Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-09-2018

La rotacin de los cargos

Mario Valds Navia
La Joven Cuba


Entre los temas que ms se discuten del proyecto constitucional est el relacionado con la duracin del mandato de los diferentes cargos del Estado. La cuestin no es lo que se pierda al quitar a un cuadro en el momento en que mejor lo hace porque se le acab el perodo. Ms importante es lo que se gane al adoptar el principio de rotacin de la mayor cantidad posible de ciudadanos (as) por los puestos, si se tiene en cuenta lo que ha significado la eternizacin de los cargos en los gobiernos de vocacin socialista.

El hecho de que la estatizacin creara condiciones excepcionales para el empoderamiento de la burocracia siempre ha preocupado a los pensadores progresistas y revolucionarios verdaderos. El genial Albert Einstein, tan afn a las ideas socialistas, se preguntaba angustiado en Monthly Review:

() una economa planificada no es todava socialismo. Una economa planificada puede estar acompaada de la completa esclavitud del individuo. La realizacin del socialismo requiere solucionar algunos problemas sociopolticos extremadamente difciles: cmo es posible, con una centralizacin de gran envergadura del poder poltico y econmico, evitar que la burocracia llegue a ser todopoderosa y arrogante? Cmo pueden estar protegidos los derechos del individuo y cmo asegurar un contrapeso democrtico al poder de la burocracia? ()

Acert el pueblo sovitico cuando design a la dirigencia burocrtica con el trmino de Nomenklatura, ya que la inscripcin de un individuo en sus listas lo converta en un ser especial, separado de los trabajadores simples y vinculado de por vida a las tareas estatales y partidistas ms diversas, con todo lo que eso significaba en cuanto a prebendas y privilegios.

El modo de actuacin de la burocracia socialista abusa del secreteo y la compartimentacin, mientras aborrece la transparencia y la rendicin de cuentas al pblico. Ella habita en un tejido propio, como una red social cerrada que se torna un agujero negro para los extraos, cuestin propia de su espritu de casta. Y nada ms ajeno a esa costumbre que la rotacin de sus miembros porque tuvieran que abandonar sus cargos peridicamente y retornar al trabajo en la produccin y los servicios.

Para desempoderar a la burocracia domstica no bastar con campaas, consignas y golpes de pecho, menos con la creacin de un Bur de Lucha contra el Burocratismo. Habr que realizar una profunda revolucin cultural que movilice poderosos instrumentos sociales, entre los que figure la preparacin extensiva de la ciudadana para participar activamente en la poltica y la administracin pblicas. Esto har posible incluir en el habitus socialista el ejercicio rotativo de los cargos pblicos como deber transitorio y luego el regreso honorable al trabajo anterior.

Unido a ello ser precisa la adopcin de recursos jurdicos que hagan prevalecer la transparencia sobre el secretismo; la implantacin de mtodos de control obrero que pongan coto a la impunidad burocrtica, y la aplicacin de prcticas de gobernanza ms democrticas, basadas en la participacin real y efectiva de los trabajadores en su autogobierno y menos en la representacin formal.

A esto podr aadirse el incremento del uso del voto secreto para la toma de decisiones y la eleccin de los cargos en los diferentes niveles; as como la informacin pblica de los ingresos y el patrimonio de todas las autoridades y sus familias.

Estas medidas estableceran una nueva relacin de la dirigencia con el pueblo, donde aquella no podra ser vista ms como un estamento lejano y por encima del resto de la ciudadana; ni este como una audiencia complaciente, sino como una colectividad diversa, crtica y dinmica.

De esta forma nos iramos liberando de la esclavitud que representa la divisin social del trabajo como soaban Marx y Engels-, y los burcratas transitorios no llegaran a aislarse del pueblo. As saldramos del retrucano constante en que vivimos, donde los burcratas, lejos de exigirle permanentemente al pueblo lealtad y disciplina, se las deban, como servidores que son de la masa trabajadora que los mantiene.

Fuente: http://jovencuba.com/2018/09/20/rotacion-cargos/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter