Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-09-2018

Montecristi vive al pas
Justicia y verdad ante el atropello petrolero transnacional

Alberto Acosta y Juan Cuvi
Rebelin


La Corte de la Haya ha fallado de forma ilegtima -e inslita- dando la razn a la petrolera Chevron-Texaco. Sin haber escuchado a las vctimas (comunidades afectadas y Naturaleza), la Corte resolvi un oscuro laudo que afecta los derechos justamente de esas vctimas. Ante esto, manifestamos nuestra enrgica condena.

El resultado de este juicio nace de mltiples inoperancias y complicidades acumuladas desde que empez el litigio entre Texaco -hoy Chevron- y sus vctimas hace ms de 25 aos. La lucha de las comunidades afectadas denota constancia y valor al enfrentar a uno de los consorcios transnacionales ms poderosos del planeta. El arbitraje, cuyo fallo estamos condenando, es apenas un captulo ms de un tortuoso camino.

Destacamos, firmes, que lo crucial es el derecho de las comunidades afectadas a la reparacin y de la Naturaleza a la restauracin, como dispone la Constitucin de Montecristi. Pero no podemos olvidar que precisamente el gobierno de los entonces presidente Rafael Correa y vicepresidente Lenn Moreno acept tal arbitraje, violando claramente la Constitucin, la cual prohbe ceder soberana a instancias de arbitraje internacional en controversias contractuales o de ndole comercial, entre el Estado y personas naturales o jurdicas privadas (Art. 422).

Adems de una defensa mediocre, el proceso est plagado de arbitrariedades, como las presiones de Correa para que, en 2016, las comunidades afectadas no cobren el dinero que les corresponda; el objetivo fue congraciarse con el mercado internacional para colocar bonos soberanos, segn Correa evitando las presiones de Chevron contra dicha operacin financiera. Igualmente est la manipulacin meditica desplegada por el corresmo desde 2013, cuando levant una millonaria campaa publicitaria en contra de la petrolera pero como mero dispositivo legitimador, pues apenas unos das antes autoriz la explotacin petrolera en el Yasun-ITT. La misma injerencia gubernamental -y corrupta- en la justicia brind pretextos tiles para que un tribunal que decide sobre empresas e inversiones -lo cual nada tiene que ver con los Derechos Humanos y los Derechos de la Naturaleza- falle en contra de los derechos de los principales afectados.

El gobierno de Lenn Moreno no debe aceptar esta decisin y solo escudarse en ejercer el derecho a la repeticin. Moreno est obligado, tica y polticamente, a armar una estrategia jurdica y diplomtica que defienda los derechos de los afectados (comunidades de indgenas y colonos, Naturaleza); debe rechazar categricamente las pretensiones de Chevron y desplegar una gran ofensiva legal que plantee la nulidad del fallo de la Corte de La Haya como nica opcin apegada al derecho y a la defensa de la soberana.

Dada la opacidad de diferentes gobiernos y administraciones de justicia que han alcahueteado los intereses de la Chevron-Texaco por ms de 25 aos, Montecristi Vive exige crear una Comisin de la Verdad que esclarezca el papel de las autoridades polticas y judiciales en este proceso y que defina responsabilidades por las omisiones o irregularidades cometidas. Los juicios de repeticin deben aplicarse a todos los responsables de haber provocado un desenlace que puede afectar gravemente al patrimonio nacional.

Apoyamos las acciones necesarias para que Chevron-Texaco asuma su responsabilidad luego de atentar contra los Derechos Humano y de la Naturaleza, luego de atentar por aos contra la vida.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter