Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-09-2018

El plstico del mar pasa a la cadena alimentaria

Ansa Latina

Informe con datos recogidos en el Golfo de Npoles en Italia


(ANSA) - ISCHIA (NAPOLES), 22 SET - La presencia de microplsticos en el mar altera el ecosistema, segn lo confirmaron los primeros resultados de un experimento cientfico llevado adelante en el Golfo de Npoles, sur de Italia, por la Estacin Zoolgica Anton Dohrn.

Los cientficos instalaron seis grandes laboratorios sumergidos a ms de 15 metros de profundidad y de dos metros de dimetro para obtener muestras de las aguas en el rea de Mergellina.

Datos, todava parciales, fueron anticipados en el Foro Internacional sobre Economa de los Desechos, auspiciado por Polieco, bajo el lema: "Plstico: todava hay futuro?", que se desarrolla durante este fin de semana en Ischia, Npoles. Por parte de Polieco estuvieron presentes su presidente, Enrico Bobbio, y su directora, Claudia Salvestrini. Christophe Brunet, quien estuvo a cargo de la investigacin internacional, destac cmo en Npoles se efectu un estudio no comparable con ningn otro proyecto.

El objetivo era comprender los efectos del plstico en la biodiversidad y cmo los componentes ms grandes pueden terminar en nuestros platos.

"Los estudios hechos hasta ahora no tuvieron en cuenta toda la columna de agua, dado que normalmente las tomas para el muestreo se efectuaban en superficie y tomaban en consideracin fragmentos de dimensiones inferiores a 0,3 milmetros", explic Brunet.

Las aguas superficiales contienen de 4 a 10 fragmentos cada mil litros de agua, un dato comparable con el Mar del Norte y los ocanos Pacfico y Atlntico; en cambio las ms profundas presentan de 14 a 23 fragmentos por mil litros de agua.

"Los microplsticos no permanecen en superficie, pues an cuando los fragmentos sean pequeos y livianos, una porcin consistente desciende y el estudio pone de relieve que, despus de un da, los fragmentos se encuentran de 5 a 10 metros de profundidad. Entre el 50% y 90% llegan a los 10 metros despus de seis das", agreg el investigador.
Segn el estudio, el impacto ms preocupante se da sobre los micoorganismos marinos, dado que los fragmentos plsticos son colonizados por bacterias en el curso de pocas horas y esto termina modificando de modo relevante y significativo la biodiversidad bacterial presente en el agua y la actividad biolgica bacterial.

"La consecuencia es que el ciclo natural de las pequeas molculas presentes en el agua resulta alterado. Se modifica la composicin de la comunidad de microalgas y de pequesimos animales, el microzooplncton, que se nutren de microalgas y bacterias", prosigui Brunet.

Al mismo tiempo, las microalgas se adosan a los microplsticos modificando su distribucin espacial en la masa de agua, as como el tamao y la densidad o peso de los mismos.

La investigacin evidenci que estos agregados, que se sedimentan ms rpido hacia el fondo, se vuelven presas ms apetecibles para herbvoros, invertebrados como los crustceos y vertebrados como los peces. En paralelo ocurre que los microplsticos, ingeridos por animales herbvoros, ingresan en la cadena alimentaria.

Los microplsticos, segn el estudio, inciden tanto en la parte microscpica del ecosistema, modificando el equilibrio, como en la macroscpica, al ser ingeridos. "La conjuncin de estas dos consecuencias puede volverse dramtica" para el medio ambiente, concluy Brunet.(ANSA).

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. COPYRIGHT ANSA

Fuente: http://www.ansalatina.com/americalatina/noticia/especiales/2018/09/22/plastico-en-el-mar-pasa-a-la-cadena-alimentaria_af30c413-3e7e-4780-a832-f3227448d409.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter