Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-09-2018

El gobierno nos arroja a una intemperie que es cruel y es mucha
Atormentados

Sebastin Soler
El cohete a la luna


El jueves a las cinco y media se rasg el cielo oscuro de Buenos Aires y la metafrica tormenta de frente a la que el presidente Mauricio Macri insiste en culpar por la catstrofe que gest su poltica devino vendaval de granizo literal, que amenaz con astillar los ventanales de la Casa Rosada, tras los cuales el Presidente rumiaba bronca porque su equipo no consegua frenar la ensima corrida cambiaria del ao. A esa hora, cientos de miles de argentinos avanzbamos hacia la Plaza de Mayo para defender la universidad pblica, abrigados en una multitud de semejantes. La misma lluvia glida que exaltaba la pica de los muchos en la calle, atera la soledad de los pocos en el palacio.

A Macri le quedan cada vez menos amigues. Poca gracia le debe haber causado a Christine Lagarde enterarse el mircoles por Facebook que el Fondo Monetario Internacional, que ella gerencia, haba acordado adelantar todos los fondos necesarios para garantizar el cumplimiento del programa financiero del ao prximo de la Argentina. La intensidad de su enojo se mide en las nueve horas que debi aguardar Macri hasta que Lagarde comunic oficialmente que le pedira a su equipo que trabaje con los funcionarios argentinos para reexaminar las fases del programa, aclar que no existira acuerdo alguno hasta que esa tarea finalizara y sus conclusiones fueran aprobadas por el directorio ejecutivo del organismo y enfatiz que, a cambio, se le exigira al gobierno que implementara polticas monetarias y fiscales ms firmes. La primera reunin del ministro de Hacienda Nicols Dujovne con el staff del FMI recin ocurrir el martes 4, pero luego de ese malentendido inicial Macri no debe haber credo prudente que transcurriera el fin de semana sin ofrendarle a Lagarde una prueba de su vocacin de firmeza. El viernes despidi a 565 empleados del Ministerio de Agroindustria.

Se espera que el FMI acepte prestarle al gobierno el ao prximo los U$D 17.000 millones que, segn los trminos del acuerdo original, deba entregarle en 2020 y 2021, pero slo si el gobierno se compromete a que el dficit fiscal primario de 2019 represente 0,5% del Producto Bruto Interno en lugar del 1,3% previsto ahora. Si ese fuera el trato, no le alcanzara a Macri con echar empleados pblicos o reducir sus salarios. Tambin tendra que aumentar los impuestos de sectores econmicos que constituyen su principal respaldo. Sin embargo, la rapidez con que Macri resolvi quitarle a los trabajadores del Ministerio de Agroindustria su nico sustento contrasta con la morosidad con que cavila la decisin de capturar mediante retenciones una porcin de la ganancia extraordinaria que recibirn los exportadores de cereales gracias a la devaluacin. La demora nos cuesta caro. Hacia el fin de la semana, las grandes cerealeras comenzaron a registrar anticipadamente operaciones de ventas al exterior por montos millonarios para eludir el mayor costo de un eventual restablecimiento de las retenciones.

Tampoco se jug Donald Trump por el amigo en desgracia. El dato financiero ms importante que revela la decisin de Macri de acudir de nuevo al FMI es que no logr persuadir a Trump que le preste recursos del Fondo de Estabilizacion Cambiaria que administra el Departamento del Tesoro y que estaba a su alcance conceder. Macri hubiese preferido la financiacin directa del gobierno estadounidense porque habra recibido esos fondos de inmediato, en vez de en 2019, y podra haberlos usado para cualquier fin, incluso venderlos para intentar contener la cotizacion del dlar. Por el contrario, en el acuerdo con el FMI el gobierno se ha obligado a dejar flotar el tipo de cambio y a vender los dlares que le preste el organismo slo para contrarrestar perodos en que el mercado opera de un modo claramente disfuncional, aunque tambin es cierto que cuesta discernir en las intervenciones errticas del Banco Central un patrn consistente con dicha regla, y tampoco se advierte demasiado inters del FMI en precisar su alcance prctico o forzar su acatamiento. Desde que el FMI desembols los primeros 15.000 millones de dlares del crdito stand-by, las reservas del Banco Central han cado ms de 10.000 millones, principalmente por ventas de dlares a precios ms bajos que el actual que lubric la fuga, como se aprecia en el cuadro que abre esta nota.

Dentro de tres meses habrn pasado tres de los cuatro aos de gobierno de Macri. El impacto combinado de los resultados de su gestin en la vida cotidiana de los atormentados argentinos ser el ms nocivo desde el crtico 2002. Todos los nmeros relevantes de la economa sern peores al final de este ao que en diciembre de 2015: inflacin ms alta, recesin en lugar de crecimiento, cada del salario real, menos trabajo, ms pobreza. La tempestad arrecia y las polticas de Macri, auspiciadas por el FMI, nos dejan a la intemperie.

Fuente: http://www.elcohetealaluna.com/atormentados/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter