Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-09-2018

Recuperando hbitos alimentarios en Guatemala

Jorge Rodrguez
IPS


Dos mujeres ixiles de El Quich, en Guatemala, conociendo nuevas recetas. Crdito: FAO-GT

SAN JUAN COTZAL, Guatemala, 4 sep 2018 (IPS) - Durante varias dcadas, las comunidades, calles, valles y campos del rea ixil, en el departamento de El Quich en Guatemala, sufrieron las consecuencias del conflicto armado. Los valles y campos llenos de flores, cultivos y biodiversidad tambin se perdieron. Hubo una desconexin entre generaciones, entre conocimientos.

Las calles y campos ixiles, 22 aos despus de la firma de la paz, estn llenos de colores y bullicio. El silencio que las cubri por varias dcadas ha cesado. Los jardines florecen, los sembrados crecen, los nios y nias juegan por las calles.

Hoy, las madres, viudas, hermanas, hijas y nietas que vivieron el conflicto armado rescatan el conocimiento ancestral perdido y con l, recuperan el futuro de sus comunidades, es decir, el de sus nios y nias.

Sobre la mesa de Catarina Torres, de 37 aos, hay un plato de arroz acompaado de empanadas, ambos preparados con tomate, cebolla, acelgas y zanahoria, y una bebida de avena. A excepcin del arroz y la avena, todos los ingredientes fueron adquiridos en los huertos familiares de esta mujer de origen maya ixil.

Con tres hijas, de entre 9 aos y 7 meses, Catarina muestra un brillo en sus ojos, no tanto por la posibilidad de poder alimentarse ella y a sus hijas de mejor manera, sino por la oportunidad de acceder a conocimientos que, cultural e histricamente, les eran negados por su condicin de mujer indgena.

Cuando yo era nia no tena idea de que existan todas estas hierbas y verduras que ahora cocino, dice.

Residente de la aldea Vichibal, en San Juan Cotzal, Quich, al occidente de Guatemala, Catarina se integr a un grupo de 17 mujeres de su comunidad con el objetivo de aprender acerca del cultivo de especies nativas de la zona que han sido parte de la cultura maya Ixil a la que pertenece, y as llevar una mayor diversidad de comidas y nutrientes a la mesa de su familia.

En casa estbamos acostumbrados a comer solo frijoles, tortillas y, a veces, algunas hierbas, cuenta.

Y si bien era habitual para todos los habitantes de estas comunidades utilizar diferentes ingredientes, como el chipiln, la hierba mora y las hojas de ayote, nadie tena conocimiento de cmo prepararlos de manera adecuada y aprovechar todos sus nutrientes, dice Domingo Daz, monitor de la Secretara de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN).

Pero fortalecer los conocimientos y el proceso de capacitacin de Catarina y las dems mujeres, no ha sido sencillo. Este proceso de formacin y cambio de hbitos ha sido impulsado por la Organizacin de las Naciones Unidas para la Alimentacin y la Agricultura (FAO), la SESAN y el Ministerio de Agricultura, Ganadera y Alimentacin (MAGA).

El rea de Quich es una de las ms rezagadas del pas, segn muestran todos los indicadores de desarrollo. En este departamento, el ndice de Desarrollo Humano es del 0.424, 82,8 por ciento de su poblacin vive en situacin de pobreza y 55 por ciento de los nios de primer grado presentan problemas de desnutricin crnica.

Despus de haber vivido pocas de dolor durante el Conflicto Armado Interno (1960-1996), los tres municipios de la Regin Ixil (Santa Mara Nebaj, San Juan Cotzal y San Gaspar Chajul) mantienen un ndice de 87 por ciento de su poblacin viviendo en algn grado de pobreza y el porcentaje de baja talla para la edad o desnutricin crnica en estudiantes de primer grado se reporta de 62 por ciento, 69,1 por ciento y 72 por ciento respectivamente.

Aprendiendo a cocinar platos equilibrados y nutritivos. Crdito: FAO-GT  

 

Aprendiendo a cocinar platos equilibrados y nutritivos. Crdito: FAO-GT

Esta situacin se agrava cuando, segn datos proporcionados por la FAO en Guatemala, se profundiza en los ndices de desnutricin crnica o baja talla en estudiantes de primaria, uno de los ms altos del pas. A pesar de ser un pilar en el desarrollo familiar, las mujeres tienen acceso limitado a la educacin, la salud y la tierra, as como a la vida pblica y poltica.

Respaldo para disminucin de la desnutricin

El programa conjunto Desarrollo Rural Integral Ixil, financiado por el gobierno de Suecia, es implementado por varias agencias del Sistema de Naciones Unidas en Guatemala, entre ellas la FAO, con el Ministerio de Salud y Asistencia Social (MSPAS), MAGA, la SESAN y las municipalidades locales entre otros socios.

Dicho programa aplica enfoques integrales de desarrollo con el objetivo de facilitar la transicin de familias vctimas del Conflicto Armado Interno de la Regin Ixil a ciudadanos en pleno ejercicio de sus derechos, en coordinacin con el Estado, organizaciones sociales y comunidades.

La FAO trabaja con 2.232 familias de los municipios del rea Ixil en el marco del programa conjunto para garantizar su seguridad alimentaria y mejorar su alimentacin, contribuir a un adecuado manejo de los recursos naturales y a la reduccin de la vulnerabilidad ambiental y aumentar y diversificar sus ingresos.

La idea es que las familias retomen prcticas culturales ancestrales, lo que conlleva el consumo de productos nativos en detrimento de otros productos altamente procesados que contienen aditivos y preservantes, dice Jons Coln, tcnico en nutricin de FAO que apoya al programa conjunto.

Cada comunidad tiene a su promotor, o promotora, que convoca a las personas con el objetivo de trasladarles conocimientos tiles para su desarrollo (huertos familiares, buenas prcticas en el hogar, etc.). En lo posible, se busca que ste sea originario de la localidad, o bien conozca el idioma de la regin. Esto facilita la comunicacin y hace que las familias sean ms abiertas a participar, dice Rosa Chvez, extensionista del MAGA en la zona.

Las ms de dos mil familias que son apoyadas por la FAO en el marco del programa, al momento se han capacitado a 500 en diversos temas relacionados con la produccin de alimentos.

Sin embargo, se hace un nfasis en la capacitacin nutricional y mejora de hbitos nutricionales, as como en el aprovechamiento de plantas nativas y produccin de alimentos en huertos familiares.

Esto nos ha permitido reducir el gasto, porque tenemos a la mano los alimentos y podemos invertir el dinero en otras necesidades de la casa, cuenta Catarina.

Al ser especies nativas, permite que el cultivo requiera de menos cuidados, como fertilizantes e insecticidas. Tambin es ms sencilla su asimilacin por parte de las familias, porque son sabores que ya conocen, aade Coln.

Y aunque el nivel de participacin de las mujeres de Vichibal es alto y los resultados ya se dejan ver, no significa que no existan problemas a la hora de llevar el programa a ms comunidades ixiles.