo es encarnar una tercera fuerza ecolgica, democrtica y humanista, asegura Hamon en declaraciones a El Salto. Durante una extensa entrevista en un caf en Issy-les-Moulineaux, en el sur de Pars, Hamon analiza la situacin de la izquierda en Francia y Europa y las medidas neoliberales del presidente francs, Emmanuel Macron, al que tacha como un presidente antipobres.

Acusa al presidente Macron de racismo social. Por qu?

No veo otras palabras mejores para caracterizar sus polticas. Hemos hablado de Macron como el presidente de los ricos, pero es sobre todo un presidente antipobres. Para l, los ciudadanos no tienen el mismo valor en funcin del dinero que tienen en el bolsillo. Macron es un extremista, ya que es indiferente ante las consecuencias de sus medidas de austeridad. Slo hay que ver la manera como habla sobre los ms modestos. Por ejemplo, cuando acusa a los pobres de costar una pasta loca para el Estado. En el fondo, esto nos muestra que Macron representa el gobierno de la burguesa. Ha sabido unir en un mismo bloque poltico la burguesa econmica y la burguesa cultural.

Un triunfo de la burguesa que refleja la prdida de la influencia de las clases trabajadoras en Francia

Tras la Revolucin Francesa, la batalla de las ideas polticas estuvo dominada por los liberales y los demcratas. Ambos se confrontaron primero en torno a la cuestin del sufragio universal. Durante mucho tiempo, los liberales defendieron el sufragio censitario, que el derecho al voto slo deba pertenecer a aquellos que tuvieran el tiempo suficiente para reflexionar y no se dedicaran a trabajar, es decir, los propietarios, los burgueses. Aunque obviamente Macron no restablecer el sufragio censitario, s que tiene una gran desconfianza respecto al pueblo. Considera que hace falta elegir a expertos en el gobierno porque slo ellos saben cmo gobernar. En cambio, desconfa del voto del pueblo, porque los ms modestos no estn suficientemente ilustrados para saber lo que es bueno para ellos y la nacin.

Pero los comentarios clasistas de Macron (los vagos, los que no son nada, la mejor manera de pagarse un traje es trabajar) son un hecho caracterstico de su trayectoria poltica. Su victoria refleja el triunfo del neoliberalismo en la batalla cultural en Francia?

S, sin duda. Pero no creo que los franceses hayan dejado de desear la solidaridad y la igualdad, sino que piensan que estas ya no son posibles. El gran triunfo de la derecha liberal y de su gran heredero Macron ha sido la naturalizacin de la economa. Es decir, han conseguido que la gente crea que las reglas de la economa, inspiradas en las ideas de la escuela de Chicago (padres del neoliberalismo), tengan el mismo valor que el principio de Arqumedes o la teora de la gravedad. Por este motivo, muchos ciudadanos consideran que en el campo de la economa la intervencin del pueblo y de la poltica no tienen ningn sentido.

Pero esta naturalizacin de la economa hace que nos encerremos en un debate todava ms peligroso: el de la identidad. Mientras que antes las cuestiones sociales y econmicas dominaban el debate poltico en Francia, ahora el tema central es el islam. Pero esto favorece a la extrema derecha. El mismo Steve Bannon, antiguo consejero de Donald Trump, se felicitaba de que el Partido Demcrata se concentrara en las cuestiones identitarias y en combatir el racismo porque esto facilitaba la victoria de los Republicanos.

Pero cmo se puede volver a seducir al electorado popular, cada vez ms dividido en Francia por la cuestin migratoria?

Actualmente, hay un nexo comn entre el inmigrante que llega en nuestro pas, el pobre que vive con el RSA [renta mnima de insercin], el parado, el empleado mal pagado Es que han perdido su autonoma, ya no gobiernan sobre sus vidas. En la izquierda deberamos aportar una solucin sobre esta cuestin, pero ya no lo conseguimos, lo que refleja la victoria del neoliberalismo en la batalla de las ideas.

Durante un discurso a principios de julio, asegur que Gnrations debe convertirse en el partido de la batalla cultural. Cmo queris llevar a cabo esta batalla cultural?

Esta batalla cultural requiere tiempo. Sito la accin de mi movimiento y de la izquierda ecologista a largo plazo. Difcilmente modificaremos en pocos aos aquello que los liberales han logrado durante dcadas. Para ello, debemos marcarnos objetivos a largo plazo. Esto me parece fundamental.

Cules son estos objetivos?

El primer eje es la ecologa. El segundo eje se trata de la cuestin de la inteligencia colectiva. Francia debe salir de su increble hipocresa que nos hace creer que estamos en una Repblica, aunque sus instituciones funcionen como si fuese una monarqua. Desde hace sesenta aos, Francia elige a un rey una vez cada cinco aos (antes era cada siete aos). Mientras este gobierna, pensamos que el genio de su persona es superior al de toda la nacin. Lo peor de todo esto es que Macron lleva este modelo hasta el lmite de que vulnera los derechos del Parlamento, menosprecia los cuerpos intermedios, como los sindicatos, sermonea a los ciudadanos franceses Adems, hay numerosos aspectos de la vida cotidiana, como el mundo de la empresa, que se encuentran en un estado pre-democrtico.

Aunque baja la popularidad de Macron, de momento no emerge ninguna fuerza de oposicin que pueda imponerse en las urnas al macronismo. Cmo lo explica?

Slo hace un ao que Macron lleg al poder. Tengamos paciencia. Al principio, nos sorprendi la violencia y la intensidad de sus reformas, cmo supo imponer su flexibilizacin del mercado laboral o medidas en contra del medioambiente. Pero una vez pas esta sorpresa inicial, vemos como ahora est cayendo en los sondeos.

Pero las posibilidades de la izquierda francesa se ven lastradas por la divisin entre la Francia Insumisa de Mlenchon, los comunistas, los verdes, Gnrations

En la izquierda francesa tenemos un problema parecido al de la izquierda espaola. Algunos defendimos que el eje izquierda-derecha todava existe. Soy uno de ellos. Pero tambin estn aquellos que consideran que la divisin principal se encuentra entre el pueblo y las lites. Tanto Jean-Luc Mlenchon como los dirigentes de Podemos son partidarios de esta confrontacin vertical. En el caso de Podemos, vemos como evolucionaron respecto a esta cuestin y ahora han propuesto una alianza al gobierno socialista de Pedro Snchez.

En el caso de la izquierda francesa estas diferencias son irreversibles?

No, yo defiendo que una cooperacin en la izquierda resultara mejor que una competicin. Pero en el momento en que Mlenchon asegura que todo el mundo debe ponerse detrs suyo o es el caos. Esto hace que la situacin sea ms difcil. Pero pienso que con las elecciones europeas del ao que vienen las cosas cambiarn.

Por qu?

Porque estaremos delante. Nuestra candidatura con Gnrationss estar entre las primeras. Un movimiento ecologista, humanista y europesta como el nuestro tiene vocacin a estar entre los primeros.

Pero esto no resuelve el problema de la divisin de la izquierda francesa. De hecho, una de las principales diferencias entre la Francia Insumisa y Gnrations es su posicin sobre la Unin Europea

Lo que me preocupa no es el Plan A de la Francia Insumisa y su ruptura negociada de los tratados europeos, sino su Plan B, que es la salida de Europa (en concreto, consiste en una ruptura unilateral de los tratados, lo que podra comportar un referndum sobre la salida de Francia de la UE). Para la izquierda internacionalista, esto representara una gran regresin intelectual. Algunos dirigentes de la Francia Insumisa, como Djordje Kuzmanovic (uno de los principales responsables de la poltica internacional del partido), tienen un discurso ms de derechas que de izquierdas. Siempre he pensado que no existe un nacionalismo de izquierdas. El nacionalismo de izquierdas siempre termina convirtindose en nacionalismo de derecha.

Adems, no quiero presentarme ante las nuevas generaciones como uno de aquellos que favorecieron la salida de Francia de la UE. Por qu tendramos que salir? Para recuperar ms soberana? Actualmente, vemos que en numerosas cuestiones la soberana nacional es insuficiente. Por ejemplo, en la lucha contra el cambio climtico. No hacen falta inversiones verdes a nivel estatal, sino continental.

Y otra cuestin que divide a la izquierda francesa es su visin sobre el trabajo. Usted defiende la creacin de una Renta Bsica Universal (RBU) como principal medida emancipadora.

S, creo que en su visin de la izquierda tanto Hollande como Mlenchon representan dos arcasmos. Ambos defienden dos visiones sobre el trabajo que estn obsoletas. Creo en la renta bsica universal porque la revolucin digital nos obliga a repensar el tiempo laboral y la posibilidad de vivir slo con el trabajo. Pero esto nos ofrece un horizonte de emancipacin increble. En cambio, el expresidente Hollande es un socioliberal clsico, cuyo discurso es el mismo que defenda Tony Blair hace treinta aos. Y Mlenchon tambin tiene una visin muy clsica sobre el trabajo. En la actualidad, el capitalismo financiero hace que sea muy difcil reconstruir relaciones laborales en las que haya una reparticin capital-trabajo favorable al asalariado, como defiende Mlenchon.

Junto con el exministro de Economa griego Yanis Varoufakis y el alcalde de Npoles Luigi de Magistris, impulsa el movimiento Primavera Europea para las elecciones europeas del ao que viene. Cul es la esperanza de la izquierda en la poltica europea dominada actualmente por la confrontacin entre los neoliberales y los ultraderechistas?

Nuestro objetivo es encarnar una tercera fuerza ecolgica, democrtica y humanista. La vocacin de Europa no debe ser disolverse en el neoliberalismo. Y la respuesta ante el neoliberalismo tampoco puede ser el nacionalismo. Los socialdemcratas se aliaron con los conservadores europeos. Una parte de la izquierda se decant por un nacionalismo de izquierdas que le aparta de los grandes ideales internacionalistas y cooperativistas.

Es muy peligroso el juego de Macron que consiste en hacer de las prximas elecciones europeas una batalla a favor o en contra de la UE. Los soberanistas como Mlenchon o la ultraderechista Le Pen son cmplices de ello. Las europeas no deben convertirse en un referndum a favor o en contra de Europa, sino en un debate sobre cmo se pueden impulsar polticas solidarias, ecologistas y democrtica a escala europea.

Qu le parece la alianza Ahora el pueblo! entre Podemos, la Francia Insumisa y otras fuerzas de izquierdas?

Me parece una alianza extraa. Me genera dudas que un partido eurfilo como Podemos se ale con una formacin como la Francia Insumisa, que contempla la salida de Francia de la UE. Aunque Podemos mantiene una alianza privilegiada con Mlenchon, nosotros tambin debatimos con ellos. Nada est estabilizado.

Tras la exitosa mocin de censura de Pedro Snchez, el gobierno del PSOE en Espaa es uno de los pocos ejecutivos supuestamente de izquierdas en Europa. Qu opinin le merece?

Si Snchez entiende que ser de izquierdas consiste nicamente en gobernar a travs de smbolos, como su decisin de acoger el Aquarius, que me pareci elogiable, se equivocar. Si no afronta la realidad de las polticas econmicas a nivel europeo, el crecimiento de las desigualdades o la destruccin del medioambiente, ser un dirigente igual de inofensivo que los otros gobernantes socioliberales y fracasar. No dejar ningn recuerdo. En cambio, Snchez tiene la posibilidad de liderar la izquierda en Europa. Pero para ello, tiene que efectuar polticas de ruptura. Aceptar que la socialdemocracia debe dejar de ser una muleta del neoliberalismo. La Pennsula Ibrica puede convertirse en un modelo sobre la reorganizacin de la izquierda.

ltimamente se habla mucho en Espaa sobre la candidatura a la alcalda de Barcelona de Manuel Valls, a quien usted venci en las primarias del Partido Socialista. Valls sera un buen alcalde para las clases trabajadoras de la capital catalana?

La cuestin es si Valls prioriza el inters de Barcelona o busca una segunda vida poltica. Los barceloneses lo decidirn. En Francia, Valls contina diciendo que es de izquierdas, pero la mayora de las personas ya no le creen. Si usted coge diez estudiantes de ciencias polticas, uno de Madrid, otro de Barcelona, de Pars, Burkina Faso Les ensea el programa de Manuel Valls y les pregunta si sus medidas sobre la economa, la identidad o la seguridad son polticas de derechas o de izquierdas. El 100% de los estudiantes le responder que son de derechas.

 

Benot Hamon -excandidato del Partido Socialista -portada

 

Benot Hamon gan a Manuel Valls en las primarias del Partido Socialista. TERESA SUREZ ZAPATER

@ENRICQUART

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/francia/entrevista-benoit-hamon-macron-es-un-presidente-antipobres



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter