Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-09-2018

Rectificacin de Graue

Miguel ngel Ferrer
Rebelin


Dando muestras de sensatez poltica y de sensatez a secas, el rector de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico (UNAM), Enrique Graue, acept dar satisfaccin a la totalidad del pliego de demandas de los estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Azcapotzalco.

Son muestras de sensatez ciertamente tardas, pues el rector se neg inicialmente a dar atencin y solucin a los problemas del CCH planteados por la muchachada del plantel, demandas absolutamente justificadas.

Ante la solicitud, Graue decidi, como se dice popularmente, hacerse pato. Pero como se vea que la muchachada no iba a ceder, el rector opt por el viejo recurso de la amedrentacin va el uso de la violencia porril.

Quizs nada ms pens en aporrear a los demandantes; acaso no quera que corriera sangre; tal vez no pens en que hubiera heridos de gravedad o hasta muertos. Recurdese que aporrear viene de porra (macana), pero tambin se ajusta al vocablo porra (grupo de animacin deportiva) y de ah porro (golpeador).

Pero si no hubo muertos s hubo heridas graves, de esas que ponen en serio peligro la vida. Y aunque al principio Graue pretendi zafarse de esa conducta criminal, nadie le crey. Y slo encontr apoyo en las corruptsimas autoridades judiciales del gobierno perredista-priista-panista de la ciudad de Mxico.

Y no slo no encontr el respaldo de la comunidad universitaria y de otras instituciones de educacin media y superior. Peor an: encontr el ms firme repudio social a su conducta de propiciar, fomentar, permitir o avalar el uso de los porros. Y, desde luego, tambin encontr el rechazo (o la falta de apoyo) del presidente electo, Andrs Manuel Lpez Obrador, y de Morena y del nuevo Congreso de la Unin.

Graue se qued solo. Y ni modo: a rectificar y a prometer no volver a usar o tolerar el uso de la violencia criminal para mantener el hueso, los privilegios y el autoritarismo tipo Jos Narr, Jorge Carpizo y Francisco Barns de Castro, rectores priistas de infausta memoria.

S ya estaba claro que con Lpez Obrador y Morena en la Presidencia de la Repblica se ha terminado el permiso para robar, ahora tambin queda claro que ha terminado el permiso presidencial para golpear, lesionar, amedrentar, matar, violar, desaparecer personas y asesinar. No ms porros ni halcones ni halconazos. Ni nuevos crmenes de Estado como los cometidos por el peato en Ayotzinapa, Atenco, San Fernando, Tanhuato, Tlatlaya.

De la carencia de complicidad y proteccin presidencial y gubernamental en ese tipo de crmenes es muestra fehaciente la rectificacin del rector Graue.

Blog del autor: www.economiaypoliticahoy.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter