Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-09-2018

Theresa en el otro lado del espejo

Rodolfo Bueno
Rebelin


Sir Arthur Conan Doyle describira con rabietas a su personaje, el Dr. Watson, quien, deslumbrado siempre por el razonamiento deductivo del inmortal Sherlock Holmes, que lo conduca a descubrir al criminal, se quedara patidifuso ante los embelecos y disparates de Theresa May, Primera Ministra del Reino Unido, que conducen a confundir los hechos para ocultar al delincuente.

El 4 de marzo del 2018, el coronel Sergui Skripal y su hija Yulia, ambos ciudadanos rusos, fueron hallados inconscientes cerca de un centro comercial de la ciudad britnica de Salisbury. De acuerdo a Scotland Yard, las vctimas sufrieron la exposicin a un agente nervioso; aunque han sido dados de alta, es desconocido el actual paradero de ellos. Sergui trabaj en el Departamento General de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de Rusia. En 1995, cuando era agregado militar en Espaa, fue reclutado por el MI6, el servicio secreto britnico, al que entreg secretos de Estado. El 2006, la justicia rusa lo conden a trece aos de prisin. El Presidente Medvdev lo indult el 2010, luego se refugi en el Reino Unido, que le concedi la ciudadana britnica.

El mismo 4 de marzo, sin que los cientficos britnicos hubieran determinado el pas donde fue fabricado el agente txico ni tuviera informacin alguna sobre el veneno usado, Theresa May sostuvo en el Parlamento Britnico que la familia Skripal fue envenenada con un agente nervioso, conocido como Novichok, y que slo Rusia posea la frmula de ese veneno. Falso!Inglaterra misma lo produce cerca de Salisbury y Rusia, en la dcada de los 90 del siglo pasado, bajo la supervisin de observadores internacionales de la Organizacin para la Prohibicin de las Armas Qumicas, destruy sus reservas de armas qumicas. Adems, Vil Mirzaynov, creador de este txico, emigr hace veinte aos a Estados Unidos, donde public Secretos de Estado: una crnica desde adentro del programa ruso de armas qumicas, libro en el que se encuentran las frmulas de este agente neurotxico. As es de penoso el espectculo que Theresa May da a nivel mundial y cuya finalidad es difcil de concebir, por ahora.

Londres, pese a que Mosc expres su disposicin de colaborar en lo que se requiera, le neg el acceso a pruebas que le permitan cooperar y no entreg informacin alguna sobre la investigacin. El Presidente Putin evidenci su preocupacin por la postura destructiva y provocadora del Reino Unido y declar inadmisible las acusaciones infundadas y los ultimtums, porque Mosc nada tiene que ver con este caso; subray que su pas no busca disculpas de nadie, lo nico que espera es que en el gobierno britnico triunfe el sentido comn, porque ms de veinte pases podran producir sustancias similares al Novichok. Por su parte, Mara Zajrova, portavoz de la Cancillera rusa, declar: Ninguna situacin similar concluy con la verdad ni, por lo menos, con una respuesta a algunas de las preguntas hechas por todo el mundo, por los investigadores, la comunidad y Rusia. Record que siguen sin respuesta los casos de Alexandr Perepelichni, fallecido el 2012 durante un recorrido matutino cerca de su casa en la ciudad britnica de Weybridge; de Alexandr Litvinenko, envenenado en un hotel en pleno centro de Londres; y de Bors Berezovski, que muri misteriosamente en su mansin. En cada uno de estos caso se lanz al principio una gran campaa meditica y luego los tribunales tomaron decisiones confidenciales que siempre fueron muy secretas. Lo que hace Londres ni siquiera corresponde con ninguna prctica civilizada, concluy.

Ahora, seis meses despus, se publican las fotos de Alexandr Petrov y Rusln Boshrov, a los que la fiscala britnica les imputa ser los autores del incidente de Salisbury y que dizque son espas de nacionalidad rusa. Un hecho curioso, el 2 de marzo de 2018, la misma cmara de vigilancia capta por separado a cada uno de ellos saliendo del mismo vuelo en el mismo instante de su llegada y en el mismo pasillo del aeropuerto de Gatwick. Como se sabe, la ubicuidad es un don slo divino.

Theresa May anunci en la Cmara de los Comunes que Scotland Yard identific a los autores del envenenamiento de los Skripal, que ambos son oficiales del GRU, el servicio de inteligencia militar ruso. Dijo que llegaron, cometieron el delito y se fueron por las mismas. Toda la prensa britnica la acolit y los llam la mano ejecutora del asesino Putin. Mentira! El jefe de la polica slo dijo que eran sospechosos y no que fueran oficiales del GRU. Sucede que en Inglaterra, el que habla en el Parlamento tiene el privilegio parlamentario de no poder ser juzgado por ningn juez; la prensa tampoco es responsable, porque lo que publicita se basa en el discurso del orador. Por qu no va Theresa May a un medio pblico a decir lo mismo?, pregunta el escritor ingls Neil Clarke, periodista del The Guardian.

La Federacin Rusa, que no conoce a estas personas, solicita a Londres que le entregue los datos que llenaron los sospechosos en la solicitud de visa, ya que el procedimiento britnico para los ciudadanos rusos incluye las huellas dactilares del solicitante, todos sus datos personales y de sus parientes cercanos; as, la polica rusa los encontraran en cinco minutos. Theresa May se niega a satisfacer este pedido y no da ni los nmeros de sus pasaporte ni sus patronmicos, lo que es indispensable para identificarlos, porque, segn ella, los nombres de los sospechosos son ficticios y los documentos falsos. Ah s llegaron adonde iban, cmo buscar a los supuestos culpables en Rusia, para verificar las acusaciones britnicas?

Vasili Nebenzia, representante permanente de Rusia en la ONU, ha denunciado que seis meses despus del atentado no estn claros los motivos por los que Rusia podra querer envenenar a los Skripal ni por qu podra haberlo hecho de una manera tan extraa, compleja e ilgica. Segn Theresa May, los criminales llegaron juntos a Londres y se fueron a Salisbury, esparcieron en la manija de la puerta de la vivienda el Novichok que se contena en un frasco de perfume Nina Ricci, que segn esta empresa es falso, lo sellaron hermticamente de nuevo y lo arrojaron en Amesbury, a once Km. de Salisbury, donde lo recogi Charles Rowley, que se lo regal a su novia Dawn Sturgess, que falleci das ms tarde. No est claro cmo los Skripal pudieron envenenarse si haban abandonado su casa muy temprano por la maana antes de que arribaran los posibles criminales. Hasta aqu la pelcula.

Para mentir y comer pescado, hay que tener mucho cuidado, pero lo que hace Londres se semeja ms a la realidad detrs del espejo que a un atentado profesional. No explica, por ejemplo, por qu dos miembros del GRU viajaron juntos en AEROFLOT, en vuelo directo Mosc-Londrs-Mosc, cuando los agentes, si no son chiflados, deben viajar separados, por distintas rutas y con pasaportes de otros pases? Por qu se cambiaron de zapatos si la misin dur slo un da? Cmo transportaron en un simple frasco de perfume, un txico tan venenoso, que un slo gramo puede matar a miles de personas, sin usar un contenedor especial con proteccin y sin que les pase nada? Cmo esparcieron esta sustancia venenosa con un pulverizador y quedaron con vida, pese a no usar trajes espaciales? Cmo y para qu lo volvieron a sellar si para hacerlo, se requiere de equipos especiales? Por qu no se deshicieron de un veneno tan peligroso en Salisbury? Cmo se envenenaron los Skripal si se hallaban lejos de su casa? Y, finalmente, dnde estn los Skripal?

En cierto sentido, los ingleses viven como Alicia en el pas de las maravillas y son engaados, aunque ya saldrn del espejo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter