Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-09-2018

Chantaje de Donald Trump a los palestinos
O firman la paz o se hunden en la miseria

Carlos de Urab
Rebelin


Entre los planes que se barajan para encontrarle una salida al problema palestino - la que tiene mayores posibilidades, segn los ms prestigiosos observadores (sionistas y occidentales), sigue siendo la de formar una confederacin con Jordania. Y es que ahora vuelve a reactivarse esta opcin tras las declaraciones del presidente Abou Mazen de que el equipo de Donald Trump,constituido por el asesor para Oriente Medio, su yerno Kushner, y el enviado especial Greenblatt, le haban entregado un borrador basado en dicha propuesta.

La derecha israel cuando gobernaba Golda Meir plane transformar Jordania en un Estado palestino, es decir, una Repblica presidida por Arafat. Recordemos que tras la guerra rabe-israel de 1948 Jordania ocup Cisjordania y la gobern hasta la guerra de los Seis Das en 1967. El Rey Hussein en un discurso pronunciado en 1981 afirm: la verdad es que Jordania es Palestina y Palestina es Jordania. Y no nos debe sorprender pues millones de refugiados palestinos fueron expulsados a Jordania donde se han ido integrando progresivamente en el reino Hachemita. De hecho, muchos ciudadanos de Cisjordania conservan la nacionalidad Jordana. Entonces, no sera un trauma el que los palestinos se conviertan en sbditos del rey jordano Abdal II, apunt Netanyahu en una entrevista al Jerusalem Post en el ao 2012.

El monarca ha demostrado con creces que trabaja por la pacificacin de la zona, que es un fiel socio de los judos y adalid en el combate contra el terrorismo. En el Centro Internacional de Entrenamiento Policial (JIPTC) de Muwaqqar cerca de Amman se han formado las fuerzas de seguridad palestinas bajo la atenta supervisin de asesores militares de diez pases entre los que cabe resaltar Estados Unidos, Canad, Gran Bretaa y empresas de seguridad privada como Dyn Corp. Adems cuenta con el patrocinio de la Unin Europea y la cooperacin israel. Israel recalca que si se quiere alcanzar una paz firme y duradera la seguridad es una de las principales exigencias. Lo imprescindible es domar el espritu belicista y neutralizar la resistencia armada de facciones palestinas tales como Hamas, la Yihad Islmica o FPLP.

Para cumplir con esta misin la ANP ha recibido 1.800 millones de dlares de asistencia internacional respaldada por EEUU. A las buenas o las malas hay que convencer a los grupos armados que su lucha es infructuosa y que todas sus reivindicaciones no son ms que absurdas quimeras -General Patreus jefe de las tropas americanas en Oriente Prximo (2008-2010)-. Lo ms sensato es que se sienten a dialogar y anen esfuerzos para alcanzar un acuerdo con Israel. Algo que les conducir por la senda del crecimiento y el progreso.

Pero la administracin de Mahmud Abbas (alias Abou Mazen de 82 aos) patrocina el clientelismo, la burocratizacin (clanes familiares privilegiados) que se aprovechan de los fondos remitidos a los refugiados por los organismos internacionales de ayuda humanitaria. La corrupcin y el despilfarro es el comn denominador por parte de la lite en el poder. De ah que la situacin econmica se encuentre desde hace dcadas en la ms absoluta bancarrota. La ANP explota la tragedia de su pueblo y cual pordioseros pasan el platillo a los pases donantes (Arabia Saudita, Emiratos rabes, Dubai, Qatar, la Unin Europea, EEUU, Japn o Canad) a ver si les siguen llenando las exhaustas arcas antes de que estalle una crisis social de impredecibles consecuencias.

Pero ahora Donald Trump -que se ha erigido por arte de magia en el redentor de Oriente Medio- para obligar a que los palestinos vuelvan a las negociaciones de Paz que se han dado por rotas unilateralmente tras el traslado de la embajada de EEUU a Jerusaln- los chantajea y amenaza con suspender el millonario presupuesto que Washington (su mayor donante desde hace 70 aos) transfiere a la UNRWA -vital para garantizar la supervivencia de los refugiados. Con el recorte de 130 millones a 65 millones en este 2018 (y la suspensin total para el prximo ao) la situacin se vuelve cada da ms dramtica e insostenible. No se pueden tolerar los mensajes polticos anti americanos y anti israeles que propaga en los centros a los escolares el Ministerio de Educacin de la ANP bajo el auspicio de la ONU. Son 5.200.000 palestinos los que se benefician de los programas asistenciales de la UNRWA en pases como Jordania, Territorios ocupados de Cisjordania, Lbano, Siria o Franja de Gaza. Los refugiados que se encuentran en una situacin de pobreza extrema reciben principalmente ayuda sanitaria, educacin y alimentos. Mientras los palestinos no vuelvan a la mesa de negociaciones y acepten la intermediacin de EEUU la ONU no recibirn ms dinero de Washington. Este es un chantaje inaceptable que pone entre la espada y la pared el gobierno de la ANP de Abou Mazen que se mantiene ilegtimamente en el poder sin convocar elecciones libres desde el 2006.

Tambin en represalia por la proclamacin de Palestina como estado observador de la ONU: el gobierno de Tel Aviv en el 2012 tom la decisin de no transferir a la ANP los impuestos recaudados en concepto de tasas y aranceles aduaneros. Una suma que asciende a los 92 millones de euros y que representa ms de la mitad del exiguo presupuesto que cuenta el gobierno de Ramala. Mas adelante dicha medida fue levantada en un gesto de buena voluntad aunque siempre se juega con el chantaje de volver a adoptarla si se portan mal.

Obligatoriamente nos tenemos que remitir a antecedentes histricos muy recientes para comprender mejor este proceso de jordanizacin palestino: da jueves 7 de diciembre de 2013, a media maana el rey Abdal II de Jordania abord su helicptero en el palacio Al Hummar en Amman para dirigirse hasta Ramala -previo permiso del gobierno judo que le profesa una enorme confianza- . Segn inform la oficina de prensa del reino hachemita el propsito de la visita era felicitar a Mahmud Abbas por el ingreso de Palestina como estado observador de la ONU. El vuelo de Amman hasta Ramala tarda unos 15 minutos -aunque al comn de los mortales que hace el viaje por tierra les cuesta ms de cinco a seis horas ya que los aduaneros judos del puesto fronterizo de Allenby hacen todo lo posible por obstaculizar el paso. En la Mukata lo estaba esperando el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, quien lo recibi con todos los honores correspondientes. Pero en el fondo el verdadero sentido de esta sinigual visita no era otro que el seguir profundizando las conversaciones sobre una hipottica confederacin Jordano-Palestina que desde hace meses se vena gestando. Un proyecto que cuenta con el beneplcito de EEUU, la Unin Europea, el cuarteto para Medio Oriente y el primer ministro israel Benjamn Netanyahu.

El presidente Mahmud Abbas, para homenajear al monarca, anunci que una cntrica plaza de Ramala llevar su nombre. Un gesto que premia a un infatigable defensor de la causa del pueblo palestino. Ambos dirigentes estuvieron de acuerdo en retomar las conversaciones de paz con Israel en el presente ao 2013. Estarn dispuestos los palestinos a renunciar al sueo de una patria libre y soberana? Aceptarn la tutela de un pas rabe hermano antes que seguir bajo la ocupacin del enemigo sionista? Este es un dilema que se tiene que resolver en una consulta popular o referndum y no a nivel privado o secreto.

Y una vez ms en este 2018 Donald Trump insiste en que la salida al conflicto palestino-israel es la de la confederacin jordana-palestina. Es lo ms honorable y justo -segn sus palabras. En todo caso los palestinos solo aceptaran una confederacin tripartita jordana-israel-palestina con capitalidad en Jerusaln. Un punto inamovible e innegociable es el derecho al retorno de los refugiados que Tel Aviv prefiere obviar.

Lo primordial para Palestina es contar con una frontera propia que le permita la libre circulacin de personas y de mercancas. El puente Hussein o Allenby lo controla Israel y ellos imponen las condiciones y se reservan el derecho de admisin en la tierra prometida Si se lograra recuperar este estratgico paso les permitira a los palestinos comunicarse libremente con al exterior e importar o exportar sus productos. Las otras dos aduanas de Wadi Araba o Isaac Rabin en Akaba y el puente Sheikh Hussein, cerca del lago Tiberades, seguirn bajo el control exclusivo israelita ya que se encuentran fuera de la lnea verde trazada en 1967.

Abrir el paso fronterizo del puente Hussein o Allemby significa que Palestina tendra acceso directo al puerto de Akaba en el Mar Rojo y al aeropuerto reina Alia de Amman. Se consolidaran unas relaciones con sus vecinos rabes sin restricciones ni intermediarios. Por lo tanto romperan su situacin de aislamiento que condena a la separacin de millones de familias que de este modo podran reencontrarse y recomenzar una nueva vida. Los refugiados al menos tendran la posibilidad de retornar a Cisjordania pero sin mayores garantas ya que existen ms de medio milln de colonos judos que se oponen completamente a esta invasin de extranjeros. En resumen si se llegaran a concretizar dichos planes el renacimiento socio-econmico sera espectacular.-aseguran los estudiosos de IFPO (Instituto Francs del Prximo Oriente) - Incluso algunos pases productores de petrleo, como Arabia Saudita e Iraq, estaran dispuestos a construir un oleoducto hasta Jeric donde se instalara un gran complejo petroqumico. Uno de los objetivos es exportar el crudo a Israel que es deficitario en hidrocarburos.

Definitivamente la realpolitik se ha encargado de moldear un futuro a medida de los empresarios y hombres de negocios. Hasta se especula con fundar un mercado comn triangular entre Israel, Palestina y Jordania. Si las predicciones se cumplen y los resultados de paz y armona son satisfactorios en un plazo de cinco o seis aos Israel estara dispuesto a abrir un corredor que comunique Ramala con Gaza (estipulado en los acuerdos de Oslo) donde se tiene proyectado construir un superpuerto que competira con los ms importantes del Mediterrneo oriental. De esta forma se articulara el eje Jerusaln, Amman, El Cairo como va de integracin con los pases del norte de frica.

La mejor manera de conseguir acuerdos en Oriente Medio son las conversaciones secretas y tranquilas. As lo asever en su da el extinto primer ministro Isaac Rabin: La creacin de un estado palestino es una mera ilusin y nosotros nos oponemos rotundamente a dicha propuesta. Si la OLP en su da se comprometi a renunciar al terrorismo y reconoci la existencia del estado de Israel es la hora de plantarle cara a nuevos retos aunque vayan en contra de sus principios filosficos o ideolgicos. Pero el partido Likud, sostenido por los votos a la ultraderecha sionista, ha prometido defender la ocupacin total de Cisjordania.

Ahora podemos comprender en toda su magnitud porqu Ariel Sharon mand levantar el muro de separacin o, mejor dicho, del apartheid. Nada menos y nada ms que para marcar la frontera definitiva entre los dos pueblos. En los territorios ocupados o Judea y Samaria -para los sionistas- existen ms de 50 asentamientos donde viven ms medio milln de judos que ellos consideran el corazn de Eretz Israel. Estamos en un callejn sin salida pues los palestinos para sentarse en una mesa de negociaciones exigen la demolicin de las colonias ilegales y el reconocimiento de Jerusaln como su capital. Luego habra que discutir el retorno de los refugiados a sus hogares. -aunque este punto ya no parece tan inamovible pues Mahmud Abass confes en el 2012 en una entrevista en el Canal 2 de la televisin israel que l no tiene ninguna intencin de volver a Safed, el pueblo en el que naci cerca de la frontera con el Lbano.

El rey de Jordania vino a decirle a Abbas que el tiempo corre en su contra, que ya han pasado 70 aos de la Nakba y 50 de la Naksa y es hora de buscar una alternativa pues de lo contrario su actitud tan intransigente no los conducir ms que a la autodestruccin. Es el momento de elegir entre un estado palestino asociado a Jordania o seguir una lucha estril a punta de pedradas y ccteles molotov - comentarios emitidos en el diario Haaretz de Tel Aviv. Alguien se atrevera a declarar el inicio a la tercera intifada? Solamente en los campamentos de refugiados de Cisjordania o en Gaza controlada por Hamas podra tener algn respaldo el levantamiento.

Los israelitas insisten en que los palestinos deben sentar cabeza y no perder la oportunidad de salvar los restos del naufragio . Hay que poner los pies en la tierra antes que sea demasiado tarde.La jordanizacin de Palestina es la clave para establecer un estado real y no uno ficticio, sostuvo en su momento el finado Shimon Peres quien adems calificaba a Mahmud Abbas de: un hombre serio y maduro de admirable sentido comn con el que puede hablarse de paz. E incluso se ha revelado por fuentes annimas que mantiene magnficas relaciones con el Shin Bet (Servicio de Seguridad Interior de Israel)

Ya se acab esa poca romntica de los aos sesenta y setenta, en la que los guerrilleros lucan la boina negra con la estrella plateada al estilo che Guevara y se tapaban la cara con el pauelo palestino. Definitivamente, los revolucionarios son una especie en extincin. Qu tristeza! La resistencia (especialmente en Cisjordania) levanta los brazos en seal de rendicin pues ya nadie quiere comprometerse con la causa si no hay por delante una recompensa material que los reivindique. Y es que han soportado demasiado sufrimiento, demasiadas muertes, represin, crceles y sangre derramada. Hoy la juventud se ha vuelto pragmtica y prefiere disfrutar de los placeres de la sociedad de consumo y la era tecnolgica. Vale la pena sacrificarse por un sueo inalcanzable a estas alturas del siglo XXI?.-Editorial del Jerusalem Post refirindose a la creacin de un estado palestino. Estamos en un mundo globalizado donde priman los valores econmicos antes que los ideales (...) Slo hay que observar el boom de la construccin que existe en Ramala donde se destacan los rascacielos, bancos, McDonalds, boutiques, hoteles y restaurantes de lujo. Asistimos al advenimiento de la Palestina burguesa y capitalista. Se ilumina un nuevo orden dominado por los empresarios, multinacionales, banqueros e inversionistas que ante los altos ndices de desempleo pueden explotar a su antojo la mano de obra barata capaz de venderse por un plato de lentejas. Un negocio redondo que comparten equitativamente con los patronos israelitas.

La imagen de Arafat cubierto con su kufiyya empuando su kalshnikov embruja todava a los ms nostlgicos. Sobre todo, a la izquierda europea que tanto admira el mito de Abu Ammar, el padre constructor. Un cono imprescindible para elevar la moral y el orgullo patrio. Pero lamentablemente los polticos y funcionarios de la OLP y Al Fatha han traicionado esos principios fundacionales del movimiento que hablaban de instaurar una sociedad igualitaria y socialista. Los tiempos han cambiado y ahora sin ningn pudor aquellos fedayines se pasean por las calles en lujosos Mercedes Benz, visten trajes de pao de corte italiano y no paran de conversar a travs de sus telfonos mviles de ltima generacin. La verdad es que el manido discurso de vctimas del sionismo les permite mantener un envidiable tren de vida.

En su momento, el hoy ministro de defensa israel Avigdor Lieberman revel en una entrevista que saludaba la creacin de un estado palestino en Jordania. Son hermanos de sangre y deben encontrar una salida honorable. Jordania es un elemento estabilizador en la regin. El rey Hussein ha firmado un tratado de paz con nosotros y esto les confiere un plus de credibilidad. Israel necesita seguridad en sus fronteras para vivir y desarrollarse en paz. Estamos a favor de dicha solucin y esperamos que nuestros vecinos renuncien al terrorismo y comprendan cuales son las reglas del juego. Aparte la reina Rania de Jordania es Palestina y nada mejor que ser sbditos de tan preciosa dama-.

En repetidas ocasiones Israel ha invitado a las tropas jordanas a entrar en Cisjordania y asumir el control del orden pblico. La solucin de dos estados es algo imposible de alcanzar pues nosotros somos los legtimos herederos de Eretz Israel. Ariel Sharon.

Para los gobernantes de Hamas que dominan la franja de Gaza no hay discusin que valga. Su principal objetivo es el aniquilamiento del estado o entidad sionista. Todos los canales de dilogo con Tel Aviv estn cerrados. Es por ello que Israel se muestra muy favorable a que Egipto se haga cargo de la franja de Gaza, desarme a los grupos terroristas y se responsabilice de la seguridad de tan explosiva frontera.

El 27 de diciembre del 2012 el primer ministro Netanyahu realiz una visita secreta a Amman para hablar con el rey Abdal de Jordania sobre el asunto de la confederacin con Palestina. Vino a interrogarlo para saber hasta qu punto iba a comprometerse en el control de seguridad de Cisjordania y de Gaza. A Israel le interesa que el rey se encargue de limar las asperezas y prepare el terreno para que los negociadores palestinos acepten aplazar sine die las discusiones sobre el regreso de los refugiados, el asunto de los asentamientos y la delimitacin de la frontera definitiva. Lo ms trascendental de una confederacin jordano-palestina es que resolvera el espinoso trance del reconocimiento reciproco. Jordania ha firmado la paz con Israel y mantiene relaciones diplomticas plenas y firmes. El ejrcito jordano monta guardia con gran efectividad a lo largo de la frontera comn y ha demostrado ser un excelente aliado.

El presidente de Israel Shimon Peres tambin se encarg en vida de realizar contactos secretos con el gobierno jordano. Peres le tena gran estima al fallecido rey Hussein, padre del actual rey Abdal II, y nunca ocult su predileccin por l antes que a Yasser Arafat como interlocutor directo en las conversaciones de paz representando a los intereses palestinos. Shimon Peres insista reiteradamente en la confederacin como la mejor frmula para no tener que afrontar la creacin de un estado palestino que jams reconocern.

Arabia Saudita y los pases del Golfo se muestran igualmente muy receptivos a la propuesta de confederacin pues ellos adquiriran una mayor influencia comercial y religiosa en la regin. Es necesario que el islamismo wahabita con todos los petrodlares que maneja sirva de contrapeso a la tendencia secular y laica de la OLP y Al Fatha que se decantan por el marxismo hertico. Por ltimo, a Mahmud Abbas se le ha reservado el papel de convencer por todos los medios a la opinin pblica palestina sobre los parabienes de la confederacin con Jordania. Es un asunto vital que se justifica en aras de los supremos intereses nacionales.

Y encima ahora sabemos que Mahmud Abbas y Donald Trump y su equipo negociador han mantenido contactos secretos sobre este delicado tema.

No hay vuelta de hoja, la ANP depende por completo de la benevolencia de los pases donantes, de la ONU, la Cruz Roja, de la Ongs y dems organismos de ayuda humanitaria. La autoridad palestina carece de soberana y tiene que resignarse a soportar el humillante estado de sitio que imponen las fuerzas de ocupacin israeles; los chekpoints, las zonas prohibidas a las que no pueden ingresar sin un documento expedido por las autoridades judas y el estar siempre considerados como potenciales terroristas. Qu futuro les espera enjaulados entre muros de cemento y alambradas? Solo una lenta y demencial agona - les reta Netanyahu. Encima la moneda del curso legal es el shekel, el servicio de agua, la electricidad o el abastecimiento de gasolina depende en gran medida de la buena voluntad de los judos.

EEUU y la Unin Europea se muestran muy ilusionados con este proyecto y esperan que fructifique y llegue a buen trmino. El hecho que exista la ms mnima posibilidad de resolver un conflicto que desde hace 70 aos amenaza la paz mundial les llena de satisfaccin. Tras las revoluciones rabes iniciadas en el 2011 es el momento de sentarse en la mesa de negociaciones y pactar una paz justa y duradera con Israel.

Sobra decir que la izquierda palestina se opone frontalmente a semejante aberracin. Esto va en contra de los postulados del Movimiento Nacionalista Palestino fundado en 1970 y que enunciaba que los territorios ocupados deben ser liberados no slo de Israel sino tambin de Jordania. Es inaceptable que el hijo de quien orden reprimir a sangre y fuego a los fedayines en el Septiembre Negro se convierta en nuestro rey. A esa corriente nacionalista de corte nasserista hay que aadir el islamismo radical de Hamas y la Yihad Islmica que es mucho ms beligerante. El pueblo palestino se pregunta: entonces de qu valieron tantos aos de resistencia contra el ocupante? Se podr traicionar la memoria de miles de muertos, heridos, los mrtires, los prisioneros o los refugiados? Definitivamente hay que decidirse entre la mantener en alto las banderas de la dignidad y la resistencia o apostar por el tan anhelado florecimiento econmico y comercial.

Pero desde el ala ms radical del Likud se piensa que quizs lo mejor sera aparcar cualquier contacto con los pases rabes pues los sentimientos de odio y de venganza hacen casi imposible cualquier negociacin.

En 1948 el rey Abdal I de Jordania se autoproclam rey total de Palestina. En 1950 se llev a cabo la unificacin de la margen occidental y el gobierno jordano proporcion incluso documentos a los habitantes de la franja de Gaza. Tras la debacle en la guerra de los Seis Das la influencia de los jordanos no decay y ofrecieron pasaportes a todos los palestinos residentes en los territorios ocupados. En 1988 Jordania presionada por los pases rabes renunci a sus derechos sobre Cisjordania. Existen casi 3.000.000 palestinos (y sus descendientes) que residen en Jordania y aunque se les considere ciudadanos jordanos, la bandera palestina est prohibida, no pueden expresar sus reivindicaciones polticas, hacer proselitismo ni manifestarse libremente. En fin, son considerados enemigos. Si existiera una autntica democracia sin dudarlo seran la fuerza mayoritaria. Algo que resulta inadmisible pues pondra en peligro la supervivencia de la dictadura monrquica hachemita.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter