Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-09-2018

Ecuador: una dcada entre libros, pasiones y opiniones

Juan J. Paz-y-Mio Cepeda
Rebelin


Desde hace varios aos sigo la literatura publicada sobre la dcada del gobierno de Rafael Correa Delgado (2007-2017). Imposible resear o referirlo todo, de modo que me limito a realizar algunos sealamientos, que podrn dar la idea sobre el espacio en el cual se han movido distintos autores. Anticipo que mis propios artculos y obras estn en las pginas de Historia y Presente, y del Taller de Historia Econmica.

Cuando se inici el gobierno de Correa, fueron los columnistas y articulistas de la derecha poltica los que le tildaron como out sider y populista. Para todas las izquierdas tradicionales (tambin para las nuevas), que por entonces se unificaron en apoyo a una figura que no provena de sus partidos ni de su tradicin activista, haba llegado el momento de la revolucin ciudadana, porque para todas estuvo muy claro que haba que romper con el pasado neoliberal y con la desinstitucionalizacin nacional heredados de las dos pasadas dcadas. Fue un fenmeno indito y hasta comparable con la Unidad Popular que logr el triunfo de Salvador Allende en el Chile de 1970. Pero tambin qued olvidado que algunos de esos partidos de la izquierda tradicional haban formado parte de la partidocracia que encumbr ese mismo pasado que ahora se trataba de superar, y que uno de ellos incluso hizo causa comn con la derecha oligrquica en varios momentos de la vida de los antiguos congresos, tal como ocurri con los marxistas que en las elecciones presidenciales de 2017 llamaron a votar por un banquero, pues crean que Lenn Moreno era un continuista del corresmo

La emocin de aquellos triunfantes das de la Revolucin Ciudadana fue de tal magnitud, que tambin los movimientos sociales encontraron un espacio poltico para revivir y comenzar a actuar dejando atrs el ostracismo, como ocurri con el FUT y sus organizaciones clasistas, y parcialmente con el movimiento indgena que, de todos modos, haba sido, en el pasado inmediato, casi el nico capaz de generar alguna fuerza resistente al modelo empresarial. Los indgenas impidieron la firma del TLC con los EEUU, que pareca inminente tanto con Gustavo Noboa (2000-2003) como con Lucio Gutirrez (2003-2005). Adems, se unieron al nuevo carro de la historia entusiastas fuerzas polticas como Ruptura de los 25, que luca izquierdista, joven y renovadora, de modo que sus lderes crecieron bajo las alas protectoras del corresmo, del cual hoy reniegan.

La Asamblea Constituyente fue el acontecimiento para las definiciones. Las derechas polticas, las elites empresariales y los dueos de los medios de comunicacin ms influyentes se lanzaron contra ella y contra la Constitucin en camino. En esas circunstancias, circularon varios libros colectivos para esclarecer -y defender- tanto a la Constituyente como a la Constitucin, como fueron: Nueva Constitucin (2008) y, Constitucin 2008 Entre el quiebre y la realidad (2008). Incluso apareci La Tendencia, dirigida por Francisco Muoz, una revista de anlisis, en la que convergieron lo ms florido de la intelectualidad y la poltica izquierdista del momento, que vio necesario escribir y defender el proceso. En forma temprana, la obra Ecuador y Amrica Latina. El Socialismo del Siglo XXI (2007), de varios autores (incluye a Rafael Correa), discuti este tema.

La labor contraria la hicieron una serie de articulistas y editoriales en la prensa, o libros como En busca de la Constitucin perdida (2008), de Pablo Lucio Paredes. A posteriori, Daniel Granda difundi un concepto que hizo suya toda oposicin al corresmo (an con anterioridad), en su libro El hiperpresidencialismo en el Ecuador (2012). Otros investigadores como Simn Pachano y Felipe Burbano de Lara convirtieron a sus artculos periodsticos en fuente de anlisis y guas de oposicin al corresmo, que Carlos de la Torre Espinosa abiertamente ya calific, en varios de sus estudios, como populismo.

Gustavo Larrea se volc a la apasionada defensa poltica del rgimen de Correa en su libro Revolucin Ciudadana (2009), aunque hoy mantiene una posicin diametralmente opuesta; Alberto Acosta dej el testimonio de su actuacin como presidente de la Asamblea, en su obra Bitcora Constituyente (2008); mientras Enrique Ayala Mora, en su columna periodstica, arremeta contra el mismo rgimen -adems, cuestion permanentemente a la nueva Constitucin-, en tanto su partido, el Socialista se divida, porque otra fraccin se defini por el apoyo al gobierno, que continu hasta el final, aunque despus dio otro giro, para transformarse en morenista.

Rafael Correa public Ecuador: de Banana Republic a la No Repblica (2009), una recopilacin de artculos escritos entre 1993 y 2005, que demuestran las falacias del neoliberalismo aplicado en Ecuador por esos aos, y que en forma por dems acuciosa contest Pablo Lucio Paredes en Ecuador: de la No Repblica a la No Repblica (2010), una obra propagandstica precisamente de los valores del neoliberalismo.

En la prensa, las controversias se redujeron a los editoriales y artculos. Mientras los articulistas de El Telgrafo eran simplemente tildados de correstas y el propio diario era atacado como gobiernista, en los medios privados la nica lnea que se impuso fue la del anti-corresmo, al propio tiempo que las empresas mediticas levantaron su lucha contra los ataques a la libertad de prensa, de la que permanentemente se acus al rgimen, singularmente al presidente y sus sabatinas, y particularmente contra la Ley de Comunicacin dictada en concordancia con lo dispuesto por la Constitucin de 2008.

Frente a ese material que suma miles de pginas, hay una amplia literatura acadmica sobre la dcada gubernamental de Rafael Correa en revistas indexadas, institucionales y del exterior, poco conocida en Ecuador. Tambin hay un sinnmero de artculos elaborados en el pas, publicados en revistas como conos, de la FLACSO y Ecuador Debate, una revista importante y de permanente produccin desde hace aos. Podran sumarse otras revistas, como Horizonte (Centro de Investigacin y Anlisis de Polticas Pblicas), Enfoques (Facultad de Jurisprudencia, Ciencias Polticas y Sociales de la U. Central), entre coyunturales y desaparecidas, como Corriente Alterna o la revista R (que dirigiera Mario Unda), o artculos frecuentes, como los de La Lnea de Fuego. Son pocas las tesis de grado sobre la dcada pasada. ILDIS de Ecuador tiene varios libros. Adems, los estudios indexados pueden obtenerse a travs de las hemerotecas virtuales como JStore. En cuanto a libros, ms han tenido repercusin aquellos que se distinguen por el tipo de autores.

La posicin contra Correa y los regmenes progresistas o de nueva izquierda, qued retratada en Dictaduras del siglo XXI. El caso ecuatoriano (2012), obra de Osvaldo Hurtado, quien aos despus public Ecuador entre dos siglos (2017), un best seller contemporneo, pero muy lejos de la rigurosidad terica y acadmica que tuvo su obra sobre el poder poltico, de 1977. Pero las ideas de Hurtado brillan en medio de la mayoritariamente mediocre produccin intelectual en las filas de las derechas tanto polticas como econmicas. En la lnea empresarial e incluso neoliberal, se ubican otras obras, como La culpa es de las vacas flacas (2016), de Pablo Arosemena y Pablo Lucio-Paredes, con un tratamiento bsico si se la compara con El socialismo del siglo XXI tras el boom de los commodities (2017), publicado por Cordes y mejor fundamentado.

En El sptimo Rafael (2017) Mnica Almeida y Ana Karina Lpez (2017) se esfuerzan por entender la personalidad del expresidente desde su infancia, lo cual me recuerda a una vieja obra que trat de explicar a Eloy Alfaro y a la Revolucin Liberal de 1895 desde el psicoanlisis. La dcada perdida 2007-2017, de varios autores, pretende rescatar al periodismo independiente y su lucha. A esos esfuerzos investigativos se unen obras como El Discreto Encanto de la Revolucin Ciudadana (2010) o una reciente: El contagio. Fin de la isla de paz (2018) de varios autores. Hay que incluir a Csar Montfar que public El argumento corresta (2017). Incursionan en la caricatura y el texto de ocasin las publicaciones de Bonil, Prohibido olvidar mete  (2017) o la de Francisco Febres Cordero, El Excelentsimo (2017), muy apreciados por sus familiares y amigos.

En los ltimos aos se publicaron una serie de obras provenientes de intelectuales y activistas de la izquierda tradicional, que rompieron con el gobierno de Correa y que, desde entonces tratan de demostrar lo nefasto que fue ese rgimen, segn su visin. El libro de Pablo Dvalos, Alianza Pas o la reinvencin del poder (2014), al mismo tiempo que es vibrante por el anti corresmo, se fundamenta en fuentes y anlisis. A su vez, El pas que queramos (2013), de Alberto Acosta y otros, fue el punto de partida de una serie de libros de la misma tendencia: Francisco Muoz public Balance crtico del gobierno de Rafael Correa (2014); Carlos de la Torre Espinosa, De Velasco a Correa: insurreccin, populismo y elecciones en Ecuador, 1944-2013 (2015); y vino una coleccin especial de ttulos, en los que participa el mismo crculo de autores que se ha identificado tanto en el anti-corresmo como en la reivindicacin de la autntica izquierda, en un esfuerzo que parece expiar la historia de su propio pasado: El corresmo al desnudo (2013), al que sigui La restauracin conservadora del corresmo (2014); despus, Una dcada desperdiciada. Las sombras del corresmo (2018) y recientemente El gran fraude. Del corresmo al morenismo ? (2018).

Algunos de los anlisis econmicos de esas obras entran en contradiccin con lo que sobre la dcada corresta est publicado en informes internacionales como los de la Cepal, el Pnud, e incluso el Banco Mundial y hasta el Fondo Monetario Internacional, que resaltan progresos, institucionalidades e inversin social durante el gobierno de Correa. Pongo como ejemplo Taking on inequality (World Bank, 2016) o el informe Ecuador panorama general del BM, difundido en abril de 2017 (https://bit.ly/2pagoRo). Adems, varios de los articulistas parecen compartir la misma lnea argumental de Lourdes Tibn en su obra Tatay Correa. Cronologa de la persecucin y criminalizacin durante el corresmo. Ecuador 2007-2017 (2018), aunque indudablemente tienen mejor estilo. La perspectiva poltica de los autores izquierdistas referidos igualmente se encuentra en las antpodas de lo que se estudia en otros libros publicados en el extranjero, que han abordado el ciclo de los gobiernos progresistas, democrticos y de nueva izquierda en Amrica Latina y que lastimosamente no se consiguen en libreras del pas.

Tuvieron mayor objetividad los variados autores de la obra Rafael Correa. Balance de la Revolucin Ciudadana, compilado por Sebastin Mantilla y Santiago Meja (2012). Pero no siempre la razn se impone a la pasin del espritu descorreizador que ronda ahora en el Ecuador, porque incluso una obra como la de Leonardo Vicua Izquierdo, El Ecuador de la Revolucin Ciudadana (2017?) -quien es el padre de la actual Vicepresidenta de la Repblica, Mara Alejandra Vicua-, cabra considerarse como un monumento a favor de Rafael Correa.

En la literatura producida en Ecuador predominan los escritos adversos o crticos al gobierno de Rafael Correa, mientras en el exterior se impone mayor objetividad y academicismo. Por otro lado, adems de que en la prensa dominan las opiniones simplemente subjetivas, entre articulistas y escritores de obras igualmente hay diferenciaciones, pues algunos son acadmicos, personas tituladas, especialistas en reas sobre las que investigan con la rigurosidad que exigen las ciencias sociales; pero igualmente se hallan activistas o polticos que logran confundirse como intelectuales de renombre.

Finalmente, el gobierno de Rafael Correa provoc definiciones polticas y evidenci las polarizaciones sociales en un pas que contrasta a una elite dominante, rica y resistente a cualquier alteracin de su poder, frente al conjunto de la poblacin. Eso tambin se ha reflejado entre textos y entre autores. Tambin se explica el derroche de pasiones del presente, cuando se cataloga a las personas como correstas o anti-correstas, en un momento histrico en que todo vale para echar tierra sobre la pasada dcada, y, adems, en una coyuntura en la cual se llega incluso a negar acontecimientos y procesos vividos, con el fin de favorecer -como ya ha ocurrido- el retorno de la hegemona empresarial privada sobre los intereses del Estado y de la sociedad. En consecuencia, es difcil exigir seriedad analtica, objetividad racional y slida fundamentacin emprica y terica, para sostener ideas y conceptos. Es de esperar que el futuro traiga nuevos balances y la historia descubra sus verdades.

Hasta tanto, es igualmente vlida una frase que Karl Marx (1818-1883) coloc al finalizar el prlogo de su famosa obra El Capital y que dice: Segui il tuo corso, e lascia dir le genti! (Sigue tu curso y deja que la gente hable!).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter