Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-09-2018

El fin del largo siglo XX

Andrs Piquera y Alberto Rabilotta
La Migraa


Difcil escapar a la sensacin de que vivimos dentro de una especie de acelerador social de partculas, de partculas histricas, de fragmentos de lo que fueron sociedades, economas, que hoy se ven sometidas a una tensin electromagntica insoportable, de manera que todo lo slido est estallando por los aires.

El vrtigo de la aceleracin se debe al derrumbe de toda la economa del valor, la cada de la rentabilidad del capital a consecuencia de su propio proceso de sobreacumulacin que se arrastra de forma definitiva desde los aos 70 del siglo XX (1). Pero mientras este magma subterrneo de crisis va haciendo su camino, su causalidad profunda llega a las conciencias humanas a travs de los fenmenos polticos que acontecen en la superficie de la corteza terrestre. Cada vez ms difciles de pasar desapercibidos, incluso para poblaciones mundiales entrenadas para no ver ni entender nada de lo que ocurre.

La sensacin de vrtigo es ms acusada desde el derrumbe de la Unin Sovitica, en que el mundo vivi la metamorfosis del imperialismo estadounidense -consagrado por el podero militar, industrial, financiero y monetario resultado de la Segunda Guerra Mundial-, hacia un sistema de gobernanza que buscaba establecer un orden legal de alcance mundial destinado a la supremaca del mercado sobre las sociedades a escala universal.

Este sistema fue muy cuidadosamente elaborado sobre una base ideolgica que permiti la verdadera toma del poder educativo, meditico, jurdico y poltico por las grandes empresas en EEUU a partir de la dcada de 1970. Fue as, controlando las instituciones de enseanza superior, que en EEUU y en las formaciones sociales centrales en general, se cre el cuerpo de funcionarios gubernamentales, de ejecutivos empresariales, de economistas, polticos y periodistas orgnicos, que han impuesto y refuerzan diariamente la formacin del sentido comn, el pensamiento nico que colabora con esta dominacin y que, paradjicamente, en esta etapa constituye una de las contradicciones principales que impide al capitalismo realmente existente cualquier suerte de reaccin de auto-salvacin frente a su crisis sistmica (2).

El Gran Robo como derecho internacional informal impuesto por EE.UU.

La correlacin histrica de los hechos es la siguiente.

El sistema-mundo del capitalismo industrial, con sociedades relativamente estables a las que se lleg en las economas de capitalismo avanzado por las luchas de clase a su fase keynesiana, ha dado paso en medio siglo - mucho ms rpidamente en la periferia relativamente industrializada- a profundas transformaciones en el modo de producir causadas por el desarrollo de la electrnica, las telecomunicaciones, la informtica y la automatizacin, que propulsaron los cambios que hicieron posible un sistema-mundo basado en las poderosas transnacionales en todas las ramas de la economa, la demolicin de las fronteras geogrficas (las soberanas nacionales) y la eliminacin del papel regulador de los Estados y de la capacidad poltica de las sociedades (las soberanas populares), con el establecimiento final de la dictadura de mercado en todos los aspectos posibles de la vida humana y de la explotacin de la naturaleza (lo que Polanyi llam los mercados reguladores -lejos de la memez con la que son descritos por la ortodoxia econometrista, que se empea en que nos creamos que son mercados autorregulados-).

Tras la eliminacin del enemigo sistmico sovitico, el proyecto adquirira una nueva dimensin cualitativa. Llevar a cabo la globalizacin como nuevo (gran) imperialismo requera de una unipolaridad estratgica, para pasar a poner todas las entidades globales (FMI, Banco Mundial, OMC, Foro de Davos, G7-20, ONU) al servicio de EE.UU. y de sus aliados subordinados (UE, Japn, Canad, Australia). Un orden internacional dominado por Washington para avasallar a todo el mundo con su proclamada globalizacin neoliberal, que nunca fue ms que la aplicacin y el sometimiento a las leyes estadounidenses consagrando definitivamente el alcance extraterritorial que Washington siempre se arrog-, para que los pases signatarios de acuerdos de liberalizacin comercial cedieran su soberana nacional y popular, y desarmaran a sus sociedades frente a la multiplicada potencia de los mercados reguladores, esa fuerza bruta del capital globalizado y concentrado en manos de trasnacionales y de Wall Street, con el Pentgono ejerciendo el papel de matn para el que no cumpliera con sus leyes.

As, un aspecto importante de lo que significan Tratados como el TTIP (UE-EE.UU.), es que fueron creando un derecho internacional informal que en realidad est basado en las leyes y la jurisprudencia de EEUU (porque ningn Tratado o Acuerdo con este pas puede contradecir las leyes o el Congreso de EE.UU., ni EE.UU. acepta ninguna decisin de organismo multinacional que le contravenga). Es decir, que todos los Tratados firmados por este pas institucionalizan de jure la aplicacin extraterritorial de las leyes estadounidenses. La liberalizacin comercial (OMC y Tratados de Libre Comercio) potencia esa operacin a escala mundial, que tiene por objetivos destacados la privatizacin de la riqueza social y cultural acumulada a travs de generaciones (afecta, entre otros aspectos, a los servicios pblicos -sanidad, educacin, transporte, comunicaciones, etc.-; infraestructuras -red viaria, instalaciones- y patrimonio construido). As como tambin la privatizacin del patrimonio natural: la mercantilizacin de la naturaleza en todas sus formas; la mercantilizacin de los recursos genticos; la propiedad intelectual o de patentes sobre recursos ajenos; la empresarizacin y/o privatizacin de instituciones pblicas (como las Universidades e incluso la Administracin); tambin la apropiacin militar directa de los recursos y materias primas ms codiciados. En este captulo entran asimismo las tcnicas financieras de desposesin: promociones fraudulentas de ttulos; destruccin deliberada de activos mediante la inflacin y a travs de fusiones y absorciones; endeudamiento generalizado (por encima de la capacidad de pago) que genera un disciplinamiento de las sociedades as como formas modernas de servidumbre por deudas; fraudes empresariales, etc. (3)

Slo faltaba un ltimo toque a este plan: comenzar a sembrar el mundo de parasos fiscales para guardar todo el botn del Gran Robo.

Las otras potencias capitalistas aprenderan del camino trazado, para hacer lo propio con otras formaciones menores. Ya en 1997 se realizaron 1850 Tratados Bilaterales (se haba firmado uno cada dos das y medio). Reflejo de la necesidad imperiosa de construir un modelo econmico universal y libre de responsabilidades sociales (proceso de disolucin social) y con posibilidades ilimitadas de enriquecimiento para las elites (extrema desigualdad), lo que paso a paso se logra a partir de los aos 90 con la creacin de ese sistema legal supranacional. La propia UE es una va para puentear los parlamentos y las instituciones locales, sustrayendo las decisiones e intereses del Gran Capital a las luchas de clase a escala estatal que forjaron las distintas expresiones nacionales de la correlacin de fuerzas entre el Capital y el Trabajo. Si la Europa socialdemcrata fue la mayor manifestacin del reformismo capitalista cuando ste todava impulsaba con vigor el desarrollo de las fuerzas productivas, hoy la Unin Europea es el primer experimento de ingeniera social a escala regional o supraestatal en favor de la institucionalidad de las estructuras financieras de dominacin. Supone en s un cuidadoso plan de desregulacin social de los mercados de trabajo (lo que significa la paulatina destruccin de los derechos y conquistas laborales) y de las condiciones de ciudadana, que se dota de todo un conjunto de disposiciones y requisitos para hacerse irreformable (4).

La irrupcin de China cambia el mundo. El Imperio Global se desnuda

Si ya estbamos subidos a la vorgine de un capitalismo terminal (que como tal, paradjicamente, alcanza la fase de supernova o hipercapitalismo), la imagen del sistema como acelerador de partculas se dispara con la irrupcin de China en cuanto que actor que reclama su papel como nuevo hegemn.

La eclosin de China (5) ha imprimido una dinmica endiablada al ritmo de los acontecimientos. Para empezar ha hecho que la superpotencia norteamericana reculara en su proyecto expansivo, globalizador. Por eso EE.UU. hizo abortar la Ronda de Doha tocando de gravedad a la propia OMC (que est prcticamente desaparecida). Ahora comienza a retirarse de los Tratados con los que tena atado a buena parte del mundo. Ya se sabe, no es lo mismo practicar el libre mercado con quienes no pueden competir contigo que con quien te supera. Entonces los poderosos prefieren sin disimulos el proteccionismo. De hecho, la historia moderna nos muestra que dentro del sistema mundial dominado por el Eje Anglosajn desde 1700, la multipolaridad slo se ha manejado a travs de la confrontacin poltico-econmica y, al fin, militar.

Por ahora, el sistema financiero ha empezado a compartir la importancia del yuan (en realidad del petro-oro-yuan, dado que China es el principal importador de petrleo y el que ms reservas de oro tiene del mundo), que se aprecia en la misma proporcin en que el pas ha comenzado a deshacerse de las reservas de moneda extranjera y de bonos estadounidenses. Dado el actual estado de cosas, la lgica sistmica llevara a levantar un nuevo entramado financiero internacional apoyado en una bolsa de monedas en la que el dlar perdiera parte de su peso. A esto puede la superpotencia resistirse ms o menos tiempo, pero tarde o temprano la tendencia lgica para no terminar de desquiciar la economa capitalista es que primen las monedas ancladas a la energa y a la economa productiva.

Tanto la una como la otra ya no estn en el Eje Anglosajn, sino en Asia, y sobre todo en el Eje chino-ruso, a partir del momento en que Rusia recobra tambin su papel como gran potencia. Este Eje est intentando construir una forma de internacionalizacin distante de la globalizacin capitalista, por lo que en vez de estar basada en el desenfreno financiero, la especulacin, la rapia de recursos mundiales, la multiplicacin de recortes sociales y planes de ajuste, parasos fiscales y capital ficticio, proporcione un entramado energtico-productivo multipolar. Toda un rea transcontinental integrada econmicamente mediante una nueva Ruta de la Seda. En ella se intenta incluir a la Unin Econmica Euroasitica, con India y su zona de influencia (6), pero tambin Brasil-Argentina y la Unasur-Celac, Sudfrica y la Unin Africana (7). Una red con moneda internacional centrada en el yuan y la canasta de monedas BRICS, con un Banco de Infraestructura y Desarrollo, un Fondo de Fomento, un sistema propio de compensacin de intercambio, un plan de infraestructura y desarrollo que muy pronto llegar a Inglaterra con un tren de mercancas de alta velocidad.

EE.UU. ha ido minando o intentando minar buena parte de los planes iniciales. La resistencia a ese escenario puede acarrear el intento de implantacin de un nuevo teln de acero por parte de EE.UU. contra China. Hasta ahora la faccin globalista financiera del poder estadounidense ha mantenido una entente cordiale con China debido precisamente al entramado financiero y de capital ficticio que le une a ella. Mientras que enfrentaba a Rusia para impedirle su recuperacin como potencia mundial y arrebatarla su podero energtico-militar. De hecho, nunca se content con la implosin de la URSS, por lo que ha intentado disgregar y desestabilizar tambin a Rusia por diferentes lugares (Chechenia, Georgia que est lista para entrar en la Otan-, Osetia, Azerbaiyn, y ahora sobre todo Ucrania), asedindola econmicamente y empujando a la OTAN hasta hoy a las mismas puertas de su casa.

Pero la subida de Trump significa que la faccin nacionalista estadounidense ha asumido temporal y parcialmente el relevo de poder, para procurar volver a cierta economa productiva, en un desesperado intento de reindustrializar el pas. Lo cual requiere, entre otras medidas, la re-institucionalizacin de la Ley Glass Steagall para debilitar estructuralmente a la faccin financiera global, al impedir que la banca financiera de inversin pueda sustentar a las redes financieras globales. Pero estas redes son poderosas y no se estn quedando quietas. Las luchas internas del Estado profundo estadounidense probablemente se harn cada vez ms mortferas.

En uno y otro caso, lo que s queda bien visible a la luz da es que en estos momentos el imperialismo en decadencia nos exhibe un pattico strip-tease, para revelarse sin tapujos y propagar el miedo. El presidente Donald Trump, poco antes de la Navidad de 2017 y en nombre de un realismo poltico digno de la Guerra Fra, dio a conocer su Estrategia de Seguridad Nacional (ESN) para recuperar la supremaca del orden mundial unipolar. Y (bromeando en serio) dej claro que de ahora en adelante el tradicional garrote imperialista es bien real y hasta podr llegar a ser nuclear, y que la zanahoria seguir siendo totalmente virtual (8). Lo que augura un futuro inminente sumamente catico y peligroso, aunque tambin susceptible de proporcionar nuevas posibilidades para las sociedades que se defienden de las destructivas polticas del totalitarismo capitalista.

El analista y acadmico Carlos Fazio cita al profesor estadounidense Robert Bunker, del Instituto de Investigaciones Estratgicas del Colegio de Guerra del Ejrcito de Estados Unidos, segn quien "los ganadores de la globalizacin" −representados por las grandes corporaciones y la clase capitalista trasnacional− buscan retirarse de la autoridad reguladora, fiscal, y en ltima instancia− poltica de los Estados, mientras utilizan sus instrumentos coercitivos por excelencia: las fuerzas armadas, policiales y de espionaje, as como a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial para privatizar al Estado, es decir, hacerlo totalmente suyo, ajeno a las luchas de clase (9) .

Ahora, ya decadente y cada vez con menos aliados (y algunos de ellos tan incontrolables y matones que sera aconsejable no tenerlos, como Israel y Arabia Saudita), el imperialismo habla en nombre propio para reagrupar y unir las fuerzas internas (porque la sociedad est francamente fracturada) y las fuerzas externas (que no abundan, como muestran las votaciones de la Asamblea General de la ONU). Para ello la ESN clama que esta ofensiva restablecer la posicin de ventaja de Estados Unidos en el mundo y afianzar las extraordinarias fortalezas de nuestro pas () Reconstruiremos la fortaleza militar estadounidense para asegurar que no haya otra mayor () Nos aseguraremos de que el equilibrio de poder siga favoreciendo a los Estados Unidos en regiones clave del mundo: el Indopacfico, Europa y Medio Oriente.

Y si el hemisferio latinoamericano no aparece entre las regiones claves del mundo, quizs sea porque Washington piensa mantenerle como su zona de exclusin (patio trasero), en la que ha contraatacado al proyecto de unidad latinoamericana mediante golpes de Estado ms o menos suaves, como el contubernio jurdico-meditico en Brasil; o ms o menos fuertes, como el golpismo unido a fraudes electorales perpetrado en Honduras; o directamente poniendo fin al Estado de Derecho liberal que sustentaba la democracia burguesa, para instaurar el Estado de excepcin permanente a la medida del nuevo totalitarismo capitalista (Mxico o Guatemala, por ejemplo, saben bien de qu trata eso). Ahora, para rematar la faena, se ha hecho ingresar en la OTAN a un campen olmpico en la violacin sistemtica de derechos humanos, con asesinatos masivos y permanentes a su propia poblacin, como es Colombia. Circunstancia que disparar el riesgo de que Sudamrica se convierta en un nuevo escenario blico, aumentndose muy en primer lugar la amenaza que pende sobre Venezuela (pero igualmente sobre Bolivia, y una vez ms sobre Cuba). Tambin Nicaragua est ahora bajo los vientos del volcn imperialista (contra los que la actitud y la propia corrupcin de Ortega no ayudan en absoluto). Mientras la OTAN -o ejrcitos bajo su direccin- se podr encargar en adelante del orden externo, las fuerzas militares son cada vez ms llamadas a mantener el orden interno de los pases, como en los casos de Brasil, Paraguay y Argentina, ejemplos todos ellos de la contra-ofensiva golpista del Imperio frente a las aproximaciones de Unidad de Nuestra Amrica.

La lucha del caos contra la estabilidad, o del Gran Capital contra la Humanidad

Pero la parte ms significativa e importante de la ESN es cuando califica de revisionistas a Rusia y China: Qu es lo que revisan Rusia y China? Lo que revisan -o ms bien rechazan- es, como hemos dicho, el orden unipolar y la globalizacin neoliberal que le ha permitido a EEUU dominar el mundo, lanzar guerras, cercar militarmente a Rusia, aplicar sanciones comerciales, financieras y econmicas para desindustrializar y minar las sociedades de mltiples pases, desacatando con toda impunidad las leyes y tratados internacionales, haciendo irrelevantes instancias de las instituciones internacionales, de la ONU en particular, para poder continuar sembrando el caos por todo el mundo.

En concreto, el pecado mortal de Rusia ha sido que el presidente Vladimir Putin comenzara hace ms o menos una dcada a desafiar el orden neoliberal para defender la sociedad de los efectos destructores de las polticas implantadas por la globalizacin de la era Yeltsin y la estrategia del shock de las potencias imperiales (10). En otras palabras, Putin comenz la tarea como l mismo lo seala- de reconstruir y hacer ms slida y solidaria la sociedad y la economa, que sufrieron una destruccin sin precedentes en tiempos de paz, despus del golpe de Estado de Boris Yeltsin para desmantelar la Unin Sovitica y poder desvalijar las empresas estatales y las riquezas del pas, condenando a millones de rusos al desempleo y la miseria. Porque recuerda la historia de Rusia, Putin ha retornado a la poltica de defender la soberana nacional y a la intervencin estatal en los asuntos econmicos y sociales, que no excluye la planificacin sectorial o ramal. No podr Rusia tener un papel destacado en el mundo, en adelante, sin un nuevo viraje, al menos, hacia una suerte de capitalismo de Estado. Y es muy posible que el equipo de Putin empiece a tener conciencia de ello.

El imperialismo y el capitalismo realmente existente no pueden, por tanto, ignorar el desafo que constituye el que Rusia y China hayan unido fuerzas para crear polticas de desarrollo y crecimiento econmico a escala regional dentro de la Ruta de la Seda y bilateralmente-, y que un creciente nmero de pases se hayan incorporado o estn en proceso de incorporarse a esta importante dinmica regional. En todo caso, y para confirmar la realidad (y quizs dar una respuesta a la ESN), 2017 termin con el presidente chino, Xi Jinping, afirmando que est dispuesto a unirse a su homlogo de Rusia, Vladimir Putin, para consolidar la confianza mutua poltica y estratgica y expandir la cooperacin pragmtica integral entre los dos pases (Xinhua 31-12-2017).

No solamente esto debilita an ms la globalizacin neoliberal sino que fortalece las economas estatales implicadas, as como el proceso multilateral y regional, lo que explica que ambas formaciones sociales hayan creado a travs de esta cooperacin una zona de estabilidad y de previsibilidad en materia de relaciones internacionales, de relaciones comerciales, econmicas y monetarias, que fortalece la lucha por un sistema multipolar basado, hoy por hoy, en el respeto mutuo entre sociedades, que contrasta con la imprevisible poltica de caos y desestabilizacin de EEUU y sus aliados, y que contribuye en la prctica a impedir que EEUU logre revivir el mundo unipolar.

La planificacin regional de la zona de estabilidad tiene al corazn de Asia como primer objetivo de desarrollo (a finales de diciembre de 2017 y al nivel de ministros de Relaciones Exteriores se llev a cabo el dilogo Pakistn, Afganistn y China (11), que adems de buscar la paz para Afganistn bajo el lema proceso de paz dirigido por Afganistn y propiedad de Afganistn, abre vas para la incorporacin de Afganistn y Pakistn en el proyecto de la Ruta de la Seda. Dems est decir que si esta iniciativa ruso-china se desarrolla segn lo previsto, incorporando a Irn, Siria y otras formaciones sociales de Asia Central y Occidental, esta ser, como hubiese dicho Brzeziński, la derrota final para la ambicin de supremaca global de Washington.

Pero ante la posibilidad de un nuevo mundo productivo-energtico, ltima va para poder hacer una transicin ms o menos suave al post-capitalismo, el capitalismo degenerativo realmente existente slo puede oponer destruccin y putrefaccin. El hegemn no parece dispuesto a dejarse relevar sin destruir y su capacidad de destruccin es varias veces planetaria. Su peligrosidad es mayor si tenemos en cuenta que su zona de seguridad energtica (y la de sus subordinados imperiales) est precisamente en Asia Occidental. No puede dejar que esta regin se le vaya de las manos, aunque tenga que financiar yihadistas, paramilitares y terroristas de todo pelaje en ello. EE.UU. tiene alrededor de un cuarto de milln de efectivos del Ejrcito, la Marina y las Fuerzas Areas, en el 70% de los pases del mundo, con ms de 450 bases militares extraterritoriales (12). Con 607.000 millones de $ de presupuesto militar declarado, suma casi tanto como el gasto militar de todo el resto del mundo junto. Ha sido EE.UU. quien ha lanzado la guerra contra el terrorismo desde hace ms de dos dcadas, y con ella ha arruinado pases y destrozado sociedades enteras: Afganistn, Somalia, Irak, Libia, Siria Adems, esa especial guerra perdura y se extiende hoy por ms de 60 pases, principalmente a travs de operaciones secretas. De hecho, se ha convertido en la forma en que la principal potencia tiende a implantar su particular visin de un dominio total (Full-spectrum dominance, como fue definido en el clave informe del Pentgono titulado Joint Vision 2020). Es su estrategia para devastar territorios, hacerlos ingobernables, y as agujerear la zona de estabilidad chino-rusa. Por cierto, que la misma deja tambin a Israel y Arabia Saudita (dos aspirantes a ser la potencia regional) en una muy incierta situacin, de ah que su matonismo crezca por momentos (3). Mientras que otros pases rabes petroleros y la misma Turqua (otro pas con sueos de grandeza) han empezado a aceptar la realidad de los hechos y entrever sus coincidencias de inters si se incluyen en esa zona de estabilidad. La degeneracin interna de Turqua no le da muchas posibilidades de eleccin.

El fin del mundo que sali de la postguerra mundial

La incapacidad de lograr la globalizacin unilateral absoluta mediante el avasallamiento consensual, la profundizacin de la crisis estructural, la agravacin de las crisis sociales y el surgimiento de las potencias revisionistas, ha llevado recientemente bajo el gobierno de Donald Trump- a la metamorfosis final de todo imperialismo incapaz de acomodarse a la inevitable decadencia.

La globalizacin unilateral implosiona, y con ella todo el entramado socio-poltico-institucional que conocimos desde la Segunda Postguerra Mundial y el fin de la Guerra Fra. El largo siglo XX llega a su fin, aunque pueda hacerlo de la manera ms dramtica.

La excepcionalidad de Israel, la alianza energtico-militar de EE.UU. y Arabia Saudita, la singularidad de Corea del Norte, la subordinacin continental de Europa y Amrica Latina a EE.UU, pueden estar viendo sus das finales, al menos bajo la forma en que se han manifestado hasta hoy. Por el contrario, la apertura de los mares del Pacfico en torno a China, el surgimiento de una nueva frica interconectada y con voz conjunta, y el nacimiento de nuevas instituciones econmicas y polticas internacionales, van cobrando cuerpo o cuanto menos, mayor posibilidad. En cambio las que heredamos del largo siglo XX son cada vez ms ninguneadas o descartadas.

As por ejemplo, asistimos en los ltimos meses a la profundizacin del desconocimiento y hasta el repudio de las decisiones de Naciones Unidas (y del Consejo de Seguridad) que constituyen la legalidad internacional. Es as que EEUU decidi reconocer a Jerusaln como capital de Israel, y que ahora el Representante Republicano Ron DeSantis anunci la presentacin ante el Congreso de una mocin para reconocer la soberana israel sobre los territorios de Goln que pertenecen a Siria y fueron ocupados por Israel desde 1967 y anexados en 1981 (14) . Es as que el presidente Donald Trump anunci que EEUU se retirar del Plan Integral de Accin Conjunta firmado por Irn y el Grupo 5+1 (EE.UU., Reino Unido, Rusia, Francia, China ms Alemania), respaldado por la Resolucin 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, que puso fin el desarrollo nuclear iran con fines militares y deba anular las sanciones de todo tipo contra Irn. Lo que confirma que el presidente Trump y sus funcionarios estn empeados en un trabajo de demolicin sistemtica de las instituciones internacionales, del sistema de relaciones y compromisos multilaterales, para crear un nuevo orden a partir de una nueva situacin geoestratgica de EE.UU. Lo ms macabro de todo, en ese camino, es sin lugar a dudas el denuedo del Estado profundo norteamericano en la creacin de un terrorismo global, listo para actuar a discrecin en cualquier lugar, para trascender cualquier elemento de regulacin internacional y para dar al traste con los planes de Trump, as como minar todos los intentos de acercamiento de Trump a Rusia y establecer una zona de estabilidad en Asia occidental.

Esta situacin no pasa desapercibida a muchos analistas, como seala el ruso Veniamin Popov cuando escribe que la crisis que estamos presenciando no son simplemente tiempos difciles, sino una indicacin de movimientos tectnicos en el realineamiento de fuerzas a escala global, tendencias que no pueden ser revertidas o restringidas por la fuerza, agregando que los intentos de parar la rueda de la historia slo pueden generar nuevos conflictos globales, y que a esta altura nadie podr cambiar el curso de los eventos (15).

Sntesis

En definitiva, el peligroso momento actual es consecuencia de esos movimientos tectnicos profundos (principio del fin de los muros y aberraciones histricas levantados en el orden mundial precedente, dos Coreas, Arabia Saudita, Israel, supremaca militar y monetaria estadounidense, entidades supra-estatales gobernadas unilateralmente), que no eran fcilmente previsibles a tan corto plazo. Nombremos, como sntesis, la siguiente concatenacin de procesos:

1) La faccin de poder norteamericana que sostiene a Trump ha enterrado la globalizacin neoliberal que buscaba la hegemona universal va el orden legal al que los pases se adheran va los Acuerdos de Libre Comercio y la OMC- para convertirse en vasallos de EEUU (aplicando las leyes de Washington). El fin de la era neoliberal se da en el contexto de la disolucin social, de la total decadencia del sistema poltico: la democracia liberal. Tambin del fracaso de esas capas de clase de polticos, funcionarios y expertos que llegaron a los puestos de poder al negar la sociedad y mantener una fe irracional en el mercado, manifestndose totalmente incapaces de pensar de otra manera y poder as maniobrar frente al nuevo curso de los acontecimientos. Nos dejan un sistema econmico moribundo, viviendo artificialmente de dinero inventado y una huida hacia adelante a partir de deudas sobre deudas. El propio FMI augura que el prximo (y probablemente inminente) estallido de la crisis podr ser ms de 10 veces mayor que el de 2007-2008.

2) Ese orden tan bien construido tena, adems, una falla fatal: la posibilidad de que los pases con un Estado fuerte recuperasen la soberana nacional y popular para establecer sus propias polticas. Este ha sido el caso de China (y ya tambin de Rusia). Otras formaciones sociales pueden seguir su sendero, bajo su zona de estabilidad contra el caos (Siria e Irn, en especial; mientras que Venezuela vive el dramatismo de estar situada en lo que todava, aunque ya no por mucho tiempo, puede ser la zona de exclusin de EE.UU., su patio intocable; tiene por ello que resistir prcticamente sola un poco ms, hasta que esa zona se descomponga tambin, para poder entrar en el paraguas de la zona de estabilidad de las potencias emergentes. El problema es que EE.UU. tambin sabe que cuenta con poco tiempo para destruirla).

3) China constituye ya una potencia mundial con capacidad de resistir los embates del Gran Imperialismo (y a diferencia de Rusia no ha sido vencida en la Guerra Fra). Para posibilitarse a s misma como nuevo hegemn necesita construir un orden mundial multipolar -lo que Rusia tambin busca por razones parecidas (16)- sobre el cual basar el conjunto de sus relaciones. Esto contrara el objetivo estadounidense de restablecer la unipolaridad va la potencia militar, las transnacionales y el dlar.

4) La agresin de las potencias imperialistas contra Siria para redisear el mapa de Asia Occidental [El Oriente Medio Ampliado], la intervencin de Rusia a pedido de Damasco, y ms tarde la colaboracin de Irn (y hasta cierto punto, paradjicamente, tambin de Turqua), para combatir al Estado Islmico y dems fuerzas paramilitares y terroristas, cataliz a partir de 2013 una nueva realidad geopoltica que se caracteriza por la prdida de poder poltico (y limitacin del poder militar) de EEUU en esa importante regin, sin hablar de los aspectos comerciales y econmicos (gasoductos rusos en Turqua e Irn, y este ltimo pas entrando en el meollo de la Ruta de la Seda, con crecientes relaciones econmicas bilaterales con China y Rusia).

5) La Unin Europea, ejemplo de un mecanismo supraestatal neoliberal basado en el avasallamiento consentido (que termina siendo avasallamiento a secas, como demostr el caso de Grecia), se encuentra frente a una muy difcil redefinicin de sus relaciones con EEUU por las previsibles nuevas sanciones de Washington contra Irn y las medidas contra China y Rusia que desatarn potenciales guerras y crisis econmicas, financieras y monetarias muy perjudiciales para los intereses europeos (los cuales EE.UU. ha ignorado de forma despreciativa). Europa pierde peso en el mundo a pasos agigantados, pero todava es un actor clave en el equilibrio de fuerzas mundial. Hacia dnde se incline podr decidir la balanza de fuerzas final. Por el momento y aceleradamente, los planes de EE.UU. pasan por enfrentarla a Rusia y que Europa vuelva a ser el campo de batalla mundial, lejos de las costas norteamericanas. Los Estados sin soberana que componen la UE, con la excepcin de Alemania, se ven supeditados a lo que decida este pas en adelante. Su clase capitalista se encuentra desgarrada entre sus compromisos de seguridad (militar, econmica y de inversiones) con el Eje Anglosajn, y los intereses reales que la llevan a estrechar lazos con el mundo asitico emergente. El despliegue militar de EE.UU. en Europa oriental (poniendo ahora nuevo nfasis en Polonia e incluso Macedonia-) y la guerra econmica contra Rusia, van destinados a disuadir a la clase capitalista alemana de escoger la segunda opcin. Mientras, el perjuicio econmico para el conjunto de la UE es ya evidente. sta no saldr de su crisis econmico-poltica (por no hablar de sus atolladeros energticos) mientras no establezca buenas relaciones con Rusia, como un pas tambin europeo que ms que amenazar puede contribuir a su seguridad energtica y militar (especialmente, teniendo en cuenta que en estos momentos Rusia tiene patente superioridad militar sobre la OTAN (17) , lo que en caso de conflicto blico dejara a Europa sin apenas defensa, por lo que sta en realidad no tiene ms alternativa a corto plazo que entenderse con Rusia). Por eso, el aliado norteamericano que empobrece y pone de nuevo en un riesgo atroz a Europa, puede empezar a desvelarse cada vez ms para las propias poblaciones europeas como un amigo peligroso. Terminar, en todo caso, de desempolvar la UE su viejo proyecto de defensa comn, fuera de la tirana de EE.UU.? Hay seales de cambio incluso en algunos de los pases ms subalternos de aqul (como Italia no tanto en Espaa mientras el PP no termine de autodestruirse-). De Europa depende que la emergencia de Asia sea en realidad la de Eurasia.

6) Las luchas literalmente a muerte entre las facciones de poder estadounidense pondrn al mundo en un riesgo sumamente grave, como posiblemente no ha conocido hasta ahora. La faccin guerrerista unipolar, que busca el enfrentamiento militar (antes de que EE.UU. se convierta en una potencia mediana) no dar cuartel. Por ahora, la impunidad de EEUU e Israel han daado (quizs irremediablemente) la credibilidad de la ONU y dems instituciones del orden multilateral. No parece imposible que pronto estalle una grave crisis en torno al disfuncionamiento del Consejo de Seguridad y que se plantee la disyuntiva de sufrir la suerte de la Sociedad de Naciones. En todo caso, el sabotaje de lo que resta de mecanismos multilaterales implica asimismo una redefinicin de la OTAN: aceptarn la UE, Japn, Canad y Australia que la OTAN pase a ser el principal instrumento para que EEUU, Israel y Arabia Saudita sigan actuando con total impunidad y en contra de sus intereses? O por el contrario pueden presionar para que la solucin blica en Asia Occidental sea una en la que todos puedan ganar algo? Rusia es el actor central en ello. Macron y buena parte de la UE ya lo han reconocido. Se tratara de que Rusia garantice la no nuclearizacin de Irn, a cambio de que los cuerpos de ejrcito, fuerzas paramilitares y terroristas sostenidas por las potencias occidentales se retiren de Asia. La energa para Europa y EE.UU. podra estar garantizada si se creara una Comunidad Mundial del Petrleo y del Gas, a imagen de la construccin europea de postguerra en torno al carbn y el acero. Sera un punto de entendimiento mundial (basado en la seguridad energtica comn) mientras se realiza la inevitable transicin energtica.

La propia Arabia Saudita tiene su proyecto llamado NEOM

Se trata de un proyecto de megaciudad que debe abrirse en 2025 con una inversin de 500.000 millones de dlares. Una ciudad ubicada en 3 pases (Arabia Saudita, Jordania, Egipto) () que tendr un tamao 33 veces superior a la ciudad de Nueva York y que integrar desde su origen las tecnologas ms avanzadas en materia de gestin urbana, energtica, ambiental, sanitaria y de conectividad (hablamos de una empresa emergente del tamao de un pas). Una ciudad franca que propone un modelo de convivencia entre todas las culturas de la regin. Deber constituir un polo de atraccin extraordinario para la poblacin regional abandonada: palestinos de campos de refugiados, refugiados de todo tipo, gazates, cisjordanos por supuesto, pero tambin egipcios pobres desempleados, saudes ricos ociosos (GEAB, GlobalEuropeAnticipationBulletin, n 125, pg. 6.).

Obviamente, lo que depare el juego de intereses cruzados saudes y de otros actores regionales no es tan halageo como lo pinta este texto, pero indica al menos que algo fructfero podra empezar a surgir de esta zona del planeta si se consiguiese un mnimo de paz basado en la estabilidad (seguridad econmico-energtica) comn.

El actor en juego ms difcil de incorporar, el ms peligroso porque s que acumula armas de destruccin masiva y ha demostrado que puede vivir perfectamente sin cumplir uno solo de los Tratados internacionales ni de las resoluciones de la ONU, es Israel. Su anomala histrica, por pura imposicin militar, le hace al tiempo sumamente vulnerable. Su nica posibilidad de futuro pasara por incorporarse a ese proyecto (18). Entonces Palestina tendra que tener su propio lugar en el mundo (Estado con territorios reconocidos por la ONU) y dejar de ser un campo de concentracin gigantesco sujeto al mortfero albedro de Israel.

Las posibilidades de todo ello no son grandes, pero la alternativa a las mismas pasa por la destruccin total o casi total de la Humanidad, por la autntica madre de todas las guerras. Lo que quiere decir que en realidad no hay alternativa al proyecto de PAZ y a la ampliacin planetaria de la zona de estabilidad.

Notas

1 Ver de Andrs Piqueras, Capitalismo mutante. Crisis y lucha social en un sistema en degeneracin . Icaria, Barcelona, 2015; La tragedia de nuestro tiempo. La destruccin de la sociedad y la naturaleza por el capital . Anthropos. Barcelona, 2017. Tambin Alberto Rabilotta y Andrs Piqueras, La revolucin y nuestro mundo. Cien aos despus, en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=228721 .

2 El pistoletazo de salida lo dio The Powell Memo, conocido como The Powell Manifesto, que fue publicado el 23 de agosto de 1971. http://reclaimdemocracy.org/powell_memo_lewis/ Ver: James Hoover, The Powell Manifesto and the Revolution by and for the Rich https://dissidentvoice.org/2016/04/the-powell-manifesto-and-the-revolution-by-and-for-the-rich/

3 Para mayor detalle, Andrs Piqueras, Capitalismo degenerativo. Breve crnica del mayor robo jams perpetrado, en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=211938

4 Ver al respecto de la imposibilidad de reformar la UE, Albert Noguera, El sujeto constituyente . Trotta. Madrid, 2017.

5 China, que haba ocupado durante siglos o milenios una posicin destacada en el desarrollo de la civilizacin humana, todava en 1820 tena un PIB que constitua el 32,4% del producto interior bruto mundial; en 1949, en el momento de su fundacin, la Repblica popular china es el pas ms pobre, o uno de los ms pobres el mundo (Domenico Losurdo, Stalin. Historia y crtica de una leyenda negra . El Viejo Topo, Barcelona, 2008; pg. 328). Entre esos dos momentos histricos tenemos las guerras imperialistas contra China, conocidas como guerras del opio (1839-1842 y 1856-1860, como consecuencia de que China se negara a dejar circular libremente el opio por su pas, siendo esta una de las principales mercancas del primer narco-imperio mundial: Inglaterra). En ellas todas las potencias militares del momento sumaron parcialmente sus fuerzas para reducir al milenario gigante asitico. Despus, la revuelta de los Taiping (1851-1864) contra el comercio del opio, se convierte en la guerra civil ms sangrienta de la historia mundial, estimada en alrededor de veinte y treinta millones de muertos (Domenico Losurdo, Contrahistoria del liberalismo . El Viejo Topo. Barcelona, 2005). Las potencias occidentales, ms la Rusia zarista y Japn, se repartiran el control de un territorio indefenso y maniatado. La gran hambruna de China del norte (1877-1878) mata a ms de 9 millones de personas. Esas hambrunas, como las de hambrunas, como las de India y tantos otros pases, fueron la consecuencia directa de la colonizacin europea (vase Mike Davis, Los holocaustos de la era victoriana tarda . Universitat de Valncia. Valncia, 2006). El siglo XX despierta con el levantamiento de los bxer (1899-1901) contra el control extranjero de la economa china. Su represin deja al pas sumido en la impotencia. A principios del siglo XX el Estado est prcticamente destruido. Entre 1911 y 1928 se desarrollan 130 conflictos entre unos 1.300 seores de la guerra; el bandidaje se extiende por todo el pas y la disolucin de los vnculos sociales se hace galopante. Las potencias tenan planeado repartirse el control del territorio en pequeos y manejables pedazos. Al llegar el ao 1949 probablemente slo Bangladesh era ms pobre que China. Tras la revolucin socialista, el pas es asediado y bloqueado: alimentos, medicamentos, recambios de la maquinaria agrcola, etc., son impedidos. El Gran Salto adelante es un intento desesperado y catastrfico de afrontar el embargo (D. Losurdo, Stalin. Historia y crtica de una leyenda negra, pg. 333; embargo del que se jactaran miembros de la administracin Kennedy, como Walt Rostow, diciendo que haba retrasado el desarrollo de China en decenas de aos), lo que en parte vale tambin para la revolucin cultural al intentar quemar etapas de desarrollo a travs de puro voluntarismo. Sin embargo, la singularidad de tener un Estado volcado en la soberana nacional y cuyo principal inters no es la ganancia privada sino la calidad de vida de su propia poblacin, lograra finalmente hacer remontar todos los indicadores econmicos y sociales de China, cuyo nico parangn se encuentra en las proezas realizadas por la Unin Sovitica (y luego, en otra escala, por Cuba). Hoy, de la mano de una economa planificada, y a pesar de haberse visto forzado a la apertura econmica para dar participacin a capital extranjero, el Partido Comunista ha logrado conservar el poder de decisin final en cada rengln de la economa, con el objetivo de asegurar un mnimo de equilibrio social, pilar fundamental desde la revolucin, para enfrentar el enorme desafo de elevar los niveles de vida de la poblacin ms numerosa del planeta. Dems est decir que estas polticas reflejan culturas, experiencias polticas y maneras de ser y de organizarse muy antiguas, y a pesar de todas sus deformaciones, problemas y peligros, China vuelve a ser la principal potencia econmica mundial (si medimos la economa no slo por PIB bruto, sino por el PIB neto, descontando deudas: sus importaciones energticas, las mayores del mundo, as lo atestiguan). Sin invadir militarmente a nadie. Toda una leccin.

6 Las decisiones que tome India sobre ese proyecto pueden frenarle o bien darle un impulso importante. De momento ese pas est siendo utilizado por EE.UU. para buscar roces con China y entorpecer su zona de estabilidad . Sin embargo, el parcial fracaso del sector financiero indio y de su desmonetarizacin, las repetidas quiebras en cadena de negocios, la crisis del sector de la construccin, el enorme peso del cambio climtico sobre su agricultura, la perspectiva de un xodo rural de unos 600 millones de personas (GEAB, GlobalEuropeAnticipationBulletin, n124), las crecientes e insoportables desigualdades, el domino de unas reducidas oligarquas sobre la economa de ese pas que nuestros media se empean en llamar la democracia ms grande del mundo (donde muere un nio cada 30 segundos por desnutricin, 200 millones de personas pasan hambre y se dan las mayores tasas de suicidio por deudas e inseguridad econmica vital), no auguran un buen futuro a la India (que pronto superar a China en poblacin) fuera de la zona de estabilidad , ni le permiten, en ningn caso, convertirse en un nueva economa emergente.

7 frica, junto con Asia, pueden empezar a romper los lazos con el necolonialismo norteamericano-europeo gracias a este macro-proyecto. La Unin Africana est dando sus primeros pasos orientados a este fin. La desvinculacin del franco de algunos de sus pases centrales, y el comienzo del establecimiento de su propia moneda comn es un principio necesario ya en marcha.

8 Vase Alberto Rabilotta, 2017, ao del imperialismo sin tapujos. Y el 2018? (I), en https://www.alainet.org/es/articulo/190104 .

9 Carlos Fazio, La Insurgencia Plutocrtica y la LSI, en http://www.jornada.unam.mx/2017/12/31/opinion/016a2pol

10 Noemy Klein, La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre . Paids. Barcelona, 2011.

11 Sobre esta reunin y sus alcances: http://spanish.xinhuanet.com/2017-12/27/c_136854838.htm ; http://www.atimes.com/article/beijing-complicates-washingtons-afghan-strategy/ ; https://sputniknews.com/middleeast/201712261060326683-afghanistan-taliban-peace-talks/ ; https://sputniknews.com/middleeast/201712271060356882-china-afghanistan-terror-fight/

12 Rusia cuenta con 18 instalaciones militares fuera de su actual territorio, de las cuales 15 estn en las antiguas repblicas soviticas, porque no se cerraron las que eran de la URSS, no porque se instalaran nuevas. China hoy por hoy no tiene ninguna base militar extrafronteriza (aunque est construyendo la primera en Djibuti).

13 Casi cotidianamente estamos viendo la prepotencia e impunidad con la que actan EEUU y sus principales aliados en Asia Occidental y Central con los casos de Siria (bombardeos para inexistentes ataques con armas qumicas y ocupacin del territorio), el apoyo a las polticas criminales de Israel contra el pueblo palestino y de Arabia Saudita contra el pueblo yemen.

14 Congresista quiere que se reconozca la soberana israel sobre las colinas de Goln. https://www.timesofisrael.com/congressman-seeks-us-recognition-of-israeli-sovereignty-in-golan-heights/

15 V. Popov, Yesterdays Hegemony Keeps Washington Fairly Confused. https://journal-neo.org/2018/05/19/yesterdays-hegemony-keeps-washington-confused/ . Convendra echar una mirada a la historia en este sentido y recordar que Francia intent durante unos dos siglos mediante la fuerza militar compensar su atraso o prdida de competencia frente a Inglaterra en el terreno econmico, sin ningn xito; como antes haba ocurrido con Espaa frente a Holanda e Inglaterra, y despus ocurrira con Alemania y Japn ante su incapacidad de ponerse al frente de la acumulacin capitalista, teniendo que enfrentarse con las armas a la que sera al final la nueva potencia econmica: EE.UU. Todo indica que a esta ltima potencia le ocurrir lo mismo frente a China o, ms ampliamente, frente al Heartland en que se est convirtiendo Asia y su zona de estabilidad .

16 Su inferioridad respecto a China (y su todava relativa humildad frente a Europa y EE.UU.) es debido a que este pas s perdi esa peculiar Tercera Guerra Mundial que fue elegantemente bautizada como Guerra Fra , y hoy est apenas gestando un proyecto nacional propio (con un nuevo modelo econmico?), en medio de la vorgine neoliberal que arras el Estado y la economa.

17 Ver sobre esto al analista ruso Andrei Martyanov, Las nuevas armas rusas anticipan el trmino de la hegemona militar estadounidense, en https://kritica.info/las-implicaciones-estrategicas-de-los-nuevas-de-arm...

18 Hay indicios de que Israel podra aceptar dejar de sembrar el terror en Asia Occidental, y muy en concreto de hostigar a Lbano y Siria, a cambio de que se llegue a ese acuerdo con Irn para que retire su intervencin en aquel ltimo pas y le d garantas de no nuclearizarse. Israel, hoy un miembro postizo, podra a la manera del hijo prdigo de la parbola bblica, ser aceptado en la Comunidad Asitica, a cambio de dejar de violar todas las reglas de juego y dejar de una vez de intentar anexionarse Palestina entera y de perpetrar un genocidio permanente del pueblo palestino. Entonces, como hermano pequeo arrepentido, podra disfrutar tambin de la Ruta de la Seda. En el fondo, es su nica posibilidad de supervivencia a medio plazo.

Fuente: Este artculo fue publicado previamente en La Migraa No. 27 de la Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia. https://www.alainet.org/es/articulo/194846

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter