Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-09-2018

Una resistencia al transhumanismo liberal
Corea: el humano ulterior

Evald Manes y Mikel Vivanko
Rebelin


Solo hara falta realizar un recorrido por un cronograma sealando fechas para significar la posicin concreta de los estados imperialistas en base a sus polticas de intervencin sobre los distintos territorios del globo [nos centraremos en los EE.UU. y Japn]. Este ejercicio nos ayudar a definir las posiciones de estos estados de cara a identificar su participacin estratgica real en cada uno de los conflictos en los que se ven involucrados. Si observamos adecuadamente el recorrido temporal de los sucesos, encontramos un vector principal que atraviesa el devenir histrico de todos los acontecimientos: la resistencia de los ocupados y oprimidos por parte de estos estados es la que realmente marca el devenir de la historia y determina la posicin real de los distintos actores en un conflicto:

- 1910: anexin completa de Corea por parte de Japn, que dar pie, nueve aos despus, al levantamiento popular coreano, y a una guerra de guerrillas de liberacin nacional.

- 1930: Conferencia de Kalun: el Presidente Kim Il Sung seala el camino a seguir por la Revolucin Coreana. Ese mismo ao funda el Ejrcito Revolucionario de Corea (ERC), entidad poltico-paramilitar; preparativos de la Lucha Armada Antijaponesa.

- 1932: fundacin de la Guerrilla Popular Antijaponesa (ms tarde reorganizada en el Ejrcito Revolucionario Popular de Corea).

- Principios de 1942, poco antes de Pearl Harbor: EE.UU. muestra su preocupacin sobre la posible participacin sovitica en la guerra de Manchuria, temiendo que se unan a la URSS los soldados coreanos que luchan por su independencia contra los japoneses.

- Noviembre de 1943: primera declaracin formal (en El Cairo), en la que se habla de que Corea recibir su independencia "a su debido tiempo" (EE.UU., Gran Bretaa y China). Corea es la vctima ms antigua del expansionismo japons.

- Marzo de 1944: EE.UU. recomienda "el empleo de japoneses tcnicamente cualificados en la vida econmica coreana durante el perodo de gobierno militar".

- Febrero de 1945: en la Conferencia de Yalta, Roosevelt propone un fideicomiso conjunto para que se d la independencia a Corea tras la Segunda Guerra Mundial. La URSS promete su participacin en el escenario de guerra del Pacfico.

- Abril de 1945: Truman llega al poder un mes antes de la rendicin alemana. Se inicia el plazo de tres meses para la participacin de la URSS, y acabar as con los japoneses en Asia. Truman pide posponer la Conferencia de Potsdam, que comenzar entonces el 17 de julio, un da despus del exitoso ensayo de la bomba atmica en Nuevo Mxico.

- Agosto de 1945: EE.UU. lanza la bomba atmica sobre Hiroshima. Como prometi, la URSS entra en Manchuria, desplazando a las fuerzas japonesas y evitando ms bajas estadounidenses. Tres das despus de esta entrada, y cuatro antes de la rendicin de Japn, Truman ordena a sus coroneles identificar una lnea que divida Corea en dos zonas.

- 6 de septiembre de 1945: los delegados de toda Corea se renen en Sel para crear la Repblica Popular de Corea (RPC). Al da siguiente, MacArthur anuncia que las fuerzas bajo su mando "ocuparn hoy el territorio de Corea al sur de los 38 grados de latitud norte". Dos das despus, las tropas de los EE. UU. marchan hacia Sel protegidas por tropas japonesas (Japn, de nuevo, entra en Corea). Se anuncia que Abe Nobuyuki, el Gobernador General de Japn, continuar en su cargo con todo su personal.

- 1945 a 1948: reinado del terror: ocupacin formal de Corea por parte de los EE.UU. La estimacin de civiles asesinados bajo sospecha de ser comunistas est en 500.000. Septiembre de 1946: huelga general en Corea del Sur: 1.000 muertos y 30.000 encarcelados.

- 1949: levantamiento de la Isla de Jeju. Cuando un comit de la ONU prepara unas elecciones pensadas solo para el Sur de Corea, los habitantes de la isla temen una mayor divisin en la Pennsula, y se alzan contra el gobierno surcoreano bajo control del Ejrcito de EE.UU, que inicia una violenta campaa anticomunista. El 10% de la poblacin de la isla es asesinada.

Escogemos este pequeo territorio, de 120.538 kilmetros cuadrados y 25 millones de habitantes [RPDC - Repblica Popular Democrtica de Corea en la actualidad], dada la reiteracin mantenida en sus ejercicios de resistencia frente a las potencias de ocupacin desde 1905 hasta hoy. Observaremos cmo la posicin de los estados [EE.UU., Japn] que en principio se situaran como formas antagnicas frente a los conflictos en una poca [desde 1940 hasta la fecha], responden, en realidad, a un mismo criterio de actuacin. [Nota: es el ejercicio de resistencia de los pueblos ocupados lo que determin la posicin aliada de EE.UU. frente al eje alemn en la Segunda Guerra Mundial].

La trayectoria histrica coreana sealiza la verdadera poltica de alianzas. Es la escalada comunista internacional, consumada en los posibles rdenes sociales futuros de las distintas naciones, lo que fij las posiciones derivadas de un conflicto y la subsecuente dialctica entre estados. Los movimientos de liberacin nacional protagonizados por las clases oprimidas son el salto ms transcendental en la evolucin de los organismos [particularmente el humano]. La posicin coreana nos ofrece argumentos de peso para entender el devenir de la historia.

Se pueden sacar muchas conclusiones derivadas de las resistencias de los pueblos a las injerencias imperialistas analizando los sucesos ocurridos en el pasado y evaluar sus aciertos y errores estratgicos. Lo que parece ms complicado es determinar para qu han servido las resistencias en el futuro de los sujetos colectivos [resistivos] frente a los ultrajes infligidos. Nosotros nos queremos detener en las implicaciones que tienen las formas resistivas con relacin al desarrollo de los organismos [ontogenia].

Parecer siempre ms sencillo observar la ontogenia [el desarrollo de los organismos] fijndonos en su forma presente [comprobar lo que somos en este momento], gracias a la resistencia contra la ocupacin y el expolio realizada por los pueblos oprimidos durante generaciones, que conocer el futuro de dichos organismos formados y condicionados durante aos y aos a la opresin. En este detalle se encuentra el motivo principal para la resistencia de los pueblos: desarrollar sus organismos futuros. La resistencia de los pueblos es lo que ha permitido relacionar a los organismos con las categoras universales futuras, el nuevo orden moral y la tica de las sociedades humanas ulteriores o venideras. Qu humano pretende ser, en el futuro, un liberal? Qu humano nos est ofreciendo la resistencia coreana para el futuro? La resistencia de los pueblos determina la formacin de los organismos venideros. Si nos detenemos, la esperanza de vida sigue aumentando en todo el mundo. En los pases ms ricos lo hace cinco horas al da y en los pases en desarrollo la tasa crece ms aceleradamente todava. Esto, al margen de sealar que los organismos no presentan una tasa finita de desarrollo frente al envejecimiento, determina la relacin de los organismos en base al modelo productivo en el que se desarrollan. El pueblo coreano nos est ofreciendo una base para la formacin de nuevos organismos.

Ser o no ser lo mismo eternamente, esa es la diferencia que se establece en la dialctica de clases. El expoliado, el desposedo de su frontera corporal, no quiere volver a serlo, mientras que el burgus quiere mantener su forma y funcin con los mismos ademanes que el presente que ha construido a travs de los artefactos tecno-cientficos que ha posedo en un pasado, y que quiere poseer como energa potencial a descomponer en un porvenir, de manera eterna, constante. El humanismo ulterior, el pretendido por los que se denominan transhumanistas, intenta desglosar el catlogo de fenmenos posibles para un futuro enmarcado en las nuevas ontologas del capital, adaptando todos los tejidos [rganos, organismos] a su ocurrencia, para mantener y persistir en la termodinmica de la vida con carcter inercial y conservador; arrastrando a todos los cuerpos para establecer su devenir histrico.

El humano ulterior que se est configurando, el transhumano liberal pretendido, ser el responsable ltimo de consumirse en el mercado sin resistencia alguna al patronaje subjetivo de la relatividad existencial y al consumo selectivo de un mercado: elegir cmo consumarse, subsumido a la forma decidida por el universal de la razn burguesa, dado que la razn no alcanzar ms limites que los establecidos para una mercanca.

Tranquilos los condenados: nosotros, los derivados de la vida selectiva [los transhumanistas], les perpetuaremos; nosotros abonaremos una renta bsica universal; le proporcionamos las capacidades de alargamiento existencial durante muchos ms aos, y le dotamos de los argumentos necesarios para establecer su rol durante el resto de los siglos, para que siga siendo usted mismo. Y es que los nicos que se soportan a s mismos son los que no cargan con nada; sin cargas, sin pesos en su osamenta orgnica, sin ms capacidades que las ajenas, vivirn a costa de otros cuerpos. Solo hay que proponer un control de cargas emocionales que nos permita sobrevivir a la eternidad siendo sujetos pasivos, salvndose para permanecer, evitando toda transformacin compositiva de los organismos colectivos, limitndose a la ficcin fronteriza del individuo [individual]: -Cmo dejar de soportarse a s mismo? Convirtindose en un burgus?

La contradiccin viene cuando existe un colectivo humano con capacidad de universalizar una resistencia que posibilite la llegada de un humano ulterior [el que vendr] distinto al descrito por los idearios burgueses de los estados modernos. Que haya resistido durante generaciones para provocar una transformacin histrica y no perecer frente a las costumbres impuestas por el bienestar del estado burgus. Provocar los cambios, ser instructores activos, como constituyentes bsicos de un organismo social.

Como ya dijimos en una ocasin que nos preguntaron: sabemos que suena raro, que un pas de las caractersticas de Corea sea el sujeto protagnico en la transformacin y/o transmutacin de la hegemona mundo y piedra angular estratgica para el conflicto de clases, autntico motor de la metamorfosis productiva que viviremos a partir de 2030 [4 Revolucin Industrial]. Una tensin que mantiene a los ladrones del fuego [Prometeos contemporneos] ms cerca de la liberacin y la victoria que del sufrimiento y la derrota, alejados de la condena eterna a la persistencia de un tiempo ajeno a su porvenir comunitario. A quin le importa el sufrimiento humano visto a lo que se han enfrentado estos seres titnicos? Qu distancia existe entre la conciliacin y la victoria? Una esfera individual vale ms que los sujetos histricos de generaciones y generaciones futuras? El que estemos dispuestas a entregar la vida por las nuevas constituyentes humanas, tambin dignifica la vida de las que se oponen a este desafo y estrechan sus rganos. No se puede desafiar a la mutacin y pretender seguir vivas. Es posible que estos Prometeos contemporneos hagan de Zeus mortal.

Evald Manes y Mikel Vivanko, miembros de la KFA

Fuente original: Publicado originalmente en Cuba+.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter