Portada :: Ecologa social :: El genocidio industrial del amianto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-09-2018

Entrevista a Francisco Bez Baquet. Cinco preguntas esenciales sobre el amianto
El caso del amianto no tiene paralelo con ningn otro caso de contaminacin industrial

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Francisco Bez, extrabajador de Uralita en Sevilla, autor de Amianto: un genocidio impune, inici en los aos 70 del pasado siglo la lucha contra esta industria de la muerte desde las filas del sindicato de CCOO. Ha dedicado ms de 40 aos a la investigacin sobre el amianto y a los compromisos anexos de esa lucha ininterrumpida.

 

1. En qu ao se public el primer artculo cientfico, en revista especializada, donde se demostraba la vinculacin amianto-cncer? 

En 1924 se seal la coincidencia, en un paciente, entre mesotelioma y exposicin al amianto, pero no se sugiri el nexo causal.

En 1931, los sindicatos britnicos de construccin apuntaron la posible relacin causa-efecto, entre amianto y cncer pulmonar, pero sin demostrarlo, y no hubo publicacin acadmica que lo asumiera.

En 1935, aparece el primer trabajo acadmico en el que se menciona la coincidencia entre exposicin al amianto y el cncer pulmonar, pero sin demostrar el nexo causal.

Tambin en 1935, se publica un artculo acadmico sobre tres casos de mesotelioma en trabajadores de los astilleros de Belfast, pero sin relacionarlo con la exposicin al amianto:

S B B Campbell & J S Young / A primary tumour (mixedcell sarcoma) of the pleura / Ulster Med J 1935; 4: 36-8 / https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2576787/pdf/ulstermedj00223-0049.pdf

En ese mismo ao, y en los inmediatamente sucesivos, se prodigan ya los trabajos acadmicos en los que se abunda la coincidencia, entre exposicin al amianto y el cncer pulmonar:

KM Lynch & WA Smith / Pulmonary asbestosis III: carcinoma of the lung in asbesto-silicosis / Am J Cancer. 1935; 24 (1): 56-64 / http://cancerres.aacrjournals.org/content/amjcancer/24/1/56.full.pdf 

AJ Lanza, William J McConnell & J William Fehnel, J / Effects on the Inhalation of Asbestos Dust on the Lungs of Asbestos Workers / Public Health Reports. January 4,1935; (50) 1: 1-12 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1996125/pdf/pubhealthreporig01919-0027.pdf 

Gloyne SR Two cases of squamous carcinoma of the lung occurring in asbestosis Tubercle. Oct 1935; 17: 5-10

KM Lynch & WA Smith / Pulmonary asbestosis III: carcinoma of the lung in asbesto-silicosis / Am J Cancer. 1935; 24 (1): 56-64 / http://cancerres.aacrjournals.org/content/amjcancer/24/1/56.full.pdf

Gloyne SR A case of oat cell carcinoma of the lung occurring in asbestosis Tubercle. 1936; 18: 100-101

En 1938, el patlogo alemn Martin Nordmann afirma, por primera vez en la literatura mdica, que el cncer pulmonar es una enfermedad ocupacional de los trabajadores del amianto:

Nordmann M / The occupational cancer of asbestos workers / Z Krebsforsch. 1938;47:288-302

En el ao 1941, se publica el primer trabajo experimental, demostrativo del nexo causal entre exposicin al amianto y el cncer pulmonar:

M Nordmann & A Sorge / Lungenkrebs durch Asbestaub im Tierversuch (Lung cancer from asbestos dust in animal experiments) / Z. Krebsforsch. 1941; 51: 168-82

En 1943, el "Saranac Laboratory", de Nueva York, demostr experimentalmente la generacin de cnceres pulmonares, por la exposicin al amianto, pero la empresa patrocinadora, Turner & Newall, impidi su publicacin, con lo cual los resultados no llegaron a ser pblicamente conocidos hasta varias dcadas despus, y gracias a un litigio, y no, por supuesto, porque la empresa hubiera cambiado de actitud.

En 1943, se publican:

F Boemke / Asbestosis and Lung Carcinoma / Frank ztschr Path. 1943; 57: 569-577

Homburger F / The Co-Incidence of Primary Carcinoma of the Lungs and Pulmonary Asbestosis: Analysis of Literature and Report of Three Cases / Am J Pathol. 1943 Sep;19(5):797-807 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2033098/pdf/amjpathol00681-0061.pdf

A Welz / Further Observations on Occupational Carcinoma in Asbestos Workers / Bull Hyg. 1943; 18: 651 / Abstract: https://www.cabdirect.org/cabdirect/abstract/19432701435

En 1943, en la Alemania nazi, se reconoce, por primera vez en el mundo, como enfermedad profesional, al cncer de pulmn, simultneo al padecimiento de asbestosis. Se trataba de una disposicin legal, no de ninguna publicacin acadmica, y el reconocimiento no era extensivo a la mera exposicin laboral, no acompaada de asbestosis. Tampoco se aportaban evidencias explcitas, datos.

En 1945, en Francia, la revista Archives des maladies professionnelles informa de dos casos de cncer, asociado a asbestosis.

En 1947, las estadsticas del gobierno britnico registran un porcentaje de asbestosis, extremadamente alto, en el que concurra tambin el cncer pulmonar. Podemos considerarlola primera evidencia epidemiolgica, pero todava sin tratarse de una publicacin acadmica, y adems sin aportar detalles de su elaboracin.

En 1948, se publica:

R J R CURETON / SQUAMOUS CELL CARCINOMA OCCURRING IN ASBESTOSIS OF THE LUNG / BRITISH JOURNAL OF CANCER. 1948; Vol. I1, No. 3: 249-253 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2007644/pdf/brjcancer00412-0077.pdf

Finalmente, en 1955, la evidencia epidemiolgicaqueda firmemente establecida, con generalizado consenso, y reflejada en una publicacin mdica:

Richard Doll / Mortality from Lung Cancer in Asbestos Workers / Brit. J. Industr. Med., 1955, 12: 81-86 http://ukpmc.ac.uk/articles/PMC1037613?pdf=render

Por eso es tanto ms de lamentar que Doll se dejara corromper, al igual que sucedi con el Dr. Wagner, que jug un papel similar, en el caso del mesotelioma.

2. Gracias por su informadsima respuesta Cuntas personas han muerto en el mundo afectados por enfermedades relacionados con el amianto? 

En esta cuestin se produce una paradoja sumamente injusta, y es que cuanto peor es la situacin real, sin embargo, a causa del sub-registro y del infra-reconocimiento como enfermedad profesional, y en su caso, los correspondientes fallecimientos, aparentemente es donde "no pasa nada". Por eso, en mi opinin, resulta ms fiable atenerse a las estimaciones tericas, dado el calamitoso panorama existente.

A tal efecto, resultan perfectamente asumibles los resultados obtenidos en:

Paco Puche, Vctimas del amianto en el mundo, ltimos datos. Validacin del mtodo TVE Rebelin, 30/08/2018 http://www.rebelion.org/docs/245876.pdf

Teniendo presente, que a fin de cuentas, y por una u otra causa, todos habremos de morir en algn momento, creo que importan especialmente los estudios relativos a los aos de vida til potencialmente perdidos, por causa del amianto:

Bang KM, Mazurek JM, Wood JM, Hendricks SA

Diseases attributable to asbestos exposure: Years of potential life lost, United States, 1999-2010 Am J Ind Med. 2014 January ; 57(1): 3848 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4522907/pdf/nihms710093.pdf

Centers for Disease Control and Prevention (CDC) Asbestosis-related years of potential life lost before age 65 yearsUnited States, 1968-2005 MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2008 Dec 12; 57 (49): 1321-5 http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm5749a1.htm

Diandini R, Takahashi K, Park EK, Jiang Y, Movahed M, Le GV, Lee LJ, Delgermaa V, Kim R Potential years of life lost (PYLL) caused by asbestos-related diseases in the world Am J Ind Med. 2013 Sep;56(9):993-1000 Abstract: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ajim.22206/abstract 

JM Mazurek & JM Wood Asbestosis-Related Years of Potential Life Lost Before Age 65 Years---United States, 19682005 CDC (Centers for Disease Control and Prevention)/MMWR (Morbidity and Mortality Weekly Reports). December 12, 2008; 57 (49): 1321-1325 http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm5749a1.htm http://lists.unc.edu/read/archive?id=4919550 http://www.medscape.com/viewarticle/585576_2

Zou H, Luo SQ, Yang CY, Zhang MB Burden of major cancers on years of life lost with premature death in crocidolite-contaminated area in Dayao Zhonghua Lao Dong Wei Sheng Zhi Ye Bing Za Zhi. 2007 Jun;25(6):326-30

3. Y en Espaa? 

Todo lo antedicho resulta tambin aplicable a Espaa, como lo evidencia, en lo relativo a sub-registro, tanto de patologas como de fallecimientos originados, o en su caso, por infra-reconocimiento de la ndole ocupacional de la afectacin, lo publicado en:

Garca-Gmez, M., Menndez-Navarro, A., & Lpez, R. C. Asbestos-related occupational cancers compensated under the Spanish National Insurance System, 1978-2011. International Journal of Occupational and Environmental Health. Volume 21, Issue 1 (JanuaryMarch 2015), pp. 31-39 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4273517/pdf/oeh-21-01-031.pdf 

Alfredo Menndez Navarro & Montserrat Garca Gmez Las vctimas dobles del amianto Pblico.es. 13 dicbre. 2014 http://blogs.publico.es/otrasmiradas/3319/las-victimas-dobles-del-amianto/ 

4. En cuntos pases es todava legal su produccin y uso? 

Ms significativo que cuntos, sera atenerse a cules, por sus respectivas poblaciones y extensin del territorio

De acuerdo, tiene razn

Estados Unidos, Rusia, China, India, Indonesia...

Podra decirse que en aproximadamente 3/4 partes de la Humanidad no lo han prohibido.

Para establecer su nmero, del total de naciones existentes, habra que restar unos 61 pases, que es la cifra que se viene manejando, siendo las ltimas incorporaciones, las de Brasil y Canad, que adems fueron grandes productores y exportadores. Vase, por ejemplo:

Kong V.Prof. Nico van Zandwijk: all forms of asbestos are carcinogenic and safe use of asbestos is an illusion. Ann Transl Med. 2018 Aug;6(15):310. doi: 10.21037/atm.2018.07.20. http://atm.amegroups.com/article/view/20522/20360

Sin embargo, y a causa de las "excepciones", "pecado" en el que tambin ha incurrido la propia Unin Europea, el caso de algunos de los pases incluidos en ese censo, habra que matizarlo y relativizarlo en grado sumo, como queda evidenciado, para Canad, en mi trabajo: El amianto en Canad: una prohibicin harto peculiar, 11.06.2018

http://www.rebelion.org/docs/242688.pdf 

5. Cuntas muertes se prevn en un futuro prximo? 

Me remito tambin a lo indicado por Paco Puche en su reciente trabajo, antes mencionado. Hay una buena concordancia con las estimaciones de otros autores. Yo le doy plena credibilidad, pero adems, como ya he dicho en una ocasin, y por lo que respecta a las vctimas de Uralita, incluso cuando hubiera, en sus clculos, una sobre-estimacin de un orden de magnitud, de todas formas seguira siendo una inmensa catstrofe que habra podido evitarse en gran medida, y que no tiene paralelo con ningn otro caso de contaminacin industrial. 

Mil gracias querido amigo.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter