Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2018

Resea de Decir No no basta. Contra las nuevas polticas del shock por el mundo que queremos
Deconstruccin del trumpismo y alerta sobre las nuevas estrategias de shock

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


No hace falta presentar a la autora. Es conocida por todos nosotros.

La duda de cualquier lector de esta resea, vale la pena leer el libro comentado?

Mi respuesta: vale la pena, desde luego. Pero no es imprescindible, no les tocar tanto como No logo, como La doctrina del shock o como Esto lo cambia todo. Pero se aprende, sin duda se aprende, leyendo este nuevo libro aunque uno pueda estar ms o menos distanciado de algunas de las posiciones polticas de la autora. En mi opinin, una liberal de izquierdas muy documentada y activa, una socialdemcrata honesta que sigue creyendo que la socialdemocracia reformista es posible. Aunque es posible que la prudencia poltica y su reflexin sobre los destinatarios de sus libros, un amplio arco de la ciudadana, le lleva a formulaciones como esta: Lo que el progresismo dominante lleva dcadas diciendo, en cambio, es que solo hace falta que retoquemos el sistema existente aqu y all, y todo ir bien. Podemos tener el capitalismo de Goldman Sachs y adems panales solares (p. 104). No es esa esa su posicin: el desafo es mucho ms de fondo. Exige prescindir por completo del manual de reglas del neoliberalismo y cuestionar la importancia capital del aumento permanente del consumo en nuestra forma de medir el progreso econmico (p. 104). La palabra socialismo o trmino afn no aparece.

En determinados momentos, eso s, se dicen cosas ms contundentes: Aunque nuestro sistema econmico mundial [no usa Klein el trmino capitalismo] le est fallando a la inmensa mayora de la poblacin del planeta, no nos falla a todos por igual (p. 123).

Desde luego que la autora no se corta ni un pelo en lo que considera esencial: no ha habido un traspaso de poderes usual sino un golpe de estado corporativo en el caso de EEUU. De hecho, esa idea principal se recoge en la primera pgina del libro. Es una cita, una hermosa cita, de John Trudell (1946-2015), activista sioux santee, artista y poeta: No pretendo derribar al Gobierno estadounidense, eso ya lo ha hecho el Estado corporativo.

Es decir, no es la nica pensadora que lo sostiene, con Trump, en Estados Unidos, las grandes corporaciones como Exxon Mobil mandan directamente, sin mediaciones, sin fuerzas polticas muy bien subvencionadas que les representen. La presidencia Trump es una presidencia de marcas., por decirlo en pocas palabras. Con su corolario optimista: Hay escapatoria? La radical inmoralidad de la marca Trump presenta unas barreras excepcionales a la exigencia de la responsabilidades de su Administracin. Y sin embargo, hay esperanza. De hecho, es posible que la fuerza vital que anima a Trump -la voluntad de amasar dinero- le haga en realidad ms vulnerable que cualquiera de los presidentes que le precedieron (p. 59). Su tesis movilizadora: El golpe corporativista descrito en estas pginas es, en todas sus dimensiones, una crisis cuyas ondas globales podran propagarse a travs del tiempo geolgico. En nuestras manos queda decidir cmo reaccionamos a esta crtica. Escojamos la segunda opcin. Demos el salto (p. 303).

La estructura de este decir NO, es suficiente es la siguiente: Introduccin. Primera parte: Cmo hemos llegado a esto: el auge de las supermarcas (tres apartados). Segunda parte: En qu punto estamos: un cima de desigualdad (cuatro apartados). Tercera parte: Cmo podramos ir a peor: los shocks que se avecinan (dos apartados). Cuarta parte: Cmo podran mejorar las cosas (cuatro apartados). Conclusin. Una mayora solidaria, al alcance. Eplogo: Manifiesto Dar el Salto: llamamiento a favor de una Canad basada en el cuidado mutuo y la Tierra.

Algunas de sus ideas principales:

1. La tesis, el argumento central del libro: Trump, siendo extremado, no es tanto una aberracin como un desenlace lgico: un pastiche de prcticamente todas las peores tendencias del ltimo medio siglo. Trump es el producto de poderosos sistemas de pensamiento que clasifican la vida humana basndose en la raza, la religin, la apariencia fsica y la habilidad fsica, y que de forma sistemtica han utilizado la raza a modo de arma para impulsar polticas econmicas brutales desde los inicio de la colonizacin norteamericana y el trfico de esclavos trasatlntico (p. 22)

2. El no de la portada, el que da titula al libro, no es un no a un individuo ni siquiera a un grupo de ellos (aunque tambin) sino al sistema que los ha elevado a estas alturas (p. 25). Qu sistema tiene en mente Klein cuando escribe sistema? No estoy seguro, no est claro del todo. En ocasiones, me parece que apunta al capitalismo alocado, belicista y mutante estadounidense pero no s si siempre es as.

3. Klein pasa, por supuesto, del no al s. Qu si? Un s que traiga consigo un cambio tan trascendental que la actual toma del poder por parte de las corporaciones quede relegada a una nota al pie de pgina de la historia, a una advertencia a nuestros hijos (p. 25). Elementos, aspectos de ese s constructivo se vierten a lo largo de su amplio argumentario. Una cita de Martin Luther King Jr, con la que la autora abre la primera parte, nos puede dar alguna pista: Debemos iniciar rpidamente el giro de una sociedad centrada en las cosas a otra centrada en las personas. Cuando las mquinas y los ordenadores, el lucro y los derechos de propiedad se consideran ms importantes que las personas, se hace imposible derrotar a los trillizos titnicos del racismo, el materialismo y el militarismo (Un matiz sin importancia: donde el doctor Luther King escribe materialismo (un error de su perspectiva espiritualista religiosa crtica) debera haber escrito economicismo).

4. Que la presidencia Trump se est llevando como la produccin de un reality y usando tuits risibles (y muy amenazadores) no resta un pice al peligro que supone (p. 75). Muy al contrario. Su espectculo ya se ha cobrado muchas vidas humanas en Yemen, Siria, Afganistn, Estados Unidos, etc., aparte de su amenaza nuclear (intermitente) a Corea del Norte o Irn. Klein nos recuerda que un grupo britnico de vigilancia registr, solo durante marzo de 2017, denuncias de ms de 1.500 muertes de civiles causadas por ataques areos de las coaliciones que encabeza Estados Unidos en Irak y Siria, un numero mayor, aade la autora, que el total de muertes registradas durante las dos presidencias de Obama, a quien no siempre trata, en mi opinin, con suficiente mirada crtica.

Hay ms puntos y desarrollos de inters. Tal vez sea suficiente.

Un nota crtica. En la contraportada pueden verse algunos comentarios de Chomsky, Varufakis, Jones, Arundhati Roy o Paul Mason. Urgente, oportuno y necesario, Naomi Klein ha escrito una gua de la esperanza para el ciudadano de a pie. Lean este libro, Esclarecedor de principio al fin, audaz e indispensable. Tan accesible como brillante Esencial. En la lista y al final aparece un comentario del Financial Times como si todo fuera lo mismo: Ms all de indignarse y llevarse las manos a la cabeza, Klein ofrece un manifiesto prctico para ejercer la oposicin. Y no es lo mismo. Por lo dems, qu debe entender el Financial por ejercer la oposicin? De qu indignacin habla el referente del mundo financiero internacional?

Una ltima observacin. No s si Naomi Klein puede controlar la publicacin y difusin de sus libros, pero, cuanto menos en Espaa, a medida que pasa el tiempo, tras los xitos de No logo y La doctrina del shock, sus lectores tenemos la sensacin de que sus libros se editan como productos mercantiles, como el que distribuye pltanos o joyas de 21 quilates. En la edicin castellana, por ejemplo, y en portada se une una pegatina en rojo que dice: Bestseller de The New York Times. Como reclamo, peor imposible; desde el punto de vista del respeto a la autora, cero absoluto.

La nota de la contraportada: Naomi Klein, periodista laureada y autora de los bestsellers No logo y La doctrina del shock, nos da las claves para sobrevivir en este momento de surrealismo poltico. Una herramienta imprescindible para resistir al shock. No basta con decir que no es eso, hay que decir Ya est bien, ya est bien! Todo o casi todo puede ser revisado-y-absorbido por el sistema y con mal gusto.

Falta un ndice nominal e incluso un glosario con las definiciones de las categoras usadas por la autora.


Barcelona, Paids, 2017 (traduccin de Ignacio Villaro y Ana Pedrero)

 



Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter