Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-09-2018

In memoriam
Luigi Luca Cavalli Sforza (1922-2018)

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Una nota de urgencia y con ayuda prestada. En honor de un cientfico concernido sobre el que no debe habitar nuestro olvido.

Como en tantas otros temas y ocasiones, supe del gran cientfico italiano por el profesor Francisco Fernndez Buey.

Habl de l en sus clases. Escribi sobre l en artculos y tambin en sus libros. En los dos siguientes por ejemplo: Etica y filosofa poltica, Ediciones Bellaterra, Barcelona, 2010, y Para la tercera cultura, El Viejo Topo, Vilassar de Mar (Barcelona), 2012.

Tambin en sus materiales de trabajo para los cursos que imparti sobre interculturalidad en la Ctedra Unesco. Pueden verse en la red, en la pgina que sus alumnos de la Pompeu Fabra abrieron con sus escritos.

El autor de Marx (sin imos) habra escrito un emocionado obituario. Lo ha escrito Luca Tancredo Barone. Lo public el pasado martes en El Pas [1]. De l entresaco algunos pasajes sobre el gran cientfico italiano, el autor de aquella frase no olvidada: El racismo es un antiguo flagelo de la humanidad.

1. Cavalli Sforza, al que todo el mundo llamaba simplemente Luca, naci en Gnova en 1922. Estudi medicina, primero en Turn, y despus en Pava, cuando su profesor de anatoma Giuseppe Levi que tambin tuvo como alumnos a los tres premios Nobel Rita Levi Montalcini, Salvador Luria y Renato Dulbecco fue expulsado de la universidad en aplicacin de las leyes raciales aprobadas por el rgimen fascista en 1939. Se licenci en 1944 y, sin embargo, no era la medicina su verdadera pasin. Ya haba comenzado a trabajar en las relaciones sexuales de las bacterias antes de licenciarse, pero fue la mosca de la fruta, la famosa Drosophila, la que le abri el camino hacia su verdadera pasin: la gentica.

2. No fue fcil trabajar en esos aos entre 1943 y 1945 Italia no solo combata una guerra mundial, sino tambin una sangrienta guerra civil pero Cavalli Sforza tuvo la suerte de encontrar a Adriano Buzzati Traverso, que se convertira aos ms tarde en el primer profesor de gentica de Italia. Empez a viajar entre Italia, Reino Unido, Alemania y EEUU, donde, en Stanford, en 1970 acabaron ofrecindole una ctedra, que mantuvo ms de 40 aos, an sin perder sus contactos cientficos y humanos con el viejo continente.

3 El polidrico Cavalli Sforza entendi desde los primeros aos de su carrera que la multidisciplinaridad sera la clave para hacer avances significativos en la investigacin. Consciente de sus lmites, se dio cuenta enseguida que tena que aprender matemticas, y ms especficamente estadstica, que se fue a estudiar a Inglaterra con el ms importante en el campo de la poca: Ronald Fisher. Y esa fue una de las decisiones ms acertadas de su vida, ya que el campo del cual devendra pionero, la gentica de las poblaciones, se sustancia fundamentalmente en herramientas estadsticas. Fue de hecho cuando dej de pensar en las moscas y se enfoc en los humanos que empez a emprender esa increble odisea le habra gustado esa expresin, pues Ulises era uno de sus personajes clsicos preferidos que le habra llevado a construir el primer atlas gentico de la humanidad.

4. Empez estudiando qu factores determinaban la diferente distribucin de los grupos sanguneos entre las distintas poblaciones humanas entre las cuales, estudi especialmente los vascos, que tienen una incidencia de Rh negativo del 25%, la ms alta del mundo para luego estudiar el cromosoma Y, el trocito de cromosoma comn a todos los varones biolgicos. Gracias a este conocimiento, fue capaz por primera vez de corroborar desde el punto de vista gentico la teora paleontolgica del Out of Africa: el ADN confirmaba que los primeros homnidas dejaron el continente africano hace 100.000 aos para colonizar el resto del planeta. Para reconstruir el pasado pues era necesario acudir a la gentica. Cavalli Sforza lleg a este extraordinario resultado mucho antes que se secuenciara el primer genoma humano.

5. Fue una verdadera revolucin. La gentica de las poblaciones era capaz de producir un rbol genealgico de la humanidad que puede contar nuestra historia. El padre de Cavalli Sforza intent que su hijo se apasionara a la astronoma. No lo consigui: sin embargo, al igual que los astrnomos son capaces de mirar al pasado remoto cuando observan estrellas y galaxias, hoy los genetistas pueden detectar huellas de acontecimientos remotos dentro de nuestros genomas. Y es ms. En su famoso ensayo Genes, pueblos y lenguas (1996, traducido en el ao 2000 al castellano; aqu un breve resumen) donde tira hasta de demografa, dibuja un paralelismo entre las lneas filogenticas de las poblaciones mundiales, la lingstica y la arqueologa para acabar reconociendo que las tres disciplinas cuentan la misma historia. Es un atlas gentico que habla de hombres y mujeres migrantes desde siempre y que se mestizan entre s.

Un mal trago, aade el autor, para connacionales suyos como el ministro Salvini.

7. En sus investigaciones y alrededor de 300 artculos cientficos, Cavalli Sforza llega a una conclusin que le obsesiona desde cuando tuvo que enfrentarse al racismo que expuls a su profesor y que padeci como italiano al principio de su carrera en los pases nrdicos: las razas no existen, existen solo en las mentes de los racistas. En los aos en los que se estaba fraguando en EEUU el Proyecto Genoma Humano, l lidera el Proyecto Diversidad del Genoma Humano, que fue el que present al Senado de ese pas en 1993: estudiando genomas de las poblaciones ms remotas de la tierra pudo demostrar que los seres humanos son bastante homogneos genticamente, que los grupos que forman la poblacin humana no son netamente separados, sino que constituyen un continuum. Las diferencias en los genes dentro de los grupos acomunados de algunas caractersticas fsicas visibles son prcticamente idnticas a las entre varios grupos, y adems las diferencias entre individuos son ms importantes de las que se ven entre grupos raciales, como escribe en Quines somos? Historia de la diversidad humana (1995, en castellano 1999).

8. En otro escrito, cuando le concedieron el premio Balzan en 1999, deca que aunque la poblacin humana posee una enorme variabilidad gentica entre individuos, el 85% del total de la variacin es dentro de cada una de las poblaciones, y solo el 15% las divide. Por lo tanto, no podemos utilizar para la comparacin de las diferentes poblaciones humanas la misma medida de distancia gentica til para comparar las especies vivientes, para las cuales es suficiente un individuo de cada especie. En otras palabras, por mucho que sea genticamente y hasta intuitivamente fcil distinguir las caractersticas de dos poblaciones en dos continentes diferentes, no lo es hacerlo con dos individuos, como puede pasar con dos perros

9. El autor recuerda unas palabras, a veces olvidadas o mal interpretadas, de una entrevista en El Pas de 1993: Podemos hablar de poblacin vasca, pero nunca de individuos de raza vasca. Las diferencias genticas no justifican, ni en ste ni en ningn otro caso, el concepto de raza, y mucho menos el racismo.

10. En su reflexin adquiere mucha ms relevancia la cultura como motor para justificar las diferencias entre las poblaciones humanas. Y a la interaccin entre gentica y cultura dedica muchos escritos (aqu y aqu por ejemplo) explicando que los pocos aos (evolutivamente hablando) que la humanidad ha tenido para evolucionar desde cuando un pequeo grupo de homnidas dej frica, no podran haber permitido la evolucin de razas diferentes, ms all de pequeas diferencias. Sin embargo, la cultura que al contrario de los genes se puede transmitir tambin horizontalmente entre individuos y no solo verticalmente, de padres en hijos s que permite explicar mucho ms las innovaciones y las diferencias.

11. La divulgacin de sus ideas era para Cavalli Sforza muy importante, como para muchos grandes cientficos. Lo explicaba as en otra entrevista en El Pas en 1998: Con un poco ms de tiempo, definiendo lo absolutamente necesario y reduciendo el nmero de trminos cientficos al mnimo necesario, es posible explicar ciencia a todo el mundo.

12. Pero no era un iluso, seala Luca Tancredo Barone. Tambin escriba en Quines somos? Historia de la diversidad humana: Pensamos que la ciencia sea objetiva. La ciencia est modelada por la sociedad porque es una actividad humana productiva que necesita tiempo y dinero, pues est guiada y dirigida por aquellas fuerzas que en el mundo ejercen el control sobre el dinero y sobre el tiempo. Las fuerzas sociales y econmicas determinan en larga medida lo que la ciencia hace y cmo lo hace.

Repito las palabras finales: no slo lo que la ciencia hace sino cmo lo hace. Malos tiempos para lrica, la fraternidad, el conocimiento libre y la ciencia bien hecha. Nos ha dejado un cientfico inolvidable.


Nota:

(1) https://elpais.com/elpais/2018/09/03/ciencia/1535974124_908508.HTML

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter