Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-09-2018

El Vaticano y China firman un acuerdo sobre el nombramiento de obispos

Agencias


El Vaticano y China, dos Estados sin relaciones diplomticas desde 1951, han firmado un acuerdo provisional sobre el nombramiento de obispos, principal motivo de conflicto entre ambas partes.

China estableci relaciones diplomticas con el Vaticano en 1942 pero se anularon tras la victoria comunista en la guerra civil que acab en 1950.

En 1951 la Santa Sede y la Repblica Popular de China rompieron relaciones bilaterales, despus de que el papa Po XII excomulgara a dos obispos chinos nombrados por el rgimen del presidente Mao.

Las autoridades chinas respondieron con la expulsin del nuncio apostlico, el arzobispo Antonio Riberi, y establecieron la oficial Iglesia Patritica Catlica bajo la direccin el Partido Comunista, que desde entonces vive en paralelo con otra organizacin catlica, clandestina, en comunin con Roma y perseguida por Pekn.

Asimismo, en 1951 la nunciatura apostlica se instal en Taiwn, donde permanece desde entonces, pero desde que en 1971 la ONU reconoci al Gobierno de Pekn como legtimo representante de China, la Santa Sede no nombra nuncios en Taipei, sino encargados de negocios.

Para el restablecimiento de relaciones, el Gobierno de Pekn mantiene dos condiciones: que el Vaticano rompa lazos con Taiwn, en consonancia con la poltica de una sola China, y que la Santa Sede no interfiera en los asuntos religiosos de China.

El principal motivo de desacuerdo ha sido hasta ahora la designacin de obispos. Pekn no permite la ltima palabra a Roma en este asunto, que considera una injerencia, y la Santa Sede no admite otros prelados que no sean los designados por el papa.

No obstante, a lo largo de los aos ha habido intentos de acercamiento entre ambas partes, y algunos nombramientos de obispos chinos realizados por Pekn, contaron con el visto bueno aunque no oficial de Roma, pero otros, fueron rechazados por la Santa Sede, como el del obispo de Harbin (noreste) en 2012, que qued automticamente excomulgado.

Con avances y retrocesos se celebran desde hace aos las negociaciones para un acercamiento bilateral.

La iniciativa ms directa y abierta fue la del papa Benedicto XVI, cuando en 2007 emiti una carta dirigida a los catlicos chinos, en la que reafirmaba su amor y cercana al tiempo que exiga a las autoridades libertad religiosa.

En 2008, Ratzinger cre una comisin especfica y confirm la voluntad del Vaticano de tener un dilogo respetuoso y constructivo con las autoridades civiles del pas.

En la misma lnea trabaja el papa Francisco para quien el acercamiento al pas asitico es una prioridad.

Si me invitan, ira maana a China,  dijo el papa en 2014 en el viaje de regreso de Corea del Sur.

Ningn pontfice ha viajado a China. Por primera vez y durante el regreso de Francisco de Sel, las autoridades chinas concedieron a un vuelo papal el permiso para sobrevolar su territorio y hubo intercambio de telegramas.

No sucedi lo mismo en la ruta area de una visita similar realizada en 1989 por Juan Pablo II, que hubo de modificar porque Pekn no la acept.

Solo Pablo VI estuvo unas horas en Hong Kong en 1970, pero entonces era colonia britnica.

En China existen entre 8 y 12 millones de catlicos, segn datos del Vaticano, divididos entre los pertenecientes a la iglesia oficial o patritica y la clandestina o en comunin con Roma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter