Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-09-2018

Once aos para Eduardo Vela en el primer juicio por robo de bebs en Espaa

Mara Jos Esteso Poves
El Salto

La Fiscala pidi ayer 11 aos y tres meses para Eduardo Vela por el robo de la nia Ins Madrigal. Tambin solicita que se condene a la mujer de Vela, Adela Bermejo, por falso testimonio. El abogado de la acusacin eleva la peticin a 13 aos.


La jueza Mara Luisa Aparicio, siguiendo el protocolo y antes de dejar listo para sentencia el juicio, pregunt a Eduardo Vela, acusado de robo de bebs, si tena algo ms que aadir: "Nada, nada ms dud unos segundos el gineclogo. Vmonos". Eran ya ms de las tres de la tarde de ayer, 4 de septiembre, cuando acab la ltima vista de primer juicio celebrado por robo de bebs en Espaa.

El juicio contra el gineclogo de 85 aos Eduardo Vela Vela, que dirigi la clnica San Ramn de Madrid durante ms de 30 aos, qued ayer listo para sentencia despus de ms de cinco horas de declaraciones. Un juicio histrico, ya que es la primera vez en el Estado espaol que se sienta en el banquillo a un mdico acusado de robo de bebs. Vela, adems, cuenta con decenas de acusaciones de robo de nios y es considerado uno los principales cabecillas de la trama de robo de bebs que actu entre finales de los aos 50 y los 90, junto con la monja, ya fallecida, Mara Gmez Valbuena.

La clnica San Ramn, situada en el Paseo de la Habana, nmero 143 de Madrid, dej de funcionar cuando se destap el caso de trfico de nios en este hospital tras una investigacin policial. Aunque entonces se pensaba que esto afectaba solamente a esta clnica, que funcion entre 1961 y 1981, y se cerr definitivamente en febrero de 1982. Hoy sabemos que esta ha sido una prctica generalizada de secuestro y venta de recin nacidos.

La fiscal solicita para el gineclogo Eduardo Vela una condena total de once aos y diez meses. Ocho aos de prisin por los delitos de suposicin de parto y detencin ilegal, ms tres aos y 10 meses por falsedad documental, ya que firm que asisti al parto de la madre adoptiva (infrtil) de la denunciante. Adems, solicita una indemnizacin por daos morales de 350.000 euros a la beb robada Ins Madrigal, hoy de 49 aos de edad. El abogado de Ins Madrigal, Guillermo Pea, eleva la peticin a 13 aos de crcel.

Mientras, Ins Madrigal Prez sigue sin conocer sus orgenes biolgicos y sigue buscando a su madre. A la salida de la Audiencia provincial de Madrid ayer declar que estaba contenta: "Por haber podido acabar el juicio, el primer juicio por bebs robados que debe abrir los miles de casos cerrados reiter en los tribunales de este pas", dijo ayer Madrigal a la salida de del juicio. Tambin manifest que no espera ver a Vela en la crcel, pero s que exista "verdad, justicia y reparacin en el caso de los bebs robados, como yo miles de personas tienen sus datos en el registro civil con una madre falsa".

Madrigal present una denuncia ante la Fiscala el 27 de enero de 2011, pero fue archivada. Un ao despus, con la ayuda de la Asociacin SOS Bebs Robados de Madrid, present otra denuncia, hoy en espera de sentencia.

La de ayer fue la segunda sesin del juicio que se inici el 26 de junio pasado tras varios aos de espera. La anterior vista se suspendi el pasado 27 de junio, cuando el mdico acusado no acudi al juicio y su abogado, el letrado Rafael Casas Hrranz casado con la hija mayor de Vela, comunic a la sala que la familia del gineclogo haba decidido ingresarlo en el hospital debido a que sufra mareos.

Un mes despus, el juicio se reanud y la apariencia del acusado ayer era otra. Sentado en un silla de ruedas, su aspecto durante toda la maana era muy distinto. Segua con atencin el juicio, con gafas y escuchando atento el desarrollo del mismo e incluso se permita sonrer con irona y hacer algn comentario en voz baja. Escoltado por su mujer, Adela Bermejo, y su hija mayor, Adela Vela Bermejo, reaccion en varias ocasiones sonriendo y girndose hacia su mujer para buscar la mirada cmplice de esta, que tambin sonrea a algunas frases de la fiscal y del abogado de la acusacin.

En esta sesin tuvo lugar el testimonio de una periodista francesa, uno de los ms esperados, clave, segn el abogado Guillermo Pea. Emile Delphine Helmbamchel es una de las dos periodistas de la televisin pblica francesa que en diciembre de 2010 consiguieron entrevistarse con Eduardo Vela y su mujer Adela Bermejo. La reportera explic ayer por videoconferencia que el mdico las cit en su domicilio, donde mantuvieron una la charla que las periodistas grabaron con cmara oculta. Durante la entrevista, ellas preguntaron sobre la entrega de la nia Ins Madrigal. El matrimonio recordaba perfectamente el caso y ambos reafirmaron que esa nia fue un regalo, que no se cobr por ella, explic Delphine.

Este testimonio aportado por la acusacin y la Fiscala es fundamental. La reportera cont que inicialmente se identificaron como pacientes y despus confesaron al mdico y su mujer que eran periodistas. El abogado de Vela pregunt a la periodista si esa entrevista se hizo por encargo de la denunciante Ins Madrigal, a lo que la periodista respondi que no y afirm que consideraron importante para su reportaje entrevistar al gineclogo en un reportaje sobre los bebs robados en Espaa. El vdeo, de ms de media hora de duracin, est incluido entre los documentos aportados contra el gineclogo entre los 862 folios que consta el caso, recogidos en dos tomos.

Hacer desaparecer los documentos

Tambin declararon ayer, a peticin de la Fiscala, los padrinos de Ins Madrigal y un polica nacional. El polica nacional cont como se hizo la investigacin a peticin de la fiscala y el juzgado. El declarante dijo que consigui hablar con Vela, pero fue imposible quedar con l. Sobre los documentos de las familias y los bebs el polica dijo que Vela le manifest que se quemaron.

El polica manifest que las investigaciones demostraban que haba una trama alrededor de los recin nacidos, por los que se pagaban distintas cantidades. Al frente de esa trama se encontraba el doctor Vela. Los bebs venan de lugares de acogida de chicas embarazadas que tericamente no queran a sus hijos y Vela se encarga de entregarlos. El abogado de Vela mantuvo que este no se llev ninguna documentacin de la clnica San Ramn, que eso fue cosa de los encargados de la administracin que all trabajaron.

Para la fiscal, lo que hizo la clnica San Ramn fue "borrar cada paso que se dio". "Una persona entra a dar a luz a una nia y una hora despus otra mujer se lleva a una nia, pero nadie sabe nada", dijo la fiscal. En esta misma lnea, una enfermera que trabaj con Eduardo Vela en 1978 reconoci en una entrevista realizada en Diagonal que, cuando los bebs iban a ser entregados a otros padres que no eran los biolgicos, "ingresaban muchas mujeres sobre las que haba una especie de pacto para que no se registrasen en ningn documento. Ni en el libro de entrada de la clnica, ni en el de salida. No haba historia mdica, nada".

Todo hace indicar, dijo la fiscal, que Ins pueda ser hija de "una mujer adltera que qued embarazada fuera del matrimonio". En este sentido Guillermo Pea manifest que una cosa es no poner quien es la madre en el certificado de nacimiento, ya que la ley lo permita por salvaguardar su identidad en el caso de que entregaran el beb, y otra bien distinta es "no anotarla en los libros de entrada de la clnica", mantiene. "Ni entonces ni ahora la ley permita ser una cliente annima", incide tras sealar que tambin llama la atencin que no exista "ni consentimiento ni asentimiento de la madre", ni ningn papel que indique que esa nia fue dada por la madre, "tampoco una factura", como en otros casos, por los gastos de la clnica. LA fiscal seal que estas y otras evidencias indican que Ins era una nia robada y haba que darla, y pronto. Por eso la entrega fue rpida, en unos das.

La fiscal hizo ayer una extensa y detallada exposicin de cmo ocurrieron los hechos y cit diversas sentencias que apoyaban sus argumentos.

"Una adopcin legal"

Tambin se proyect en la sala un careo grabado a finales de 2013, durante la instruccin de este caso, entre la madre adoptiva de Ins, Ins Prez Prez (fallecida en 2016), y el doctor. Vela neg conocerla a pesar de que ella insista y haba manifestado que en las dos visitas iniciales para la entrega de la nia la trataba como de la familia. La madre de Ins tambin manifest que crea entonces que se trataba de "una adopcin legal".

Esas dos visitas iniciales referidas por Prez Prez cerraron la entrega de la nia, que se produjo en unos das. "Todo fue muy rpido y el objeto era entregar esa nia", sustenta la Fiscala, que mantiene que, si todo se hubiera hecho de forma legal, habra algn documento y renuncia de la madre a esa criatura. Pero no lo hay ."Entonces, en 1969, como ahora, era un delito el rapto de bebs. Esa nia haba que entregarla". Por ello el 6 de junio los padres la recogieron en la clnica San Ramn y el 7 de junio la inscribieron en el Registro Civil. "La inscripcin se produce un sbado, eso ayuda a la impunidad, que hubiera menos gente", sostiene la fiscal.

La fiscal tambin explic cmo, segn los testimonios, los padres de Ins Madrigal, al llegar a la clnica el 6 de junio de 1969 a recoger la nia prometida el "regalo", le dijo Vela, con la ropita para la beb, quisieron subir a la habitacin para vestirla. Pero Adela Bermejo [mujer de Vela] se puso como una furia y dijo que eso no poda ser porque "se descubrira el ajo".

El vdeo de las periodistas francesas refuerza que la mujer de Vela conoca el caso de la nia Ins Madrigal que se regal. Por ello, la fiscal pide tambin que se condene a Bermejo por faltar a la verdad en el juicio.

La fiscal explic que la entrega de la nia se hizo siguiendo la prctica de Vela: se entrega a los bebs muchas veces en agradecimiento a las mujeres que no podan tener hijos y que trabajaban en las congregaciones de monjas de la caridad haciendo tareas. Ese fue el caso de la madre de Ins Madrigal, que antes tuvo a un nio llamado Paquito pero que le fue retirado. Como explic ayer Guillermo Pea, la ley permita que las madres se pudieran arrepentir de entregar a su hijo en el plazo de tres aos y podan recuperarlo, como fue el caso de Paquito. Por ello, queran compensar a Ins Prez con otro nio o nia y en menos de una semana se prepar todo.

El mediador tanto en el caso de Paquito como de Ins Madrigal, y todo apunta que en muchos ms casos, fue el cura jesuita Flix Snchez Blanco, supuesto ntimo colaborador y amigo del gineclogo Vela. El abogado Casas dice que su defendido conoca al jesuita porque fue su profesor de matemticas cuando tena 10 aos y que "el cura solo le peda medicamentos" y otros favores "para ayudar a los ms desfavorecidos". Sin embargo, la fiscal mantiene que el gineclogo y el cura tenan una estrecha relacin y por eso, y por el compromiso con este cura, explic ayer la Fiscal, haba que regalar a esa nia a la conocida del cura, Ins Prez, madre no biolgica de la nia robada Ins Madrigal que confes a esta todo al final de sus das.

Ins Prez cuidaba nios en el convento de las Misioneras de Jess Mara y Jos en la localidad madrilea de Los Molinos y, como no poda tener hijos, el sacerdote la recomend a Vela. Y todo fue rpido para buscar una nia. El mdico Vela llam a la lechera del pueblo de Los Molinos, Madrid, contigua a la casa de Ins Prez, porque entonces 1969 no tenan telfono, y al da siguiente recibi a la madre en su clnica como si la conociera de toda la vida. Dos encuentros: el primero para "facilitar el beb", explica la fiscal, y ah es donde le indica que simule un parto con un cojn, poniendo cara de sentirse mal, ante a sus vecinos". En el segundo encuentro le entregaron a la beb.

Todo indica, segn argument en el juicio la Fiscala, que esto tuvo lugar el viernes 6 de junio de 1969 y al da siguiente, el 7 de junio, se inscribi a la nia en el Registro Civil.

Evitar abortos

En el vdeo de las periodistas francesas, Vela argumenta que est bien lo que se haca porque "eso lo han hecho los mdicos durante 40 o 50 aos para evitar abortos". Esto, segn explico el abogado de la nia robada, demuestra cual es el mvil ideolgico. "El decida como si fuera dios qu hacer con nuestros orgenes", insisti despus Madrigal.

El abogado de Vela, por su parte, seal que el fin era "ayudar", porque antes, sin estar casada, quedarse embarazada "estaba mal visto". Por ello pide absolver a su defendido. Y mantiene que, adems, los hechos "ya han prescrito". Sobre la prescripcin del delito, la fiscal explic en su escrito de conclusiones que el plazo de prescripcin computa cuando cesa la conducta. Y hace referencia a que la Fiscala General del Estado envi una circular en 2012 dando rdenes para unificar criterios en las fiscalas territoriales en el caso de los bebs robados. Indica esa circular que se siga el criterio de que los nios robados entre 1959 y 1990 en todo el Estado espaol no prescriben hasta que han transcurrido 10 aos desde la fecha en la que vctima tiene la certeza de que lo es. Ins supo con 18 aos que era adoptada, "pero no es lo mismo saberse adoptada que robada", seala la fiscal. Madrigal supo que su madre no era la biolgica cuando denunci en 2011, tras hacerse la prueba de ADN con un 0% de coincidencia, dice el Ministerio Pblico.

En la prescripcin del delito la fiscal tambin cit a Justicia argentina en el caso del robo de bebs durante la dictadura de este pas, explicando que debemos de aprender del proceso seguido all, donde tambin la prescripcin empieza a contar cuando la persona tiene la certeza de lo ocurrido.

Guillermo Pea a la salida del juicio se mostr optimista, aunque dijo que "el juicio llega muy tarde". Mientras, decenas de afectadas por el robo de bebs a las puertas de la Audiencia Provincial abrazaban y aplaudan al abogado. Para Ins Madrigal, en este pas "nadie puede quedar impune jugando a ser dios, falsificando las partidas de nacimiento y cercenando el derecho a conocer nuestros orgenes", dijo. Y anunci que va a llegar hasta "el Tribunal Supremo para que se pronuncie sobre la prescripcin y se puedan abrir las miles de denuncias de bebs robados cerradas".

Fuente: http://www.elsaltodiario.com/ninos-robados/11-anos-para-eduardo-vela-en-el-primer-juicio-por-robo-de-bebes-en-espana

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter