Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2018

Costa Rica
Una manifestacin monumental contra el gobierno empresarial

Jos Solano
Rebelin


Este mircoles 12 de septiembre de 2018 es una de esas fechas que quedarn en la memoria de la clase trabajadora costarricense por cuanto recuerda las grandes luchas contra el Combo del ICE del ao 2000 (proyectos de ley que pretendan la privatizacin de la electricidad y las telecomunicaciones), la lucha contra el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos entre 2003 y 2007 (CAFTA) que culmin con un fraude electoral en un referndum y, ms atrs en el tiempo, contra la transnacional ALCOA en la dcada de 1970. Y se recordar por la multitudinaria participacin que engros las calles de la ciudad capital: San Jos.

Lo que se vio fue un msculo impresionante que paraliz todo el centro del pas, sumado a movimientos de marcha lenta en las vas neurlgicas que comunican la periferia de la capital y que son fundamentales para el transporte de las grandes compaas industriales y comerciales. Si con este pulso que, en definitiva, fue ganado por el sector trabajador este mircoles el gobierno de Rodolfo Piza y Carlos Alvarado, as como las fracciones legislativas, no reaccionan, se estara ante las puertas de una confrontacin social que traera una crisis adicional a la econmica y esta sera una de corte poltico-social pocas veces vistas en Costa Rica.

Por ms que el gobierno ha movido esfuerzos por tratar de amedrentar al sector trabajador, este ha salido ms fortalecido. Lo que se pide es simple: desconvocatoria del paquete fiscal que est en corriente legislativa en estos momentos y que se abra una mesa integral de discusin donde se incluya a los grandes evasores fiscales que al da de hoy son los causantes de la crisis econmica que vive el pas. En nmero gruesos, la evasin y elusin supera el 6% del PIB y en esta olla entran las grandes empresas nacionales y transnacionales representadas por la UCCAEP (cmara empresarial) que cuentan con exoneraciones fiscales escandalosas o las grandes cooperativas como la empresa Dos Pinos que concentra el monopolio de la produccin lctea y que produce el 2% del PIB en el pas. Aqu tambin se encuentran los grandes medios de comunicacin representados por el Grupo Nacin (La Nacin) y las corporaciones televisivas de Teletica y Repretel.

A pesar de todo esto, la ministra de hacienda Edna Camacho (quien representa a un sector acaudalado de la sociedad, principalmente a su esposo quien es directivo de la nica bolsa de valores en Costa Rica, ALDESA), espera que con el paquete fiscal tan solo se recaude aproximadamente un 1,4% de la deuda fiscal total que apenas supera el porcentaje de evasin y elusin. Sin embargo, ella sigue dando concesiones fiscales a las cmaras empresariales y buscando recargar la crisis sobre los bolsillos de quienes trabajan por medio de ms impuestos indirectos (IVA).

Parece ser que lo que est detrs de todo esto es el endeudamiento externo. Costa Rica necesita una imagen fresca a nivel internacional de cara a los grandes organismos financieros internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y, de un tiempo atrs a la fecha, la Organizacin para la Cooperacin y el Desarrollo Econmicos (OCDE). Puesto que la crisis fiscal de los ricos es escandalosa, estos organismos estn condicionando los prstamos a una reforma impositiva, por eso al gobierno le urge el actual proyecto, pero pretenden hacerlo recargando la responsabilidad sobre quienes trabajan. Con esto, y a pesar de que la recaudacin est por debajo del dficit, se da una seal positiva para que los organismos sigan otorgando ms y ms prstamos, lo cual ir provocando ms y ms deuda externa.

Lo que este mircoles se presenci fue un signo de fuerza en un movimiento social que se crea en decadencia. Parece ser que de pronto resucit entre las cenizas del supuesto progresismo oficialista y abri los ojos de zarpazo frente a la realidad del gobierno elegido hace apenas cuatro meses. El gobierno de Rodolfo Piza y Carlos Alvarado, quienes se han abrazado a las polticas liberales y de los organismos financieros internacionales, empiezan a entrar en una encrucijada: o ceden a las presiones populares o se aferran a los grupos de poder poltico y econmico. El escenario no es halageo para el gobierno ni para el empresariado, el devenir de los das ser el que defina hacia donde se inclina la balanza.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter