Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-09-2018

Reduccin de la pobreza y demandas desodas en El Salvador
Fomilenio II, retos y contradicciones

Giorgio Trucchi
Alba Sud


Fomileno II entr en vigor en El Salvador a finales del 2015. Se trata de un proyecto para la zona martimo costera financiado por el gobierno de EEUU que pretende reducir la pobreza a travs del crecimiento econmico. Pero muchas comunidades del rea lamentan que sus demandas han sido desodas.

Cuando lanzaron el programa del Fomilenio I en la zona norte del pas no le dimos mucha importancia. Las informaciones eran muy pocas. Ya casi terminando el proyecto nos dimos cuenta que, aunque el objetivo era erradicar la pobreza, ms del 70% de los fondos se haba ido en infraestructuras. Ahora vienen para el sur con el Fomilenio II y dicen querer hacer lo mismo: erradicar la pobreza, esta vez en la zona marino costera de El Salvador. Presentamos nuestras propuestas y nunca nos hicieron caso. Ahora nos cuesta mucho creerles.

As cuenta a Alba Sud qu puede suponer el proyecto Fomilenio II Jos Santos Guevara Maradiaga (Mario), director ejecutivo de la Asociacin Intercomunal de Comunidades Unidas para el Desarrollo Econmico y Social del Bajo Lempa (ACUDESBAL), organizacin de base que promueve el desarrollo socio-econmico y la reduccin de la vulnerabilidad climtica en 29 comunidades pobres del Bajo Lempa, Jiquilisco, y que beneficia a ms de 2000 familias.  

Antecedentes

La segunda fase del Fondo del Milenio (Fomilenio II) entr en vigor en El Salvador a finales del 2015. Se trata de un proyecto financiado por el gobierno de Estados Unidos por medio de la Corporacin del Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en ingls), que se propone reducir la pobreza a nivel nacional a travs del crecimiento econmico y el mejoramiento productivo. Como explicaba Mario Guevara, Fomilenio II impactar toda la franja costera del pas y muchas de las comunidades de la zona lamentan que sus demandas han sido desodas.

La primera fase de Fomilenio se desarroll entre 2006 y 2012 en la zona norte del pas, con un aporte de 461 millones de dlares de parte del gobierno estadounidense. El proyecto se enfoc en las reas de desarrollo humano, desarrollo productivo y conectividad vial. La MCC asegura que el proyecto benefici a unos 600 mil habitantes de 94 municipios.

Tras un complicado proceso legislativo que comport la aprobacin y reforma de leyes y reglamentos, la MCC y el gobierno estadounidense decidieron financiar una segunda fase del proyecto: Fomilenio II. El total de la inversin ser de 365,2 millones de dlares, de los cuales 277 millones sern aportados por la MCC y 88,2 millones por el gobierno salvadoreo. El proyecto, cuya implementacin tendr una duracin de 5 aos, involucrar a 104 municipios situados en la zona sur del pas.

Entre las obras que se ejecutarn por medio de alianzas pblico-privadas se encuentra la ampliacin a 4 carriles de la carretera Litoral, desde el aeropuerto Monseor scar Arnulfo Romero hasta Zacatecoluca (24,2 kilmetros); mejoras en el pase fronterizo de El Amatillo; mejoras en 344 centros escolares de la franja marino costera y el fortalecimiento del sistema nacional de formacin tcnica profesional.

El 12 de marzo pasado iniciaron los trabajos de ampliacin de la carretera del Litoral, obra en la que se invertirn 71,1 millones de dlares. Comenzaron con la construccin de 22 viviendas para familias que viven a la orilla de la calle y que sern reubicadas. En total se construirn 55 obras de paso, incluyendo dos puentes sobre los ros Jiboa y Comalapa. Segn la MCC se beneficiar a casi 250 mil habitantes y se crearn casi 2 mil empleos entre directos e indirectos.

Demandas desodas

Recorriendo la Litoral rumbo a la comunidad de El Zamorn, Jiquilisco, Usulutn, donde se encuentra la sede de la Acudesbal, nos topamos con las primeras obras de la ampliacin a cuatro carriles de la carretera. rboles abatidos, movimientos de tierra a los dos lados de la carretera, retroexcavadoras en accin.

Ya se miran los primeros impactos. En ese punto de la carretera los rboles formaban una especie de tnel natural que se extenda por kilmetros. Mirando lo que queda de los troncos te puedes hacer una idea del tamao que tenan. Eran enormes y hermosos. Y esto es solamente el inicio. El impacto ambiental va a ser muy fuerte, explica Francisco Ramos, gerente de la Confederacin de Federaciones de la Reforma Agraria Salvadorea (CONFRAS), organizacin que integra ACUDESBAL.

La MCC y Fomilenio II aseguran que destinarn 6,8 millones de dlares de sus fondos para implementar un plan integral de compensacin ambiental, social y de reasentamientos por la ampliacin de la carretera Litoral. Pero las comunidades campesinas asociadas a ACUDESBAL no dejan de mostrar su preocupacin. En el 2012 nos integramos a un espacio amplio donde participaban comunidades de la zona, organizaciones de la sociedad civil y el gobierno. Presentamos 10 proyectos que iban a traer un gran beneficio a las comunidades, pidiendo que fueran incluidos en el primer borrador del Fomilenio II. El gobierno de Estados Unidos rechaz todas nuestras propuestas, cuenta Mario Guevara.

En el ao 2014, tras el proceso electoral que consagr la victoria electoral del candidato del Frente Farabundo Mart para la Liberacin Nacional (FMLN), Salvador Snchez Cern, el nuevo gobierno lanz una convocatoria para que empresas y organizaciones presentarn propuestas de proyectos para que fueran financiados por el Fomilenio II. Hubo 78 propuestas. Sin embargo, tampoco fue aprobada ninguna de las iniciativas comunitarias. Las comunidades no tuvieron ninguna posibilidad. Los requisitos eran absurdos, como por ejemplo demostrar poseer la misma cantidad de dinero en efectivo que el Fomilenio II iba a desembolsar para el proyecto. Al final, ninguna de las comunidades pudo participar. A partir de este momento decidimos desvinculamos del Fomilenio II, porque veamos que su nico y verdadero objetivo era crear infraestructuras para atraer la inversin extranjera, sobre todo en el sector turismo, asegura el director de la ACUDESBAL.

El Salvador: milagro turstico?

El Salvador es sin lugar a duda el pas de la regin centroamericana que ms ha crecido en turismo durante la ltima dcada. Durante una entrevista con Alba Sud, el ministro de Turismo, Jos Napolen Duarte Durn, explic los avances logrados durante su gestin decenal.

Comenzamos a desarrollar un modelo que buscaba combinar la oferta con la demanda turstica, que fuera sostenible en el tiempo, competitivo y que fortaleciera la inclusin social. Se cre el programa Pueblos Vivos y se fortaleci la Marca Pas. Luego establecimos 7 ejes estratgicos y 25 polticas con un concepto de transversalidad y equilibrio en varios sectores. Fortalecimos la oferta agregando ms programas y estimulamos tambin el turismo interno. La gente comenz a salir, a viajar, a conocer su propio pas. Entre 2009 y 2017, los ingresos por turismo reportaron un crecimiento de casi el 145%, mientras que la llegada de visitantes tuvo un incremento del 51,6%, dijo Duarte.

Los nmeros comenzaron a crecer y, El Salvador se convirti rpidamente en un destino turstico importante a nivel regional. En el 2017, el pas alcanz la cifra record de casi 2,3 millones de visitantes (+ 9,5%) y gener 1.264 millones de dlares en divisas (+ 6,8%). El turismo interno tambin arroj cifras positivas, con un incremento del 5% y la generacin de casi 215 millones de dlares. La actividad turstica tuvo una representacin en el Producto Interno Bruto (PIB) del 5,1%.

En cuanto al empleo, se generaron unos 52 mil puestos de trabajo formales. Sin embargo, el ministro asegur que por cada empleo formal se crean 2,8 empleos adicionales (informales o por temporada). En total se considera que unas 300 mil personas estn involucradas en el sector. El salario promedio del sector turismo es mayor que el salario mnimo nacional. Yo no digo que no hay contratacin informal y por temporada, y vamos a tener que superar esta etapa. Pero lo que se est generando es importante, asegur el titular del Ministerio de Turismo (MITUR).

Para complementar el Fomilenio II, Duarte explic que en el 2015 se contrat un prstamo de 25 millones de dlares con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para realizar importantes obras en el marco del programa de Desarrollo Turstico de la Franja Costero Marina. Dicho programa tiene cuatro componentes: infraestructuras, microempresas, ambiente y gobernanza turstica. Entre las obras destacan la construccin de la Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad, el parque ecoturstico Bosque Encantador en Jiquilisco, la remodelacin de los muelles tursticos nacionales, la ampliacin de los puertos Parada y El Triunfo y la construccin de la planta de tratamiento de aguas residuales en la playa El Tunco. El programa global beneficiar a ms de 260 mil personas en 11 municipios de los Departamentos de La Libertad y Usulutn.

Las crticas son importantes. Es evidente que el sector turismo todava no da el aporte gigantesco que debera dar. Apenas es un proyecto en construccin. Creciendo en turismo el impacto positivo hacia las comunidades va a ser grande. Ya tenemos avances importantes, pero falta mucho por hacer y vamos a avanzar con proyectos de gran envergadura, asegur Jos Napolen Duarte.

Franja marino costera

Con una extensin de ms de 112 mil hectreas, la Baha de Jiquilisco y el Estero de Jaltepeque conforman el corredor ecolgico ms importante del pas. Tanto la baha como el estero fueron declarados sitios protegidos Ramsar en 2005 y 2011 respectivamente, y son considerados humedales de importancia internacional. En 2007, la Baha de Jiquilisco fue declarada Reserva de Bisfera por la Unesco. A pesar de ser reas protegidas se permite la pesca y la extraccin de productos, as como la construccin de infraestructuras. Podra ser esto el elemento legal al cual aferrarse para abrir camino a una inversin turstica masiva e intensiva.

De acuerdo con ACUDESBAL, entre los grupos empresariales ms interesados en el Fomilenio II est la Asociacin de Desarrolladores y Promotores Tursticos Costero Marinos (PROMAR). Sus proyectos tursticos sumaran ms de 208 millones de dlares.

Nuestra zona es relativamente virgen, casi sin infraestructuras. Tenemos reservas naturales importantes donde convergen varios ecosistemas. Esto va a ser un gran atractivo turstico. El plan es muy claro: garantizar buenas vas de acceso, remodelar el aeropuerto internacional, acaparar tierras a lo largo y ancho de la franja marino costera. Las mejores tierras ya fueron adquiridas por grandes empresarios, advierte Guevara.

El Mitur prev construir unos 350 hoteles de diferentes tamaos en todo el pas, de alcanzar las 60 mil habitaciones y de tener la capacidad de albergar a entre 2,5 y 3 millones de turistas al ao. Nos preocupa la forma en que estn promoviendo el incremento de la oferta turstica. Ya tenemos puntos donde los terratenientes estn prohibiendo el acceso a los manglares a las personas que sobreviven extrayendo diferentes tipos de moluscos. Esto es ilegal. Denunciamos el hecho ante las autoridades, pero nadie nos hizo caso, denuncia Guevara.

El director de ACUDESBAL asegura que hay cuatro grandes problemas en el proyecto de Fomilenio II: deterioro e impactos ambientales, aumento de la carga de contaminacin, desalojo de comunidades y la transculturizacin. En particular se mostr preocupado por el alto nivel de divisin y conflictividad en algunas de las comunidades, cuyas tierras ya son objeto del inters de inversionistas nacionales e internacionales.

Sabemos cmo funciona esto. Lo hemos visto, por ejemplo, con la explotacin minera. Las empresas llegan, prometen traer progreso y desarrollo, generar empleo, realizar obras sociales y de infraestructura, garantizar servicios bsicos. Compran conciencias, dividen las comunidades y hacen lo que les da la gana. Siempre es lo mismo. Lo nico que quieren garantizar es su ganancia. Fomilenio II va a ser la herramienta para atraer el capital extranjero, manifiesta el dirigente comunitario.

Nosotros no podemos legitimar algo que realmente no est definido para desarrollar a las comunidades, ni para erradicar la pobreza en la zona marino costera. Por eso nos desvinculamos pblicamente del Fomilenio II. Al final, la que sale perdiendo siempre va a ser la poblacin ms pobre, concluye Guevara.

Este artculo se publica en el marco del proyecto Turisme Responsable: una eina d'Educaci per a la Justcia Global, ejecutado por Alba Sud con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona en la convocatoria del Programa de Educacin para la Justicia Global 2017.

Fuente: ALBA SUD

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter