Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-09-2018

Fundamentalismo religioso en Cuba?

Maximiliano Trujillo Lemes
La Tizza


Desde hace varios aos existen evidencias de que en ciertos sectores de las iglesias evanglicas radicadas en Cuba se denotan manifestaciones de fundamentalismo religioso, sobre todo, en aquellas cuyos grmenes proceden de Iglesias homlogas nacidas en Estados Unidos o Brasil, y que tras la explosin neoliberal de los 90 en Amrica, han producido y se adscriben a la llamada Teologa de la prosperidad, muy comn en los definidos por los especialistas, como Nuevos Movimientos Religiosos, que en su vertiente ms numerosa se adscriben al llamado neopentecostalismo.

Estos movimientos son de ms corta data en este pas, nacieron en lo fundamental en la dcada de los 90 y los 2000, durante los aos ms duros de la crisis econmica que sacudi a la isla tras el desplome del bloque socialista, o en las dcadas posteriores, tras no resolverse eficientemente el deslave de los 90. Es pertinente reconocer que estas actitudes de parte del campo religioso nacional, an no muestran explcitamente las pretensiones de sus homlogas continentales: formar agrupaciones polticas con base tica en su propuesta teologal y acceder a las estructuras de gobierno o ser grupos de presin en relacin a este.

La alarma son quizs por primera vez con fuerza aqu, entre agosto y septiembre del 2011, y tuvo lugar en derredor de la iglesia Evanglica Pentecostal Fuente de Vida de la denominacin Asambleas de Dios, situada en el cruce de las calles de Santa Marta e Infanta, esta ltima una concurrida arteria de La Habana. De acuerdo con los hechos recopilados por diversas fuentes [1], a finales de agosto de 2011 casi un centenar de fieles, se encerraron en el citado templo con su lder, el ex reverendo Braulio Herrera Tito.

http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/09/11/autoridades-ayudan-a-solucionar-incidente-en-iglesia-evangelica-de-la-habana/+

Segn algunos cronistas, los antecedentes de este suceso son los siguientes:

Desde el 2010 Herrera Tito vena presentado problema con la sede de su denominacin. La causa del conflicto era la prdica y proclamacin con carcter proftico de una doctrina llamada de la perfeccin, la cual es contraria al corpus doctrinal de su Iglesia. Cuando se le interrogaba al respecto, esgrima el mismo argumento de Antoica Izquierdo [2]: que era un mandato divino, y escuchaba la voz de Dios mismo, que le hablaba y le revelaba mensajes[3].

Algunos de sus seguidores, tras la desautorizacin de la direccin de su congregacin en relacin a las poses de Herrera, quien, al decir de sus superiores, separ familias y viol principios bblicos fundamentales, se hicieron voceros de una prdica apocalptica en la cual se anunciaba una suerte de cataclismo inmediato sobre Cuba por sus pecados y pactos con el demonio. A pesar de que no haban puesto una fecha lmite para el Armagedn que estaba por venir, los seguidores de Braulio comenzaron a almacenar en el templo agua, provisiones, ropas y dems avituallamientos para poder sobrevivir al evento venidero, en el que moriran millones de personas a largo de la Isla. Luego tendra lugar una conversin masiva por parte de los sobrevivientes que no haban escuchado el mensaje de salvacin de los labios del propio Braulio. Aquello sera el punto cero de una nueva era cristiana global[4].

Sin embargo, para clasificar a estas Iglesias o agrupaciones de fundamentalistas o no en Cuba, primero sera pertinente adentrarse en la gnesis, conceptualizacin y caracterizacin de las prcticas de esta actitud religiosa, tambin presente en el mbito de la poltica, la filosofa, el arte o donde quiera que haya un canon de espiritualidad que se considere insuperable, omnisciente o paradigmtico.

Varios autores consideran que el trmino fundamentalismo tiene su origen en una serie de panfletos publicados entre 1910 y 1915 en Estados Unidos, previo y durante la Primera Guerra Mundial, proceso blico que aceler la modernizacin del pas, su secularizacin, y hegemonizacin dentro de Occidente, por el rol de avituallador que jug en relacin a los dos bloques en conflicto. Con el ttulo Los Fundamentos: un testimonio de la Verdad, los panfletos escritos por pastores protestantes en Estados Unidos, se repartan gratuitamente entre las iglesias y los seminarios, en contra de la prdida de influencia de los principios evanglicos en Amrica durante las primeras dcadas del siglo XX. Era la declaracin cristiana de la verdad literal de la Biblia. Estas personas se consideraban guardianes de la verdad[5].

El fundamentalismo es entendido como una corriente religiosa o ideolgica que promueve la interpretacin literal de sus textos sagrados por encima de una interpretacin contextual, o por la aplicacin intransigente y estricta de una doctrina o prctica establecida.

Por lo que considera un determinado libro, como autoridad mxima, ante la cual ninguna otra autoridad puede invocarse y la que incluso debera imponerse sobre las leyes de las sociedades democrticas.

Sin embargo, como prcticas, es tan antiguo como los martirologios cristianos en la Roma imperial, las Cruzadas medievales, la expulsin de musulmanes y judos de la Espaa del siglo XV, o la clebre matanza de San Bartolom en agosto de 1572, y que no fue otra cosa que el asesinato en masa de hugonotes[6], todos estos hechos fueron justificados por presuntas causales doctrinales o de fe y con mltiples hechos de crueldad extrema. Es perentorio recordar que desde entonces no han cesado sucesos de esta naturaleza en casi todas las regiones del planeta, por tanto, cuando se habla de fundamentalismo no se debe pensar nicamente en inofensivas actitudes teolgicas de un grupo, Iglesia o institucin religiosa, casi nicamente vinculadas a las llamadas religiones de libro: judasmo, cristianismo e islamismo, sino a prcticas violentas explcitas en muchos casos.

Por qu el fundamentalismo religioso se da casi nicamente en las llamadas religiones delibro?

Segn los entendidos porque en otras religiones (budismo, confucianismo) existen diversidad de leyendas, mitos, figuras divinas y legendarias, conceptos filosficos, que ofrecen una multiplicidad de interpretaciones. Dada esta multiplicidad, no se cumple con rigor un criterio de la definicin del fundamentalismo religioso[7] y que est contenido en su definicin: el conjunto de postulados que afirma la inamovilidad de la tradicin, una infalibilidad literal de los textos sagrados.

En segundo lugar, las religiones monotestas se caracterizan por ser religiones de libro, existe un texto considerado como sagrado, en donde se manifiesta una revelacin hecha por Dios a los hombres a travs de un arcngel o de un profeta. Esto significa que se ha estructurado una interpretacin de los respectivos textos sagrados [8].

Una de las fuentes ms significativas del fundamentalismo religioso suele ser la figura del sacerdote, entendido como: pastor, ayatol, rabino, Papa, a quien pertenece el derecho exclusivo de interpretar la Palabra de Dios y cuyas interpretaciones se consideran como verdad absoluta o normas infalibles para el resto de la comunidad religiosa [9].

El fundamentalismo en sus nuevas configuraciones tiene por lo menos dos grandes etapas, la primera se extendi por las dcadas de los 60 y los 80 del siglo XX, y la otra es un producto bsicamente del perodo posterior a la cada del socialismo real, del desbanque del marxismo leninismo como ideologa de estado en las naciones de ese extinto bloque militar y poltico, o como instrumento de fe y fuente de dogmatismo ideopoltico dentro de las estructuras de la izquierda, de inspiracin stalinista o maosta en todas partes del mundo, y se extiende hasta hoy.

Durante estas etapas, el fundamentalismo a adoptado por lo menos 3 formas de manifestarse: como fundamentalismo estatal, extraestatal o semiestatal y comunitario, los dos primeros fueron mucho ms tpicos de su primer perodo, mientras que el comunitario caracteriza el status actual de esa actitud y se configur con ms fuerza a partir de la dcada de los 90, aunque en muchos lugares hoy siguen manifestndose y avanzando en sus otras dos formas precedentes.

El fundamentalismo en su primer momento quera instaurar la ley religiosa como la nica capaz de integrar a toda la sociedad sobre la base de certezas y valores absolutos. Estos son fundamentalismos tradicionales, que se caracterizan por su oposicin manifiesta a la modernidad, una interpretacin estricta de los textos religiosos, una proclama por rescatar las races histricas del estado y la sociedad[10]. A partir de los 90, y sobre todo en los 2000 han optado en lo fundamental por incidir en la llamada sociedad civil y en las normas de vida cotidiana de los grupos humanos donde estn insertos o de los que forman parte.

Los fundamentalismos estatales son aquellos cuya forma de organizacin y funcin est centrada principalmente en el estado, y operan sustentados presuntamente en la religin, siguen existiendo los casos de Irn y Arabia Saudita como los ms paradigmticos, pero no son los nicos. Mientras los fundamentalismos extraestatales o semiestatales tienen una funcin mixta, que combina su rol en el estado con la que ejercen en el sistema poltico parlamentario[11]. Son ilustrativos la existencia de senadores republicanos, apoyados por la Nueva Derecha Cristiana en el Congreso de Estados Unidos o la presencia de parlamentarios con esa filiacin en pases como Brasil, Costa Rica u Honduras, por citar tres en el contexto latinoamericano, y que cada vez muestran tener ms influencia poltica y capacidad de presin al sistema.

Por su parte, los fundamentalismos comunitarios se corporizan fundamentalmente en forma de iglesias y movimientos evanglicos protestantes, que sera hasta ahora, la expresin nica de existencia en Cuba. Por ser el mbito cultural del que forma parte esta isla, es preciso acotar que en Amrica Latina los fundamentalismos religiosos se manifiestan en forma ms indirecta y menos abierta que en otras partes del mundo, y como norma no vinculado a experiencias o movimientos internacionales, sino nacidos de las propias dinmicas sociales y espirituales del subcontinente, en lo que coinciden con el caso nuestro.

En Cuba, cmo se manifiesta el fenmeno?

Volviendo al principio, es preciso aclarar que en Cuba no son frecuentes las alarmas por manifestaciones de fundamentalismo o fanatismo religioso, la propia idiosincrasia de nuestra religiosidad, que es tendencialmente ainstitucional, relativamente horizontal y muy permeable a la transmigracin de un credo o actitud de fe a otra entre los creyentes, as como la existencia de un ambiente en que tanto cristianos como no cristianos conviven en clima social de respeto, flexibilidad y tolerancia. A esto sumamos el hecho de que en nuestra estructura social an existe un generalizado espritu inclusivista, en el cual puede apreciarse una constante permeabilidad en las relaciones sociales, que en algunos casos llegan a la transgresin de los espacios personales y privados. Esta conjugacin de elementos ha hecho difcil la radicalizacin por parte de sectores sociales en el terreno sociorreligioso. Visto as, el extremismo religioso en nuestro pas es algo extrao a la naturaleza psicosocial de los cubanos [12].

Pero no por ello se debe dejar de estar alerta ante la presencia de manifestaciones de este tipo, que ahora vuelven a aparecer en la palestra pblica, con no menos agresividad visual y verbal, ante la presunta inclusin de un artculo en el nuevo proyecto de Constitucin, que modificara el concepto de matrimonio, y por tanto, las bases constitutivas de la definicin de familia, reconociendo la existencia de estructuras familiares que se alejan del canon tradicional monogmico y heteronormativo.

Tal asunto provoc recientemente que cinco iglesias de diferentes denominaciones, emitieran un comunicado pblico oponindose con palabras duras a la inclusin del artculo 68 de marras en el Proyecto constitucional, y pretendieran convocar hasta manifestaciones y marchas pblicas para oponrseles, generando enfrentamientos verbales entre las partes en conflicto, que han trascendido en lo esencial a las redes sociales, y a ciertos espacios pblicos, en que se han pegado propaganda a favor o en contra de lo que se aspira a legislar, hechos no comunes en las practicas cvicas cubanas de los ltimos 60 aos.

En los das sucesivos, se han denotado en varios espacios pblicos de La Habana, la reunin de cantidades significativas de creyentes de estas Iglesias o denominaciones, convocando a transentes a escuchar sus prdicas y argumentos, que presuntamente, implican una lectura literal de la Biblia, donde se explica la naturaleza sagrada del matrimonio y la familia tradicional, nada incomn a las construcciones ticas de una parte importante de las Iglesias cristianas, incluso de algunas con posturas ms liberales en sus tratados teolgico-hermenuticos de los textos sagrados. Por ello, hay que delimitar con estudios de casos mucho ms responsables, si se tratan o no de actitudes fundamentalistas todas aquellas que impugnan el llamado matrimonio igualitario o la ideologa de gnero, cuando estamos ante un asunto tan sensible para esas comunidades, en el orden de la aprehensin de lo moral, como son los casos que ocupan la actual polmica.

Todo esto, independientemente de la existencia de nuevas eucaristas en otras denominaciones, donde se incluyen a las minoras sexuales, como legtimas en sus manifestaciones morales y formas de explicar y asumir su mbito amatorio, porque, en definitiva, siguen siendo excepcin en la larga historia de construccin de juicios ticos sobre la sexualidad, en el tortuoso devenir del judasmo y el cristianismo dentro de la controvertida cultura occidental.

Tras precisar, si hay fundamentalismo o no, en las cada vez ms manifiestas Iglesias o grupos eclesiales pertenecientes a los llamados Nuevos Movimientos Religiosos en Cuba, se hace necesario darles seguimiento perpetuo, para que no desestructuren los equilibrios del peculiar cuadro religioso nacional, en tanto, se van caracterizando por

concentracin de grupos por regiones que lo es tambin en recursos y liderazgos, (repercutiendo) en no pocos casos, en un fortalecimiento del poder de convocatoria a nivel barrial, provincial o regional. Algunos que despuntan exitosamente, ejercen funciones incluso ms all de lo propiamente religioso. Hablamos de la conformacin de posibles barrios evanglicos[13],

donde el grupo emergente logra nuclear las redes sociales, generar empleos, ofrecer servicios, ofertar actividades recreativas y trasladar a la comunidad normas que rigen el funcionamiento religioso[14].

Y toda esta articulacin de estructuras religiosas que no siempre estn registradas y no tienen legalidad, pero si legitimidad en ciertos espacios comunitarios, pueden tender a cambiar las dinmicas de aprehensin de lo religioso, hacia formas enajenantes a las tradiciones identitarias nacionales de la llamada religiosidad popular, creando quintas columnas, que pueden tender a la intolerancia, o a la violencia contra aquellas grupos o estructuras humanas, que dentro de la nacin no se correspondan a sus credos o posturas ticas, filosficas, teologales o incluso estticas.

Por ello en ocasin del incidente en la Iglesia pentecostal, ya comentado precedentemente, el Reverendo Bautista Ebenezer Ral Surez Ramos [15] sealaba:

el fundamentalismo nace como reaccin dentro de las iglesias a los cambios que se estaban dando en la relacin ciencia-fe e iglesia-sociedad y explica que se trata de sectores proclives a aceptar los milagros, teoras del fin del mundo, la sanidad divina, la santidad absoluta de los creyentes y hasta los suicidios colectivos. Finalmente, Ral Surez propone que se cree una ley que regule las actividades religiosas como ocurre en otros pases, yo estoy recopilando las leyes que tienen Argentina, Uruguay o Chile porque lo cierto es que Cuba solo hay una ley de asociaciones que ya no es suficiente[16].

Por consiguiente, la existencia de un cuerpo de leyes que regulen debidamente las prcticas y credos religiosos, la asuncin con responsabilidad, por parte del Estado, de la delimitacin laica de su existencia y funcionamiento, sumado a reasuncin de la educacin espiritual del ciudadano, como un proceso integral y no sectario, podra evitar en el futuro que el fundamentalismo religioso asome con sistematicidad su oreja peluda en Cuba, y podamos impedir actos tan horrendos como el suicidio ritual, homicidio ritual, sexo ritual, drogadiccin ritual y terrorismo ritual, (que) son rasgos de algunas denominaciones, que van dejando una estela de sangre y devastacin paralela a la de otros fundamentalismos en el mundo de hoy[17].

Notas:

[1] Se pueden revisar las publicaciones tanto digitales, como impresas, que sobre todo en el otoo del 2011, se ocuparon del asunto, unas con gran algaraba, y otras solo emitiendo notas de prensa.

[2] Fue una mujer que viva en la zona montaosa de Viales conocida como Cayos de San Felipe, la cual supuestamente recibi la revelacin de curar con agua. Los peridicos de la poca y el acercamiento posterior de investigadores al respecto coinciden en que el hecho desencadenante de los milagros de Antoica ocurri cuando uno de sus hijos enferm de gravedad y en medio de la angustia ella sinti la voz de la Virgen Mara que le ordenaba baar a su hijo agonizante en un arroyo, el hijo se cur, ella crey que poda curar con agua, y ello desencaden una avalancha progresiva de fanticos y creyentes que crean en sus capacidades para hacer milagros con el preciado lquido, tras su reclusin y posterior muerte, en la zona se cre una especie de secta conocida como Los acuticos, que est ya en proceso de extincin.

[3] Johan Moya Ramis: Fundamentalismo y fanatismo religioso en Cuba: una historia casi desconocida, en http://www.espaciolaical.org, revisado el 20 de agosto del 2018.

[4] dem

[5] Pineda Martnez: Qu es el fundamentalismo religioso? En www.webislam.com del 30 abril, 2013, revisado el 17 de agosto del 2018

[6] Cristianos protestantes franceses de doctrina calvinista que fueron masacrados durante las guerras de religin de Francia del siglo XVI, como expresin de la rivalidad poltica entre catlicos y protestantes. El rey Carlos IX y su madre, Catalina de Mdici, teman que los hugonotes alcanzaran el poder. Por este motivo, ordenaron el asesinato de miles de ellos. La matanza comenz en Pars el 24 de agosto y se extendi a las restantes provincias del pas.

[7] Isaac Caro/ Evguenia Fediakova: Los Fundamentalismos Religiosos: Etapas y Contextos de Surgimiento, Mrida  Venezuela  ISSN 07983069  AO 10  N 29  SEPTIEMBRE  DICIEMBRE - 2000453468 tomado de www.fundamentalismoreligioso.ve

[8] dem

[9] dem

[10] dem

[11] dem

[12] Johan Moya Ramis: Fundamentalismo y fanatismo religioso en Cuba: una historia casi desconocida, en http://www.espaciolaical.org, revisado el 20 de agosto del 2018.

[13] Sobre todo, se verifican en reas del Occidente con alta concentracin de emigrados procedentes de zonas orientales, quienes en busca de mejores oportunidades no siempre se aglutinan en lugares con las condiciones necesarias para asimilarlos. (nota aclaratoria aparecida en Colectivo de autores: Los Nuevos Movimientos Religiosos en Cuba, Centro de Investigaciones Psicolgicas y Sociolgicas y Publicaciones Acuario, La Habana 2013 )

[14] Colectivo de autores: Los Nuevos Movimientos Religiosos en Cuba, Centro de Investigaciones Psicolgicas y Sociolgicas y Publicaciones Acuario, La Habana 2013

[15] Aguacate- 1935. Curs estudios en el Seminario Bautista y la Universidad de la Habana. A partir de los aos 60 desempe importantes responsabilidades en el movimiento ecumnico cubano, hasta llegar a ser presidente del Consejo Ecumnico de Cuba. Ejerci ininterrumpidamente el pastorado en varios lugares del Occidente de Cuba, desde la Cinaga de Zapata hasta su jubilacin, en el 2006, en la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao. En 1987 fund el Centro Memorial Dr. Martin Luther King. Jr., institucin macroecumnica de inspiracin cristiana.

[16] Tomado de El fundamentalismo cristiano se asoma a Cuba en https://www.elnuevodia.com, mircoles, 14 de septiembre de 20116:05 AM, revisado el 20 de agosto del 2018

[17] Aurelio Alonso: El fundamentalismo de aqu y de all, en https://revista.ecaminos.org/, ltima modificacin: 0 de abril de 2012 a las 12:51, consultado el 19 de agosto del 2018

Maximiliano Trujillo Lemes es Doctor en Ciencias y Profesor Titular del Departamento de Filosofa para la especialidad en la Facultad de Filosofa, Historia y Sociologa de la Universidad de la Habana<

Fuente: http://medium.com/la-tiza/fundamentalismo-religioso-en-cuba-4b805999f0ff



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter