Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-09-2018

Entrevista a Andrs Piqueras sobre Las sociedades de las personas sin valor
Estamos insertos en un modo de produccin cuyas dinmicas estructurales resultan cada vez ms irrealizables

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Profesor titular de Sociologa en la Universidad Jaume I de Castelln, Andrs Piqueras es autor y/o director de numerosos estudios sobre migraciones, mundializacin, identidades e intervencin de los sujetos colectivos en el mbito social y poltico, as como respecto de la crisis terminal del capitalismo, sobre la que trabaja con el Observatorio Internacional de la Crisis. Entre sus libros ms destacados cabe sealar Capital, migraciones e identidades (2007), obra colectiva del Observatori Permanent de la Inmigraci (OIC), del que fue creador y director ; El colapso de la globalizacin (2011), La tragedia de nuestro tiempo. La destruccin de la sociedad y la naturaleza por el capital. Anlisis de la fase actual del capitalismo, Barcelona, Anthropos, 2017. Centramos nuestra conversacin en su ltimo libro: Las sociedades de las personas sin valor, El Viejo Topo, Barcelona, 2018.

*

De nuevo te robo tiempo. He recibido una carta de un lector, de un lector muy atento, muy informado y muy corts. Me cuenta lo que ahora te explico (resumo un poco):

Hace poco le su resea del libro del compaero profesor Andrs Piqueras Infante La tragedia de nuestro tiempo: la destruccin de la sociedad y la naturaleza por el capital, pero ni imaginaba! que usted le hara una entrevista sobre el libro. Al revisar hoy, como hago diariamente, Rebelin veo su entrevista, he vivido, por tanto, una tarde de ENORME FELICIDAD, por cuanto, pocas veces me he identificado tanto en mi manera de pensar con alguien como con el compaero profesor Andrs, al que ya alguna vez le he escrito por correo electrnico solicitndole algn material para estudiar 

Quisiera pedirle un favor, prosigue, y es que tengo una duda que puede ser de muchos.

En efecto, marxistas serios, no oportunistas y comprometidos con la ciencia y los pueblos, discrepan en un asunto que trata el libro del profesor Andrs Piqueras Infante y del cual s usted pudiera, deseara que le pregunte. De qu es el tema? De la cuestin del valor, esa savia, nctar y substancia del capital. En la actualidad, hay una seria discusin sobre si en el capitalismo contemporneo aumenta o se seca (disminuye) la produccin de valor; por ejemplo, el eminente profesor argentino Rolando Astarita considera que la produccin de valor sigue creciendo en el sistema en su conjunto, y como prueba de ello dice que la poblacin mundial trabajadora ha aumentado en los ltimos tiempos, algo que es cierto (el valor es trabajo social materializado en una mercanca, segn una de las definiciones y aproximaciones de Marx al respecto), sobre todo despus que millones de chinos, vietnamitas, de las antiguas repblicas soviticas y de Europa del Este se integraran plenamente al capitalismo mundial, 

Pero por otra parte, apunta nuestro sabio lector

el extinto Robert Kurz, Anselm Jappe, Norbert Trekle, Ernst Lohoff y el grupo Krisis y EXIT (la llamada escuela crtica del valor) consideran que la produccin de valor a nivel sistmico decrece ya que, cantidad de obreros trabajando no significa, por mucho que el trabajo sea el creador del valor, ms produccin de valor, y lo argumentan en el hecho de que, la gran masa de trabajo industrial en esos pases se realiza a un bajsimo nivel de productividad y por eso, medido segn el estndar de las fbricas automatizadas y superracionalizadas, representa slo una fraccin muy reducida de valor, pues desde el punto de vista de la produccin de valor no cuenta el mero nmero de las horas trabajadas. Ms bien el valor de una mercanca depende del nivel de productividad socialmente vlido, que a su vez, hoy en da es definido por los sectores de produccin dominantes en el mercado mundial. En otras palabras, una mercanca lanzada en el mercado mundial representa exactamente la misma cantidad de valor que cualquier otra mercanca del mismo tipo y calidad. Si, para su produccin, hemos utilizado ms del tiempo del socialmente necesario, este exceso de tiempo se cancela socialmente y, por lo tanto, no se remunera. De ah que el capitalismo est en crisis estructural hoy, segn esta escuela, explicando todo el proceso de caos que acontece a nivel sistmico por esa causa. Mientras que Astarita, tiene todo un aval de estudios para demostrar lo contrario. 

El asunto, comenta nuestra interlocutor, no es pecatta minuta, sino que tiene que ver con el momento en que vivimos y con la salud del organismo (el capitalismo) en el cual vivimos todos sin excepcin como sujetos automticos del mismo, y sobre todo la importancia que dicho asunto reviste para la planificacin de las formas de lucha para salirse de l. Por eso, quisiera que usted le preguntara a una persona tan sabia sobre qu considera al respecto.

Hago caso a nuestro amigo y empiezo a preguntarte. Me centro, si te parece, en tu ltimo libro: Las sociedades de las personas sin valor. Cuarta revolucin industrial, des-substanciacin del capital, desvaloracin generalizada. Creo que nos dar juego para aclarar esas cuestiones. Vayamos paso a paso si no te importa. Nos explicas tu posicin en estos temas?

A pesar de que tengo algunas serias discrepancias terico-polticas con el grupo de Kurz (Nueva crtica del valor), no tengo ninguna en lo que respecta a su anlisis del valor. Quiere esto decir que me posiciono con ellos frente a Astarita. Y me explico (y para ello tomar algn punto terico de esa Escuela) . El valor refleja un tiempo abstracto (vinculado al trabajo abstracto) que tiende a promediarse: el tiempo socialmente necesario para la obtencin de una determinada mercanca (objeto o servicio), en funcin del desarrollo tecnolgico alcanzado en cada momento histrico.

Trabajo humano abstracto es el empleado en el tiempo socialmente necesario de produccin de una determinada mercanca para el intercambio generalizado, a travs del dinero, por otros trabajos productores de otras mercancas, en funcin del tiempo abstracto que conllevan unas y otras. Los productos del trabajo humano se convierten as en mercancas cuando su objetivo principal es ser intercambiadas por dinero (o tiempo socialmente abstracto depositado en otras mercancas). El dinero es el medio por el cual todas las mercancas miden su valor y se intercambian por unidades monetarias.

Hay un repetido error en el anlisis del valor que confunde su dimensin fsica y la abstracta o social. El desarrollo de las fuerzas productivas y en concreto de la tecnologa en las sociedades capitalistas, ha permitido incrementar exponencialmente la cantidad de productos-mercancas que se generan. Pero el que haya ms mercancas no quiere decir necesariamente que haya ms valor (esa sera una explicacin fsica del valor, propia de la economa poltica anterior a Marx: Petty, Smith, Ricardo...). De hecho, la relacin entre el lado fsico del trabajo abstracto y las fuerzas productivas es inversa, esto es, cuanto mayor es la magnitud de las fuerzas productivas menor es la cantidad de trabajo abstracto contenida en cada unidad de producto generado o tiempo de trabajo necesario para producirlas. 

Nos explicas un poco ms esa nocin de trabajo abstracto.

El trabajo abstracto indica la abstraccin de las diferencias cualitativas de los trabajos concretos que producen valores de uso, para reducirlos todos a un trabajo intercambiable -que convierte los valores de uso en valores de cambio o mercancas listas para ser cambiadas por dinero-, el cual se hace representativo del conjunto de la sociedad. Es, pues, resultado del intercambio general, que toma en cuenta el tiempo socialmente necesario para su produccin en funcin del desarrollo de las fuerzas productivas de cada momento.

La teora del valor de Marx, por tanto, no es fsicamente redundante (tiempo fsico de trabajo), dado que incluye la organizacin social del tiempo de trabajo como determinante fundamental del valor. 

En cuanto a Astarita...

Astarita, en cambio, no distingue adecuadamente el efecto directo que tienen las fuerzas productivas sobre el trabajo en su carcter concreto (potenciacin fsica del trabajo que genera mayor cantidad de valores de uso), del efecto inverso que tienen las fuerzas productivas sobre el trabajo en su carcter abstracto. Para l el que aumente la productividad y se produzcan ms mercancas es sinnimo de mayor creacin de valor, y parece confundir el trabajo potenciado de quienes utilizan una tecnologa ms puntera (capaz de producir ms mercancas por unidad de tiempo) con que produzcan ms valor, cuando en realidad ste disminuye a gran velocidad para el conjunto de la sociedad, pues el tiempo socialmente necesario para producirlas se reduce drsticamente segn aumenta y se difunde ese desarrollo tecnolgico. La potenciacin del trabajo de la que a todas luces habla este autor es una potenciacin fsica del trabajo en su carcter concreto, que no debe confundirse con el trabajo abstracto creador de valor. Otra cosa es que se refiriera, lo que no se infiere de sus textos, al trabajo potenciado como trabajo ms cualificado, el cual aade ms valor a las mercancas al depositar en ellas el trabajo de formacin que otras personas realizaron para formar a esa fuerza de trabajo extra-cualificada (como trabajo pasado, al igual que ocurre con la maquinaria, que deposita parte de su valor en cuanto que trabajo socialmente necesario que ya hicieron otros seres humanos para fabricarlas, que por eso llamamos trabajo pasado o trabajo muerto- en cada mercanca que produce). Pero Astarita no explicita eso en ningn momento, y adems ese camino en el cmputo general tampoco aade apenas valor a la produccin capitalista mundial, pues el trabajo ms cualificado representa una fraccin pequea del trabajo total; y por si fuera poco, est siendo tambin sustituido por la inteligencia artificial, con lo que volvemos al punto de partida de tendencial prdida de valor y de plusvalor en todos los segmentos de la produccin, aunque no en las mismas proporciones, claro. En suma, y debido a esas deficiencias, Astarita no presenta una definicin general del valor. Hay un trabajo excelente de dos compaeros mexicanos que explican matemticamente la diferencia entre una frmula meramente fsica y otra fsico-social en la medicin del valor y porqu Astarita se qued en la formulacin pre-marxista del valor 

Nos puedes dar la referencia?

A. Sebastin Hdez. y Alan A. Deytha, Crtica a la interpretacin que hace Rolando Astarita de la plusvala extraordinaria. Exposicin de la teora marxista del valor. Disponible en http://revistaeconomiacritica.org/sites/default/files/revistas/n18/1_Hernandez-Deytha_RolandoAstarita.pdf . ltima entrada el 10.09.18.). 

Prosigue, prosigue, te he interrumpido.

Ahora bien, es cierto que al producirse ms y ms mercancas en ms sitios, tal exponencial produccin de mercancas podra paliar la prdida de valor que cada mercanca individual tiene. Sin embargo, aqu tenemos que comentar dos cuestiones de gran importancia. Primera, una vez constituido un mercado mundial capitalista, el valor no lo determina cada pas particular (en funcin de su desarrollo tecnolgico concreto), sino el conjunto del sistema mundial capitalista. Eso quiere decir que si alguien en algn lugar del mundo sigue haciendo sillas a mano y tarda das en hacerlas, no por eso est incorporando ms valor a las sillas, sino que el valor mundial de las sillas lo determina la tecnologa punta de este momento a escala mundial (que ahora mismo es capaz de hacer sillas en minutos). El valor en forma de transferencia de valor no altera la cantidad total de valor en la economa mundial, sino que nicamente se distribuye (en forma de ganancia) de acuerdo a la eficiencia de cada productor y sector, en favor de los ms adelantados.

Segundo, la produccin loca de mercancas para intentar paliar la cada del valor de cada una de ellas a fuerza de hacer muchas con muy poco valor (que es a lo que tal vez se agarren Astarita y otros autores para pensar que el capitalismo sigue generando sanamente valor), tiene sus ntidos lmites. Vamos a intentar explicarlo un poco ms detenidamente, segn lo hago en mi libro.

Conforme la automatizacin de los procesos productivos va haciendo que la cantidad de tiempo de trabajo depositada en cada producto sea menor, la productividad de cada trabajador debe aumentar (debe de hacer ms productos o servicios en la misma unidad de tiempo) para que la masa de beneficio realizable no disminuya (es decir, si ahora una mercanca sale con una dcima parte del valor que tena hace una dcada, han de fabricarse 10 veces ms elementos de esa mercanca para no perder el total del valor anterior y por tanto la posibilidad de ganancia capitalista). Lo cual conduce a la paradoja de que ms aumenta la productividad de las fuerzas productivas, ms se necesita que aumente para intentar salvar el beneficio. As, si la productividad crece por ejemplo un 5%, la produccin ha de crecer al mismo nivel para mantener el empleo (y por tanto las posibilidades de plusvala). Pero para ello, adems, el consumo se ha de intensificar exponencialmente de cara a adaptarse a los aumentos de productividad y paralela elevacin de la produccin. El capitalismo, por tanto, est condenado a mantener una continua expansin del consumo a escala planetaria (lo que le obliga al logro de una pulsin consumista en las poblaciones al menos en las que tienen una cierta capacidad de compra- y lleva a una permanente pugna entre los capitales por expandir el mercado y apropiarse de una mayor cuota del mismo). 

Continua expansin ilimitada? Y esto cmo se come?

Esta circunstancia tiene sus lgicos lmites absolutos en la finitud de los recursos y sumideros naturales. Tambin en las propias posibilidades de consumo de las poblaciones. Efectivamente, segn el valor (el tiempo socialmente necesario de produccin) tiende a cero (con la inteligencia artificial, la robtica, microelectrnica, informtica y biotecnologa que componen la 4 Revolucin Industrial), el mercado tendra que expandirse a infinito (e infinitamente) en un planeta muy finito: para seguir ese ritmo de produccin y de mercado, toda la poblacin mundial debera tener una capacidad de compra cada vez ms ilimitada y no slo todos los recursos y energa planetarios se deberan multiplicar tambin exponencialmente, sino igualmente la capacidad de la biosfera de asimilar residuos. Hay que ser muy irrealista para pensar que algo as es factible. O dicho de otra forma, estamos insertos en un modo de produccin cuyas dinmicas estructurales resultan cada vez ms irrealizables. Un sistema irrealista, demencial, que suple con dinero inventado (capital ficticio) la imparable prdida de valor que acarrea. 

Descansemos un momento. Nos podrs comentar las nociones cada de la tasa de ganancia y capital ficticio?

Claro, por supuesto. Despus del descanso.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter