Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-09-2018

Un informe del ODG relaciona las grandes obras pblicas con la deuda ilegtima, ecolgica y de gnero
El impacto de las mega-infraestructuras, quin paga la deuda?

Enric Llopis
Rebelin


Cul es el coste real de las mega-infraestructuras? Sobre quin recae la carga de los grandes proyectos y pinges operaciones de compraventa? Mediados los aos 90 Alemania ya haba vendido a Indonesia la mitad de la flota de la antigua RDA, destacaba el periodista ngel Ferrero en el artculo El lado oscuro de las exportaciones alemanas (Sin Permiso, noviembre 2012). Desde 1967 gobernaba el pas el general Suharto, cuya dictadura se prolong durante tres dcadas; el exdictador accedi al poder mediante un golpe militar y la masacre, durante los aos 1965 y 1966, de entre 500.000 y un milln de personas bajo la acusacin de comunistas.

Adems Indonesia invadi Timor Oriental -con el apoyo de Estados Unidos- poco despus que la antigua colonia portuguesa declarara su independencia, en 1975; las consecuencias de la anexin fueron otro genocidio (200.000 timorenses muertos). A finales de la dcada de los 80 y principios de los 90, durante el rgimen de Suharto, Estados Unidos, Holanda, Reino Unido y Alemania fueron los mayores suministradores de armas a Indonesia, subraya Laura Ramos en Los crmenes de la deuda (Icaria, 2006); a la muerte de Suharto en 2008, el Comit para la Abolicin de las Deudas Ilegtimas (CADTM) record que la deuda pblica externa se elev -durante la dictadura- de 3.000 millones de dlares a 67.000 millones de dlares.

Se trata de un ejemplo de deuda ilegtima, mencionado en el informe Mega-infraestructura como mecanismo de endeudamiento. El riesgo de deuda ilegtima, ecolgica y de gnero, de Nicola Scherer, Alfons Prez y Davide Panadori, publicado por el Observatori del Deute en la Globalitzaci (ODG) en diciembre de 2017. Otro caso es el grueso de la deuda externa contrada por la Repblica Democrtica del Congo durante la dictadura de Mobutu Seseko, quien gobern el pas entre 1965 y 1997. El endeudamiento de la Repblica de Zaire (denominacin de la poca) pas de 5.000 millones de dlares en 1978 a 13.000 millones de dlares cuando Mobutu escap al exilio.

Adems de robar 5.000 millones de dlares, segn Transparencia Internacional, el dictador promovi infraestructuras fastuosas, entre otras la represa hidroelctrica Inga I (351 megavatios) y II (1.424 megavatios) en el ro Congo. Estos proyectos hidroelctricos han servido para abastecer principalmente a las minas en los mercados del sur y de exportacin, y no a las zonas rurales, subrayan los autores a partir de las denuncias de la ONG International Rivers; adems, las comunidades desplazadas de Inga han estado luchando desde la dcada de 1960 para obtener una compensacin justa y no han recibido nada hasta la fecha. El siguiente proyecto hidroelctrico el mayor del mundo- previsto en el ro Congo es el Grand Inga, con capacidad para generar hasta 40.000 megavatios de electricidad.

Otro aspecto abordado es la relacin entre los megaproyectos y la deuda ecolgica que generan las lites. As, el desarrollo en su da de la Red de Autopistas Interestatales (IHS) de Estados Unidos se relaciona en el informe con dos factores: el consumo de petrleo barato y el incremento de las emisiones de CO2. Entre 1950 y 1960 el sistema de interconexin de autopistas y el desmantelamiento progresivo de los sistemas de ferrocarril brindaron grandes beneficios a General Motors, nombrada previamente como una de las patrocinadoras del IHS, explican Schrerer, Prez y Panadori. Los nexos poltico-empresariales encarnaron en la figura del presidente de General Motors, el ingeniero Charles Erwin Wilson, quien ejerci como Secretario de Defensa de Estados Unidos entre 1953 y 1957, durante la presidencia de Eisenhower.

Un ejemplo de deuda ecolgica citado en el documento es el Corredor de Gas del Sur, uno de los proyectos seeros de la UE en materia energtica, que consiste en el transporte de gas desde Azerbaiyn hasta el sur de Europa a travs de Turqua. El coste de la iniciativa una red de ms de 3.500 kilmetros de gasoductos- asciende a 40.000 millones de euros. El estudio Smoke and Mirrors (enero 2018) encargado por la organizacin CEE Bankwatch Network advierte que, en ms de la mitad de los escenarios analizados, el nivel de emisiones de metano (principal componente del gas natural) para el gasoducto es comparable, o incluso mayor, a la huella climtica generada por el carbn. La investigacin apunta, asimismo, que las emisiones anuales previstas en la primera fase del Corredor gasstico seran equivalentes a las totales de Rumana en 2015, y superiores a las de Bulgaria durante el mismo ao. Frente al macroproyecto se han alzado las voces de los activistas. Adems de organizarse el comit No al TAP (por el nombre del gasoducto Trans Adritico, uno de los incluidos en el Corredor), centenares de ciudadanos se concentraron en marzo de 2017 en la localidad italiana de Melendugno (regin de Apulia) para impedir la destruccin de olivos centenarios; medios italianos e internacionales se hicieron eco de la represin policial y la resistencia contra las mquinas que trabajaban en las obras del gasoducto.

El estudio Aproximacin a la Geografa del despilfarro en Espaa: balance de las ltimas dos dcadas, dirigido por el catedrtico de Geografa de la Universitat de Valncia, Joan Romero, concluye que las administraciones pblicas han malgastado o comprometido desde 1995 hasta la actualidad al menos 80.000 millones de euros en infraestructuras ociosas, infrautilizadas, innecesarias o cerradas y en eventos efmeros o intiles; si se agregan las obligaciones y compromisos adquiridos por las administraciones, la cifra podra elevarse a 97.000 millones de euros.

Nicola Schrerer, Alfons Prez y Davide Panadori tambin vinculan la construccin de mega-infraestructuras con la deuda de gnero; sealan que el abono de la deuda generada en el estado espaol por aeropuertos como el de Castelln, Huesca y Murcia, las autopistas radiales de Madrid (entre 2.000 millones y 4.500 millones de euros) y el Proyecto gasstico Castor (1.350 millones de euros adems de los intereses) tienen preferencia antes que la vida y el cuidado de las personas; aaden que los hombres desempean la mayora de los trabajos -y los ms cualificados- en sectores como el de los hidrocarburos, que incluye grandes operaciones de extraccin, refinacin y transporte.

La primera parte del informe del OGD aborda los diferentes mecanismos por los que se produce el endeudamiento, entre otros las Alianzas Pblico Privadas (APP). A grandes rasgos, se trata acuerdos que pueden alcanzar los 30 aos- en los que la empresa privada construye, mantiene una mega-infraestructura y presta un servicio, a cambio de cobrar facturas a los usuarios o percibir un dinero por parte de los gobiernos. Tanto los ejecutivos nacionales como el Banco Mundial, el FMI, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la Comisin Europea apoyan las APP, ya que los gobiernos no tienen que endeudarse oficialmente ellos mismos; la deuda no se registra como endeudamiento del sector pblico, razonan Schrerer, Prez y Panadori.

Los autores critican el riesgo fiscal oculto y la falta de transparencia generalizada que implica esta frmula. Por ejemplo el Proyecto Castor, almacn de gas promovido por la multinacional ACS frente a las costas de Castelln, inclua la posibilidad de que la constructora renunciara anticipadamente a la concesin y una indemnizacin a cargo del erario pblico por las inversiones realizadas; adems el BEI aport 500 millones de euros para la financiacin de esta mega-infraestructura. Los autores concluyen que los proyectos financiados por APP resultan ms caros y a menudo fracasan en proporcionar el servicio contratado. Un estudio de la investigadora Marta Conde sobre las Alianzas Pblico Privadas, publicado por el ODG en 2017, seala los casos de Portugal -como pas pionero de las APP en Europa-, la concesin de uno de los tramos de la AP-7 (Autopista del Mediterrneo) a la multinacional Abertis y la Lnea 9 del Metro de Barcelona, como ejemplo de los perjuicios del modelo para los contribuyentes.

Las Agencias de Crdito a la Exportacin (ECA, por las siglas en ingls) son entidades pblicas que avalan, ofrecen prstamos y apoyo a corporaciones privadas del pas de origen para fomentar sus ventas al exterior. Estas agencias son, asimismo, las fuentes de deuda bilateral externa ms importantes mantenidas por los pases del Sur, subraya el informe sobre las mega-infraestructuras; si estos pases necesitan acordar la renegociacin o cancelacin de su deuda, no lo harn con la ECA de forma individual, sino con todos los acreedores colectivamente en el Club de Pars, aaden Nicola Scherer, Alfons Prez y Davide Panadori. Constituido en 1956, el foro parisino rene a los pases deudores y acreedores; un factor relevante de los acuerdos de reestructuracin de la deuda es que estn vinculados a un plan de ajuste y recortes del FMI. En cuanto al estado espaol, la Compaa Espaola de Seguros de Crdito a la Exportacin (CESCE) opera en nueve pases (siete de ellos de Amrica Latina) y tiene como accionista mayoritario al Estado (50,2%), seguido del Grupo Santander (23,8%) y el Grupo BBVA (16,3%).

El informe de los investigadores del OGD menciona el ejemplo de las Agencias de Crdito a la Exportacin de Alemania, Suiza y Austria, que inicialmente apoyaron el proyecto de la presa hidroelctrica de Ilisu sobre el ro Tigris, en el sureste Kurdo de Turqua, aunque en 2009 retiraron la financiacin tras una campaa de denuncia pblica. Sin embargo el proyecto de embalse, que sera el mayor de Turqua, contina en construccin y amenaza la ciudad antigua de Hasankeyf (de ms de 12.000 aos de antigedad), implicara anegar 68 pueblos y el desplazamiento forzoso de ms de 40.000 personas, segn Ecologistas en Accin. La organizacin ecologista ha denunciado asimismo la implicacin del BBVA en la mega-infraestructura, ya que posee una participacin accionarial destacada en uno de los bancos turcos que la financian.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter