Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-09-2018

Centroamrica: 197 aos de repblicas y despojos de indgenas

Ollantay Itzamn
Rebelin


El 15 de septiembre de 1821, las provincias de Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Chiapas, firmaron el Acta de Independencia con relacin a la Corona espaola. Desde entonces, estas nuevas repblicas, con excepcin de Chiapas que pas a formar parte de Mxico, celebran ya casi dos siglos de fiestas patrias, sin mayor independencia significativa.

Hace 197 aos atrs, las condiciones de vida de las poblaciones indgenas, en las nacientes repblicas, eran considerablemente mejores que las actuales. La poblacin indgena, en cada uno de estos pases, representaba una mayora demogrfica absoluta.

La estructura de la propiedad y tenencia de la tierra, era ms favorable para los pueblos y comunidades indgenas, producto de los ttulos reales, emitidos por la Corona, durante la Colonia. Hasta que las revoluciones liberales, durante la segunda mitad del siglo XIX, despoj dichas tierras para entregarlos a los emprendedores mestizos y extranjeros.

Especficamente en los casos de Guatemala, Nicaragua, Honduras y Chiapas (segn informacin del Archivos Centroamericano), la mayor parte de las tierras cultivables registradas estaban bajo categora de tierras comunales de pueblos indgenas.

En amplios bolsones territoriales, como en el caso del norte de Honduras, Guatemala o Nicaragua, los pueblos misquito, pech, tawaka, maya qech, etc., disfrutaban de sus territorios amplios sin la perniciosa presencia de los estados republicanos. Bosques frondosos, abundantes fuentes de agua limpia, frtiles tierras, etc., se constituan en medios y fuentes de vida.

197 aos despus de la independencia criolla para criollos, los pueblos indgenas se encuentran en una situacin, no slo de subordinacin o de esclavitud, sino de un recargado y violento despojo permanente, por parte de los estados criollos. Colonialismo interno, dira el mexicano Vasconcelos.

En estos casi dos siglos de colonialismo interno, en pases, como Honduras, El Salvador y Costa Rica, la poblacin indgena, prcticamente casi desapareci. Culturalmente, apenas el promedio del 10% de la poblacin se reconoce como indgena en estos pases. Aunque genticamente estos pases continan siendo ms indgenas que mestizos, muy a pesar de las sostenidas polticas pblicas de eugenesia aplicada desde los estados.

El comn denominador de los pueblos indgenas, en estos estados criollos casi bicentenarios es: miseria socioeconmica, desnutricin infantil que alcanza incluso al 80% de nios indgenas menores de cinco aos de edad. Analfabetismo que abarca casi al 50 o 60% de las poblaciones.

Del poco porcentaje de indgenas universitarios, casi en su totalidad, fueron obligados a renunciar a su identidad a cambio del ttulo universitario, o a cambio de algn espacio laboral, o incluso a cambio de la cualidad de ciudadana.

Mecanismos de casi dos siglos de dominacin como: el sistema educativo, adoctrinamiento religioso, adoctrinamiento cultural, adoctrinamiento poltico, el culturalismo, etc., emprendidos desde los estados, han calado en lo ms profundo de las estructuras psicolgicas individuales y colectivas de los pueblos.

Quizs por esto ltimo, incluso teniendo a su favor los convenios y declaraciones internacionales sobre los derechos de los pueblos indgenas, desde finales del pasado siglo, los pueblos no han logrado transitar de los derechos culturalistas hacia el ejercicio de los derechos polticos y econmicos (territorios, autonomas, consentimiento, etc.)

Pero, este proceso casi bicentenario de dominacin integral sobre los pueblos, tambin abon procesos de resistencias y reconstituciones crecientes de las identidades indgenas en diversos grados. En especial en la etapa neoliberal. Evidenciando, de esta manera, los rotundos fracasos de las polticas eugensicas o de mestizajes promovidas desde los estados nacionales.

El presente siglo que transcurre, no ser ms la continuacin de la impoluta hegemona del Estado nacin, sino la emergencia cada vez ms creciente de la posibilidad del Estado plurinacional, con autonomas indgenas. Pero, este proceso ser simtrico a la transicin del confort del culturalismo hacia el ejercicio de derechos poltico econmico por parte de los pueblos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter