Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-09-2018

Duque y la mafia uribista arrasan con los derechos de la Colombia Humana de Petro

Horacio Duque
Rebelin


En Colombia no solo se despliega un terrible exterminio de los lderes sociales y los Derechos Humanos y de los que fueron miembros de la guerrilla de las Farc, sino tambin se le aplica la ms asombrosa aplanadora a los derechos de los movimientos y partidos de oposicin como la Colombia Humana que lidera Gustavo Petro.

Ms de 350 lderes populares han sido asesinados en los ltimos meses por grupos paramilitares ligados a las cpulas de poder en todos los niveles y casi 100 integrantes del partido organizado por las Farc han sido acribillados en sus hogares y sitios de transito poltico a la paz.

El hecho ms reciente en esa trama violenta y marcada por el despotismo autoritario es el desconocimiento de los derechos del Movimiento Colombia Humana que en los ultimos comicios presidenciales respaldo la candidatura de Gustavo Petro.

No obstante que las elites colombianas se jactan de representar un rgimen democrtico casi perfecto, su red de instituciones procede con parmetros totalitarios e iliberales.

En efecto, el denominado Consejo Nacional Electoral cuyo control lo ejercen las facciones ms corruptas de la partidocracia oficialista y las mafias regionales de la politiquera del Caribe, de Bogot, de Antioquia y del Valle del Cauca, es una verdadera cloaca saturada por las practicas ms podridas del clientelismo, la compra-venta de cargos y la vulneracin de los derechos polticos, ha tomado la decisin de desconocer la personera jurdica, no obstante los ms de ocho millones de votos que la respaldan, de la Colombia humana de Petro lo que significa el desconocimiento de sus derechos consagrados en el Estatuto de la Oposicin recientemente adoptado por Ley de la Republica en el marco de la implementacin de los acuerdos de paz con la guerrilla de las Farc.

Todas estas arbitrariedades y actos inicuos ocurren no obstante que el Estado se ha comprometido constitucionalmente a implementar los textos de paz especialmente aquellos que se relacionan con la ampliacin y profundizacin de la democracia, lo que implica garantas para las fuerzas de oposicin y para los movimientos sociales que en el mbito extra parlamentario despliegan importantes acciones en defensa de sus prestaciones y prerrogativas sociales.

Lo que acaba de ocurrir es parte de una estrategia para bloquear la construccin de la paz y destruir las corrientes de oposicin y alternativas al rgimen oligrquico neoliberal en camino de una amplia recomposicin mediante la reforma tributaria que se pretende implantar para profundizar el saqueo de los trabajadores y de los propios recursos fiscales del gobierno que van a parar a los bolsillos de los corruptos personeros del rgimen del seor Ivan Duque, el actual Presidente que fue escogido por el Jefe de la parapoltica colombiana, quien se encuentra muy encartado con mltiples procesos judiciales, los cuales muy seguramente terminaran con l en la crcel dada la gravedad criminal de sus ilcitos.

Pero la correlacin de fuerzas materializada por las recientes votaciones permite proyectar grandes batallas del movimiento popular para colocar a la defensiva el bloque dominante que, en cabeza de Duque y Uribe, quiere hacer retroceder la historia nacional a las peores pocas de violencia y despotismo plutocrtico.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter