Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-09-2018

Resea de Historiografa, marxismo y compromiso poltico en Espaa. Del franquismo a la actualidad, de Jos Gmez Aln
Entr el aire! Mejor de lo que pensbamos

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


 

No est dicho contra nada, ms en concreto: no est dicho contra Morn y su El maestro en el erial: en el mbito de la historiografa, tambin en otros mbitos (la filosofa o la matemtica por ejemplo), los ltimos aos del franquismo no fueron un erial y menos an un erial absoluto. Lejos de ello.

El libro que comentamos lo seala y lo justifica.

La idea principal de esta resea: este es un libro que merece ser ledo por todos los historiadores, jvenes o no tan jvenes, pero especialmente por aquellas personas que, como el que suscribe, tienen inters y quieren aprender sobre eso que hace aos se llam el continente historia y sobre la historiografa (marxista) anexa. Garantizado el aprendizaje. Historiografa, marxismo y compromiso poltico en Espaa. Del franquismo a la actualidad (HMCPE) vale la pena. No son horas perdidas o mal usadas, son horas ganadas. Se habla de personas e intelectuales que han sido maestros de muchos de nosotros.

El editor, Jos Gmez Aln, es catedrtico de Historia, exdirector del Archivo Histrico de las CCOO de Galicia/Fundacin 10 de Marzo desde 1991 a 2005, miembro de la seccin de la Historia de la FIM, miembro tambin del comit coordinador de la revista Nuestra Historia, un estudioso que ha orientado sus lineas de investigacin hacia la conflictividad laboral y el mundo del trabajo durante el franquismo. Autor de numerosos libros, artculos y colaboraciones, en la solapa interior del libro puede leerse un apretado resumen de todos ellos. Su ltimo libro publicado: Estado e industria. La construccin naval en Argentina, Brasil, Espaa y Portugal. Su introduccin pp. 9-22), en mi opinin, es un trabajo digno de ser ledo tomando notas.

La estructura de HMCPE. Primera parte: El marxismo y los debates en Espaa sobre las sociedades precapitalistas, con tres colaboraciones: Domingo Plcido, Carlos Martnez Shaw (profesor de algunos en la Facultad de Historia de la UB sin estar matriculados) y Juan Tras Vejarano. Segunda parte: El marxismo y los debates historiogrficos sobre la crisis del antiguo Rgimen y el desarrollo del capitalismo. Tambin con tres colaboraciones: Jos Antonio Piqueras Arenas, Francisco Cobo Romero y Carlos Forcadell lvarez. Tercera parte: Marxismo e historiografa de la Repblica y la Guerra Civil y el franquismo. Dos apartados: Jos Luis Ledesma y Julin Sanz Hoya. La cuarta parte: Marxismo e historiografa entre el pasado y el futuro. Con tres aportaciones: Teresa Mara Ortega Lpez, Francisco Erice Sebares y Josep Fontana Lzaro, recientemente fallecido. Cierran un ndice onomstico y una breve noticia sobre los autores donde, como ustedes han podido comprobar, dominan los grandes nombres de historiadores e historiadoras.

No es necesario leer los trabajos por orden; yo no lo he hecho. A su aire y segn sus preferencias.

El libro se abre con tres interrogantes: 1. Tienen sentido, ya en pleno siglo XXI, volver la mirada hacia el pensamiento de Marx y las aportaciones de la tradicin marxiana para encontrar en ellas herramientas de anlisis y propuestas conceptuales tiles con las que enfrentarnos a los retos de la investigacin y estudio de la historia? 2. Hay que abandonarlas por inservibles y abrazar los modelos que provienen de otras corrientes, particularmente a las posmodernas que frecuentan hoy el campo acadmico? 3. Es posible la confluencia de la herencia marxiana con los planteamientos epistemolgicos que emanan de esas tendencias para profundizar en el conocimiento del pasado y entender cmo hemos llegado a este presente tan complejo? No es difcil comprobar, ledo el ensayo, que la respuesta es afirmativa en el primer y el tercer caso, y negativa en el segundo. Como debe ser, como es razonable que sea.

En la contraportada del libro se resume bien el eje central de los trabajos recogidos: 1. Durante los ltimos aos del franquismo y la transicin, los planteamientos marxistas supusieron un verdadero soplo de aire fresco cultural e historiogrfico frente a la hegemona y asfixiante cultura nacionalcatlica espaola. 2. La historiografa marxista inici un proyecto de anlisis del pasado con un fuerte compromiso poltico y social. 3. La ofensiva neoliberal y sus corrientes prximas golpearon la vigencia y hegemona de la tradicin. 4. La crisis y sus consecuencias han apuntado la consistencia e inters de esas aproximaciones de marchamo neoliberal o afn. 5. En HMCPE se reabre la puerta cerrada en falso y se recuperan los enfoques marxistas en los debates histricos, econmicos y sociales. 6. Con estas herramientas y nuevas que puedan generarse, ser posible, es posible, rescatar nuevamente un horizonte de sentido que no ha perdido un atisbo de vigencia (en absoluto, desde luego que no).

El libro se ha editado con la colaboracin de la FIM, la Fundacin de Investigaciones Marxistas, y de Izquierda Europea.

En l, por si faltara algo, se dicen verdades (olvidadas en ocasiones) como la siguiente: Hay que recordar que la tradicin marxista, pese a sus inevitables marcas de origen, tampoco ha desdeado las crticas al eurocentrismo o a las visiones unilineales de la historia. O como sta: Sea o no as, parece claro que ningn enfoque pasado o presente puede ser la frmula mgica para afrontar todas las controversias y problemas de la tarea de presentar el pasado, desde luego tampoco el marxismo.

Se abre con una conocida (y muy hermosa) cita del Manifiesto Comunista: Todo lo slido se desvanece en el aire... pero no todo, no en el caso de este libro por ejemplo.

Hay palabras que deben agradecerse. Estas, por ejemplo, del editor del ensayo, son un ejemplo: Coincidimos con Jos Antonio Piqueras cuando, en este mismo volumen, destaca la solidez intelectual de Manuel Sacristn en el marxismo espaol Un rasgo que, en el campo de la historia, caracterizaba el trabajo de Josep Fontana, quien, sin duda, con la misma consistencia intelectual de Sacristn contribuira a visualizar en Espaa las corrientes historiogrficas europeas que beban analticamente en la tradicin marxiana (p. 10).

En sntesis: pasen y lean y tomen apuntes si les es posible.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter