Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-09-2018

La crisis del Golfo: continuas prdidas para la regin

Shafiq Nazim al-Ghabra
Monitor de Oriente


La crisis del Golfo, que comenz con el asedio y el boicot contra Qatar por parte de varios pases rabes y del Golfo y liderado por Arabia Saud y Emiratos rabes Unidos, no ha provocado ningn resultado til para los pases que orquestaron el bloqueo. Todo lo contrario, de hecho. La leccin ms obvia es: Todo conflicto explota y toda guerra que estalla no pueden detenerse y reprimirse porque el entorno local, regional e internacional sea propicio a los conflictos.

No es de extraar que la crisis del Golfo siga en pie y que no se vaya a resolver en el futuro previsible. La crisis del Golfo es un claro producto de decisiones apresuradas, incluido el uso de los peores medios disponibles en batallas polticas y econmicas sin sentido. Bajo estas circunstancias, la tica y los valores pierden su importancia, y esto volver para atormentarnos en una regin que ha perdido su camino, su historia y su identidad. El coste de la crisis es alto, lo suficiente para hacer de toda la regin rabe y del Golfo algo menos atractivo para las inversiones, lo cual es contrario a las visiones de los capitales que exportan la inversin global.

Una de las consecuencias de la crisis del Golfo es la creciente dependencia de los Estados del Golfo de Estados Unidos, particularmente de la administracin de Trump, lo que supone una situacin de agotamiento y debilitamiento para el Golfo. El gobierno de Trump ha utilizado el bloqueo de Qatar para ganar dinero, arreglar contratos y manipular voluntades. El precio de la alianza con Trump es alto, especialmente desde que su agenda se basa en el principio del agotamiento financiero de los pases de la regin.

Sin embargo, la crisis del Golfo, que afect y debilit a los pases del Consejo de Cooperacin del Golfo, ha beneficiado a varios pases fuera del crculo rabe. La crisis ha beneficiado a Turqua, que ha jugado un papel importante en el Golfo. Tambin a Irn, que ha descubierto que el Golfo y el CCG no estn de acuerdo respecto a las polticas regionales iranes. La crisis del Golfo ha supuesto beneficios polticos incluso para Rusia y China, ya que ambos pases obtuvieron ganancias del declive de la confianza de ciertos pases del Golfo en EE.UU. A su vez, Israel se ha beneficiado de esta crisis, ya que se encontr con un mundo rabe y del Golfo en busca de apoyo para enfrentarse a Irn y espiar a sus adversarios, como demuestran las filtraciones publicadas por el The New York Times hace pocos das.

Las justificaciones para el bloqueo no estn claras, ni lo estarn, debido a la debilidad de su lgica. El bloqueo no provoc ningn cambio en la identidad y la lnea poltca de Al-Jazeera, sino que impuls a la cadena a abordar problemas que no haba cubierto en el pasado respecto a temas del Golfo. El bloqueo en Qatar no condujo a la estabilidad de Egipto; de hecho, parece que Egipto est ms agitado debido a las acciones del presidente y a la encarcelacin de sus aliados y partidarios ms cercanos. El asedio a Qatar no puso fin a la guerra de Yemen ni a ninguna tensin regional.

La crisis del Golfo no era inevitable. No era el ltimo recurso; ms bien, una respuesta de los responsables de la toma de decisiones tanto saudes como emirates a algunos problemas regionales a la luz de la llegada al poder de Trump. Esta crisis represent la evaluacin de una posicin, de la guerra de Yemen y de la suposicin de que los misiles iranes estaban alcanzando Yemen. Parece que los analistas creen que las armas iranes se encuentran actualmente en Irak. Quiere decir esto que se librar otra guerra en Irak?

En las leyes de las relaciones entre los Estados rabes, pocas veces nos encontramos con un comportamiento civilizado en caso de haber diferencias. A pesar de que Qatar vive en una nueva situacin y ha sido capaz de gestionar sus necesidades, la continuacin de la crisis a este nivel, que afecta a los ciudadanos qatares y del Golfo, a sus derechos y a sus movimientos, slo podr profundizar la negatividad que pesa sobre nuestra regin. Si pensamos en una familia, es natural que se pelee y existan diferencias, y es normal que se formen alianzas a varios niveles. Sin embargo, la base que determina la naturaleza de su relacin se asocia a la forma en la que lidian con sus diferencias y en los grados que rigen estas diferencias. Estn sus relaciones sujetas a las consideraciones de la lgica, de ganar y perder, de modo que el conflicto se reconozca y se racionalice, o el espritu de la intolerancia y la agresin empuja al conflicto fuera de su curso natural?

En la mayora de los casos, la situacin rabe actual no valora en absoluto la opinin pblica, ni en su pas ni en los dems Estados, y no hace referencia a la opinin pblica en las posiciones respecto a los conflictos y disputas entre los lderes. En la mente de los rabes todo se disputa, ya que, cuanto menos abierto est un pas rabe el conflicto con sus ciudadanos, menos tolerante puede ser hacia sus vecinos. Esto se debe a que opera en base a que conoce la verdad absoluta. En esta situacin, la ira del Estado se hace similar a la pasin de las personas luchando en las calles, ya que la posicin poltica se convierte en un problema personal cargado de emocin. En el caso de los rabes, los grandes se comen a los pequeos, los fuertes pueden oprimir a los dbiles, y los que controlan los ejrcitos y las fuerzas de seguridad pueden destruir economa.

En los momentos de rabia, los rabes quemamos libros, destruimos civilizaciones, y nos vemos consumido por el espritu de la venganza y el rencor. Nos convertimos en algo parecido al emperador Nern, quien quem Roma, o a Hulagu, quien quem Bagdad y a sus libros. Saddam Hussain no era una excepcin en nuestra historia, ya que, actual e histricamente, nos encontramos con continuos ejemplos de este tipo de violencia y agresiones relacionadas con el control y el terrorismo sistemtico. Quiz es por eso que el mundo rabe todava no ha conseguido acumular logros.

Si el poder y la fuerza son la base del xito, Hitler habra conseguido hacerse con el mundo, Japn habra controlado Asia en la II Guerra Mundial, Estados Unidos habra permanecido en Vietnam, Francia se habra anexionado Algeria, y la raza blanca seguira con su rgimen de apartheid establecido en Sudfrica. Incluso Israel habra conseguido el olvido de Palestina (a pesar de la diferencia de fuerzas y la naturaleza de su asentamiento sionista). El poder es un elemento esencial a la hora de dar forma a las relaciones entre pases y sociedades, pero, al mismo tiempo, el poder es relativo y est influenciado por factores de demografa, justicia, derechos, opinin pblica, economa y equilibrios visibles e invisibles a nivel regional e internacional. Por eso, el poder violento o forzoso es daino para los dems, e incapaz de mantener una estabilidad, de ganar guerras y de imponer voluntades.

Los rabes, al igual que el Golfo, necesitan resolver la crisis del Golfo, pero esto no ser posible debido al acoso y las imposiciones. Requiere de un cambio de mentalidad y de enfoque para que los pases y las sociedades acepten las crticas y el dilogo entre distintas escuelas de pensamiento, tanto en el pas como en el extranjero. Es posible que nuestra regin progrese sin dar espacio a la libertad en los pases y ms all?

Este artculo fue publicado en rabe en Al-Quds Al-Arabi el 6 de septiembre de 2018.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com/20180910-la-crisis-del-golfo-continuas-perdidas-para-la-region/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter