Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2018

Cubanas frente al cambio climtico, protagonistas y vulnerables

Patricia Grogg
IPS


Un grupo de mujeres limpia una calle, tras el paso del huracn Irma, en el barrio del Vedado, en La Habana, en Cuba, La Habana, en septiembre de 2017. Las mujeres adquieren un papel protagnico en paliar los impactos del cambio climtico, un fenmeno frente al que son tambin las ms vulnerables. Crdito: Jorge Luis Baos/IPS

Cuando a la biloga marina ngela Corvea le preguntan por qu es una nia el cono de su proyecto ambiental Acualina, que ha trascendido las fronteras de Cuba, responde sin dudar: Porque en lo femenino est la vida, el cuidado, el apego, la fuerza creadora de la vida.

Acualina es una nia filsofa que, vestida a la usanza de la antigua Grecia y los colores blanco, azul y rojo de la bandera cubana, ensea, aconseja, advierte y orienta qu hacer para reducir los riesgos ambientales. Su mensaje educativo se difunde en la televisin y diversos soportes, que van desde pegatinas hasta libros.

Esta iniciativa acaba de celebrar 15 aos de creada por Corvea en el barrio costero del Nutico, en el municipio de Playa, en el noroeste de La Habana. Es un rea sometida a contaminacin, principalmente por la desembocadura de un ro, y una costa abierta que provoca, ante eventos extremos, inundaciones y penetraciones del mar o del ro.

Esta es mi forma de desarrollar, de forma voluntaria, capacidades organizativas para proteger el medio ambiente, adaptarnos y mitigar los efectos del cambio climtico. Esta experiencia la desarrollamos de muchas formas, dijo a IPS la especialista, de 69 aos, premiada internacionalmente por su labor en favor del ambiente.

Corvea destac que ante los impactos del calentamiento planetario, las mujeres no son solo protagonistas, sino tambin las ms vulnerables. Por lo general, las mujeres estamos recargadas de trabajo y ante un desastre todo se magnifica, el cuidado de los hijos y adultos mayores, escasez de alimentos, agua, seal.

El sexto sentido que nos atribuyen se enciende con ms potencia que lo normal y no nos queda de otra que actuar, al final terminamos ms cansadas que los hombres, ellos se ocupan y nosotras nos preocupamos y nos ocupamos, doble trabajo, remat la biloga, cuyos mensajes van a la infancia, pero tambin llegan a los adultos.

Segn informes oficiales, las mujeres cubanas integran actualmente 46 por ciento de la fuerza laboral estatal y 17 por ciento del sector no estatal. A la vez, constituyen 58 por ciento de las personas graduadas en las universidades, ms de 62 por ciento de la matrcula y 47 por ciento de quienes trabajan en la ciencia.

En poltica, nueve de 25 ministros y 14 de los 31 integrantes del Consejo de Estado son mujeres, como tambin lo son 299 de los 612 diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el parlamento local. La ministra de Ciencia, Tecnologa y Medio Ambiente es Elba Rosa Prez Montoya desde 2012.

La primera titular de ese ministerio, creado en 1994, fue la cientfica Rosa Elena Simen (1943- 2004). Le sucedi Jos Miguel Miyar Barrueco, antecesor de Prez Montoya.

Los datos indican un aumento sostenido de la calificacin profesional y del nivel de participacin femenina en la sociedad cubana. Sin embargo, ellas continan siendo ms vulnerables al impacto del cambio climtico, que ha intensificado la fuerza y frecuencia de los huracanes y agudizado los periodos de sequa.


ngela Corvea ante la imagen de Acualina, el proyecto educativo que cre hace 15 aos en Cuba para ensear a reducir los riesgos ambientales, incluidos los climticos, en un pas insular donde los impactos del incremento de las temperaturas son muy perceptibles. Crdito: Jorge Luis Baos/IPS

 

ngela Corvea ante la imagen de Acualina, el proyecto educativo que cre hace 15 aos en Cuba para ensear a reducir los riesgos ambientales, incluidos los climticos, en un pas insular donde los impactos del incremento de las temperaturas son muy perceptibles. Crdito: Jorge Luis Baos/IPS

La respuesta de hombres y mujeres ante este tipo de desastres suele ser diferente. Usualmente la mujer asume la mayor responsabilidad en las evacuaciones, la recogida de los enseres necesarios, agua y comida, muchas veces sola con los hijos y los ancianos a su cargo, seal a IPS la periodista Iramis Alonso.

Especializada en temas cientficos y ambientales, Alonso aadi que ellas suelen demorar ms en incorporarse a trabajar despus de estos eventos, en dependencia de cun rpido se restablezcan los servicios de apoyo, como crculos infantiles por ejemplo. Eso las afecta desde el punto de vista de los ingresos ms que a los hombres.

Todos los esfuerzos y conflictos se complican ante los desastres, porque las mujeres en todos los sentidos son ms vulnerables, lo son en la casa y lo son en el trabajo, donde an impera una cultura organizacional machista, coment a su vez a IPS la sociloga y acadmica Reina Fleitas.

En su opinin, la poltica ante desastres debe incluir la perspectiva de gnero, porque las soluciones a los problemas que estos generan tienen que estar en relacin a las diferentes afectaciones y capacidades creadas por la gente para recuperarse.

La investigadora lament que en los estudios de vulnerabilidad no siempre se incluya el enfoque de gnero, hay resistencia a reconocer que existe feminizacin de la pobreza que no quiere decir incremento de mujeres en condiciones de pobreza, sino de la intensidad como se vive.

Se sabe que la inmensa mayora de las cubanas llevan sobre s dobles jornadas de trabajo y cuando ocurre un desastre natural sus esfuerzos se triplican, razon ante IPS el educador ambiental Juan Francisco Santos.

Son ellas las que deben preparar los alimentos para la familia, las que tienen que inventar y en muchos casos hasta hacer magia para encontrar cmo cocinar, coment.

Varias mujeres caminan en medio de la lluvia hacia sus hogares provistas con vveres, como parte de sus previsiones ante la inminente llegada a Cuba del huracn Gustav, en 2008, en un barrio de La Habana. Crdito: Jorge Luis Baos/IPS

Varias mujeres caminan en medio de la lluvia hacia sus hogares provistas con vveres, como parte de sus previsiones ante la inminente llegada a Cuba del huracn Gustav, en 2008, en un barrio de La Habana. Crdito: Jorge Luis Baos/IPS

A su juicio, son varios los factores que inciden en el aumento de la vulnerabilidad de las mujeres frente a los efectos del cambio climtico. Menciona en primer lugar el rol domstico que asumen la mayora y como responsables del hogar sufren mayores tensiones ante las carencias durante eventos extremos.

Santos opin que tambin influye el envejecimiento poblacional, pues a ellas en su mayora les toca los cuidados de los pequeos y los adultos mayores, as como la falta de comprensin del ser mujer, por parte de la sociedad, de los hombres y de muchas mujeres.

El educador atribuy a construcciones culturales las respuestas diferenciadas de hombres y mujeres ante el peligro de desastres.

El hombre proveedor, la mujer (madre) protectora, el hombre asegurador del inmueble, la mujer ocupada de lo domstico, el hombre en la vanguardia y la mujer en la retaguardia, son los roles estereotipados que se mantiene, plante.

Ante un hecho de desastre seguiremos reproduciendo el mundo como lo concebimos, advirti Santos.

Segn el plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climtico, aprobado por el Consejo de Ministros el 25 de abril de 2017, denominado oficialmente Tarea Vida, estudios cientficos ratifican que el clima de Cuba es cada vez ms clido y extremo.

La temperatura media anual aument en 0,9 grados centgrados desde mediados del siglo pasado. A la vez, se ha observado gran variabilidad en la actividad ciclnica y, desde 2001 hasta ahora, esta isla caribea ha sufrido el impacto de 10 huracanes intensos, hecho sin precedentes en la historia.

Desde 1960 el rgimen de lluvias ha cambiado, incrementndose significativamente las sequas; y el nivel medio del mar ha subido 6,77 centmetros hasta la fecha. Las inundaciones costeras ocasionadas por la sobreelevacin del mar y el oleaje, representan el mayor peligro patrimonio natural y el construido en la costa.

Las proyecciones futuras indican que la elevacin del nivel medio del mar puede alcanzar hasta 27 centmetros en 2050 y 85 centmetros en 2100, provocando la prdida paulatina de la superficie emergida del pas en zonas costeras muy bajas, as como la salinizacin de los acuferos subterrneos.

Edicin: Estrella Gutirrez

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2018/09/cubanas-frente-al-cambio-climatico-protagonistas-vulnerables/

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter