Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2018

Discursos creados por Estados Unidos para favorecer su intervencionismo en Amrica Latina
El comunismo, el terrorismo y la guerra contra el narcotrfico (IV)

Ramn Csar Gonzlez Ortiz
Rebelin


Introduccin

En lnea de continuidad con los discursos y los mtodos utilizados por el terrorismo paramilitar de Estado, de los que hablamos en la entrega anterior, hemos de recordar la estrategia propagandstica que ha desatado Occidente sobre Siria. Siendo que sta se ha fundamentado en hechos falsos, como indicar que pases como los Estados Unidos, han estado apoyando una revolucin popular y pacfica en ese pas [1].

De manera que, dentro del espectro de los discursos de Occidente, en 2011, inicia una revolucin popular que fue reprimida por el rgimen de Bashar Al Assad, hasta el punto de llevar al pas a una guerra civil. Y ante tal situacin, EE.UU., la OTAN, as como las dictaduras del Golfo, se vieron en la necesidad de armar, financiar y apoyar a los rebeldes sirios, dado que ellos, supuestamente representan al pueblo sirio.

Empero, Occidente ha mentido respecto a los llamados rebeldes, ocultando que stos han sido mercenarios llegados de otros muchos pases extranjeros, adems de que no se ha referido a sus orgenes extremistas (cuya matriz es Al Qaeda), su ideologa wahab, quines los financian, y cmo y porqu llegaron a Siria.

Llegaron arrasando y saqueando las ciudades y pueblos sirios, degollando y ejecutando pblicamente a aquellos sirios que no se unieron a ellos, sea cual fuere su religin y su raza. Ocultando adems Occidente, que se bombardearon con morteros a la poblacin civil, se utilizaron armas qumicas, y que fueron entrenados por la OTAN, as como por sus aliados en Oriente Medio y de que el presidente Bashar Al Assad conto con el apoyo mayoritario de los sirios.

Resultando entonces que, en Daraa y el resto de Siria, esos grupos terroristas takfirs [2] no surgen como una consecuencia de la inestabilidad o de la guerra civil en Siria, sino que fueron la causa de esa inestabilidad en Siria. Siendo introducidos para crear la guerra [3], y no al revs (tal y como parece estar ocurriendo con los narco-paramilitares en nuestro pas).

Llegando desde Libia, fueron introducidos por la CIA en el sur de Siria a travs de su sede en Jordania (despus de cruzar Egipto e Israel), y en el norte a travs de Turqua [4], principalmente los miembros del Grupo Combatiente Islmico Libio (LIFG) que ms tarde formaran junto a otros yihadistas el Ejrcito Sirio Libre (los rebeldes moderados, segn la OTAN).

Y desde Jordania, el prncipe saudita Bandar ben Sultan, introdujo a decenas de grupos terroristas que reclut previamente en diferentes pases de Oriente Medio, norte de frica, Asia Central y dems. En tanto que, desde los Emiratos rabes Unidos (EAU), tambin se exportaron terroristas.

Para lo cual, desde el ao 2010, meses antes de que se iniciaran las famosas primaveras rabes, el rgimen de Abu Dhabi firm un contrato con la empresa de seguridad privada estadounidense Xe Services, antes conocida como Blackwater.

Todo con la intencin de crear un ejrcito secreto de mercenarios que combatiera, por un lado, las luchas populares que se iniciaran contra las propias dictaduras del Golfo, como ocurri por ejemplo en Bahrein, y por el otro, para que rompieran con los movimientos populares, intentando asegurar que el poder permaneciera en manos de gobiernos que fueran proclives a los intereses de EE.UU. y de las principales potencias Europas, como por ejemplo en Egipto y Tnez.

El encargado de la financiacin era el jeque Mohamed bin Zayed al Nahyan, y a cargo del entrenamiento de militares estuvieron los EE.UU., Reino Unido, Francia y Alemania.

Pero, no obstante, tales hechos, las conclusiones de Occidente han sido siempre las mismas: el gobierno de Siria, Rusia, Irn, Hezbol, las milicias iraqus o palestinas, han asesinan a la poblacin civil siria de forma premeditada, masiva, sin compasin, sin motivos racionales, slo por puro fanatismo poltico-religioso.

Agregando, adems, que dichos pases no han luchado contra el terrorismo, sino que, lo han promocionado con su violencia, y en el caso de Rusia, se ha sealado que ha pretendido extender esa violencia por Europa a travs de la invasin de Ucrania. De suerte que, se les ha identificado como el eje del mal, los populistas, los dictadores, los enemigos de la libertad y la civilizacin occidental [5].

Ataques paramilitares en Amrica Latina

Sobre la conformacin del narcoparamilitarismo, el intervencionismo estadounidense y los discursos creados para ello, tambin podemos recordar los dos ataques mortales ocurridos en el centro de la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Los cuales se daran, despus de que, en Israel en 1991, comienza la Conferencia de Paz de Madrid. A partir de que, en Israel, el Partido Laborista tena claramente mayor popularidad y poder, especialmente cuando el general Yitzhak Rabin gan las elecciones a primer ministro en junio de 1992.

Y, Rabin pareca estar intentando honestamente llegar a algn acuerdo mutuo con los palestinos, lo que habra requerido la detencin y el desmantelamiento de buena parte de los asentamientos ilegales establecidos por la ultra-derecha fundamentalista fantica de sionistas nazis que sostienen que cualquier persona que ceda siquiera un centmetro de "sagrada tierra de Israel", es un traidor.

As, Rabin y su grupo de trabajo intentaron seguir adelante con el proceso de paz, por lo que, en septiembre de 1993, Rabin estrecho la mano con Yasser Arafat bajo la mirada atenta de Bill Clinton en los jardines de la Casa Blanca. Adems de que, Rabin le permitira a Arafat regresarar a Palestina tras 27 aos de exilio, en julio de 1994. Actos que se daran seguidos, de los acuerdos con Siria para lograr la paz definitiva sobre las Alturas del Goln, y tambin con Jordania.

En tal contexto, los ultra-sionistas de derecha se volvieron locos, lo cual se expresara a partir de acciones como la ocurrida en febrero de ese ao, cuando el judo neoyorquino de nombre Baruch Goldstein, miembro del grupo fantico Kach, irrumpe en una mezquita en Hebrn y abri fuego con su ametralladora asesinando a ms de 40 musulmanes que se encontraban orando en el lugar.

Adems de que, pocos das despus, el 14 de julio de 1994, en un momento lgido en el desarrollo de esta lucha interna insidiosa entre los sionistas y dentro del propio Estado de Israel, se produce la voladura del edificio de la AMIA.

Siendo que, la AMIA de entonces era pro-partido laborista, por lo que ese atentado parece haber sido un claro disparo de advertencia de la extrema derecha nazi-sionista contra Rabin y su gobierno laborista, orientado a detener las negociaciones de paz por territorio con los palestinos.

Sin embargo, pareciera que el primer ministro Rabin, que era un tipo duro, no entendi el mensaje, por lo que, el 4 de noviembre de 1995, 16 meses despus del ataque a la AMIA, es asesinado, en las calles de Tel-Aviv, por un tal Ygal Amir, un joven estudiante ultra-derechista miembro del movimiento de colonos fanticos relacionado con el servicio de seguridad interior Shin Beth, que estaba siendo vigorosamente redimensionado por Rabin.

Y, tras la muerte de Rabin, Shimon Peres qued como primer ministro durante un tiempo, pero en las siguientes elecciones los laboristas fueron barridos cediendo el poder a la ultra derecha sionista que pudo as instalarlo a Benjamin Netanyahu como primer ministro en 1997. Y, desde entonces, la ultraderecha ha estado en el poder con Ariel Sharon, Ehud Olmert, y hoy una vez ms, Netanyahu.

De suerte que, las luchas intestinas entre sionistas, tendran como uno de sus episodios ms sangrientos los bombardeos de la Embajada de Israel y, ms tarde, del edificio de la AMIA en la Repblica Argentina, que en aqul momento seguramente era percibida por los sionistas ultra-derechistas como un reducto del laborismo [6].

Suscitndose el primer atentado en marzo 1992, demoliendo completamente la sede de la Embajada de Israel, y matando a 29 personas. El segundo, hizo colapsar de manera similar a la sede de la mutual juda, AMIA en julio de 1994, dejando 86 muertos.

Actos que adems ocurren cuando era presidente de Argentina, Carlos Menem, quien estaba estrechamente alineado con las polticas globales de los EEUU, as como con las polticas del Estado de Israel y las organizaciones sionistas globales. Y estando como presidente estadounidense en aqul momento, George HW Bush [7].

De manera que, en ambos casos, el gobierno y los medios de difusin inmediatamente presentaron como culpables a supuestos Grupos Terroristas del Fundamentalismo Islmico, e indicaron que stos utilizaron coches bomba para volar ambos edificios.

Sin embargo, la hiptesis de que el atentado fuera causado por un coche bomba perdi credibilidad cuando el Fiscal de Estado y el Juzgado en el caso, invitaron a inspectores tcnicos especializados de la Academia Nacional de Ingeniera de Argentina, para determinar cules fueron las causas que hicieron que el edificio de la Embajada colapsara.

Y estos llegaron a la conclusin de que la explosin tuvo lugar en el interior del edificio, y que no fue causada por ningn supuesto coche bomba. Dicho que cobrara fuerza tambin, a partir de que, un transente pudo filmar desde varias cuadras de distancia la nube en forma de hongo que se elev en el lugar de la explosin, aspecto considerado por los expertos como un efecto caracterstico que indica una explosin interna [8].

Pero cuando el entonces juez de la Corte Suprema, Adolfo Vzquez, acept ese peritaje, fue reprendido pblicamente, e incluso insultado por Ram Aviram, entonces embajador de Israel en la Argentina.

Mientras que, en torno a las circunstancias que rodearon al segundo y ms mortal ataque contra el edificio de la AMIA, seran diferentes. A partir de que ese edificio, en contraste con la Embajada, albergaba una organizacin privada argentina - la AMIA - y su organizacin poltica hermana, la DAIA.

Adems de que, las personas fallecidas seran todas de origen argentino, y la tragedia ocurri ntegramente bajo jurisdiccin argentina. Pero no obstante ello, en el mismo da en que ocurri la explosin, el presidente Carlos Menem solicit oficialmente la ayuda del FBI, de la CIA de los Estados Unidos, as como del servicio de inteligencia Mossad y de las fuerzas armadas del Estado de Israel.

De forma que, desde un principio, el caso de la AMIA ha estado plagado de fraudes, mentiras, contradicciones flagrantes, de delitos y corrupcin en los mximos sitiales del poder en la Argentina. Por lo que, a largo de ms de quince aos, el caso AMIA ha pasado por siete tribunales federales.

En tal sentido, en los dos ataques, no se encontraron resto de los supuestos coches-bomba, a excepcin de pruebas falsas plantadas por agentes israeles. Mientras que, en el caso de la AMIA, el Tribunal reclut al comandante Osvaldo Laborda como perito de la Gendarmera Nacional argentina y dijo oficialmente que no se hallaron los restos del coche-bomba debido a que la explosin enterr sus restos debajo la entrada del ex edificio de la AMIA.

Corrupcin y turbios manejes que trascendieron hasta los gobiernos del Matrimonio Kirchner Nstor y Cristina -, quienes decidieron desechar todo lo realizado en la Causa AMIA y volver a empezar desde foja cero. Dndole as un cheque en blanco a la CIA y al Mossad israel, quienes fabricaron acusaciones falsas contra Irn [9].

Llegndose al grado de que, los Kirchner acusaron formal y falsamente al ex-presidente iran Al Rafsanjani y a siete miembros clave de su gabinete - como Ahmad Vahidi, quien fuera ministro de defensa del presidente Ahmadinejad - de haber financiado y planificado el ataque a la AMIA a travs de Hezbolh. No obstante, dichas acusaciones estuvieron basadas exclusivamente en reportes descaradamente falsos proporcionados por la CIA y el Mossad.

Lnea dentro de la cual tambin se ha encontrado el Fiscal del Estado Alberto Nisman, quien se neg a dar la orden de excavar hasta cuatro metros debajo la entrada del ex edificio de la AMIA a fin de determinar, de una vez por todas, si los restos del vehculo existen realmente. Adems de que, Nisman se ha dedicado a difundir una versin apasionadamente pro-Israel con un mensaje claramente anti-musulmn respecto del ataque a la AMIA.

Motivos por los que, a fines de 2007, Nisman fue un invitado especial a la Reunin Anual del Congreso Judo Norteamericano, y en marzo de 2009, hizo una exposicin sobre el Caso AMIA en la Biblioteca del Holocausto de Nueva York. As como, para fines del 2008, present personalmente un amplio informe sobre el estado del Caso AMIA ante la Corte Suprema de Justicia del Estado de Israel en Tel Aviv [10].

Estados Unidos e Israel ansan el territorio argentino

Desde la dcada de 1990 luego de los dos atentados contra entidades judas en Buenos Aires (1992 y 1994), y con ms notoriedad a partir de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos. Los territorios pertenecientes a la Triple Frontera del Paran, as como la Patagonia, tanto en la parte argentina como chilena, se han visto envueltos en discursos que aseguran que la zona se ha vuelto refugio de terroristas islmicos y en un lugar desde donde se financian distintas actividades ilcitas.

Y para lo cual, los medios estadounidenses, incluyendo algunos diarios, canales de televisin, revistas especializadas y sitios web de organismos gubernamentales (en los que se difunden peridicamente documentos oficiales) y ciertos medios alternativos (anticapitalistas y antiestadounidenses) principalmente latinoamericanos. Han contribuido en la construccin de una imagen exterior negativa de la llamada Triple Frontera del Paran (Paraguay, Brasil, Argentina). De manera casi cinematogrfica, han indicado que la zona est marcada por la presencia de terroristas islmicos, traficantes de todo tipo de productos y agentes de la CIA.

Sin embargo, tales hechos cobran un sentido ms profundo a partir de que, los sionistas tienen inters sobre la Patagonia, desde hace ya muchos aos, manteniendo el viejo plan de crear all un segundo Estado judo [11]. As como, se pretende conseguir el control de las riquezas naturales del rea, particularmente sobre el Acufero Guaran, una de las ms grandes reservas de agua dulce del planeta ubicada justamente en el subsuelo de la regin tri-fronteriza. Y para ello, se ha venido concibiendo Guaran, desde el Pentgono, como uno de los principales ejes para el establecimiento de una base militar o de inteligencia [12].

Resultando entonces que, a partir del 2001, luego de los atentados en Estados Unidos, la prensa, revistas especializadas y algunas agencias de Gobierno de ese pas, empezaron a mostrar la zona como un ejemplo paradigmtico de las llamadas reas sin ley o zonas grises, como un espacio carente del control del Estado, propicio para el desarrollo de diversas actividades ilcitas, y caracterizado por la presencia de una importante comunidad rabe-musulmana.

Factores que, de acuerdo con el gobierno estadounidense, en su conjunto, han sido favorables para la actuacin de clulas de al-Qaeda y de otros grupos terroristas islmicos como Hezbol y Hamas. Llegando a ser la Triple Frontera un rea de riesgo global, comparable, segn los EE.UU, a la frontera entre Pakistn y Afganistn y a la triple frontera amaznica entre Colombia, Per y Brasil.

Sin embargo, hasta antes del 2001, en 1998, la Triple Frontera no era mencionada en el Patterns of Global Terrorism. Tan solo en 1999, en un escueto prrafo, el mismo informe da cuenta de la llamada Triborder Region, sealando que: Los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay consolidaron esfuerzos para contener las actividades ilcitas de individuos vinculados a grupos terroristas islmicos, y siguieron cooperando activamente en los esfuerzos regionales contra el terrorismo. No obstante, se indica en las ltimas lneas, la Triple Frontera sigue siendo el punto focal para extremistas islmicos en Latinoamrica [13].

Y ya para 2000, el espacio que ocupa la Triple Frontera, en el informe crecer ligeramente. Observndose en tres prrafos que, la zona continuaba siendo un punto focal para extremistas islmicos en Latinoamrica, as como se mencionan los esfuerzos realizados por los tres pases por ponerle coto a las actividades criminales de individuos vinculados a grupos terroristas de Oriente Medio. Esfuerzos que, no obstante, se recalca fueron permanentemente obstaculizados por la falta de recursos, por la porosidad fronteriza y la corrupcin.

Ponindose como ejemplo, tres arrestos efectuados por autoridades paraguayas: el de un empresario libans vinculado financieramente con Hezbol, acusado de violar leyes de propiedad intelectual; el de un palestino que, segn se afirm, amenaz con bombardear las embajadas de Estados Unidos e Israel en Asuncin, y que portaba documentos falsos; y el de un supuesto representante de las FARC sospechoso de estar envuelto en transacciones de drogas por armas entre grupos terroristas paraguayos y colombianos.

Pero, a partir del 2001, a raz de los atentados del 11-S, el Patterns of Global Terrorism, dara mucha mayor importancia a la zona tri-fronteriza que los informes anteriores, mencionando por primera vez a al-Qaeda, aunque sin confirmar la presencia de esta organizacin en la regin.

Ya que, sus mismas fuentes abiertas, fueron producto de la especulacin periodstica. Ejemplo de ello sera la seccin conclusiva titulada La Triple Frontera como refugio y base de grupos terroristas islmicos, donde el autor (Hudson) dira lo siguiente: Varios grupos terroristas islmicos incluyendo a Al-Jihad y Al-Gamaa al-Islamiyya de Egipto, Hamas, Hezbol y al-Qaeda probablemente estn presentes en la triple Frontera.

Hezbol y al-Qaeda probablemente colaboran (entre ellos) en la regin, pero no existen pruebas definitivas al respecto.

Pero lo que si queda cada vez ms claro, es que, los EE.UU han extendido hacia el Cono Sur, el Plan Colombia, a partir de la demonizacin de la zona tri-fronteriza. Creando las condiciones para una futura intervencin militar norteamericana en la subregin.

Mxime cuando, la Triple Frontera funciona como llave de acceso poltico y militar a la regin amaznica, rea que concentra cerca del 50 % de los bosques tropicales del planeta, una impresionante biodiversidad, con decenas de miles de plantas y millones de animales, y donde se encuentra el ro ms caudaloso y largo del mundo el Amazonas, que junto con sus afluentes contienen aproximadamente la quinta parte del total de agua dulce de la Tierra [14]. 

As como, vistos en conjunto, tanto el Plan Colombia y el que fuera el Plan Puebla-Panam, han apuntado al control de todos los grandes ros y comunicaciones fluviales -sumado a cuantos recursos estratgicos queden a mano- desde el norte de Mxico hasta el extremo sur de Argentina.

Y a nivel global, se puede observar una acelerada militarizacin de las grandes fuentes de agua, presentndose como una frmula llevada a cabo por potencias extranjeras para proteger los recursos naturales e hdricos. Donde ayudan los llamados proyectos de conservacin, que quedan en manos del Banco Mundial y la Organizacin de Estados Americanos (OEA), ambos controlados por Estados Unidos [15].

Lgica dentro de la cual, el gobierno de Donald Trump ha dado continuidad a los esfuerzos iniciados por Barack Obama por impulsar un nuevo liderazgo en Sudamrica, que contravenga la construccin subregional realizada desde comienzos de siglo por los llamados gobiernos progresistas, plasmada en organismos como el MERCOSUR, la UNASUR y la CELAC. Dado que, rechazan las imposiciones del Fondo Monetario.

Lo cual ha llevado a una mayor transformacin de Buenos Aires, desde el 10 de diciembre de 2015, que se ha convertido en una de las capitales para el pretendido nuevo liderazgo estadounidense, estando el presidente Macri como vocero local de las directrices de Washington, sobreactuando (al igual que Mxico mediante Luis Videgaray) posturas intervencionistas contra gobiernos constitucionales como el de Venezuela o ignorando violaciones constitucionales como las sucedidas en Brasil con la destitucin de Dilma Rousseff o con la candidatura de Lula da Silva.

Y ms an, a partir de la decisin de Trump de entrar en guerra comercial con Beijing, se han redefinido las prioridades, e implementando reajustes en la relacin con la regin. As, se ha intensificado el despliegue militar de Estados Unidos, hasta transformar a Argentina, en una estacin aeroespacial que supuestamente estar destinada a monitorear el lado oscuro de la Luna.

Pero teniendo el objetivo militar real de neutralizar a aquellos pases que se opongan a los designios estadounidenses, a partir de crear una ciberdefensa o ciberseguridad regional, que le permita, adems, ampliar su proyeccin econmica y militar sobre el continente Antrtico [16].

Proyeccin militar estadounidense que tambin ya cuenta con enclaves en Chile, Colombia, Paraguay, Per, las Islas Malvinas -usurpadas a la Argentina por Gran Bretaa-, a partir del alojamiento de una base de la Organizacin del Tratado del Atlntico Norte (OTAN), y en distintos pases de Centroamrica y el Caribe [17].


Notas

[1] Dentro de tal entramado, la CIA en 1949, crea su primera salida de propaganda masiva, Radio Europa Libre. Sin embargo, durante algunas dcadas, sus transmisiones seran tan descaradamente falsas que durante un tiempo fue considerado ilegal publicar sus transcripciones en los EE.UU.

As tambin, la CIA recluto organizaciones de noticias estadounidenses y de periodistas, los cuales se convertiran en espas y diseminadores de propaganda, mediante la Operacin SINSONTE.

Estando a cargo de dicha operacin personajes como; Frank Wisner, Allen Dulles, Richard Helms y Philip Graham. Adems de que, eventualmente los recursos mediticos de la CIA incluirn a la ABC, NBC, CBS, Time, Newsweek, Associated Press, United Press International, Reuters, diarios como el Hearst, Scripps- Howard, Copley News Services. Extrado de: Rebelin. Memorial de Atrocidades de la CIA. Por: Steve Kangas. 23-12-2003.

[2] El takfirismo o takfiri es un musulmn que acusa a otro musulmn de apostasa. La acusacin en s se llama takfir, derivado de la palabra kafir, y cuando se describe como "uno que es, o pretende ser un musulmn, se declara impuro", siendo as una corriente hertica del Islam que consiste en negar la condicin de verdaderos musulmanes a todos aquellos cuyos dogmas o ritos no coincidan plenamente con los propios. Acusar a otros musulmanes de ser takfiris se ha convertido en un insulto sectario, sobre todo desde el estallido de la Guerra Civil de Siria en 2011.

[3] Desde el inicio de estas manifestaciones en Daraa, estos grupos armados bien organizados encabezaron violentas revueltas y dispararon contra la Polica que en muchos casos se encontraba desarmada. Algunos francotiradores dispararon tambin contra los propios manifestantes y las fuerzas de seguridad, tratando de crear caos, confusin, un incremento de la violencia y provocar el endurecimiento de la respuesta por parte del gobierno. Adems, incendiaron las sedes del partido Baas, el Palacio de la Justicia y varios edificios pblicos ms en esa localidad. Das antes del inicio de estas manifestaciones y revueltas del 17 y 18 de marzo, el gobierno y las fuerzas sirias haban interceptado varios camiones procedentes de Irak cargados con armas, fusiles, granadas y explosivos con destino a Siria a travs de Jordania.

Ms tarde llegaron los terroristas, en un primer momento tambin procedentes de Libia donde un mes antes se haba iniciado otra guerra de invasin llamada en occidente primavera rabe organizada por la OTAN para destruir el pas y eliminar a Gadafi y su proyecto panafricano.

Con el apoyo de Turqua los terroristas salafistas patrocinados por la OTAN (incluido Israel, por supuesto) y el Consejo de Cooperacin del Golfo atacaron a las fuerzas sirias y a la poblacin civil que qued atrapada en medio del fuego cruzado.

Cuando unas semanas ms tarde de iniciarse las pacficas revueltas en Jisr al-Shughour (Idlib) el ejrcito sirio se hizo con el control de esta zona, fue descubierta una fosa comn donde aparecieron los cuerpos de al menos 120 policas de esa localidad, muchos de ellos mutilados y degollados. Extrado de: Daraa, el origen censurado de la guerra terrorista contra Siria ...

https://adolfoferrera.wordpress.com/.../daraa-el-origen-censurado-de-la-guerra-terroris...

[4] La frontera siria con Turqua, Jordania e Irak era un coladero de terroristas y fundamentalistas, no slo desde el inicio de las revueltas sino desde al menos la invasin de Irak en el ao 2003. Algunas zonas dentro de Siria, como la propia Daraa, estaban controladas o bajo la fuerte influencia de sectores extremistas suns que dieron apoyo a paramilitares y escuadrones de la muerte que participaron en la invasin y destruccin de Irak dirigidos por EE.UU. y sus aliados.

Desde estas poblaciones o regiones sirias donde exista desde hace aos una fuerte presencia y actividad fundamentalista-yihadista, y que son cercanas geogrfica y geoestratgicamente a pases como Turqua, Jordania, Irak, Israel, Lbano, o Egipto (como Daraa, Idlib, Homs o Deir Ezzor) surgieron espontneamente las revueltas en Siria.

Liderados por los Hermanos Musulmanes de Siria y el grupo Hizb ut-Tahrir (Partido de la Liberacin) ambos apoyados, entre otros pases, por Reino Unido donde residen sus dirigentes exiliados a los que se unieron otros grupos salafistas posteriormente, como Jabhat al-Nusra y Ahrar al-Sham. Tres meses antes del inicio de las revueltas en Daraa los lderes de la Hermandad Musulmana ya haban expresado su esperanza de una revuelta civil en Siria, apoyada y organizada desde Washington. El 28 de marzo de 2011 el jefe de esta Hermandad Musulmana siria, Muhammad Riyad Al-Shaqfa, emiti un comunicado sealando el carcter sectario e islamista de las revueltas y reivindicando su papel protagnico en ellas

Las revoluciones y primaveras rabes que aparecieron despus son el fruto de ese proyecto imperialista occidental largamente estudiado. No eran por lo tanto revoluciones populares y espontneas sino un proyecto poltico-econmico bien planificado. para reconfigurar un nuevo Medio Oriente Ampliado , proyecto al que se unieron Reino Unido y Francia como actores principales de la tragedia. Su estrategia imperialista se plasm en los llamados Acuerdos de Lancaster House.

En 2009 y 2010, el entonces presidente de Francia, Nicols Sarkozy negocia con Estados Unidos y con el Reino Unido el rediseo del Medio Oriente ampliado. La secretaria de Estado, Hillary Clinton convence a Sarkozy para que reactive el proyecto colonial franco-britnico, bajo tutela estadounidense.

En eso consiste la teora del liderazgo desde atrs. El 2 de noviembre de 2010 o sea, antes de la primavera rabe, Francia y el Reino Unido firman una serie de documentos conocidos como los Acuerdos de Lancaster House. La parte pblica de esos acuerdos anuncia que Francia y el Reino Unido pondrn en comn sus fuerzas de proyeccin o sea, sus tropas coloniales, la parte secreta prev atacar Libia y Siria el 21 de marzo de 2011. Extrado de: Daraa, el origen censurado de la guerra terrorista contra Siria ...

https://adolfoferrera.wordpress.com/.../daraa-el-origen-censurado-de-la-guerra-terroris...

[5] Dentro del mismo espectro de imponer el plan geoestratgico de un Oriente Medio Ampliado y controlado, as como utilizando la estrategia de tensin, ya sealada. Ocurrieron los atentados contra el semanario grfico humorstico Charlie Hebdo, en Francia, el 7 de enero de 2015. Acto cometido por dos o tres hombres encapuchados, armados con fusiles de guerra que al grito de Allahu Akbar (Dios es grande) acribillaron a las vctimas con una estricta sincronizacin militar. Adems, la inteligencia francesa, de inmediato sali a la caza de sospechosos; publicando fotos de dos hermanos franco-argelinos, que terminaron muertos 2 das despus. Y que dejaron 12 muertos y una decena de heridos. Extrado de: Red Voltaire. Terrorismo en Francia, para intervenir en Oriente Medio. Por: Stella Calloni.

Todo a partir de que Francia y la Unin Europea reconocieron al Estado Palestino, lo cual disgusto abiertamente al gobierno israel, as como tambin le disgusto el hecho de que Palestina ingresara a la Corte Penal Internacional (CPI).

[6] El Consejo de Relaciones Exteriores (CFR Council on Foreign Relations de EEUU), la Comisin Trilateral, la Conferencia Bilderberg, y Chatham House, el Consejo Judo Mundial, AIPAC, la logia masnica Bnai Brith, la Organizacin Mundial Sionista, la ADL, y el Congreso Judo Norteamericano, entre muchas otras. Forman la red de poder que realmente manda y dirige al gobierno argentino. Extrado de: Red Voltaire. Ataques terroristas de 1992 y 1994 en Argentina no fueron de origen islmico. Por: Adrian Salbuchi, James Fetzer.

[7] El ex-presidente Juan Domingo Pern, siempre abog a favor del Inters Nacional Argentino. Pero, tan pronto como Carlos Menem lleg al poder en 1989, se inclin ante la presin de George Bush padre y detuvo el acuerdo de cooperacin nuclear que Argentina mantena en materia de tecnologa nuclear con la Repblica Islmica de Irn.

[8] Surgieron fuertes rumores que indicaron que lo que realmente explot fue un arsenal que al parecer los israeles almacenaban en el stano del edificio.

Adems de que, en el momento de la explosin, un grupo de funcionarios del gobierno laborista israel se reunan en la sede para discutir asuntos relacionados con el recientemente iniciado proceso de paz de la Conferencia de Madrid, pero afortunadamente abandonaron el edificio minutos antes de la explosin. Lo mismo ocurri con el Embajador quin, casualmente, tambin se retir de las instalaciones minutos antes de la explosin. Extrado de: Red Voltaire. Ataques terroristas de 1992 y 1994 en Argentina no fueron de origen islmico. Por: Adrian Salbuchi, James Fetzer.  

[9] Un ao antes que cambiaran de lugar entre ellos, el entonces presidente Nstor Kirchner, su esposa Cristina y el ministro de Relaciones Exteriores (entonces y ahora), Jorge Taiana, participaron de una reunin secreta en el Hotel Waldorf-Astoria de Nueva York el 21 de septiembre de 2006, junto a ocho de las ms importantes organizaciones prosionistas y pro-Israel, que incluy al Congreso Judo Norteamericano, la Bnai Brith, ADL y otros.

Y, un mes despus, los Kirchner despacharon al fiscal especial Alberto Nisman a los EE.UU., quien se reuni con agentes de la CIA y del Mossad y, a su regreso, Nisman lanz una acusacin formal contra el ex-gobierno iran de Ali Rafsanjani. As como el juez en el caso, Rodolfo Canicoba Corral, inmediatamente aval y apoy las acusaciones.

Noticia que fue de primera plana en los diarios e inspir al rabino Israel Singer, director poltico del Congreso Judo Mundial, a felicitar al gobierno argentino, por formalizar la denuncia contra Irn. Extrado de: Red Voltaire. Ataques terroristas de 1992 y 1994 en Argentina no fueron de origen islmico. Por: Adrian Salbuchi, James Fetzer.

[10] Red Voltaire. Ataques terroristas de 1992 y 1994 en Argentina no fueron de origen islmico. Por: Adrian Salbuchi, James Fetzer.

[11] El fundador del sionismo, el Dr. Theodor Herzl, menciona esto en su libro "Un Estado judo", publicado en 1896, que dio inicio al movimiento sionista. El ttulo de uno de sus captulos se llama: "Palestina o Argentina?". Extrado de: Red Voltaire. Ataques terroristas de 1992 y 1994 en Argentina no fueron de origen islmico. Por: Adrian Salbuchi, James Fetzer.

[12] Para tal fin, Estados Unidos, en contubernio con el Gobierno de Israel, comenz a esgrimir un argumento tan falso como los utilizados para la invasin y ocupacin de Irak. Desde mitad de los 90, con el respaldo del presidente argentino, Carlos Menem, los servicios de inteligencia argentinos y el entonces ministro del Interior, Carlos Corach, se despleg una campaa para hacer de la Triple Frontera otro eje del mal.

El paso del coordinador de la Oficina Antiterrorista del Departamento de Estado estadounidense, Joseph Cofer Black, por Buenos Aires, dej en claro que el gobierno de George W. Bush estaba decidido a continuar su estrategia de militarizar la Triple Frontera. Aunque los argumentos de que el lugar es, o fue, un nido de terroristas islmicos, () y refugio de clulas de al-Qaeda han cado por su propio poco peso y desmrito. Extrado de: Construccin de la realidad a travs de los medios de comunicacin: terrorismo islmico, intereses geopolticos y criminalidad en la Triple Frontera del Paran. Por: Daniel Bello Arellano. En PDF.

[13] Construccin de la realidad a travs de los medios de comunicacin: terrorismo islmico, intereses geopolticos y criminalidad en la Triple Frontera del Paran. Por: Daniel Bello Arellano. En PDF.

[14] Construccin de la realidad a travs de los medios de comunicacin: terrorismo islmico, intereses geopolticos y criminalidad en la Triple Frontera del Paran. Por: Daniel Bello Arellano. En PDF.

[15] Construccin de la realidad a travs de los medios de comunicacin: terrorismo islmico, intereses geopolticos y criminalidad en la Triple Frontera del Paran. Por: Daniel Bello Arellano. En PDF.

[16] Alianza. El 4 y 5 de febrero de 2018 el entonces secretario de Estado de EEUU, RexTillerson, se reuni con el presidente Mauricio Macri y su canciller Jorge Faurie y elogi el "liderazgo" de la Argentina en la regin, como paladn de la democracia" en el continente. Comenz la planificacin del dispositivo de seguridad para la Cumbre del G20, cuya organizacin el gobierno argentino deleg en los estadounidenses.

TaskForce I. Dos das despus de que el excanciller de Donald Trump expresara la prioridades de su gobierno en materia de seguridad regional, el ministro de Defensa argentino, Oscar Aguad, anunci la creacin de una Fuerza de Despliegue Rpido integrada por miembros de las tres armas con el objetivo de prestar apoyo logstico en la lucha contra el narcotrfico y el terrorismo, proteger los recursos naturales y enfrentar las difusas nuevas amenazas que define el Comando Sur, entre las que cabra incluir a grupos mapuches extremistas , de acuerdo a la definicin oficial.

El anuncio aceler el sinceramiento de la decisin de permitir la participacin de las FFAA en asuntos internos, algo explcitamente prohibido por la ley de Seguridad Interior, que solo la habilita para casos excepcionales como las que conducen a decretar el estado de sitio, con concurso parlamentario.

TaskForce II en Misiones. Con el mismo libreto y 48 horas despus la Administracin para el Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos, con anuencia de los ministerios de Defensa y Seguridad Interior de la Argentina, se comprometi a instalar otra fuerza de tareas, ahora en la provincia de Misiones y con el objetivo de combatir el narcotrfico y el terrorismo en la zona de la Triple Frontera, segn dichos de la ministra Patricia Bullrich, una de las ms entusiastas de la carrera armamentista del gobierno de Macri y jefa de sus acciones represivas, que condujeron por ejemplo a las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, en el contexto de la persecucin del pueblo mapuche.

En el mes de julio, como refuerzo a la maniobra, el Ministerio de Seguridad destac cuatro lanchas artilladas israeles Shalgag MKII, junto a asesores de esa nacionalidad, con el fin declarado de patrullar mil kilmetros de aguas de los ros Paraguay y Paran, localizados en la Triple frontera compartida con Brasil y Paraguay.

Inteligencia militar secreta. El Ministerio de Defensa permiti la realizacin en territorio nacional de ejercicios militares conjuntos con Estados Unidos durante las jornadas del 2 y 3 de mayo de 2018.

La operacin consisti en el traslado de un camin cargado de supuestas armas qumicas de destruccin masiva y analizar posibles acciones coordinadas para evitar una catstrofe. El ejercicio en cuestin estuvo destinado en realidad a capacitar a las fuerzas armadas argentinas en acciones de seguridad interior, donde terrorismo y narcotrfico son instaladas como las nuevas amenazas a conjurar.

Base estadounidense en Neuqun. El 11 de mayo EEUU retom la construccin de una base en esa provincia, autorizada en 2012 por el entonces gobernador Jorge Sapag y cuya ejecucin se paraliz a consecuencia del escndalo provocado por un intento semejante en Chaco, con duras crticas de la Cancillera argentina y protestas callejeras.

La sede patagnica fue donada por el Comando Sur bajo el paraguas humanitario, a pesar de que los propios documentos de ese organismo reconocen que la estructura militar estadounidense aprovecha las capacidades de respuesta rpida, la colaboracin de naciones socias y la cooperacin regional dentro de nuestra rea de responsabilidad, para apoyar los objetivos de seguridad nacional de los EE.UU., defender los acercamientos sureos de Estados Unidos y promover la seguridad y la estabilidad regional.

La base se levanta a corta distancia del estratgico Aeropuerto Internacional de Neuqun, sobre la Autova Norte, que une a travs de 20 kilmetros las cuatro principales ciudades de la regin lindantes con Vaca Muerta, adems de permitir el acceso a otra de las zonas de reservas acuferas ms importantes del pas.

Un ao antes, el entonces embajador interino de EEUU, Tom Cooney, recorri el lugar, ratific la realizacin de las obras y destac las inversiones de empresas de su pas en Vaca Muerta, entre otras Chevron y Exxon Mobil que cuenta con una concesin de 1275 km y cuyo CEO entre 2006 y 2016 antes de saltar al equipo de Trump fue el ya mencionado RexTillerson, quien tuvo una compensacin por sus servicios de U$ 180 millones.El dispositivo impulsado por el Comando Sur constituira una herramienta esencial para la proteccin y vigilancia de esas inversiones.

Bases en Tierra del Fuego. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich y la gobernadora de Tierra del Fuego, Antrtida e Islas del Atlntico Sur, Rosana Bertone, firmaron el 31 de octubre 2017un acuerdo para desarrollar una base de vigilancia de explosiones nucleares en la ciudad de Tolhuin -donde ya funciona una estacin de monitoreo enlazada a la red de la Organizacin del Tratado de Prohibicin Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO)- y un polo cientfico en la ciudad de Ushuaia, destinado a apoyar tareas que se desarrollan en la Antrtida. La actividad se enmarca en el programa Ice Bridge (Puente de Hielo) de la Administracin Nacional de Aeronutica y del Espacio que se apoya en el trabajo de un avin P3 Orion, que cuenta con equipamiento de ltima generacin de la marina de su pas e incluye detectores de variaciones en el espectro magntico y la gravedad terrestre, cmaras infrarrojas y medidores que permiten determinar el grosor de la capa helada antrtica.

Las bases constituyen el punto de partida de un complejo militar destinado a monitorear la conexin de los ocanos Atlntico, Pacifico e Indico, los enlaces de los extremos Sur de Amrica y frica y las rutas hacia la Antrtida, la mayor reserva de agua dulce congelada del mundo y el yacimiento de hidrocarburo de ms volumen en el planeta.

El punto de partida del acercamiento cientfico se dio en el marco de la visita del ex presidente Barack Obama en marzo de 2016 a la Argentina, durante la que redefini la agenda de la relacin de su pas con los gobiernos suramericanos e impuso acuerdos de cooperacin que incluyeron una apertura comercial irrestricta, asistencia en la Triple Frontera, asilo a refugiados sirios, la creacin de Centros de Fusin de Inteligencia, cooperacin de fuerzas de seguridad en el Comando Sur y en el mbito nuclear y lucha contra el narcotrfico y terrorismo, un temario que poco despus Donald Trump se encargara de desarrollar y profundizar.

Entrada de tropas extranjeras. El Poder Ejecutivo gir en 2017 y 2018 al Congreso nacional cerca de medio centenar de pedidos de autorizacin para que efectivos extranjeros entraran al pas o fuerzas argentinas participaran en operativos fuera del pas. El ao pasado los senadores fueron permeables a la demanda y aprobaron los 23 operativos propuestos, sin dictamen de comisin y sin considerar si se involucraban a las fuerzas armadas en ejercicios destinados a situaciones seguridad interior como lucha contra el terrorismo, narcotrfico, narcoterrorismo o contrabando, que la legislacin nacional prohbe de modo explcito.

El 23 de julio de 2018 la Mesa de Entradas del Senado nacional recibi del PEN el programa para el perodo correspondiente entre 1 de setiembre de ese ao y el 31 de agosto de 2019, en el que se repiten muchas de las propuestas del ejercicio anterior, a un costo estimado en $ 444 millones, calculados con un dlar un 30% por debajo de su valor actual. Entre ellas figuran las maniobras ms cuestionadas en el perodo anterior:

- BOLD ALIGATOR (Coordinacin EEUU): basado en escenarios de respuesta a situaciones de crisis y/o amenaza, en base a disuasin, control del mar, de seguridad martima y de respuesta humanitaria ayuda/desastre.

- PANAMAX (Convocatoria 4ta Flota del Comando Sur de los EEUU): orientado evitar que una fuerza terrorista afecte la libre navegacin por el Canal de Panam.

- UNITAS (Acordado por el Acta de la Maritime Staff Talks entre EEUU y Argentina, Mayport, abril 2017. Dirigido por EEUU): con el propsito de enfrentar amenazas a la seguridad en el hemisferio como el narcotrfico y el crimen organizado.

- GRINGO GAUCHO (bilateral con EEUU): a desarrollarse al paso de un portaaeronaves de la Armada estadounidense y sus naves escolta, por las aguas jurisdiccionales argentinas, con la participacin de 5.330 marines USA en el Mar Argentino. Sin fecha comunicada, es probable que se realice en simultneo con la cumbre del G20, ya que Washington pretende completar su blindaje de seguridad de la reunin y desplegar una demostracin de su podero blico en el Atlntico Sur, ante potencias competidoras como China y Rusia.

- TEAM WORK SOUTH (en Chile con participacin de Gran Bretaa y EEUU): orientado al adiestramiento en guerra antisubmarina, guerra de superficie y defensa antiarea. Extrado de: Rebelin. Marines desembarcan 07en la Argentina: Las invasiones estadounidenses. Por: Carlos A. Villalba. 07-09-2018.  

[17] Rebelin. Marines desembarcan 07en la Argentina: Las invasiones estadounidenses. Por: Carlos A. Villalba. 07-09-2018.


Ramn Csar Gonzlez Ortiz es Licenciado en Sociologa y Maestro en Estudios Polticos por la UNAM.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter