Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-09-2018

La guerra fra o cmo borrar la Gran guerra patritica

Robert Charvin
Investig'Action


Nota edicin: Una gran parte de la opinin, formada por dcadas de guerra fra entre Oriente y Occidente, llega incluso a ignorar que la URSS era el principal adversario de Alemania

A medida que los aos de guerra se alejen, los rusos sern desposedos de su victoria. Por el contrario, con el tiempo, los crmenes del nazismo y de los diversos fascismos se perciben con cierta indulgencia : es esencialmente el Holocausto lo que sigue siendo central en la memoria occidental.

El discurso es simple : La nica barbarie criminal durante la Segunda Guerra Mundial es el exterminio de los judos. No conduce a una condena del pueblo alemn, que rpidamente tuvo la capacidad de cambiar su cultura poltica, lo que result en una disminucin general y constante del antisemitismo. Segn cierta historiografa, los eslavos fueron considerados de pertenecer a una subhumanidad, pero sin la intensidad del antisemitismo! Las creencias antieslavas no habran sido tan centrales como el antisemitismo

Una gran parte de la opinin, formada por dcadas de guerra fra entre Oriente y Occidente, llega incluso a ignorar que la URSS era el principal adversario de Alemania : la memoria de la intervencin estadounidense (desembarco en Argelia, Italia y Francia) junto a algunos franceses libres que se alimenta sistemticamente tiende a borrar en las mentes que la URSS haba jugado un papel determinante en la victoria de los Aliados. En 1960, seala la historiadora A. Lacroix-Riz, el 57% de los franceses todava conoca el papel de los rusos; en 2004, el porcentaje alcanza solo el 20%. El sacrificio masivo del pueblo ruso se pasa por alto. En 2014, las autoridades francesas y los medios llegan incluso a cuestionar la necesidad de invitar a Rusia a las ceremonias de aniversario del desembarco de Normanda

En direccin de quienes an mantienen su recuerdo, se acusa al Ejrcito Rojo de no haber tenido una moral : se le atribuye de forma retrospectiva un carcter brutal y amenazante, culpable de agresin contra las democracias. Sin embargo, no hay ninguna razn fundamental para temerlo, porque, como lo planteaba Caspar W. Weinberger, Secretario de Defensa de los Estados Unidos en 1982, las mejores fuerzas de defensa en el mundo son las de los pueblos libres. En otras palabras, segn Estados Unidos, el Ejrcito que liber a Europa es el de un pueblo esclavizado. Se rechaza el espritu de mayo de 1945. Al diabolizar a Stalin, debido a sus prcticas represivas internas, se pretende diabolizar al Ejrcito que combati por restaurar el territorio de la Rusia histrica, la de Pedro el Grande, incluyendo a los pases blticos.

El clima est lejos de ser el del juicio de Nuremberg, cuando los representantes de todos los Aliados denunciaron por la voz del juez ingls Dodd el horripilante tratamiento de los prisioneros de guerra soviticos (por ejemplo, el exterminio a partir de 1941 de 2.000 prisioneros rusos en el campo de Flossenbourg), mientras que el fiscal britnico Hartley Shawcross recordaba que Hitler estaba preparando la invasin de Rusia desde 1940 (declaracin de Ribbentrop), unindose a las requisiciones del abogado estadounidense Alderman.

En la audiencia del 7 de enero de 1945, la acusacin britnica obtiene la confesin del general de la SS Bach Zelewski : el propsito de la campaa rusa fue para diezmar la poblacin eslava matando a 30 millones. Nadie neg en Nuremberg el papel de la Rusia sovitica ni el precio que tuvo que pagar. En aquel momento, nadie situa en el mismo nivel de compromiso el Pacto del antikommintern (de Alemania, Japn e Italia en 1936-1937) dirigido en su principio mismo en contra de la Unin Sovitica, y el pacto germano-sovitico, puramente tctico. Sin embargo, hay quien se atreve a escribir en 1992, que gracias al caos revolucionario en Europa occidental, provocado por el conflicto, Stalin podra hacer de una intervencin final del Ejrcito Rojo, la razn ltima para establecer por fin el comunismo en todo el continente!

Una cierta historiografa occidental, de ese modo, negando los hechos y las correlaciones de fuerzas reales, reconstruye la Historia haciendo de una Rusia amenazada y a la defensiva, en los aos 1930-1940, una potencia agresiva con objetivos revolucionarios.

Extracto del libro Rusofobia, Hacia una nueva guerra fra?

Fuente: https://www.investigaction.net/es/la-guerra-fria-o-como-borrar-la-gran-guerra-patriotica/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter